Ideas para una escapada perfecta en el Alto Ampurdán

El último salto de la Costa Brava antes de entrar a Francia por Portbou o la Jonquera no puede ser más prometedor. El Alto Ampurdán (oficialmente en catalán Alt Empordà) guarda vibrantes propuestas para todos los gustos en el que lo mismo te tiras en paracaídas como que te dejas caer por un silencioso claustro románico de un monasterio del medievo. Con playas espléndidas, un cielo gastronómico de Estrellas Michelin, soberbios conjuntos arqueológicos como Ampurias y buena parte del universo creativo de ese genio llamado Salvador Dalí. Por si parece poco tiene castillos, pueblos con encanto, festivales de música y un buen número de bodegas donde brindar por la nueva cosecha a este lado del Mediterráneo.

Ventana de la casa de Dalí en Portlligat (Cadaqués, Alto Ampurdán)

Para disfrutar de una escapada perfecta a esta comarca gerundense, me gustaría compartir contigo una serie de ideas que harán que tu viaje sea lo más completo posible. ¿Quieres saber qué ver y hacer en un viaje al Alto Ampurdán? Entonces no lo pienses más y acompáñame… 

Recuerdo que durante mi infancia pasé un verano en Roses con mis padres y mi hermana. Que con la mayoría de edad recién adquirida regresé de un interrail por Europa cruzando en tren por Portbou. O que no hace demasiados años estuve conociendo Cadaqués, Portlligat o Empuriabrava (donde me tiré en paracaídas) junto a otros compañeros bloggers. Luego hubo otro viaje en coche por la Costa Brava de festival en festival y en esta última ocasión entré tras recorrer la comarca de La Garrotxa, un paraíso de volcanes, masías y maravillosos pueblos anclados en la Edad Media. Es decir, es una zona a la que le he dedicado unas cuantas veces y aún así me sigue quedando mucho por hacer en el Ampurdán (tanto en el alto como en el bajo).

Casa de Portlligat (Cadaqués, Alto Ampurdán)

¿Qué ver y hacer en el Alto Ampurdán? ¡Aquí va una ronda de propuestas!

Son, por tanto, unas cuantas escapadas por el prodigioso e intenso norte de Cataluña, así que me veo en disposición de poder recomendarte unas cuantas ideas para disfrutar de lleno la comarca del Alto Ampurdán. Un destino muy de verano pero que merece la pena en las cuatro estaciones del año. Toma nota y apunta todo lo que puede dar de sí tu escapada al refugio de artistas, gastrónomos y bon vivants que no piensan con la cabeza sino con el Mediterráneo…

Gato en Cadaqués (Alto Ampurdán, Cataluña)

Persigue las huellas de Dalí en Figueres y Portlligat

¡Estás en territorio Dalí! Así que ten cuidado no empiecen a derretirse los relojes o te salga un bigotillo fino como un pincel. El máximo exponente del surrealismo en el arte nació en el número veinte de calle Monturiol de la localidad de Figueras (oficialmente Figueres), capital de la comarca. Está enterrado en el gran teatro-museo, que actualmente está en el podio de los más visitados en toda España. Cedió buena parte de sus obras tanto a este museo como al Reina Sofía de Madrid.

Pero en Figueras no se cierra el círculo “daliniano altoampurdanés”, ni mucho menos. Con Gala, su amor y su musa, vivió en una preciosa casa frente al mar en Portlligat (Cadaqués). La inspiración le venía mirando por la ventana en un escenario “mediterráneamente” habitado que bien podría ser uno de los muchos cuadros de este genio catalán. A la muerte de Dalí, la casa se quedó intacta (no se movió prácticamente ni una silla) y desde entonces recibe a los visitantes en la que es una de las mayores atracciones turísticas de la Costa Brava. Un lugar donde es fácil entender muchas de las excentricidades del artista porque están plasmadas en todas las dependencias tanto interiores como exteriores de su hogar frente al mar.

Casa-museo Dalí en Portlligat (Cadaqués, Alto Ampurdán)

No te debes perder la casa de Dalí en Portlligat bajo ningún concepto. Sólo te adelanto que te recibirá un oso polar portando un candil…

DATOS PRÁCTICOS

+ Teatro-museo de Dalí en Figueres: Abre todos los días de la semana. Entre y septiembre (incluidos), de 9:00 a 20:00 horas, con último acceso tres cuartos de hora antes de la hora de cierre. De marzo a junio, así como en el mes de octubre, el horario de apertura es de 9:30 a 18:00 horas, mientras que el resto del año abre entre las 10:00 y las 18:00 horas. La entrada individual cuesta 14€, aunque es posible hacer una visita privada con guía profesional y saltándose las largas filas que se montan.

 

Estatua de Dalí en Cadaqués (Alto Ampurdán, Cataluña)

 

+ Casa-museo de Dalí y Gala en Porlligat: Abre durante todo el año salvo en las tres últimas semanas de enero y primera de febrero. Del 15 de junio al 15 de septiembre su horario es ininterrumpido de 9:30 a 21:00 (último acceso 20:10). El resto del año abre de 10:30 a 18:00 (último acceso 17:10). El precio de la entrada de adultos es 11 euros y ésta debe reservarse con antelación.

Enamórate en las calles de Cadaqués

Cadaqués plasma a la perfección lo que la Costa Brava ha pretendido ser siempre y ha conseguido. Un bellísimo pueblo con mar de los de empedrado de pizarra y casas blancas a las que se agarran las buganvillas que durante buena parte del siglo XX atrajo a más artistas de los que jamás nadie hubiese podido imaginar. Cuando el pirata Barbarroja arrasó este pueblo marinero en 1543 no se imaginó que un día resucitaría para ser la postal de un Mediterráneo luminoso e inspirador.

Cadaqués (Alto Ampurdán, Girona)

En Cadaqués báñate en sus playas a pie de pueblo, toma un barco para contemplarla en la distancia y, sobre todo, camina. Esas cuestas son menos cuando, de sombra en sombra y de callejón en callejón, se llega a la altura de la iglesia de Santa María para admirar en su interior un majestuoso retablo barroco de 1723 en la que los marineros, quienes sufragaron la obra, sostienen esta maravilla diseñada por Jacint Morató i Soler y esculpida por Pau Costa y Joan Torres. Fuera de la iglesia los tejadillos de Cadaqués se pierden en el mar de esta bahía natural donde la brisa es otra compañera de viaje más.

Tejados de Cadaqués (Alto Ampurdán, Cataluña)

Muy cerca queda Portlligat con la estela de Dalí o la sensación de finis terrae que ofrece el Cap de Creus, por lo que Cadaqués resulta una base excelente para recorrer los últimos retazos del Alto Ampurdán antes de llegar a Francia.

Fachada de Cadaqués (Alto Ampurdán, Cataluña)

TAPAS CON ESTILO EN CADAQUÉS: Si viajas a Cadaqués y quieres darte un capricho gastronómico, acude con celeridad a la Plaça des Poal número 3 y pide mesa (si el tiempo lo permite en terraza mejor) en Enoteca MF (parte del universo bodeguero Martín Faixó). Allí las tapas son auténticas obras de arte donde el mar y el vino tienen mucho que decir. El carpaccio de gambas, el atún rojo o el tataki de salmón con guacamole te harán perder la razón.

Salta en paracaídas (o al menos haz el túnel del viento) en Empuriabrava

En Empuriabrava se vuelcan más que nadie con el turismo activo. Su aeródromo es casi tan visitado en la Costa Brava como la casa de Dalí, aunque allí en vez de admirar obras de arte uno saborea las sensaciones de una caída libre. Puede ser mediante un salto en paracaídas (tipo tándem, con un instructor a tus espaldas) viendo el Cap de Creus al fondo cuando te tiras (o más bien te tiran) de la avioneta o, para quienes no se atrevan del todo a llevarlo a cabo, flotando en el túnel del viento. Es la forma en la que entrenan muchos paracaidistas y se suelta adrenalina sin tener que pasar por el suplicio de asumir que estás a más de diez mil pies de altura.

He tenido la suerte de hacer ambas actividades y las recomiendo ambas. Luego para reirse de las caras que pone uno, pues se lleva el vídeo a casa y se sube a las redes sociales.

Ofrece un brindis a Su Majestad el Cap de Creus

Las carreteras que llevan al Cap de Creus son inescrutables… Así que lo mejor es dejarse llevar por los rigores geológicos del emperador de la tramontana, de una península rematada en un cabo llamado así por las cruces (creus en catalán) en las cartas de navegación haciendo referencia a la gran cantidad de barcos hundidos en sus aguas. A vista de pájaro el Parque Natural del Cap de Creus es una forma envidiable de admirar el punto más oriental de la Península Ibérica. Curvas, curvas y más curvas que van a parar a un faro, y de ahí a un desgastado restaurante con mirador donde venir a brindar con las mejores vistas de esos acantilados que esconden calas para los más valientes.

Cap de Creus (Alto Ampurdán, Girona)

Ofrecer un brindis a Su Majestad el Cap de Creus es brindar con la esencia misma del Mediterráneo. Las rocas marinas en la superficie se muestran como musas modeladas por el viento y el agua. La erosión convertida en arte. Y el final de todo en un faro custodiado por un ejército de gaviotas.

Paisajes del Parque Natural del Cap de Creus (Alto Ampurdán, Girona)

Atrapa el mejor románico en los monasterios ampurdaneses

A estas alturas del norte de Cataluña el románico se va haciendo más y más excelso. E incluso reconocible. Se deja entrever en este camino del medievo cómo el sello del Maestro de Cabestany asciende por el litoral gerundense en esos capiteles y conjuntos escultóricos capaces de explicar las sagradas escrituras a quien no sabía leer ni su propio nombre. El señor del románico en el Alto Ampurdán, vigilando desde las alturas las últimas acometidas del Cap de Creus, Port de la Selva y compañía, es el monasterio de Sant Pere de Rodes. Un conjunto de postal cuyo fondo son el mar, la montaña y un campanario rectangular y ventanas geminadas que invita a entrar a uno de los conjuntos románicos más prodigiosos e imponentes de la comarca.

Monasterio de Sant Pere de Rodes (Costa Brava, Cataluña)

HORARIOS Y PRECIOS: Sant Pere de Rodes abre durante el verano de de martes a domingo de 10.00 a 20.00 horas, mientras que el resto del año lo hace entre las 10.00 y las 17.30 horas. Precio de entrada: 4,50€

Mucho más humilde, además de desconocido, resulta el monasterio de canónigos de Santa María de Vilabertrán, a escasos diez minutos de Peralada, y con un claustro pequeño cuyo secreto no es otro que la delicada sencillez de sus composiciones. Este edificio, que acogió una comunidad de clérigos desde el siglo XI, guarda una inmensa cruz de plata con un pedazo del lignum crucis (la cruz de Cristo) que se salvó por los pelos de desamortizaciones y guerras varias.

Claustro del monasterio románico de Vilabertrán (Alto Ampurdán, Costa Brava)

HORARIOS Y PRECIOS: Del 1 de julio al 31 de agosto abre de martes a domingo de 10.00 a 13:30 y de 15:00 a 18:30 horas. El resto del año lo hace de jueves a sábados de 10:00 a 13:30 y de 15:00 a 17:30 horas. Domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas. El precio de la entrada es de 3 euros. 

 

Monasterio de Santa Maria de Vilabertrán (Alto Ampurdán, Girona)

Ya en Peralada, accediendo por la oficina de turismo de la localidad, se puede visitar el pequeño claustro de un monasterio dominico (es lo único que queda del mismo) y admirar capiteles más elaborados.

Claustro del convento de Santo Domingo en Peralada (Costa Brava, Girona)

La considerada catedral del Ampurdán en Castelló d’Empùries no es románica, pero al mejor gótico catalán tampoco se le puede dar la espalda. Sobre todo cuando te asomas por la tarde al pórtico principal de la basílica de Santa María y ves cómo los rayos de sol se clavan tanto en el rosetón central como en la escena de los reyes magos na en el tímpano. Eso sí, no te quedes en la puerta y entra hasta el fondo. Porque verás un retablo de alabastro en gótico flamígero con un nivel de detalle en los personajes que lo forman y que invita a quedárselo mirando horas.

Pórtico de la Basílica de Santa María en Castelló d'Empúries (Costa Brava, Girona)

Retrocede el reloj más de dos mil años en las ruinas de Ampurias

Antes te hablaba del siglo X, pero para esta ocasión te pido que retrases tu reloj bastante más. Ponte a las 00:00 del año 575 antes de Cristo. En ese instante los griegos desembarcaban a este lado de la costa mediterránea para levantar Ampurias, puerta de entrada de los pensamientos y maneras de la cultura occidental. Hoy día se pueden seguir las huellas, que son muchas, de la antigua ciudad griega (detrás está la parte romana, mucho más grande todavía) y sentir el peso de la Historia de uno de los núcleos de población sin los cuales se podría entender Hispania ni las bases de lo que Europa es hoy día.

Ruinas arqueológicas de Ampurias (Alto Ampurdán, Costa Brava)

Ampurias (en catalán Empúries), que en griego antiguo se refería a “puerto de comercio” o “mercado”, se trata de uno de los yacimientos arqueológicos grecorromanos más importantes de la costa mediterránea española. No puedes dejar de hacer una visita dentro de la localidad de Sant Martí d’Empúries, muy cerca de la emblemática villa marinera de L’Escala, que te dará para varias horas (incluyendo el museo o la visita teatralizada que se hace en el criptopórtico, la galería subterránea de una villa romana.

Asklepio en Ampurias (Alto Ampurdán, Costa Brava)

HORARIOS Y PRECIOS: Del 1 de octubre al 15 de noviembre abre de lunes a domingo de 10:00 a 18:00, mientras que del 16 de noviembre al 15 de febrero de 10:00 a 17:00. Entre el 16 de febrero al 31 de mayo de lunes a domingo de 10:00 a 18:00. Del 1 de junio al 30 de septiembre aumenta su horario de 10:00 a 20:00 horas. El precio de entrada general es de 5€ e incluye la visita al yacimiento, así como al museo (con audioguía para el público individual).

  Asklepio en el museo de Ampurias (Alto Ampurdán, Costa Brava)

Para visitas guiadas reservas y otras informaciones: www.mac.cat/esl/Sedes/Empuries/Informacion-para-la-visita 
Tel. 972 77 02 08
Tel. reservas 972 77 59 76
reservesempuries@gencat.cat

Asiste a festivales con estilo

Si te gusta la buena música no dudes que has acertado plenamente. El Alto Ampurdán, y por extensión toda la Costa Brava, se convierten en auténtico territorio festivalero. Durante los meses de verano hay programados conciertos cada día con cabezas de cartel muy sonadas tanto a nivel nacional como internacional. Y para todos los gustos. Además el concepto de festival en esta zona incide mucho en el entorno donde se dan estos espectáculos, siendo, por ejemplo, el Festival Castell de Perelada, uno de los más destacados, puesto que tiene lugar en los jardines de un precioso castillo.

El castillo de Peralada da nombre a uno de los mejores festivales de música de la Costa Brava

No son shows multitudinarios y se requiere reservar con antelación, así que si viajas a la provincia de Girona en los meses de verano, entérate de la programación y hazte con tus entradas cuanto antes. ¡Hay muchísima demanda!

Earth, Wind and Fire en el Festival Castell de Peralada (Costa Brava)

Información sobre festivales y conciertos para este verano en la Costa Brava: www.costabravagironafestivals.com/?post_type=tribe_events

Disfruta de la gastronomía con estrella del Alto Ampurdán

El Alto Ampurdán es sinónimo de alta cocina y estrellas Michelin. Si bien El Bulli de Ferran Adrià ya no existe, quedan paraísos con “estrellas” como Miramar en Llançà, Els Brancs en Roses y muchos otros. Y si te sales a otras comarcas de la provincia la cosa no deja de multiplicarse.

Salmón en Enoteca MF en Cadaqués (Alto Ampurdán, Costa Brava)

¡Pero hay tantísimos lugares que merecen la pena! Como los ya mencionados Villa Teresita en L’Escala o Enoteca MF en Cadaqués, que formaron parte de nuestra ruta gastronómica por la zona y no puedo dejar de recomendarte. Lugares donde se le presta un cuidado exquisito a los productos de la tierra, que se presentan de las formas más innovadoras. Al fin y al cabo la Costa Brava lleva mucho tiempo luchando por ser un referente gastronómico a nivel mundial. Algo que nadie duda que ha logrado.

Carpaccio de gambas

Haz enoturismo por la Denominación de Origen Empordà

La comarca tiene su propia Denominación de Origen de vinos. Empordà, que también abarca al Bajo Ampurdán (con pueblos maravillosos como Peratallada, Pals o Monells). Ya está señalada una ruta del vino con bodegas y vinotecas donde hacer enoturismo del bueno. Toma nota de un lugar situado casi a medio camino entre Roses y Cadaqués, en lo alto del Parque Natural del Cap de Creus. Se llama Celler Martín Faixó (www.cellermartinfaixo.com) y permite celebrar una experiencia enoturística completa con visitas guiadas, restaurante e incluso un hotel con vistas a los viñedos.

Brindando en Celler Martín Faixó (DP Empordà, Girona)

Eso sí, no lo olvides. ¡Si bebes, no conduzcas!

Y, por supuesto… ve a la playa

No lo dudes y date un chapuzón algunas de las muchas playas y calas del Alto Ampurdán. El Golfo de Roses es probablemente el mayor emblema del sol y playa de la comarca, al igual que L’Escala. Pero no te quedes en las playas multitudinarias. Trata de salir a buscar encantadoras calitas como Montjoi, Montgó, Cala Grifeu o Cala Cativa en Port de la Selva. Además el verano en este rincón privilegiado de la península va más allá de junio, julio y agosto. Al final de la primavera y durante buena parte del otoño estos paraísos costeros reservan sus buenas condiciones climatológicas y permiten alargar la temporada estival mucho más tiempo (y sin tanta gente).

Playa de Portlligat (Cadaqués, Alto Ampurdán)

Y si eres de las personas a las que le sobra el bañador toma nota de estas playas nudistas: Cala Tamariua en Port de la Selva, las callas Canadell o Calitjàs en Roses y Playa S’Alqueria Gran en Cadaqués.

Más información sobre la Costa Brava en la web es.costabrava.org y en la página oficial de turismo catalán www.catalunya.com

Sele en Cadaqués (Alto Ampurdán, Costa Brava, Cataluña)

¿Qué te parecen estas ideas para disfrutar de un viaje intenso en el Alto Ampurdán? Como ves, tienes espacio en tu maleta para para introducir cultura, historia, naturaleza, buena gastronomía y un montón de días soleados. Ahora sólo falta que digas… ¿Cuándo? Aunque eso ya, depende de ti…

Sele

PD: No os perdáis todos los artículos dedicados a Cataluña en este blog. Ni la sección general titulada RINCONES DE ESPAÑA con información sobre un montón de lugares increíbles que tenemos más cerca de lo que parece.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *