Kakku, el bosque de las estupas milenarias en Myanmar

Myanmar está inundado de lugares asombrosos, muchos de los cuales se van descubriendo poco a poco en un país que no deja de abrirse al mundo tras décadas de oscuridad y manos de hierro. Además de nombres como Mandalay, Bagan o Yangón surgen escenarios que sólo creíamos escondidos en ciertas novelas de aventura e incluso en nuestros propios sueños. De eso modo nace Kakku como un inmenso bosque de estupas budistas ubicado en la tierra de los Pa-O, una minoría étnica que habita desde antiguo el Estado Shan. Se calcula que son más de 2500 las estupas o chedis las que se amontonan en un recinto de aproximadamente un kilómetro cuadrado. Y que forman no sólo un lugar sagrado desde hace casi tres milenios sino uno de los mayores símbolos religiosos de este pueblo.

Kakku (El bosque de estupas de Myanmar)

El bosque de estupas de Kakku se encuentra a algo menos de tres horas desde Nyaungshwe, la ciudad principal a orillas del Lago Inle. Durante nuestro viaje a Myanmar nos regaló uno de los mejores momentos vividos en el país asiático. Y es que en la que hace algún tiempo fuera llamada Birmania aún quedan rincones por los que soñar despiertos.  Leer artículo completo ➜

Flandes, cinco ciudades y cinco restaurantes

Flandes no se mide sólo en ciudades bonitas, en las muestras de genialidad de la pintura flamenca o en la puntualidad de unos trenes que te llevan de una punta a otra de la región en apenas treinta minutos. Porque tras montar en bicicleta junto a los canales de Brujas, recorrer Gante de arriba a abajo, emocionarnos con la Grand Place de Bruselas, sorprendernos con la belleza de Malinas o perseguir lo que queda de Carlos V y de los famosos Tercios, siempre llega el instante de sentarnos a la mesa, refrescar el gaznate y deleitarnos con una oferta gastronómica amplia que va más allá de la típica fusión Moules-frites hecha a base de patatas fritas y mejillones.

Restaurante Lieven en Brujas (Bélgica)

Os propongo hacer un viaje con mesa y mantel a través de cinco ciudades y cinco restaurantes en los que saborear la buena cocina nacida en los fogones de Flandes. Leer artículo completo ➜

Delfines en la costa del Alentejo: El estuario del río Sado

En Tróia, puerto del norte de la costa de la región del Alentejo en Portugal, se da un curioso caso que me llamó mucho la atención. El lugar donde va a morir el río Sado, en zona de marismas y salineras que llevan funcionando desde la época romana, cuenta con unos habitantes de lo más especiales. Un nutrido grupo de casi treinta delfines, llamados golfinhos en portugués, resisten en estas aguas tranquilas en las que han encontrado estabilidad a pesar de quedar cerca la ciudad de Setúbal, los astilleros y el paso regular de ferries y embarcaciones a motor. Tras haber menguado su población décadas atrás, parece que el declive de una colonia que estaba abocada a desaparecer se ha detenido, dándose incluso nuevos nacimientos con un elevado porcentaje de supervivencia.

Delfines en Troia (Alentejo, Portugal)

La observación de delfines en el estuario del río Sado, respetando todas las premisas del turismo sostenible y ecológico, se ha convertido en uno de los puntos fuertes en Tróia y los parajes naturales que la rodean. De hecho quienes conocen bien este lugar se saben de memoria los nombres de todos los delfines o golfinhos que se dejan ver en libertad y saltan junto a las barcas acompañados de decenas de gaviotas. Son, de una forma u otra, familia de la preciosa y salvaje costa alentejana.  Leer artículo completo ➜

12 cosas que ver y hacer en La Haya, la Corte de Holanda

Si bien la ciudad de Ámsterdam se la considera como la capital oficial de los Países Bajos, si hablamos de manera política, administrativa, diplomática e incluso en términos de monarquía, deberíamos decir que todo el engranaje lo lleva desde hace mucho tiempo La Haya. Esta metrópoli holandesa es desde donde se gobierna el país y reside la […]

Leer artículo completo ➜

Las capillas de los huesos en el corazón del Alentejo

“Los huesos que aquí estamos a los vuestros esperamos” es el mensaje de recibimiento a los visitantes por parte quienes idearon las conocidas como capelas dos ossos (capillas de los huesos) que existen Portugal. No sólo podemos encontrar un claro ejemplo en Évora, la ciudad más conocida de la región de Alentejo sin lugar a dudas, sino […]

Leer artículo completo ➜