Rumbo a Madeira, la isla portuguesa de la eterna primavera

Todavía no me he bajado de la góndola veneciana y ya tengo las maletas preparadas para descubrir un nuevo destino. Esta vez me marcho rumbo a Madeira, enclave portugués en la Macaronesia a 700 kilómetros al norte de las islas Canarias y 800 al sur de Lisboa. La gran isla de Madeira, con Funchal como capital, un evidente origen volcánico y bosques de laurisilva protegidos por la UNESCO dentro del conglomerado de lugares que forman parte del Patrimonio de la Humanidad, se trata de uno de esos destinos a los que le tenía en la lista de espera desde hace tiempo. Por eso deseo recorrerla a fondo, salir a buscar ballenas en barco, degustar platos típicos en tabernas con espíritu luso en su vertiente más subtropical y, en definitiva, sorprenderme de un archipiélago demasiado desconocido para mi como para no haber llamado antes a su puerta.

Paisaje de Madeira

Vamos a ver cuánto pueden dar de sí cinco días en Madeira, viaje que ya ha comenzado y del que os iré contando cosas estos días para que aprendamos juntos sobre la que muchos dicen se trata de la perla lusa del Atlántico

¡¡Más Madeira!! Un viaje de última hora… y con amigos

Esta vez no me voy solo. Para esta escapada isleña estaré bien acompañado de mis amigos y compañeros de Travel Inspirers con sus blogs y sus redes completamente on fire estos días. Hablo de Isaac de Chavetas (a quien agradezco que me prestara las fotos para este post), Pau de El Pachinko, Carlos como representante de Guías Viajar, Nani Arenas de La Viajera Empedernida y Avistu de Viajablog. También Paco Nadal tiene un pasaje asegurado para Madeira, pero vendrá más tarde en cuanto termine sus andanzas en tierras chinas (precisamente en mi amada Yunnan), para filmar un vídeo estratosférico de los suyos.

Litoral de Madeira

Algunos propósitos para este viaje

Pasarlo bien está asegurado. Y sorprenderse por la belleza natural de la isla de Madeira también. Pero hay algunas cosas sin las cuales no pienso volver a casa:

– Buscar ballenas y delfines en barco. Es uno de los destinos TOP para el avistamiento de cetáceos.

– Perderme por las empinadas calles de la ciudad vieja de Funchal.

– Montarme en uno de esos carros tan típicos de la isla que están hechos… ¡de mimbre!

– Buscar los rincones más fotogénicos de la isla de Madeira. Hay unos acantilados que tienen una pinta estupenda…

– Visitar las típicas casas de Santana que recuerdan a las barracas valencianas de la Albufera (o a una versión colorida de las que poseen las aldeas japonesas de Shirakawa-go)

Panorámica nocturna de Funchal (Madeira)

Sigue esta escapada a Madeira

La partida es temprano este mismo lunes 20 de marzo. Como en otros viajes te recomendamos que estés atentos a las redes sociales de El rincón de Sele Facebook, Twitter e Instagram (en las dos últimas soy @elrincondesele), porque las utilizaré para contarte en directo este viaje mientras haya una conexión que funcione medianamente bien. Y a mi regreso ten por seguro que daré buena cuenta de lo que acontezca en este viaje.

Instagram de El rincón de Sele

Una vez regresado de este destino ya he publicado los siguientes posts:

+ Carta desde Madeira, el paraíso templado.

+ 10 razones que inspiran viajar a Madeira.

+ Un collage de paisajes en Madeira.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele 

Canal Facebook

En Instagram @elrincondesele

email

2 comentarios en “Rumbo a Madeira, la isla portuguesa de la eterna primavera

  1. Preciosas fotos, y aunque nunca he ido allá, pues se ve fantástico. Luce espectacular. Muy buen blog, las fotos llaman mucho la atención, están de verdad muy hermosas, bien seleccionadas. Exitos!

  2. Seguiremos de cerca esta mini aventura. Además, según he leído, de este viaje va a salir otro más grande con Chavetas…….Estaremos muy pero que muy atentos. Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *