Esqueletos de locomotoras y vagones esparcidos por el gélido suelo del altiplano, amasijos de hierros oxidados que se retuecen en su propio abandono, en su propia indiferencia… Una vez hubo una línea de ferrocarril en Bolivia, inaugurada en el último suspiro del Siglo XIX, que comunicó Uyuni con Antofagasta (ahora chileno) y que sirvió para transportar minerales como estaño, plata e incluso oro. Durante décadas fue un símbolo del progreso que parecía tocar al pueblo boliviano con la yema de los dedos pero con el tiempo y la pérdida en la guerra de su única porción de mar, resultó que no fue así y que las máquinas que se llevaban a arreglar cerca de la Estación de Uyuni, la primera del país, no volvieron jamás a deslizarse sobre raíles ni a despedir humo de sus gruesas chimeneas. Hoy el óxido decolora las piezas desgastadas de una esperanza en el conocido como Cementerio de los trenes olvidados.

Foto del Cementerio de trenes de Uyuni

La visita al cementerio de trenes de Uyuni es una de las opciones más interesantes para el viajero romántico al que le gusta ir siguiendo las huellas de un pasado no tan lejano.

UYUNI NO SÓLO ES EL SALAR

Cuando se vislumbra en el horizonte el Salar de Uyuni uno no piensa en otra cosa más que en que está disfrutando de una de las mejores panorámicas que se encuentre en la vida. Este es el inicio y el fin de rutas de mochila que cruzan sus destinos entre Bolivia y Chile, el objetivo con mayúsculas de muchos viajeros entre los que me incluyo.

Reconozco que fue in situ, en el propio pueblo de Uyuni, donde me enteré de la existencia de este cementerio de trenes que, además, estaba completamente a la vista. Muy cerca de algunos basurales, en un implacable llano utilizado para que pasten las llamas y las alpacas se encuentra este impresionante lugar. Es uno de los complementos perfectos que agencias y guías turísticos utilizan para rematar las visitas al salar y mostrar otro apartado de esta solitaria localidad boliviana. Una forma de subirse a unos trenes que no están en marcha…

En el Cementerio de trenes de Uyuni
En el cementerio de trenes de Uyuni. Gafas de sol cortesía de Mister Spex

UN LAMENTO BOLIVIANO…

El viento seco se cuela entre ventanas y portalones arrancados por el tiempo y por los comerciantes de metal, por otra parte. No es un museo, ni nada que se le parezca. Es una escombrera de vagones y piezas desperdigadas por el suelo que un día formaron parte de los viajes de pasajeros, maquinistas y contrabandistas que se mecían en la ilegalidad de sus actos. El espíritu burlador del gran Butch Cassidy, uno de los mayores ladrones de todos los tiempos, recorre esa atmósfera de hierros torcidos y ruedas de vagón sin dueño. No obstante algunos de sus golpes más sonados sucedieron en su huída a Sudamérica, protagonizando incluso su muerte a no muchos kilómetros de allí.

En el Cementerio de trenes de Uyuni

Hileras de trenes viejos y roídos se clavan en el hoy por los garabatos y grafitis que los viajeros siguen dejando allí. Nombres y mensajes en muchos de los idiomas del mundo maquillan la roñosidad de las viejas máquinas. Uno de ellos me llama la atención y dice, “Así es la vida”, que podría ser ser el epitafio perfecto de esta necrópolis del ferrocarril. La metáfora de una muerte prematura, de la dejadez y el desamparo de uno de los grandes inventos del Siglo XIX.

En el Cementerio de trenes de Uyuni

El cementerio de trenes de Uyuni es como una especie de lamento boliviano, de susurro olvidado en la herrumbre de un apeadero fantasma, que hoy día es una de las paradas de la mochila que recorre América. El polvo de un camino errante se mezcla con el poco oxígeno que se puede respirar a más de tres mil metros de altura. Las muchas noches de invierno perpetuo hacen rugir las paredes de acero picado que escriben sus días en un viento que no cesa, en un forcejeo entre el aire y el metal, en el lento desaparecer.

En el Cementerio de trenes de Uyuni

Ruedas gastadas, ruedas frenadas en seco en su propio cementerio. Ruedas que no van a ninguna parte ni tienen otro final. Tan sólo guardan consigo un principio, un origen esplendoroso que después se vería volcado en decepción y soledad. Como si allí mismo hubiese detonado la totalidad de un proyecto y de un nudo de comunicaciones que en el Siglo XXI no pasa de ser una red de senderos arenosos repletos de baches que separan cuantiosamente a dos países vecinos más allá de lo que dicten las leyes naturales del Altiplano. Las cosas han cambiado muy poco en los últimos años, y es difícil que cambien próximamente.

Foto del Cementerio de trenes de Uyuni

Baúles de recuerdos olvidados, memorias apagadas que no han llegado a su destino, certezas oxidadas en una evidencia tan pura que no busca una explicación. Gringos columpiándose en piezas herrumbrosas indagando en ventanas sin cristal que asoman a ninguna parte. Así es uno de los lugares más extraños y oxidados que me encontré en Bolivia, a dos pasos de una grandiosidad natural regalo de nuestra la Tierra como es el Salar de Uyuni.

Foto del Cementerio de trenes de Uyuni

Por último me gustaría mostraros unas breves tomas de vídeo que hice en este cementerio de trenes:

Si no visualizas el vídeo directamente haz clic aquí para verlo en Vimeo

Allí se mezcla el romanticismo con la nostalgia, la vida con la muerte, el cielo teñido de azul con la piel vestida de ocres deslucidos, un puñado de arena revoloteando a la más mínima ráfaga de un viento siempre frío. El salar esta cerca, los viajeros arriban en destartalados todoterrenos… es el cementerio de los trenes olvidados de Uyuni.

Sele

PD: Animo a quien esté por Zaragoza este lunes 26 de noviembre que se acerque al Salón de Actos de la CAI (Paseo Independencia 10) a las 19:00 horas, puesto que estaré dando una charla muy viajera en el marco de las XIII Jornadas de Viajes y Aventuras de Zaragoza que organiza Trotamundos aragoneses.

* Recuerda que puedes seguir todos los pasos de este viaje en MOCHILERO EN AMÉRICA

Post to Twitter

Share

8 comentarios para “El cementerio de los trenes olvidados de Uyuni”

  • Qué pasada! Me encantan los trenes y seguramente si fuera a Bolivia ni me enteraría que existe este lugar. Me lo apunto a la larguísima lista de sitios que me gustaría visitar algún día.
    Un saludo :)

  • Mola!!
    Creo que me lo apunto como visita obligada. Si algun día voy a Bolivia lo veré…
    Me encanta la frase “Así es la vida” en un tren abandonado… Ejemplo claro de como podemos acabar :D

  • Doble diversión: ¡trenes y lugares abandonados! Esto habrá que verlo algún día porque reúne dos características importantes :-)
    Las imágenes de los trenes oxidados sobre la arena… me ha recordado al SS Maheno en Fraser Island, sólo que aquello es un barco varado en la playa.

  • Buenísimo lugar (como siempre), … me recuerda mucho a Mad Max … :)

  • Sinceramente es uno de esos lugares que me gustaría ver en mi vida alguna vez. Me gusta ver como ese tipo de cosas se dejan ”alejados de la mano de Dios” y las personas que acudimos años más tardes tenemos el placer de contemplarlos.

    Por cierto, me has dado una gran idea con el tema de videos, me ha gustado la forma de grabarte , siempre pensaba ¿cómo puedo hacerlo? me has dado la respuesta! .

    No estaría mal poder llegar a La Paz en un tren de esos verdad? Lástima que ya no se pueda y además que no lleguen trenes para la capital :).

    pd: Una lástima no estar en Zaragoza, cuando toque por Madrid, avísame!

    Saludos,
    Jesús Martínez
    Vero4travel

  • Hola Gus!
    Si te pasas por el blog he dejado un regalillo, espero que te guste!

    Un saludo,
    Elisabet

  • Gus no, Sele, mil perdones!! :))

  • Arol:

    Estuve en Bolivia y no conocí esta zona, esta semana vi este cementerio entre tantos otros repartidos a lo largo del mundo y ahora lo veo en tu blog… creo que todo es una señal de dónde debo ir :D

Deja un comentario

Sígueme en Twitter
Hazte amigo en las Redes Sociales

Hazte amig@ de esta web viajera en las Redes Sociales Facebook y Twitter y podrás enterarte de las últimas novedades, comentar fotografías, vídeos y muchas más sorpresas.

Logo Facebook





Relatos y artículos
Léeme también aquí

Mis artículos en Cadenaserviajes

Mis artículos en Los40viajes

HOY NO TE PIERDAS…

+ Un amplio reportaje sobre la Expedición Kamal al Desierto Líbico en Egipto. Un viaje de una vez en la vida...

Jebel Uweinat (Egipto)

+ Tenemos sección de fotografía: El instante viajero. ¿Le echas un vistazo?

El hombre santo de Benarés (Sadhu de India)

+ Entramos al corazón de las minas de Potosí (Bolivia), la puerta del infierno.

Potosí

+ Lugares increíbles que se están perdiendo en Siria por culpa de la guerra

Casas colmena de Siria

+ Algunas "cositas buenas" que aprendí en mi último viaje a Sevilla

Guitarra en Sevilla

+ Izamal es uno de los pueblos mágicos de México que más nos entusiasmaron.

Calle de Izamal (Yucatán, México)

+ La ruta de los castillos de Guadalajara, una escapada fabulosa desde Madrid.

Castillo de Sigüenza (Guadalajara)

+ Una guía detallada y útil del viaje a la Aquitania (Francia): Burdeos y el Périgord

Castillo de Monbazillac (Périgord, Francia)

+ ¿Sabes que hay una Capadocia en Irán? Se llama Meymand y es una aldea troglodita.

Foto de la aldea troglodita de Meymand (Irán)

+ Te propongo 10 ideas de disfrutar un viaje de invierno a Andorra aunque no sepas esquiar

Con raquetas de nieve en Andorra

+ Me gusta Madrid. Pero me gusta mucho más Madrid desde un segway. ¿Te atreves a montar?

En un segway en Madrid

+ Desde el Périgord os mandamos una postal

Una casa en Beynac sobre el río Dordoña

+ Viajamos hasta Holašovice, cuna del barroco rural en Bohemia del Sur y Patrimonio de la Humanidad

Foto de Holasovice (Bohemia del Sur, República Checa)

+ ¿Quieres ver fotografías de la ciudadela de Bam (Irán) 10 años después del terremoto?

Foto de Bam (Irán) 10 años después del terremoto

+ Una escapada invernal a Saint-Lary (Pirineo francés) sin ponerme los esquís.

Valle de Badet (Francia)

+ ¿Vienes a darte un paseo a una ciudad fantasma y abandonada como Kharanaq, en Irán?

Foto de Kharanaq (Irán)

+ Te recomiendo 10 cosas que ver y hacer en Český Krumlov, la ciudad más bella de República Checa.

Foto de Cesky Krumlov (República Checa) durante la hora azul

+ Os damos 50 consejos útiles para tu viaje a Irán. Imprescindible para quienes quieran ir a tierras persas.

Foto de mujer en un callejón de Yazd (Irán)

+ Hacemos balance de un año 2013 cargado de viajes y muchas emociones.

Foto en la ciudadela de Rayen (Irán)

+ Uno de los lugares más sobrecogedores que conocí de China, las grutas de Yungang y los 50000 budas del Monte Wuzhou

Foto de las Grutas de Yungang (China)

+ Siempre que viajo trato de traerme cosas. Os muestro algunos fetiches con los que busco hacer un viaje que nunca termina.

Máscara antigás y botiquín de un búnker hospital de Budapest

+ Paseamos por la que fuera Embajada de Estados Unidos en Teherán para ver sus curiosos graffitis antiamericanos.

Pintura en la que fuera Embajada de Estados Unidos en Irán

+ Un viaje al corazón de la Navidad en Praga y Bohemia del Sur (República Checa)

Foto del mercado de la plaza de Cesky Krumlov (Bohemia del Sur, República Checa)

+ ¿Sabéis cuáles son los 5 desiertos más espectaculares que he visto nunca? Os lo cuento...

Foto de Ksar Gilane (Túnez)

+ Os muestro cómo moverse en Irán. Recopilación de medios de transporte en el país con precios y consejos.

Coche en Irán (Kaluts)

+ Lisboa, probablemente la ciudad más romántica del mundo, fue el escenario para pedirle matrimonio a Rebeca.

Tranvía de Lisboa

+ Todos los hoteles del viaje a Irán al detalle. Segunda parte de la Guía práctica.

Noghli House de Kashan

+ Un precioso paseo fotográfico por la noche en la ciudad polaca de Gdansk.

Estatua de Neptuno en Gdansk

+ No es fácil ser blogger de viajes. Os lo explico con una parodia grabada en vídeo.

Con Avistu y Adri en el Estadio de Gdansk

+ La guía práctica más completa del viaje a Irán. La primera parte está dedicada a la ruta.

Meybod (Irán)

+ Formo parte de una agrupación profesional de blogueros llamado Travel Inspirers. ¿Quieres conocernos?

Travel Inspirers

+ Las postales mandadas en caliente desde Irán

Kaluts

+ Cuando el arte urbano y la solidaridad se mezclan en el corazón de Gambia

Niño en Gambia

+ Recorremos en vídeo el altiplano andino en Bolivia. ¡Toda una aventura!

En una de las Lagunas altiplánicas de Bolivia camino a Uyuni

+ Una de las rutas terrestres más apasionantes del mundo: El Altiplano andino entre San Pedro y Uyuni.

+ Una confesión... cinco lugares del mundo donde me gustaría retirarme algún día.

Monte Fitz-Roy (El Chaltén, Argentina)

+ Una guía completa del Gers, el alma mosquetera de Gascuña (Francia).

Simarro (Gers, Francia)

+ Viajamos a Khiva, la ciudad de las mil y una noches que se encuentra en Uzbekistán.

Khiva

+ Entramos a minas y fábricas abandonadas en Ostrava. La cara más desconocida de República Checa.

Mina de Ostrava

+ ¿Quieres saber dónde están las mejores vistas de Midtown Manhattan en Nueva York? El nombre es Gantry Plaza State Park...

Gantry Plaza State Park (Nueva York)

+ Vídeo de una colonia de elefantes marinos en Punta Ninfas, en la Patagonia argentina.

Elefante marino

+ El lugar que andaba buscando en Gambia... Tanji

Mercado de Tanji (Gambia)

+ Nos adentramos en Pennsylvania para saber más sobre los amish de Lancaster.

Carruaje amish en Lancaster

+ Un viaje a Gambia contado a través de 10 fotografías.

Viaje a Gambia

+ La carretera más desastrosa y surrealista de mi vida. Ocurrió en Bolivia...

Carretera de Rurrenabaque

+ Estuvimos en la televisión contando intensas experiencias viajeras en África. Ya puedes ver el vídeo de nuestra intervención en "Tenemos que hablar".

En el programa de TVE1 Tenemos que hablar

SOY TRAVEL INSPIRERS

Travel Inspirers

TERTULIAS VIAJERAS

Tertulias viajeras

MOCHILERO EN AMÉRICA

Mochilero en América ha sido una aventura de 7 meses narrada en directo. Un viaje que comenzó sin billete de vuelta a través de los ojos de un viajero.
Colaboro con:

Paralelo 20, cada sábado se habla de viajes en Radio Marca

Archivos