Crónica de tres días en Roma 2007

Roma 2007 por ti.

Detalle de la Capilla Sixtina (Museos Vaticanos)Cuando uno habla de la Ciudad Eterna lo hace refiriéndose a Roma. Nunca un apelativo se ha utilizado tan justamente como ese para referirse a un lugar determinado. La actual capital italiana sirvió de cuna para uno de los Imperios más poderosos y estables que se ha paseado por el aro de la Historia. Un Imperio que controló y latinizó la enorme área mediterránea y que alcanzó un desarrollo militar y político elevado a cotas difícilmente igualables. Y no se limitó a conquistar nuevos territorios sino que también les otorgó una personalidad que hoy en día perduran. Fue un ejemplo de prosperidad y de bienestar que se vio reflejado infinitos aspectos culturales. La escritura, la arquitectura y el arte tuvieron un antes y un después de Roma. Y sirvieron siglos después a su caída para dotar a Europa de un Renacimiento de valores artísticos que sirvieron de homenaje a esos clásicos que lo intentaron por primera vez. Es ahí cuando aparecieron virtuosos como Rafael, Miguel Ángel, Bernini, Borromini, Caravaggio, Giacomo della Porta y otros muchos que con maestría convirtieron definitivamente a Roma en Leyenda. Por tanto la “Eternidad” que la define está suficientemente justificada.

Como justificado era llevar a cabo este viaje en compañía de mi madre. Una primera vez para ambos. Una promesa que siempre quisimos cumplir y de la que llegó su hora. Qué mejor que la persona que más quiero en el mundo para compartir tres días intensos e inolvidables. Tres días para descubrir la que siempre será una de las ciudades más hermosas del mundo. Así que os apremio a que sigáis leyendo y sepáis qué vimos y qué sucedió en ese tiempo.

Leer artículo completo ➜