8 lugares imprescindibles que ver en un viaje a Costa Rica

Costa Rica es un país se define en su propio lema: Pura Vida. Una nación de encajonada en Centroamérica que carece de ejército, que permanece abierto a los visitantes como pocos, con la mitad de su territorio cubierto de bosques y selvas, y un 25% del mismo protegido bajo la figura de reserva o parque natural. Resulta lógico, por tanto, que se le considere como uno de los destinos mejor valorados por los viajeros de todo el mundo. El apodo de paraíso verde podría estamparse en la bandera costarricense, un país de un superficie semejante a la de Extremadura o Aragón, pero con uno de lo índices más ricos en biodiversidad de todo el planeta. Un destino de aventura, pero también de relax, que te permite caminar sobre los árboles de un bosque nublado escuchando el grito de los monos aulladores y terminar la jornada bebiendo unos mojitos en aguas termales bajo las faldas de un volcán activo que no deja de rugir. Así es Costa Rica y en eso consiste precisamente la pura vida.

Playa en el Parque Nacional de Corcovado (Uno de los imprescidibles que ver en Costa Rica)

En Costa Rica puedes despertar en una playa del Caribe y ver cómo se oculta el sol por la tarde en el Pacífico. ¡Todo en un solo día! Pero para quienes nos gusta viajar con tiempo suficiente y absorber cada instante, os voy a contar cuáles son mis rincones favoritos que ver en Costa Rica y que no deberíais perderos por nada del mundo.  Leer artículo completo ➜

Loket y su castillo de cuento en la República Checa

Que el Emperador Carlos IV hubiese estado preso en el castillo de Loket en su niñez no sirvió de impedimento para que éste amara todos y cada uno de los rincones de esta maravilla fortificada a la que el río Ohře se empeña en abrazar con todas sus fuerzas. El hechizo de uno de los escenarios más sugerentes de la República Checa tiene un efecto demoledor para los ojos que lo contemplan. Como si se tratara de una Český Krumlov en miniatura, Loket se yergue sobre los tupidos bosques de Bohemia Occidental, y devuelve a la vida los cuentos de castillos encantados, bellas durmientes y seres imaginarios que se encuentran en un lugar utópico.

Castillo de Loket (Bohemia Occidental, República Checa)

Loket, una ciudad diminuta que habita a expensas de un imponente castillo medieval, se apropia del silencio, el viento y la niebla que se juntos mecen alrededor de este estandarte de piedra que no permite distinguir entre leyenda y realidad.  Leer artículo completo ➜

12 cosas que ver y hacer de viaje por Núremberg

Nadie hubiera imaginado que Núremberg, la segunda ciudad más grande de Baviera después de Múnich, esa urbe celosamente amurallada y próspera que acogiera a emperadores y príncipes electores en algunas de las dietas o asambleas más importantes en la historia del Sacro Imperio Romano Germánico, fuera recordada para siempre por el dolor y las fotografías en blanco y negro de la II Guerra Mundial. La capital de la región histórica de Franconia pasó de la gloria a las cenizas, siendo herida de muerte con más de un 90% de su territorio devastado por la ignominia de las bombas. Pero como si fuera el Ave Fénix, desplegó sus alas doloridas para cicatrizar sus muchas heridas y erigirse de nuevo como una de las ciudades más hermosas y atractivas en territorio germano. Entre todos se pudo recomponer el puzzle de sus ruinas y, pieza a pieza, con mucho tesón, aspiró con éxito a ser algo más que la sede del juicio más famoso de la Historia. Y de ese modo Núremberg salió de su amnesia temporal para volver a ser la casa natal de Alberto Durero, un pintoresco enclave medieval atravesado por el río Pegnitz y, por supuesto, el mercado de Navidad más famoso e increíble de Alemania.

Puente del verdugo de Núremberg (Baviera, Alemania)

Un casco histórico rejuvenecido, interesantísimos museos, una oferta cultural y gastronómica de altura, así como la opción número uno para vivir la Navidad en el norte de Baviera. Con el objetivo de aprovechar al máximo una visita de dos o tres días en la ciudad he juntado una serie de ideas y consejos rescatados de mi cuaderno de notas. A continuación me gustaría mostraros 12 cosas que ver y hacer en Núremberg, un lugar que entendió a la perfección que sólo se puede avanzar teniendo en cuenta el pasado.  Leer artículo completo ➜

En busca de la Navidad en el norte de Baviera

Sostener una taza de glühwein, el vino caliente especiado que los alemanes utilizan como remedio para las bajas temperaturas, y contemplar alrededor un universo de luces, adornos y artesanía en el que parece que incluso los objetos cobren vida propia. Era como si se hiciera real el famoso cuento del cascanueces y el rey de los ratones y la fantasía se ocupara de mover los hilos invisibles de todo lo que sucediera en aquel océano de casetas navideñas de una plaza cualquiera. Son sensaciones e instantes que me vienen a la cabeza nada más regresar de realizar un viaje en busca de la Navidad en el norte de Baviera. No teníamos duda de que muchos de los mejores mercados navideños de Alemania se encuentran precisamente en esta región, por lo que fuimos tras ellos para, de una forma u otra, volver a ser niños otra vez.

Casas de Rothenburg en Navidad (norte de Baviera, Alemania)

Os propongo llevar a cabo juntos una ruta de mercados de Navidad en el norte de Baviera. Y mostraros todas las ciudades y pueblos que nos han hecho vivir por unos días el encanto de una época del año que se disfruta de una manera especial.  Leer artículo completo ➜

Tiedra y el castillo que vigila los cielos

Viajar al interior de la provincia de Valladolid empieza a convertirse en una afición consistente en dejarse llevar, manteniendo siempre abierta la capacidad de sorprenderse. Y a no dar nada por sentado porque cuando crees que lo has visto todo aparece un nombre que jamás habías oído escuchar y trastoca incluso los mapas de tu propia conciencia. Tiedra es uno de los ejemplos que han revuelto mis emociones dentro de un viaje por los rincones históricos, geográficos, gastronómicos y culturales de esa Castilla tan pura que te abraza fuerte en unos horizontes que tienden al infinito y donde el mar mece sus olas en el mismo cielo. Su discurso es la humildad vestida de grandilocuencia dentro de una fortaleza medieval que convierte en inútiles las manecillas de cualquier reloj.

Castillo de Tiedra (Valladolid)

El castillo de Tiedra, así como su ermita, el verde tapizado de sus campos rasos y su facilidad para mostrarte los cielos más limpios, tanto de día como de noche, hace de este pueblo una de esas bonitas ilusiones que me he llevado como viajero y que no puedo dejar de compartir.  Leer artículo completo ➜

Guía un viaje a Yunnan, el secreto mejor guardado de China

En el suroeste de China nace una de las provincias más variopintas e increíbles del país asiático. Yunnan quiere decir “al sur de las nubes” y su nombre refleja esa ubicación privilegiada que le permite vivir en una eterna primavera durante todo el año. Tras recorrer buena parte de Yunnan en un viaje maravilloso lleno de aprendizajes, certezas y sorpresas me di cuenta que allí estaba esa China que venía buscando desde hacía mucho tiempo. Un collage de paisajes dispares de terrazas de arroz con el sol reflejándose en el agua y grandes montañas que nos prometen un ascenso a fabulosos rincones tibetanos. El sinuoso sendero de la ruta del té y los caballos del cual ya habló Marco Polo. La tradición a la vista de las distintas etnias que visten con colores y autenticidad su forma de entender la vida. Porque así es Yunnan, un largo camino a la diversidad y a las muchas verdades que todavía esconde el lejano oriente.

Lijiang (Yunnan, China)

¿Qué ver en Yunnan? ¿Cuáles son esas experiencias que no debemos perdernos? ¿Cómo llegar? Para resolver algunas cuestiones a quienes tengan interés de hacer un viaje a Yunnan y profundizar en los imprescindibles de esta provincia he preparado una guía y una hoja de ruta con numerosos lugares y buenos consejos con los que descubrir paso a paso el secreto mejor guardado de China.  Leer artículo completo ➜

Molina de Aragón, corazón medieval y valiente del viejo Señorío

En el extremo oriental de Guadalajara, en un lugar perpetrado a base de batallas y de largos inviernos, surge uno de los pueblos más hermosos y medievales de Castilla. Molina de Aragón atesora viejas historias de moros y cristianos, de señores, señoríos y princesas. Una alineación de calles estrechas que atrapan las noches más frías miran hacia arriba buscando el abrigo de su inmenso castillo-fortaleza. Esta localidad de sangre castellana y apellido aragonés es capaz de proporcionar una de esas escapadas inolvidables en las que uno es capaz de escuchar cómo se funde el repique de campanas con un ruido de tambores y espadas escapándose como lo hacen los siglos por las aguas del río Gallo bajo su puente de piedra.

Molina de Aragón (Guadalajara)

Molina de Aragón, sabedora de su ubicación limítrofe que absorbe de todos sus extremos, ofrece a sus visitantes una serie de posibilidades que tienen mucho que ver con un pasado glorioso de banderas, religiones y esa sensación constante de sentirse demasiado lejos de todo.  Leer artículo completo ➜

Empieza nuestro viaje más navideño a Alemania y República Checa

Siempre he pensado que cuando comienza un roadtrip no importa en absoluto el destino final. El camino, en este caso la carretera, se convierte en el objetivo y en tu aliado insustituible. Un cuentakilómetros en movimiento es como un pasaporte lleno de sellos. Cada decisión pesa e improvisar te abre mapas que jamás hubieras imaginado. Por eso me apasiona viajar en coche. Y Europa es una de las mejores carreteras para hacerlo. En esta ocasión toca ponerse al volante para realizar un recorrido que nos llevará a visitar algunos de los mercados navideños más bonitos de Alemania y reponer fuerzas en los balnearios de Bohemia Occidental en República Checa.

Decoración de un mercadillo navideño de República Checa

Hoy arranca un viaje que nos acercara a la Navidad en la región de Franconia y a probar las aguas termales de Karlovy Vary y Mariánské Lázně. Nos esperan mercadillos, pueblos de cuento, castillos y, con suerte, ver cómo nieva al otro lado del cristal. Leer artículo completo ➜

El placer de caminar por Dubrovnik, la princesa del Adriático

Dubrovnik es de esas ciudades que no pueden faltar en la pasarela sobre la que desfilan las más bellas del mundo. Orgullo de la Costa Dálmata, de Croacia y, diría que de todo el Adriático, la vieja Ragusa es prima hermana y, a su vez, rival histórica de Venecia. Sin canales pero con gruesas murallas y ese mar azul verdoso tan de postal, le planta cara calle a calle, palacio a palacio y tejado a tejado. Sus días de gloria y fortaleza ya pasaron, pero Dubrovnik sigue exhibiéndose como la princesa del Adriático, abrazándose a las olas y resplandeciendo un blanco marmóreo que fue defendido con uñas y dientes durante toda su historia.

Dubrovnik desde sus murallas (Qué hacer en Dubrovnik)

Os propongo dar un paseo juntos por las calles más famosas de Croacia y así descubrir qué ver y hacer en Dubrovnik durante una escapada a la ciudad amurallada.  Leer artículo completo ➜

Una visita a los osos panda en su casa de Chengdú (China)

Leía hace algún tiempo en un reportaje de National Geographic que eso de que los osos panda nos resulten tan irresistibles tiene incluso explicación científica. Al parecer durante toda la vida retenemos en nuestro subconsciente ciertas características infantiles y cuando observamos un animal con la ternura de un bebé se estimula nuestra producción de oxitocina, la considerada como “hormona del amor”.  Internet está lleno de vídeos de adorables ositos panda con números récord en visualizaciones. Y sí, reconozco que a mí también me encantan. Así que cuando planeé viajar al suroeste de China me detuve unos días en Chengdú para visitar, entre otras cosas, el Centro de Investigación y Cría del Panda Gigante y así contemplar de cerca a estos animales a los que entran ganas de achuchar como a un peluche.

Oso panda de Chengdú (China)

Aunque son oriundos de las montañas de Sichuan, en Chendú desde 1987 llevan haciendo una labor encomiable que les ha llevado a lograr más de 200 nacimientos de una especie que hasta hace muy poco rozaba su propia extinción. Hoy día el centro es una de las atracciones más importantes con las que cuenta la ciudad china.  Leer artículo completo ➜

Un paseo por Gdansk, la ciudad de ámbar a orillas del Báltico

En el norte de Polonia la brisa del mar Báltico se cuela por los callejones de altas y estrechas casonas de los mercaderes del ámbar que hicieron de Gdansk una de las ciudades más ricas y perfectas de Europa. Siempre fue una próspera ciudad-estado con sangre germana ligada al comercio, pero se topó con un siglo XX que la zarandeó sin piedad a través de guerras (y garras) que casi terminan con ella. Vio el comienzo y el final de la II Guerra Mundial como ninguna otra. La que hasta 1939 era conocida como Ciudad Libre de Danzig era atrapada por el Tercer Reich, mutilada por los bombardeos aliados y controlada posteriormente por los brazos alargados de la etapa más dura del comunismo soviético. Una vez dentro de Polonia, con la melancolía de saberse grande en tiempos pasados, surgió la figura de Lech Wałęsa para empezar a cambiar las cosas desde los astilleros y llevar al país directamente al siglo XXI. Entonces Gdansk recuperó el color que había perdido y ahora se siente orgullosa de ser una de las ciudades más bellas del continente.

Fachadas típicas de Gdansk (qué ver en Gdansk)

Caminando por el empedrado, a la sombra de espigados edificios que recuerdan a casas de muñecas,  descubrimos que Gdansk tiene mucho que ver y que mostrar a quien llega a la considerada como la capital mundial del ámbar y lo único que desea es perderse por su agitada historia.  Leer artículo completo ➜