Archivo de la categoría ‘Sur de África en 4×4 2009’

Banner Sur de Africa.


20 de agosto: SOBRESALTOS EN EL ÍNDICO

Después de la tormenta siempre llega la calma, o al menos eso pensamos cuando abrimos la puerta de la habitación para ver cómo estaba el cielo por la mañana. Las advertencias de Giorgio en torno al posible estado de la mar habían sido contundentes, así que después de recoger nuestras cosas y pagar nos fuimos a buscarle al pueblo. Fue desayunando en una terracita pequeña cuando él nos encontró a nosotros y nos dijo que el mar estaba furioso ese día y que no era lo más conveniente tomar una lancha. No supimos que decir en ese momento. Aunque más pensativos nos quedamos cuando nos dio el dato de que los ferries habían cancelado su salida desde Maputo porque no era del todo seguro llevar a cabo la ruta a Inhaca. Si un barco relativamente grande, de férrea estructura, no zarpaba, qué podíamos hacer nosotros en una pequeña lancha que ya en el viaje de ida nos había hecho volar repetidamente. En principio le dijimos que esperáramos una o dos horas y decidiríamos qué hacer. Y es que realmente ese era el día en que teníamos que volver a Maputo como fuera, pero teníamos miedo de arriesgarnos y hacer esos 40 km. que separan a ésta de la Isla Inhaca.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.


18 de agosto: MAPUTO, EL MALECÓN AFRICANO

Ante todo tengo que decir que los núcleos urbanos del África negra que son relativamente grandes no me gustan demasiado. Es raro que una ciudad represente la imagen física y real de un país y de sus gentes. Generalmente, salvo excepciones, las ciudades africanas son un gran collage de lo peor de la sociedad. Allí se reúnen la contaminación, la delincuencia urbana, la inseguridad ciudadana, la corruptela policial, el caos circulatorio y la suciedad en un conglomerado de edificios de dudoso gusto estético. Es por ello que sigo quedándome con los vastos paisajes ya sea de la sabana o de un bosque, o con los pequeños poblados. Desde hace mucho tiempo en la ciudad a las almas se les han puesto vendas en los ojos y se las ha hecho sobrevivir en una jungla de hormigón y asfalto mucho más dura que aquella en que moran y reinan las bestias. Sobre Maputo había leído muchas cosas antes que decían que era “esa excepción que confirma la regla” en las anodinas y ruidosas ciudades africanas, que era diferente, que era más África que muchos otros lugares del Sur. Y ciertamente no sabría que contestar porque la capital mozambiqueña no me fue indiferente ni para lo bueno, ni para lo malo. Simplemente tenía que coger la riendas y cabalgar en esa ciudad llamada Maputo que en un minuto puede maravillarte y en el siguiente hacer que desees marcharte con la música a otra parte. Quizás eso es lo más atrayente de ella, su tremenda dualidad.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.


17 de agosto: SWAZILANDIA, UN VIAJE AL REINO DE LA DESESPERANZA

Una llamada a la puerta de nuestra habitación del Ermelo Inn supuso el punto y final a nuestro merecido y necesitado descanso. Era el recepcionista que avisaba que nos debíamos ir antes de que viniera su jefe. Es lo que tiene ingeniárselas para conseguir una habitación más barata. Así que después de darnos una ducha, recogimos nuestros bártulos y los llevamos al coche. Debían ser las siete y cuarto de la mañana y el día se había levantado frío, con niebla y las calles mojadas a causa de la ligera lluvia caída durante las últimas horas.

Entre Ermelo y la frontera sudafricana con Swazilandia (Oshoek) teníamos en torno a 130 kilómetros en la carretera N-17, aproximadamente una hora en la que nos sorprendió la bruma cubriendo paisajes de gran vegetación, plantaciones europeas que no corresponden al imaginario que se tiene de África. Los molinillos de viento apuntalados en viejas granjas de madera y rodeados de vastas extensiones de pinares fueron el decorado de aquel primer tramo al que le sucederían otros muchos. Porque aquel lunes nuestro objetivo era llegar a dormir a la capital de Mozambique, Maputo, después de hacer un intenso recorrido que atravesara el pequeño y desconocido país de Swazilandia, que es como una mota de polvo en medio del continente africano.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.

14 de agosto: EL NAMIB, ALGO MÁS QUE UN DESIERTO…

Sonó el despertador en una de las noches en que más frío tuve en la tienda de campaña. El móvil de Bernon resonó como un cuchillo afilado a un centímetro de nuestros oídos. Y afuera, sólo oscuridad y estrellas, ni el más mínimo atisbo de luz del nuevo día. Y así tenía que ser, porque si queríamos ver el amanecer a lomos de la Duna más célebre del inmenso Desierto del Namib, la número 45, debíamos ser de los primeros en estar en la barrera cuando la abrieran. La verdad es que tanto yo como los demás del grupo estábamos que no nos teníamos en pie. Teníamos un sueño aterrador acompasado con el aire frío que resoplaba en nuestras despeinadas cabezas. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.

11 de agosto: LA FRANJA DE CAPRIVI Y LA SONRISA DE UN PUEBLO

Aquel martes comenzaba una serie de etapas que nos llevarían a internarnos a un nuevo país como Namibia y, por lo tanto, a abandonar a Botswana, que queda anotada en mi lista de favoritas porque allí fue donde recibí la mayor explosión de Naturaleza salvaje que había tenido ocasión de disfrutar en mi vida. Con la premisa de “otro país al que hay que volver como sea”, recogimos nuestros bártulos para retomar el camino. Nos esperaban varios días de mucho coche, de largas distancias, y quizás de una condensación exagerada de horas en carretera que nos daría que pensar.

Teníamos dos opciones para ir a Namibia desde Kasane, o bien por el norte pasando por Zambia y llegando directamente a la población de Katima Mulilo, lo que suponía más trámites fronterizos y quizás más lentitud (sin olvidarnos que no teníamos permisos de la Oficina de Alquiler para pasarlo allí), o bien ir por el Sur del Río Chobe, atravesando aproximadamente 65 km de este Parque y entrando al país por la frontera de Ngoma Bridge (Puente Ngoma). Escogimos directamente esta última, que aunque requiere permisos para el Parque Nacional Chobe, contábamos con un salvoconducto infalible, el reverso escrito por nuestros amigos los guardas de la Mababe Gate, con el que nos iban a dejar atravesar el Chobe las veces que hiciera falta.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.

10 de agosto: TRAS LA PISTA DEL DOCTOR LIVINGSTONE … SUPONGO

 «Los ángeles tienen que detener su vuelo para ver un espectáculo como éste» dijo David Livingstone un soleado día de 1855 cuando después de semanas navegando por el río Zambeze se encontró de lleno con las asombrosas cataratas a las que los indígenas denominaban Mosi-oa-Tunya, que quiere decir “El humo que truena”. El explorador que abrió más rutas en África y que asistió a las atrocidades colonizadoras que se estaban cometiendo en el continente quiso dignificar a la Reina Victoria poniéndole su nombre a una de las más impresionantes caídas de agua que se pueden ver en el mundo junto Iguazú, el Salto del Ángel o Niagara Falls. No fue su único descubrimiento (para Occidente me refiero) pero sí el más sonado, lo que le otorgó una gran fama en el que entonces era el Imperio Británico. David Livingstone vivió por África y murió por África, permaneciendo incluso desaparecido durante varios años hasta que David Stanley, enviado por New York Herald, le encontró muy enfermo y solo a orillas del Lago Tanganica y le dedicó una de las frases más célebres de la historia cuando después de una difícil expedición de búsqueda le tuvo por fín cara a cara: “Doctor Livingstone, supongo.”

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.

8 de agosto: ATRAPADOS EN EL CHOBE (POR SEGUNDO DÍA CONSECUTIVO)

La agitada noche de las hienas, el leopardo y el elefante rompe-árboles había pasado una gran factura a la cohesión del grupo. El estar allí tirados sin una solución cercana a la vista hizo revivir tensiones y situaciones de nerviosismo en que se dijeron palabras que no se sentían realmente. Pero esto era una cuestión del momento, de querer pagar el pato con recriminaciones sobre lo que se debía haber hecho previamente o lo que se debería hacer después. Todo eso era lógico hasta dentro de un punto porque en medio de África sólo nos teníamos a nosotros mismos que estábamos las veinticuatro horas del día juntos desde hacía ya una semana.

En los viajes siempre hay momentos muy buenos (picos) y momentos menos buenos (valles). Cuando se está en “un valle” con un grupo donde cada uno es de su padre y de su madre es sencillo que rebroten las diferencias entre los miembros, y en realidad la solución es muy fácil teniendo paciencia y haciendo piña, sintiéndose todos partícipes de un mismo objetivo. Y ese no era otro que salir de allí, algo que para nada dependía de nosotros.

P1080285 por ti.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.

7 de agosto: NOCHE DE HIENAS

“No podía asimilar que estuviera viviendo la noche más impactante de mi vida. Nunca me sentí tan rodeado, tan observado tras los oscuros árboles. Cuando aquellos ojos brillantes se acercaron hacia nosotros pensé que habría un antes y un después. Todos estábamos allí de pie inmóviles. Ella era la única que llenaba todo el espacio y cada paso que daba nos sentíamos un poco más pequeños, más vulnerables, más solos. ¿Quién me iba a decir a mí horas antes que teníamos que pasar la noche en aquel lugar tan sombrío?. Continuó viniendo hacia nosotros lentamente, sin quitarnos el ojo de encima. Todos absolutamente quietos, escuchando únicamente nuestros latidos. Parecía que estuviese contando cuántos éramos, dónde estábamos ubicados cada uno de nosotros. Parecía que estuviese oliendo su comida…”

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa 4 por ti.

6 de agosto: DE SAFARI EN EL COTO DE MOREMI

 Safari es una palabra proveniente del swahili que significa “viaje”, aunque muy pocas personas conocen esta acepción original. Más conocida es la que se utilizó tanto en el Siglo XIX como a principios del XX para referirse a aquellas expediciones de colonos blancos en África que tenían como objetivo máximo cazar toda clase de animales exóticos, cuyas cabezas eran tratadas como verdaderos trofeos. Hay que “agradecer” a estos cazadores, entre otros muchos, la estrepitosa merma de la fauna africana hasta el límite mismo de la extinción.

Afortunadamente el significado de safari en nuestros días ha variado para reducirse casi de forma exclusiva a meras P1070997expediciones de viajeros cuya inocente misión es avistar y, por supuesto, fotografiar a las distintas especies que habitan los Parques y Reservas de Naturaleza. Normalmente los safaris suelen ser organizados y estar encabezados por guías locales que conocen el terreno y tienen una mayor capacidad de encontrar “las piezas” de esta caza fotográfica. Pero en casos como en el viaje que estábamos llevando a cabo no había más guía que nuestros ojos ni más rifles que nuestras inocentes cámaras de fotos. Éramos nosotros los responsables de nuestro destino a través de los senderos de los distintos Parques del Sur de África y ver o no ver animales dependía del azar y, sobre todo, de la paciencia. Aunque en lugares como Moremi muy mal se tiene que dar la cosa como para no disfrutar de de una fauna rica y abundante en un entorno realmente hermoso.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa.

 5 de agosto: EL SILENCIO SALVAJE DEL MOKORO

Madrugamos para estar a las 8:30 en el Old Bridge Backpackers de Maun, hora y lugar donde estábamos emplazados para comenzar nuestra incursión acuática al Delta del Okavango. Allí nos esperaba un camión descubierto por los laterales, preparado para safaris terrestres, que sería el que nos trasladara hasta la orilla de uno de los canales. En el camping nos proveyeron de la comida pic-nic, aunque no estaba incluida la bebida. Ya nos habían avisado que el agua debíamos traerla nosotros. Y para una excursión de 8 horas de duración en un día soleado, no llevar agua hubiera sido un incómodo descuido.

El camión-safari nos dejó en la cabecera de un canal bastante caudaloso y allí nos pidieron que subiéramos a una enorme lancha motora para adentrarnos al comienzo del parque, a una parte ya alejada suficientemente de la población y así utilizar por fín las canoas.

P1070769P1070770

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Banner Sur de Africa 4 por ti.

4 de agosto: EL DELTA DEL OKAVANGO EN AVIONETA

Desde que el  Río Okavango nace en una de las zonas más húmedas de Angola tienen que pasar más de mil kilómetros para que desemboque en la sequedad de un Desierto como el Kalahari. Este es un caso poco usual de creación de un falso delta interior, que además se expande en un área de sequedad casi extrema. En el noroeste de Botswana reside este fenómeno natural que abarca algo más de 16000 metros cuadrados bañados por una explosión de agua que da forma a cientos de lagunas, charcas e isletas interiores donde habita una gran cantidad de animales, muchos de los cuales viven totalmente aislados y en ocasiones pasan toda su vida sin avistar jamás a un ser humano.

El río Okavango no es precisamente uno de los más anchos y caudalosos, pero cuando derrama sus aguas en Botswana, lo hace con fuerza. Sus formas se asemejan a las de la copa de una palmera o incluso a la de un brazo que finaliza en una mano abierta. Los dedos (o ramas) representarían en los límites de un poderío fluvial que termina desapareciendo bajo la dura y seca tierra del desierto. Se podría decir del Delta que es el mayor oasis del mundo, una irrupción casi milagrosa de vida donde nadie la esperaba.

deltadelokavangoengooglemaps por ti.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share
Sígueme en Twitter
Hazte amigo en las Redes Sociales

Hazte amig@ de esta web viajera en las Redes Sociales Facebook y Twitter y podrás enterarte de las últimas novedades, comentar fotografías, vídeos y muchas más sorpresas.

Logo Facebook





Relatos y artículos
Léeme también aquí

Mis artículos en Cadenaserviajes

Mis artículos en Los40viajes

HOY NO TE PIERDAS…

+ Un amplio reportaje sobre la Expedición Kamal al Desierto Líbico en Egipto. Un viaje de una vez en la vida...

Jebel Uweinat (Egipto)

+ Tenemos sección de fotografía: El instante viajero. ¿Le echas un vistazo?

El hombre santo de Benarés (Sadhu de India)

+ Entramos al corazón de las minas de Potosí (Bolivia), la puerta del infierno.

Potosí

+ Lugares increíbles que se están perdiendo en Siria por culpa de la guerra

Casas colmena de Siria

+ Algunas "cositas buenas" que aprendí en mi último viaje a Sevilla

Guitarra en Sevilla

+ Izamal es uno de los pueblos mágicos de México que más nos entusiasmaron.

Calle de Izamal (Yucatán, México)

+ La ruta de los castillos de Guadalajara, una escapada fabulosa desde Madrid.

Castillo de Sigüenza (Guadalajara)

+ Una guía detallada y útil del viaje a la Aquitania (Francia): Burdeos y el Périgord

Castillo de Monbazillac (Périgord, Francia)

+ ¿Sabes que hay una Capadocia en Irán? Se llama Meymand y es una aldea troglodita.

Foto de la aldea troglodita de Meymand (Irán)

+ Te propongo 10 ideas de disfrutar un viaje de invierno a Andorra aunque no sepas esquiar

Con raquetas de nieve en Andorra

+ Me gusta Madrid. Pero me gusta mucho más Madrid desde un segway. ¿Te atreves a montar?

En un segway en Madrid

+ Desde el Périgord os mandamos una postal

Una casa en Beynac sobre el río Dordoña

+ Viajamos hasta Holašovice, cuna del barroco rural en Bohemia del Sur y Patrimonio de la Humanidad

Foto de Holasovice (Bohemia del Sur, República Checa)

+ ¿Quieres ver fotografías de la ciudadela de Bam (Irán) 10 años después del terremoto?

Foto de Bam (Irán) 10 años después del terremoto

+ Una escapada invernal a Saint-Lary (Pirineo francés) sin ponerme los esquís.

Valle de Badet (Francia)

+ ¿Vienes a darte un paseo a una ciudad fantasma y abandonada como Kharanaq, en Irán?

Foto de Kharanaq (Irán)

+ Te recomiendo 10 cosas que ver y hacer en Český Krumlov, la ciudad más bella de República Checa.

Foto de Cesky Krumlov (República Checa) durante la hora azul

+ Os damos 50 consejos útiles para tu viaje a Irán. Imprescindible para quienes quieran ir a tierras persas.

Foto de mujer en un callejón de Yazd (Irán)

+ Hacemos balance de un año 2013 cargado de viajes y muchas emociones.

Foto en la ciudadela de Rayen (Irán)

+ Uno de los lugares más sobrecogedores que conocí de China, las grutas de Yungang y los 50000 budas del Monte Wuzhou

Foto de las Grutas de Yungang (China)

+ Siempre que viajo trato de traerme cosas. Os muestro algunos fetiches con los que busco hacer un viaje que nunca termina.

Máscara antigás y botiquín de un búnker hospital de Budapest

+ Paseamos por la que fuera Embajada de Estados Unidos en Teherán para ver sus curiosos graffitis antiamericanos.

Pintura en la que fuera Embajada de Estados Unidos en Irán

+ Un viaje al corazón de la Navidad en Praga y Bohemia del Sur (República Checa)

Foto del mercado de la plaza de Cesky Krumlov (Bohemia del Sur, República Checa)

+ ¿Sabéis cuáles son los 5 desiertos más espectaculares que he visto nunca? Os lo cuento...

Foto de Ksar Gilane (Túnez)

+ Os muestro cómo moverse en Irán. Recopilación de medios de transporte en el país con precios y consejos.

Coche en Irán (Kaluts)

+ Lisboa, probablemente la ciudad más romántica del mundo, fue el escenario para pedirle matrimonio a Rebeca.

Tranvía de Lisboa

+ Todos los hoteles del viaje a Irán al detalle. Segunda parte de la Guía práctica.

Noghli House de Kashan

+ Un precioso paseo fotográfico por la noche en la ciudad polaca de Gdansk.

Estatua de Neptuno en Gdansk

+ No es fácil ser blogger de viajes. Os lo explico con una parodia grabada en vídeo.

Con Avistu y Adri en el Estadio de Gdansk

+ La guía práctica más completa del viaje a Irán. La primera parte está dedicada a la ruta.

Meybod (Irán)

+ Formo parte de una agrupación profesional de blogueros llamado Travel Inspirers. ¿Quieres conocernos?

Travel Inspirers

+ Las postales mandadas en caliente desde Irán

Kaluts

+ Cuando el arte urbano y la solidaridad se mezclan en el corazón de Gambia

Niño en Gambia

+ Recorremos en vídeo el altiplano andino en Bolivia. ¡Toda una aventura!

En una de las Lagunas altiplánicas de Bolivia camino a Uyuni

+ Una de las rutas terrestres más apasionantes del mundo: El Altiplano andino entre San Pedro y Uyuni.

+ Una confesión... cinco lugares del mundo donde me gustaría retirarme algún día.

Monte Fitz-Roy (El Chaltén, Argentina)

+ Una guía completa del Gers, el alma mosquetera de Gascuña (Francia).

Simarro (Gers, Francia)

+ Viajamos a Khiva, la ciudad de las mil y una noches que se encuentra en Uzbekistán.

Khiva

+ Entramos a minas y fábricas abandonadas en Ostrava. La cara más desconocida de República Checa.

Mina de Ostrava

+ ¿Quieres saber dónde están las mejores vistas de Midtown Manhattan en Nueva York? El nombre es Gantry Plaza State Park...

Gantry Plaza State Park (Nueva York)

+ Vídeo de una colonia de elefantes marinos en Punta Ninfas, en la Patagonia argentina.

Elefante marino

+ El lugar que andaba buscando en Gambia... Tanji

Mercado de Tanji (Gambia)

+ Nos adentramos en Pennsylvania para saber más sobre los amish de Lancaster.

Carruaje amish en Lancaster

+ Un viaje a Gambia contado a través de 10 fotografías.

Viaje a Gambia

+ La carretera más desastrosa y surrealista de mi vida. Ocurrió en Bolivia...

Carretera de Rurrenabaque

+ Estuvimos en la televisión contando intensas experiencias viajeras en África. Ya puedes ver el vídeo de nuestra intervención en "Tenemos que hablar".

En el programa de TVE1 Tenemos que hablar

SOY TRAVEL INSPIRERS

Travel Inspirers

TERTULIAS VIAJERAS

Tertulias viajeras

MOCHILERO EN AMÉRICA

Mochilero en América ha sido una aventura de 7 meses narrada en directo. Un viaje que comenzó sin billete de vuelta a través de los ojos de un viajero.
Colaboro con:

Paralelo 20, cada sábado se habla de viajes en Radio Marca

Archivos