50 consejos prácticos para viajar a Georgia

Hay países que tienen la suerte de mirar al cielo desde muy cerca. Y Georgia es uno de ellos. El Gran Cáucaso pone su muro de nieve para formar una de las más imponentes fronteras naturales del planeta. Todo ese universo mitológico, en el que Jasón y los argonautas conseguirían el vellocino de oro, surge precisamente en una nación originada tras el paso de diferentes reinos y culturas que dejaron aquí sus huellas. Además sería éste junto a Armenia uno de los primeros países que se atrevieron a abrazar el cristianismo de manera oficial, dejando atrás creencias paganas anteriores. Tras regresar de un apasionante viaje a Georgia enmarcado dentro de un itinerario caucásico que también abarcaría territorio armenio, ponemos a vuestra disposición en este blog un escrito con múltiple información práctica que pueda resultarle útil a quienes estén interesados en conocer este país. Por medio de anotaciones realizadas durante esta experiencia nace esta lista documentada que agrupa nada menos que 50 consejos para viajar a Georgia con los que ayudar a planificar una ruta del todo inolvidable.

Fortaleza de Ananuri (Georgia)

¿Cuál es la mejor época para viajar a Georgia? ¿Cómo moverse por el país? ¿Qué moneda utilizan? ¿Qué tal es la comida? ¿Es un país caro o barato? ¿Cuales son los mejores lugares que ver en Georgia? ¿Es seguro en estos momentos? ¿Cómo llegar a Georgia? ¿Qué tal se conduce? Son muchos temas los que conviene tener en cuenta a la hora de preparar un viaje a un país aún no demasiado conocido, por lo que os recomiendo que no os perdáis esta serie de consejos prácticos aplicables en un viaje a Georgia

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA VIAJAR A GEORGIA. ¿HACE FALTA VISADO?

Passport control

– Para viajar a Georgia desde España o cualquier país de la Unión Europea no es necesario obtener visado alguno. Esto es válido para viajes de hasta un año completo. Por otro lado los extranjeros que residan legalmente en España, o aquellos extranjeros con visado español válido, podrán visitar Georgia sin necesidad de visado expedido por autoridades georgianas. Aunque para estancias de un máximo de 90 días.

Para otras nacionalidades conviene consultar la web oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores georgiano (en inglés) www.geoconsul.gov.ge/en/visaInformation. Tiene información actualizada y trámites necesarios a realizar en caso de que se necesite visado.

Mestia en Svaneti (Georgia)

– España no tiene Embajada en Georgia (tampoco en Armenia). Para casos muy urgentes hay un Consulado Honorario en Tbilisi, la capital del país. O contactar con la Embajada o Consulado General de España en Ankara.

INFORMACIÓN DE CONTACTO CON LA OFICINA CONSULAR HONORARIA DE ESPAÑA EN GEORGIA

Cónsul Honorario: D. Mikheil Akhvlediani. Dirección: C/ Abashidze 29 (0179 – Tbilisi)
Teléfono fijo/Fax: (+995 32) 2 355 835, 2 222 594
E-mail: che.georgia@yahoo.com ; Móvil: (+995) 5 77 79 94 79.

¿CÓMO LLEGAR A GEORGIA?

–  En estos momentos no existen vuelos directos entre España y Georgia, siendo necesario en todos los casos posibles hacer escala. Aerolíneas como Air France (vía París), KLM (vía Amsterdam), Aeroflot (vía Moscú) o Aegean (vía Atenas) llevan a cabo este trayecto, al igual que LOT Airlines (Aerolínea de bandera en Polonia), que es la que utilizamos nosotros desde Madrid por precio y conveniencia con los horarios. Las más directas y cercanas al destino son Turkish y Pegasus, haciendo escala normalmente en Estambul.

Sele y Rebeca en el avión que les llevó a Armenia

– Para un viaje al Cáucaso que incluya más destinos que Georgia (por ejemplo Armenia o Azerbaiyán) suele resultar interesante la opción de buscar vuelos multidestino que nos hagan entrar por un punto y salir por otro, no teniendo que retroceder ni perder tiempo más adelante. En nuestro caso la ida la hicimos con LOT a Ereván (vía Varsovia) y el regreso desde Tbilisi en Georgia (también haciendo escala en Varsovia). Y el precio fue muy similar al de hacer la entrada y salida al mismo destino. Estos billetes nos costaron por persona unos 300€ (ida y vuelta). Eso sí, esto nunca se podría hacer con Turkish o cualquier aerolínea turca debido a las nulas relaciones de Armenia con Turquía.

Si podría hacerse combinándolo con Azerbaiyán, aunque suele salir algo más caro de precio.

¿CUÁL ES LA MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A GEORGIA?

– Georgia cuenta con un clima muy variable en función de la región en la que nos encontremos. Si bien en la mayor parte del territorio predomina un clima continental semejante al armenio con veranos calurosos y secos e inviernos fríos y más húmedos, la zona próxima al Mar Negro (Batumi, por ejemplo) está sujeta a condiciones parecidas a las de una región subtropical (suave en invierno y con un calor más pegajoso en verano). La proximidad con las montañas en el interior hace que los veranos desprendan un calor ciertamente soportable. Mientras que en las zonas más elevadas de la cordillera del Cáucaso (Svaneti, Kazbegi, etc.) los inviernos son gélidos y ricos en nieves, suavizándose tras la primavera y, sobre todo, durante el verano en el que se combinan los días soleados con posibles tormentas eléctricas.

Sele en Georgia

Si hacemos un símil con España podríamos decir que Tbilisi tiene un clima durante el año muy parecido al de Madrid, el del Mar Negro recuerda al de la costa mediterránea y el norte caucásico sería similar al de los Pirineos (aunque las montañas son más altas).

– La mejor época, por tanto, para viajar a Georgia es primavera, verano y comienzos del otoño (septiembre y octubre son muy buenos meses). Aunque si no se tiene pensado pasar a la Cordillera del Cáucaso (raro sería) incluso es posible recorrer bastante del país durante el invierno.

LA CASA DE CAMBIO: TEMAS DE MONEDA Y TARJETAS DE CRÉDITO EN GEORGIA

– La moneda oficial en Georgia es el es el Lari georgiano, cuya abreviatura es GEL. El cambio aproximado (2016) es de 2,58 GEL por 1€ (y 2,35 GEL por 1$), aunque lo más aconsejable es consultar la cotización justo antes de llevar a cabo el viaje. Hay billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50, 100 y 200 GEL. Cabe destacar que 1 lari se divide en 100 tetri (serían como sus céntimos de lari) y que existen monedas de 1 a 50 tetri e incluso de 1 y 2 lari.

– Aunque los euros los acepten en algunos establecimientos (y no pocos), los pagos se realizan normalmente en la moneda oficial. Se está extendiendo el uso de la tarjeta de crédito en los comercios, sobre todo en Tbilisi, Batumi o Kutaisi, y es frecuentísima la presencia de cajeros automáticos en núcleos de población, por muy pequeños que estos sean.

Billetes y monedas de Georgia (Lari/GEL)

– Las casas de cambio abundan en Tbilisi, así como en localidades de cierta magnitud en Georgia. Es posible cambiar dinero incluso en diversos comercios y establecimientos hoteleros. Por supuesto el cambio más ventajoso lo encontramos en los bancos. En el aeropuerto internacional también es posible conseguir GEL. Es posible igualmente hacerse con moneda de Armenia (Dram) para estar preparados a la hora de entrar al país vecino (aunque cambian en el mismo edificio de la frontera donde se muestran los pasaportes). O viceversa, conseguir lari en la frontera armenia

¿HACE FALTA VACUNARSE PARA VIAJAR A GEORGIA?

Vacunas en Irán

– Para viajar a Georgia no existe ninguna vacuna obligatoria y recomendadas son las mismas que deberíamos tener puestas de siempre (Hepatitis A + B, Tétanos, etc…). Generalmente es raro que la gente se vacune para ir a Georgia, salvo que pensado estar en contacto constante con animales y no esté de más hacerlo contra la rabia. Para el tema de vacunas lo más adecuado es consultar bien a un médico o leer las recomendaciones que nos ofrezca el Ministerio de Sanidad de nuestro país y ser consecuentes con nuestra decisión.

– En zonas húmedas con lagos, estanques o ríos nunca está de más llevarse un repelente anti-mosquitos, a ser posible extrafuerte, para los meses de verano. En Svaneti, por ejemplo, no viene mal para primera hora de la mañana y última de la tarde.

SOBRE ALGUNAS DE LAS VISITAS IMPRESCINDIBLES EN GEORGIA (Y COMENTARIOS)

Tbilisi, punto de partida

– Resulta lógico que la base principal para emprender un viaje a Georgia la pongamos en la capital, Tbilisi (o Tiflis), ya que se encuentra a una distancia prudencial de múltiples excursiones de un día que resultan esenciales en el itinerario que nos planteemos por el país. Póngase el ejemplo de Mtskheta, Gori, Uplistsikhe, Davit Gareja, Sighnaghi, los viñedos de Kakheti, el monasterio de Alaverdi o la ruta a Kazbegi pasando por la fortaleza de Ananuri. Todos estos lugares, en nuestro caso, los visitamos en itinerarios de ida y vuelta con Tbilisi como punto de partida y de retorno. Por supuesto para núcleos más lejanos (Batumi en el Mar Negro o la región de Svaneti) es preferible establecer puntos en los que pernoctar, ya que nos pasaríamos todo el día en la carretera sin ningún sentido. Y una hora en carretera en Georgia estresa tanto como diez.

Foto nocturna de Tbilisi (Georgia)

– Tbilisi es una ciudad realmente fascinante a la que merece la pena dedicarle tiempo suficiente. Al utilizarla de base es posible ir descubriendo rincones diferentes de ella cada día. Lo más interesante para visitar está en la ciudad vieja y en el barrio de Metekhi, ambas separadas por el vertebrador e impetuoso río Mtkvari. A los pies de la fortaleza árabe-mongola de Narikala surge un universo de callejuelas y cuestas en las que reluce la pintura de balcones de madera tallados con suma delicadeza. Ya en Abanotubani se siente esa fusión de la influencia árabe a través de las cúpulas de los baños de agua sulfurosa nacidos de un manantial natural que fue la razón de ser para que aquí fuera fundada una ciudad.

Balcones típicas de Tbilisi (Georgia)

– Las mejores vistas de Tbilisi se obtienen a los pies de las murallas de Narikala, a las que se puede llegar tanto caminando como en teleférico (situado a la altura del puente de Metekhi). Aunque existen más opciones como subir a la torre de telecomunicaciones (tiene un parque de atracciones tipo el Tibidabo de Barcelona). O asomarse al mirador que hay junto al Cafe Flowers en D. Megreli Street (muy recomendado para hacer fotos de noche). El balcón principal, así como las habitaciones, del Old Metekhi Hotel, disponen de unas vistas sobresalientes de la ciudad. Este hotel está practicamente colgado en un acantilado cortado por el Mktavari.

Tbilisi por la noche (Georgia)

– La catedral Tsminda Sameba (Santísima Trinidad) de Tbilisi, cuya cúpula dorada se aprecia desde casi cada rincón de la ciudad, es la mayor catedral del cristianismo ortodoxo. Pero su construcción es reciente, siendo finalizada en el año 2004.

Tsminda Sameba, la catedral ortodoxa más grande de Georgia

Mtskheta, la capital espiritual de Georgia

– A tan sólo 20 km de Tbilisi se encuentra la ciudad desde la que fuera proclamado oficial el cristianismo en territorio georgiano (año 337). Aquí Santa Nino, muy venerada en Georgia, logró que el rey Mirian III se convirtiera a la nueva religión para que su reino, junto al de Armenia, fuese de los primeros reinos en aceptarla y promulgarla. Situada entre dos ríos (Mtkavari y Aragvi) llegó a ostentar la capitalidad antes que Tbilisi y hoy día se ha convertido en la principal excursión de un día (o medio) de quienes visitan Georgia por primera vez. Posee tres lugares religiosos protegidos como Patrimonio de la Humanidad UNESCO: La espectacular catedral de Svetiskhoveli, la iglesia de Samtavro y la iglesia de Jvari, esta última situada en lo alto de una colina desde la que hay unas vistas prodigiosas de la ciudad de Mtskheta y la confluencia de los dos ríos (se aprecian diferencias hasta en el color del agua).

Mtskheta (Georgia)

– Una buena idea para un día de ruta es combinar la visita a Mtskheta con Gori, ciudad natal de Stalin, y la ciudad-cueva de Uplistsikhe. En el caso de Gori, salvo que estemos muy interesados en la figura del dictador de la URSS y querramos visitar la casa en la que nació, así como su propio museo, se puede pasar de largo de manera rápida. No sin antes, eso sí, de hacer fotos a fortaleza amurallada que preside la colina y donde la Leyenda dice que Hércules escondió un tesoro.

Sele en Uplistsikhe (Georgia)

Un país con tres pequeñas Capadocias

– Georgia dispone de un riquísimo patrimonio histórico y monumental que no se basa únicamente en monasterios o catedrales ortodoxas. No mucha gente conoce que se localizan hasta tres ciudades cueva en su territorio, siendo Vardzia la más imponente de todas ellas. Las otras son Uplistsikhe (a 15 minutos de Gori) y Davit Gareja (próxima a la frontera con Azerbaiyán). Ciudades que tuvieron hace siglos entre 20.000 y 50.000 habitantes y que eran capaz de resistir las embestidas del enemigo. Muy cerca de la frontera turca Vardzia (entre 3 y 4 horas de Tbilisi en coche) es la más rica de todas ellas (la única declarada Patrimonio de la Humanidad UNESCO) y parte de las cuevas fueron utilizadas como monasterio, conservándose unos frescos medievales de gran valor artístico.

Vardzia, la Capadocia georgiana

Georgia, tierra de buenos vinos

– Georgia produce unos vinos excelentes y además tiene muy desarrollado el concepto de enoturismo. La región de Kakheti es conocida amigablemente como “La Rioja georgiana” y en su territorio hay multitud de bodegas que ofrecen la posibilidad de hacer visitar y catar sus vinos. Una de las bodegas más interesantes de Kakheti es Winery Khareba (winery-khareba.com), que guarda su producción en túneles militares excavados en la montaña. Sus catas son generosas (incluso se puede probar vino de ánforas enterradas en el suelo) y se sitúa en entorno es magnífico en el que se puede comer en el restaurante o aprender a preparar algunos de los imprescindibles de la cocina georgiana. Se sitúa a tan sólo 20 km de Telavi, por lo que se puede combinar la visita a la bodega con algo más cultural (monasterio de Alaverdi y Fortaleza Gremi) y rematar el día viendo el atardecer en la preciosa ciudad amurallada de Sighnaghi.

Viñedos de Kakheti (Georgia)

La ruta a Kazbegi por la Carretera Militar Georgiana

– Uno de los mejores recorridos por carretera en Georgia tiene a la Georgian Military Road como protagonista. Sigue un camino milenario por el que se atravesaba la cordillera del Cáucaso e incluso formaba uno de los ramales de la famosa Ruta de la Seda. El viaje a Kazbegi en coche o motocicleta (incluso en marshrutka) es toda una experiencia que nos acerca a grandes paisajes y monumentos del país. Se puede hacer ida y vuelta desde Tbilisi en el día, pero para tomárselo con más calma nunca está de más quedarse a dormir en Kazbegi (el Rooms Hotel es de auténtico capricho) y amanecer inmersos en un paraíso de montaña excepcional.

Sele en Kazbegi (Georgia)

– El atractivo número uno de Kazbegi es subir una montaña para subir hasta el monasterio Tsminda Sameba de Gergeti, uno de los más fotogénicos de todo el país. Se puede hacer a pie en una ruta de trekking que lleva aproximadamente 2 horas (y de gran pendiente) o pagando a uno de los conductores de 4×4 que se ofrecen en el pueblo (total 20-30€ ida y vuelta, interesante si se va con más gente para repartir gastos). El resultado merece la pena porque arriba se disfruta de una panorámica maravillosa de la cordillera del Cáucaso.

Iglesia de Gergeti (Kazbegi, Georgia)

– Entre Tbilisi y Kazbegi hay una parada obligada. Se trata del Fuerte de Ananuri, situado junto ese río de colores imposibles llamado Aragvi, y convertido en uno de los más hermosos fortines georgianos que se levantaron en la Edad Media. Si vamos caminando por el arcén de la carretera hasta el final del puente se pueden realizar fotografías fabulosas.

Fortín de Ananuri (Georgia)

– Durante la ruta a Kazbegi surgen una y otra vez los sitios donde detenerse y tomar fotografías panorámicas del paisaje. Pero si hubiera que escoger un solo mirador en este recorrido no deberíamos perdernos por nada del mundo el del Jvari Pass, ya pasada la localidad-estación de esquí de Gudauri, porque a 2.379 de altura uno se siente y inmerso de lleno en el universo de montañas del Cáucaso. Desde ese punto, además, diversas compañías ofrecen a los turistas durante los meses estivales la posibilidad de hacer parapente (aprox 70-90€).

Svaneti, bienvenidos al Gran Cáucaso

– El Gran Cáucaso se explica en esta región montañosa habitada desde hace miles de años por los svans. Varios de los picos más altos de la cordillera del Cáucaso se encuentran precisamente en este lugar caracterizado por su largo aislamiento y, por supuesto, una gran belleza. En la Alta Svaneti (o Svanetia) sobreviven múltiples aldeas históricas con grandes torreones medievales (del tipo de los de San Gimignano en Toscana) que utilizaban las familias más ricas para protegerse de saqueos o peleas internas. Así Mestia o Ushguli (el asentamiento humano más elevado de Europa) son algunas de las poblaciones con más carácter desde las que se puede descubrir esta región de nieves perpetuas en sus muros de piedra.

Mestia (Svaneti, Georgia)

– Svaneti es la región más remota de Georgia y para disfrutar de su autenticidad dentro de un inverosímil entorno natural es necesario un largo viaje en coche. El viaje desde Tbilisi puede llegar a las diez horas de ruta, por lo que lo más aconsejable es hacer alguna parada intermedia (¿Kutaisi? ¿Un poco de playa en el Mar Negro?) tanto a la ida como a la vuelta. Aunque a día de hoy existen cuatro vuelos semanales en avioneta a Mestia desde Tbilisi que nos pueden ahorrar mucho tiempo en el caso de que éste no nos sobre.

Svaneti (Georgia)

– En Svaneti camina sin prisas, relaciónate con la gente local, súbete a alguna torre medieval (en Mestia es posible en un museo etnográfico), admira las vitrinas del museo de Mestia, haz senderismo por la montaña, intenta llegar a Usghuli, hospédate en una casa local (porque hoteles como tal es rarísimo encontrar) e hínchate a comer kubdari (pan relleno de carne, la “empanada svan”). Y no te pierdas el horizonte de torreones envueltos de niebla con un fondo de montañas nevadas que superan los cuatro mil metros de altura.

Mestia (Svaneti, Georgia)

Adjara y las playas del Mar Negro

– Para quienes quieran relajarse en las playas del Mar Negro la República Autónoma de Adjara (dentro de Georgia) es todo un destino vacacional en el país. La ciudad de Batumi es el principal punto vacacional de muchos georgianos (y armenios, aunque también de un buen número de turistas rusos) que van en busca de unos días de tranquilidad. La propia Batumi dispone de unas infraestructuras hoteleras excelentes y se está conviertiendo poco a poco en la ciudad caucásica de los rascacielos a lo Miami. Si bien estas playas son de piedras y no de arena, durante el estío (que se alarga hasta el otoño) están repletas de turistas.

Borjomi, ciudad balneario

– En el centro del país la fuente de agua más famosa del país es además una ciudad-balneario a la que acuden tanto turistas locales como extranjeros a disfrutar de las propiedades mineromedicinales de sus manantiales. Sería así como un lugar enfocado al turismo de salud, encajonado entre montañas y que disfruta de un microclima particular, donde ya acudían los rusos en tiempos de la URSS.

Sabías quéDe Borjomi (pronúnciese Bordshomi) dijo el compositor ruso Chaikovski tras pasar un par de semanas en la localidad que se trataba de “uno de los sitios más encantadores que he visto. Tanto, que me he enamorado de este lugar. De vez en cuando grito de alegría por la belleza que me inunda a cada paso que doy”.

Este lugar situado a aproximadamente 160 kilómetros de la capital, Tbilisi, fue también destino vacacional de la familia Romanov y de muchas familias acomodadas rusas que venían a disfrutar de las propiedades medicinales de sus aguas (muy buenas para enfermedades estomacales).

VIAJAR A ARMENIA DE MANERA ORGANIZADA

– El viaje a Georgia si no se quiere hacer por libre existen posibilidades de hacerlo organizado, tanto de manera total como parcial (cerrando alojamiento y coche con conductor, por ejemplo). A día de hoy no son demasiadas las compañías turísticas españolas con experiencia en Georgia. Un ejemplo de agencia de viajes comandada por el georgiano Levan Shikhashvili que ofrece un producto de un nivel muy alto es Iciar Travel, que se ocupa de programar salidas para grupos y organiza viajes personalizados en los que puede asistir con una ruta a medida, coche con conductor y guía como con los hoteles dentro del destino (tienen muy buen gusto eligiéndolos, además).  En ocasiones en las que no se cuenta con demasiado tiempo para planificar el viaje ofrecen un montón de facilidades para poder llevar a cabo un recorrido personalizado con todos los destinos del país que se quieran visitar.

EL ALOJAMIENTO EN GEORGIA

Alojamiento

– En Georgia la oferta de alojamiento es realmente amplia y acorde a todas las categorías de calidad/precio que puede llegar a solicitar el viajero. Desde albergues en los que se comparte habitación y baño hasta lujosos cinco estrellas o resorts en lugares maravillosos (un buen ejemplo es Vardzia Resort así como Lopota Lake Resort). Aunque todavía quedan no pocos hoteles del tipo “soviet style” de esos que dan para una película de terror, hay una constante modernización de los alojamientos en Georgia que se percibe con la apertura de nuevos hoteles (muchos de cadenas internacionales) y la rehabilitación de los ya existentes.

Vardzia Resort (Georgia)

En ciudades como Tbilisi o Batumi (en la costa del Mar Negro) se concentra una mayor muestra de alojamientos, como resulta lógico, aunque tampoco es que haya demasiada dificultad para encontrar habitaciones disponibles en los lugares más recónditos de Georgia (en Svaneti se estilan mucho las guesthouses en las que se convive con los locales). El precio medio de pernocta en la capital es bastante más elevado que en cualquier otra población del país. Podría ser incluso comparable al de ciudades europeas tipo Madrid, Roma o Berlín.

Cartel de Hotel en Armenia

– Resultaría extraño que un hotel georgiano no estuviese en internet ni en páginas de reservas tipo Booking, TripAdvisor, etc, por lo que la posibilidad de reservar fácilmente online con antelación si así lo preferimos es bastante elevada.

SOBRE LOS MEDIOS DE TRANSPORTE EN GEORGIA (CÓMO MOVERSE)

– Georgia es un país con un tamaño no demasiado considerable. Eliminando la extensión de Abjasia y Osetia del Sur, ahora repúblicas autónomas controladas desde Rusia, sería poco más grande que Croacia o la mitad de la Comunidad de Castilla y León en España. Razón por la cual los viajeros que visitan Georgia no suelen utilizar mucho la limitada red de vuelos domésticos que existe en el país. Nosotros no lo hicimos, aunque lo echamos algo de menos cuando nos fuimos a la lejana Mestia en la región de Svaneti (a casi 10 horas de coche desde Tbilisi), cuando hubiera sido una opción a contemplar claramente.

Coche en Georgia

– El medio de transporte local por antonomasia en Georgia, así como en toda la región del Cáucaso es la marshrutka. Se trata de una van o furgoneta en la que pueden ir aproximadamente 20 personas y que tiene un trayecto prefijado como si fuera un autobús, pero que no sale de su punto de partida hasta que se llena o el conductor de la misma se decide a partir. Se trata sin ningún género de dudas del medio de transporte más popular y económico de Georgia. Pero no todo son ventajas. En muchas ocasiones comunica localidades concretas y a veces los lugares de interés para visitar en Armenia están apartados de los municipios (como, por ejemplo monasterios situados a varios kilómetros de una posible parada de marshrutka). Los carteles de destino tienden a venir en el complejo alfabeto georgiano y el precio que paga un local no es el mismo, ni de lejos, de lo que termina pagando un turista extranjero.

Coches en Georgia

– Taxis y vehículos particulares se ofrecen normalmente para poder hacer determinadas rutas turísticas por el país (tanto excursiones de medio día como de varios días). En este caso se precisa negociar por adelantado un precio total que pueda incluir ida y vuelta, así como tiempo de espera en un lugar determinado (y si son varios días conviene dejar muy claro si el precio pactado ya incluye la manutención del conductor en cuanto a comidas y alojamiento). No hace falta decir que estas personas no son guías y que no siempre hablan inglés. En Tbilisi suelen hacer ofertas a sus clientes en Europe Square de Metekhi así como en los aledaños del Metekhi Bridge y los baños árabes de Abanotubani.

4x4 en Georgia

– En Georgia existe el ferrocarril para comunicar ciudades importantes tipo Kutaisi, Telavi o la vacacional Batumi con Tbilisi. E incluso ofrece la posibilidad de viajar a Ereván, la capital de Armenia, durante la noche. También a Bakú (Azerbaiyán). Pero los trenes georgianos no se caracterizan (todavía) por su velocidad y raras veces compensa su uso salvo que queramos ir a Armenia o Azerbaiyán durante la noche (y así ahorrarse una noche de hotel) o nos sobre el tiempo en el viaje. Por supuesto que viajar en tren es uno de nuestros medios de transporte favoritos y siempre lo recomendamos, aunque sea por el hecho de conocer gente local. Pero en el caso de Georgia, con la cantidad de posibilidades de movernos que se tiene, no suele tener un uso muy frecuente por parte de los viajeros que la visitan.

Señal a Kazbegi

Existe una línea que comunica Turquía (Kars), Georgia (Tbilisi) y Azerbaiyán (Bakú). Una de las pocas líneas transcaucásicas que existen en esta región del mundo.

En Georgia tienen presencia algunas oficinas de alquiler de coches sin conductor. En el caso de estar interesados en alquilar un vehículo es buena idea comparar precios en una web como Rentalcars.com, que busca entre las compañías de prestigio y suele ofrecer descuentos de hasta un 15%. Además es bastante fácil y manejable. Si queréis echar un vistazo al comparador, aquí tenéis un cajón de búsqueda donde ver precios y poder alquilar vehículos en Georgia, el Cáucaso y todo el mundo:

– Las carreteras son todavía una cuenta pendiente en Georgia. Se están construyendo nuevas y rehabilitando algunas que ya alcanzaban un deterioro preocupante, pero la red general del país es tremendamente mejorable.  Sin hablar de que las vacas cruzan a sus anchas por toda la red viaria. Pero más que por las carreteras o las vacas de lo que hay que tener más cuidado es de la manera de conducir irresponsable y casi kamikaze de los georgianos. Van a velocidades muy por encima de lo permitido, no soportan la idea de tener un vehículo delante suyo y sienten la necesidad imperiosa de adelantarlo sea como sea (y se la juegan por ello). Para colmo se han puesto de moda coches con el volante a la derecha traídos de Japón (una partida de Fukushima puso en el mercado georgiano coches nuevos a 1000 y 2000 euros), lo que complica una posible convivencia pacífica en las calles entre quienes conducen desde la derecha o la izquierda. Así que alquilar coche se puede, por supuesto, pero en nuestro caso no nos atrevimos a conducir en Georgia. Quizás con el tiempo las maneras mejoren, quién sabe.

Vaca en una carretera de Georgia

VESTIMENTA EN LUGARES RELIGIOSOS

– Existen unos códigos de vestimenta bastante estrictos a la hora de acceder a lugares religiosos en Georgia. En los templos cristiano-ortodoxos georgianos se suele incidir que las mujeres cubran su pelo con un pañuelo. Pero va más allá en algunos casos. Encontramos algunos monasterios en los que no aceptaban que ni hombres ni mujeres por igual pudieran entrar con pantalón corto. En el caso de las mujeres esto se agrava puesto que a veces no permiten ni el pantalón largo, aunque éste cubra por completo las piernas. Si bien es cierto que no sucede en la mayor parte de las veces, existen casos en los que exigen a las mujeres la entrada a iglesias o monasterios llevando falda. Para los casos en que así no sea así proporcionan in situ y de manera gratuita una especie de faldones gigantes (que son bastante feos). Y para los chicos pantalones largos.

Georgia

Dicha decisión suele ser a discreción de quien se ocupe de vigilar el templo religioso en cuestión.

POR SI ACASO, VIAJA SEGURO (Y CON SEGURO)

– Siempre que viajamos al extranjero conviene estar perfectamente cubiertos por lo que pueda pasar, razón por la que nunca viajamos a ninguna parte sin el correspondiente seguro de viaje. Y Georgia no es una excepción. Nunca aconsejo realizar un viaje de este tipo sin una buena póliza que nos cubra en Georgia ante posibles accidentes, enfermedades o contratiempos que puedan suponernos un sobrecoste inasumible. En nuestro caso para viajar al Cáucaso (Hicimos Armenia y Georgia) utilizamos el Seguro de viajes de IATI que incluía ambos países porque nos parece que cuenta con una cobertura superior a la media (Más de 60.000 euros en muchas pólizas), te adelantan el dinero si sucede algún problema y ofrecen un trato personalizado. Los lectores de este blog pueden contratar el Seguro de viajes de IATI que mejor se adecué a lo que están buscando con un 5% de descuento (que se aplica de forma directa entrando a través este enlace).

Contrata tu seguro de viajes con un 5% de descuento para los lectores de El rincón de Sele

– Georgia se trata de un país realmente seguro para viajar. Sus índices de criminalidad y delincuencia han disminuido al máximo en los últimos años siendo extrañísimos los robos con violencia. Uno puede salir a la calle con total tranquilidad y moverse día o noche sin ninguna sensación de inseguridad. Esto no quita que no pueda haber carteristas que se aprovechen de las multitudes y que debamos tomar precauciones lógicas como cuando salimos a cualquier parte. Siempre digo que si somos precavidos en nuestra ciudad, debemos hacer lo mismo o más cuando salgamos de viaje. No importa donde sea.

– Tras los problemas con Rusia en el verano de 2008 cuando Georgia perdió definitivamente Osetia del Sur y en el que llegó a haber tropas rusas en la ciudad georgiana de Gori, la cosa se ha tranquilizado al máximo. No es posible actualmente entrar a la República autónoma de Osetia del Sur (cerrada actualmente), aunque sí a la pro-rusa Abjasia con el permiso correspondiente (un visado que se solicita online y donde la frontera más usual es la próxima a la ciudad de Zugdidi), aunque cabe recordar no existen relaciones de las mismas con la UE, ya que no están reconocidas como estado.

Mapa de Georgia en el Cáucaso

– Las fronteras de Georgia con Armenia, Turquía o Azerbaiyán son absolutamente seguras. Para acceder a Turquía o Azerbaiyán es necesario el visado para españoles y para nacionales de otros países de la Unión Europea. Pero es un visado fácil de obtener en ambos casos.

¿QUÉ TAL SE COME EN GEORGIA?

Dónde comer

– Viajar a Georgia supone descubrir uno de sus grandes valores, la gastronomía. Como sucede en el Cáucaso, existe una confluencia de tradiciones culinarias turcas, persas, rusas, armenias y genuinamente georgianas que se ponen sobre la mesa. no cabe duda que hay calidad, cantidad y buen precio a la hora de salir a comer o cenar en territorio georgiano. Porque la gente es de pedir muchos platos, y de compartir. Les apasionan las barcacoas,  el queso, comenzar siempre con una poblada ensalada de pepino y tomate, y tienen predilección por sus dos platos nacionales: Los Khinkalis y el Khachapuri.

Tbilisi (Georgia)

– La carne a la brasa o los guisos no suelen faltar en la mesa, pero uno no puede decir que ha estado en Georgia si no se ha hartado de comer khachapuri y khinkalis. El khachapuri es un pan con levadura relleno de queso, que para muchos fue el antecesor caucásico de la pizza (hay quien dice que Marco Polo tuvo algo que ver). En cada región del país se prepara de manera diferente (a veces se le pone un huevo encima) y no he conocido a un georgiano que se canse de comerlo.

Khachapurti, comida georgiana

Los khinkalis son parte de la identidad nacional georgiana. Serían algo así como dumplings de gran tamaño rellenos de carne picada con especias (ojo, que suelen llevar algo de cilantro, pero no demasiado) que se comen con las manos masticando por los bordes y sorbiendo el líquido de la carne que hay dentro. Se suelen pedir en buen número (una docena para tres personas mínimo) y en el plato únicamente se queda su característico pitorro de masa que no se suele comer.

Khinkali, comida típica de Georgia

CÓMO PREPARAR KHINKALI

Es difícil no volverse adictos a comer khinkali cuando estamos en Georgia. Y echarlos de menos cuando regresamos. Si os atrevéis a prepararlos vosotros mismos necesitaréis los siguientes ingredientes:  (RELLENO) 1 kg de carne picada, 4 cebollas ralladas, 2 ramitas de cilantro picado (si no os gusta se puede sustituir por perejil), 1 cucharadita de pimienta negra recién molida, 1 cucharada pequeña de comino y media de pimiento rojo picante molido, 1 taza de agua y sal. (MASA) 4 tazas de harina, 1 taza y media de agua y media cucharadita de sal.

En este vídeo explican cómo jugar con todos estos ingredientes para elaborar esta receta georgiana:

 

– Hay una chuchería típicamente georgiana (aunque se come en otras partes del Cáucaso) que recuerda a una larga vela de cera. Pero ésta no se enciende sino que se come. Su nombre es Churchkhela y consiste en un hilo de nueces (a veces avellanas) que se sumerge en un espeso jugo de mosto y se deja secar. Se vende por todo el país puesto que se trata del dulce más popular.

– Georgia presume de que su país es la cuna del vino y que poseen algunos de los mejores caldos del mundo. De hecho fue la bodega de la Unión Soviética y hoy día su producto está muy valorado. Recomiendo probar sus vinos blancos, aunque aquí su color sea completamente dorado. Por otro lado el aguardiente georgiano se denomina chacha y se encuentra en todas partes. 

Son famosos los vinos de Georgia

En cuanto a bebidas sin alcohol los georgianos suele tener siempre en la mesa botellas de agua con gas de Borjomi (de alta mineralización) y son realmente aficionados a las “limonadas”, al igual que en Armenia. Pero no debemos confundirnos porque lo que ellos llaman limonadas no son precisamente jugo de limón sino bebidas gaseosas de sabores naturales (pera, uva, melocotón, etc.). Recomiendo probar la limonada de estragón, pura golosina líquida que refresca como muy pocas cosas.

Limonada de estragón (Típico en Georgia)

Sabías quéToda mesa en un festejo georgiano (supra) tiene a su “brindador oficial”. Se exige que la figura de a quien se denomina Tamada, escogido  directamente por el anfitrión de la comida/cena, sea una persona elocuente y vivaz. Se ocupa de amenizar los brindis, por supuesto con buen vino georgiano, con discursos y dedicatorias que resulten ocurrentes. Sobra decir que semejante galardón implica que el tamada sea probablemente la persona que más se emborrache en dicha mesa, por lo que a los siete brindis sus discursos comienzan a ser cada vez más surrealistas.

INFORMACIÓN PARA PERSONAS DISCAPACITADAS

– Las facilidades para discapacitados en Georgia, sin ser las peores de Europa o Asia, son todavía muy limitadas. Cada vez más se ven accesos para personas que necesitan silla de ruedas, aunque las calles continúan sin estar demasiado preparadas para su movilidad. El braille empieza a utilizarse en hoteles o carteles turísticos para esas personas que tengan alguna enfermedad visual pero en general puede resultar un destino aún no demasiado sencillo para viajeros con algún tipo de discapacidad física. Si bien es cierto que parece que se están haciendo cosas, este país aún queda lejos de los estándares recomendados.

POPURRí DE CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA

– La presencia de wifi en Georgia es bastante elevada. Existe una buena señal en hoteles, restaurantes y algunos lugares públicos en plena calle o en museos. Conectarse a internet en Georgia es fácil, al igual que sucede con Armenia, su país vecino.

– No resulta necesario llevar un adaptador para los enchufes, ya que nos sirven los mismos que en el resto de países europeos. Funcionan con 220 voltios y se trata de la misma clavija. Por lo tanto, un problema menos en el que pensar.

En Georgia se utilizan los enchufes típicos europeos

– Los georgianos no se refieren a su país como Georgia sino como Sakartvelo (tierra de Kartvelianos) y se denominan a sí mismos kartians o kartvelebi puesto que están considerados como descendientes de un tataranieto de Noé llamado Kartlos (hermano de Hayk, a su vez padre de los armenios, que llaman a su tierra Hayastán).

Georgianos en Svaneti

– El idioma georgiano cuenta además con su propio alfabeto (kartuli), del que se tiene constancia desde el siglo V después de Cristo. Nunca está de más jugar a aprenderse algunos caracteres. Algo que puede ser útil cuando se va a tomar una marshrutka y se quiere estar seguro del destino al que va. En el caso en que no queramos exprimir la mente con símbolos tan difíciles de aprender lo mejor es llevarse una imagen con su correspondencia en alfabeto latino. De todas formas no tenemos que agobiarnos en este aspecto, puesto que los georgianos se hacen entender y cada vez más hablan inglés. El idioma no debe ser nunca una barrera, aunque reconozco que pronunciar ciertas palabras en esta lengua con tantas consonantes juntas puede llegar a darnos ganas de “comprar una vocal” como si fuera la ruleta de la fortuna.

Alfabeto georgiano

¡NO TE LO PIERDAS! Nuestro recorrido pormenorizado en Georgia en este post: Hoja de Ruta de un viaje a Georgia. Y si te interesa también Armenia pueden serte útiles estos 50 consejos prácticos para viajar al país.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

+ Instagram @elrincondesele

Todos los artículos del viaje a Armenia y Georgia en El rincón de Sele

email

4 comentarios en “50 consejos prácticos para viajar a Georgia

  1. Hola Sele,

    Muy buen artículo. En unos meses me iré a Georgia y mi idea es sacar dinero directamente de los cajeros en lugar de llevar euros o dólares para cambiar en casas de cambio.

    Querría preguntarte si hasas tenido la impresión de hay bastantes cajeros como para poder sacar dinero de un cajero en cualquier población de tamaño “medio-grande”.

    Muchas gracias de antemano.

    1. Hola Jonás,

      Vi bastante presencia de cajeros en Georgia en todas las poblaciones de cierta importancia. Incluso en Mestia, que no llega a los 2.000 habitantes. Así que por ese lado no le veo problema al asunto.

      Saludos!

      Sele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *