Charla sobre Santo Tomé y Príncipe en Madrid y Barcelona. ¿Te vienes?

Hace algunos meses tuve la ocasión de viajar a Santo Tomé y Príncipe, un pequeño archipiélago africano situado en el corazón del Golfo de Guinea, que camina sobre la línea ecuatorial y posee casi en la yema de sus dedos el meridiano cero. Es decir, un lugar clavado en el mismísimo centro del mapamundi y sus muchas lineas imaginarias. Pero a la vez tan desconocido que cada año aparece sin falta en la lista de los países menos visitados del planeta. Lo más curioso es que, en realidad, lo tiene prácticamente todo para tratarse de uno de los destinos más increíbles y apetecibles que nos podamos imaginar. Una puerta amable (y segura) al África negra, un territorio poco trillado y aún por descubrir, selvas vírgenes e impenetrables, playas de postal, un paraíso para los amantes de la fauna y la flora más exótica, plantaciones de cacao y café y la sana intención de crecer a través de un turismo sostenible y ecológico en la que los protagonistas sean los paisajes y la gente estupenda que habita las islas. Y es que debo reconocer que la que fuera colonia portuguesa hasta los años setenta ha sido, para mí, una de las más gratas sorpresas que me he llevado viajando.

Sele sentado en la carretera con el Cao Grande de fondo (Santo Tomé y Príncipe)

Sobre Santo Tomé y Príncipe voy a tener la oportunidad de hablar durante este mes de octubre tanto en Barcelona (4 de octubre) como en Madrid (9 de octubre) en las tiendas de Pangea. Allí propondré un recorrido con el que conocer juntos uno de los secretos mejor guardados en el continente africano. ¿Me acompañas? Leer artículo completo ➜

Maravillas que ver en Xi’an, el extremo oriental de la Ruta de la seda

Mucho antes del descubrimiento de los guerreros de terracota allá por 1974 la ciudad de Xi’an estaba entre uno de los destinos más excepcionales de China (y diría que de Asia). Y eso que hablamos del que probablemente se trate del hallazgo arqueológico más importante del siglo XX. Pero, aún sin la presencia del vasto ejército desenterrado en las proximidades del mausoleo todavía inexplorado del Emperador Qin Shi Huang, sabíamos de la vieja Xi’an que durante siglos fue capital del Imperio Chino y el extremo oriental de la Ruta de la Seda. La última (o la primera según se mire) de un recorrido que unió el Lejano Oriente con Asia Central y Europa, tal como nos contó Marco Polo en su libro de las maravillas. Destino de caravanas y mercaderes venidos de remotos confines y que comerciaban con gemas, marfil, especias y, por supuesto, la seda que se elaboraba en China desde hacía miles de años. Ya entonces tenía la ciudad más habitantes que sumando las principales capitales europeas. Hoy Xi’an se trata, de largo, de un viaje estupendo para ir en busca de los prodigios de su rico pasado y la multiculturalidad tanto dentro como fuera de su extensa muralla.

Guerreros de terracota. Uno de los imprescindibles que ver en Xi'an (China)

He tenido la suerte de viajar a Xi’an en dos ocasiones bastante separadas en el tiempo en las cuales he tenido tiempo de perderme en su barrio musulmán, probar los mejores dumplings a este lado de China, ir en bicicleta por su muralla antigua, rendirme ante sus pagodas milenarias y, por supuesto, admirar  la grandiosidad de los guerreros de terracota. De ahí que me gustaría compartir a continuación todos esos lugares tan maravillosos como imprescindibles que ver en Xi’an y así poder regresar, aunque sea a través de las palabras y las imágenes, a un emplazamiento esencial para comprender el mundo.  Leer artículo completo ➜

Querido anecdotario viajero II

Hace poco que iniciamos la sección titulada Querido anecdotario viajero cuyo objeto es recordar algunos de esos sucesos curiosos o atípicos que he tenido la suerte (o bastantes veces la desgracia) de vivir por el mundo. Anécdotas nacidas en los muchos viajes realizados desde que me enfundara la mochila por primera vez y, desde entonces, no parara de hacerlo.

Vaca callejera en la India

Si os gustaron las anécdotas del primer capítulo, hoy os narraré cómo por poco no me pilla una guerra no prevista, cómo hay que mirar bien donde hacemos nuestras necesidades estando de viaje, algunos momentos de terror en un avión, el día que perdí el juicio (y la vergüenza) en un templo de la India o cómo fue el “inolvidable” primer día de playa con nuestro hijo.  Leer artículo completo ➜

Fuerte de la Concepción, nuestra base para la ruta de las fortificaciones de frontera entre Salamanca y Portugal

Ruta de las fortificaciones de frontera entre Salamanca y Portugal

No siempre la frontera entre los reinos de Portugal y España se caracterizó por la invisibilidad actual sino por todo lo contrario. Más bien fue una controvertida y enrevesada línea de castillos y fortines a lo largo de muchos cientos de kilómetros, desde Valença do Minho hasta Vila Real de Santo Antonio, desde La Guardia […]

Leer artículo completo ➜