El último viaje a India contado en 10 momentazos

Tras mi primer viaje a India hace ya unos cuantos años, tuve la suerte de volver recientemente. El objetivo de este regreso al país asiático fue buscar la mirada del tigre de Bengala en su estado salvaje, algo que se cumplió en los parques naturales de Kanha y Bandhavgarh, dentro del Estado de Madhya Pradesh. Esta nueva incursión en India tuvo de todo además de tigres u horas y más horas de safari en busca del enorme felino. Descubrí rincones no muy conocidos, aldeas que bien podían ser las que aparecen en El Libro de la Selva, pero  también me dio tiempo a visitar por primera vez los fabulosos templos de Khajuraho, atravesar las murallas rojas de la antigua capital mogola de Fatehpur Sikri, postrarme una vez más frente ante el Su Majestad el Taj Mahal y terminar bailando en una ceremonia dedicada a Krishna en Mathura, su ciudad natal.

Escena en un templo de Mathura (India)

Si queréis ver cómo fue este último viaje a India contado en 10 momentazos os recomiendo que sigáis leyendo para revivir aquellas escenas y escenarios que formaron parte de una gran aventura.  Leer artículo completo ➜

Particularidades sobre los safaris para ver tigres en India

Recientemente tuvimos la ocasión de buscar la mirada del tigre de Bengala en el corazón de la India. Nos centramos en los parques de Kanha y Bandhavgarh, al sur del Estado de Madhya Pradesh, puesto que según todo los censos es donde encuentra la mayor densidad de tigres en el continente asiático. Y, por tanto, donde existen ciertas posibilidades para ver ver y fotografiar en libertad a estos grandes felinos. Aunque para ello sean necesarias altas dosis de paciencia y, sobre todo, de suerte.

Tigre de Bengala en Kanha (India)

A continuación he recopilado algunas particularidades sobre este tipo de safaris para ver tigres en India para conocer mejor cómo funcionan, sus diferencias con los safaris en África y, de ese modo, poderle sacar el mejor partido a uno de los viajes de naturaleza más apasionantes que se pueden llevar a cabo en el mundo.  Leer artículo completo ➜

Érase una vez en India la aldea de El Libro de la Selva

Érase una vez en India la aldea de los hombres, el lugar donde Mowgli regresara después de ser criado en la naturaleza por una manada de lobos y aprender a comunicarse con los animales. La historia de El Libro de la Selva está presente en los tupidos bosques del sur de Madhya Pradesh, con Kanha y Bandhavgarh, así como Pench, como máximos exponentes con los que contextualizar esta recopilación de cuentos que publicara en 1894 el británico Rudyard Kipling y después fuera llevada al cine por Disney en 1967. El temible Shere Kahn, el gran tigre de Bengala, y su descendencia siguen dejándose ver ocasionalmente en la espesura del que siempre fue su territorio. Y algunos pueblos que no han cambiado nada en siglos sobreviven a las puertas de la jungla. Como aquella aldea sin nombre que encontramos al borde de Kanha en la que el azar nos detuvo para contemplar cómo la vida sigue igual en una de las zonas rurales más auténticas y sorprendentes de toda India .

Aldea de Madhya Pradesh en India

Un pueblo anónimo disfrazado de blanco y azul salió a nuestro encuentro una tarde cualquiera. Y aquella podía ser la aldea de los hombres que imaginara Kipling porque tenía todos los ingredientes para ser su escenario.  Leer artículo completo ➜

La mirada del tigre de Bengala en el corazón de la India

Han pasado ya lo menos un par de semanas desde que regresara de vivir en India una de las misiones más extraordinarias, complicadas, frustrantes y, por supuesto, maravillosas desde que comenzara a viajar. El sueño con el que partía desde Madrid se traducía en una sola obsesión: observar la mirada del tigre de Bengala en su estado salvaje, en los profundos bosques indios donde Kipling imaginó a Mowgli, Shere Khan, Balú y compañía para narrar su gran obra por todos conocida “El libro de la selva”. La naturaleza extiende su manto en las áreas más tupidas de Madhya Pradesh para perpetuar la leyenda del felino más grande del mundo, ese “fuego que arde en los bosques de la noche” que diría William Blake. Y, aunque parece que poco a poco el gran depredador asiático esté desapareciendo de muchos mapas, todavía hay ciertos lugares como Kanha y Bandhavgarh donde se puede salir a su encuentro. Desde entonces lo tengo muy claro, a muchos nos vale tan sólo una mirada, una aparición fugaz en la que rendir todos los respetos y admiraciones posibles.

Tigre de Bengala en Bandhavgarh (Safari en India con Comando Piraña)

La dificultad era máxima pero la determinación también una de mejores cartas posibles con las que salir en busca de un auténtico fantasma de pelaje naranja y rayas negras. Los intentos fueron lo de menos, incluso las horas en que sólo uno podía bajar los brazos y resignarse, pero finalmente el tigre apareció para dedicar a los impresionados asistentes una mirada penetrante y una sonrisa aún más afilada que sus alargados colmillos.  Leer artículo completo ➜

Hoy iniciamos un reto: En busca de la mirada del tigre de Bengala

Hoy parto rumbo a un sueño, encontrarme con el mismísimo Shere Khan. El gran antagonista de la obra de Rudyard Kipling “El libro de la Selva” es un tigre de Bengala cuyo único propósito es acabar con Mowgli y cuyo talón de aquiles está en su miedo al fuego (así como en una peculiar cojera). Esta historia llevada a los dibujos animados donde nos decían que buscáramos lo más vital (no más) ya que Mamá Naturaleza te lo da se basa en una zona real de nuestro planeta. Las selvas del corazón del Madhya Pradesh, situadas el centro de la India, hoy delimitadas en imponentes parques naturales como Kanha y Bandhavgarh, sirvieron a este escritor británico nacido en Bombay para contextualizar su narración. Hacia allá nos dirigimos con la mayor ilusión, para salir a la busca del gran tigre de Bengala y no regresar a casa hasta dar con él.

La mirada del tigre (¡Nos vamos a India!)

Con los tigres en India, uno de sus últimos hogares en la Tierra, nace la primera misión del #ComandoPiraña, una apuesta por los viajes desde un punto de vista de aventura en la que el hambre sólo se sacia con nuevos retos.  Leer artículo completo ➜