El Meandro del Melero, uno de los paisajes más bonitos de España

El conocido como Meandro del Melero (o Meandro El Melero), con el río Alagón haciendo su giro más complejo, podría definirlo como una de las postales paisajísticas más hermosas de cuantas hay en España, con lo que eso supone. Cuando es contemplado en su máxima plenitud en el límite más oriental de Las Hurdes, concretamente en el mirador de La Antigua, uno se pregunta cómo no ha ido a parar antes a semejante gloria de la naturaleza patria. Y las respuestas que surgen no son más que silencio. O puede que tan sólo un suspiro escapándose con timidez entre el sosiego de un panorama de gran entidad al que de manera sorprendente no han llegado los focos que bien merece.

¿Qué pasaría si el Meandro del Melero estuviese en otro país? ¿No creéis que sería un lugar eterna y justamente inmortalizado? O quizás puede ser que la gracia de esta joya natural consista precisamente en ese factor, que garantiza la sorpresa y el encantamiento de quienes no se esperan un lugar así de ningún modo por mucho que se lo hayan contado. 

¡Cáceres, encantado de conocerte!

Siempre he pensado que Cáceres, o, mejor dicho, Extremadura entera, es una perfecta desconocida que camina sin hacer demasiado ruido, como si su destino fuese el de ser tan humilde que deben ser quienes la visitan la que doten de todos los elogios. Y motivos para ello hay de sobra. Me vienen a la mente rincones absolutamente fabulosos de esta provincia. El monasterio de Guadalupe, Trujillo, los valles de La Vera, Ambroz o el Jerte, la melancolía de Sierra de Gata, el casco viejo de la ciudad de Cáceres, las Peñas del Barrueco como escenario de la séptima temporada de Juego de Tronos, Monfragüe y su pacto con la Madre Tierra… Y, por supuesto, Las Hurdes, protagonistas de mi último viaje a tierras cacereñas, y uno de esos últimos paraísos de la Península Ibérica.

Puente de Los Machos en Las Hurdes (Cáceres)

El Meandro del Melero desde el mirador de La Antigua

La provincia de Cáceres es rica en miradores, pero es dentro de la “España húmeda” donde tiene los más sobresalientes. El norte cacereño en Sierra de Gata y Las Hurdes, tan verdes que uno se cree en cotas ciertamente cantábricas, se podrían definir como un mar de montañas, de sierras frondosas salpicadas de ríos, saltos de agua y piscinas naturales que dotan de “costa” a una región que no tiene océano pero que no parece necesitarlo.

Meandro del Melero desde Las Hurdes (Cáceres)

Ya sólo en la comarca de Las Hurdes hay tantos escenarios de naturaleza radiante que resuenan nombres como Chorro de la Meancera, la cascada de Los Ángeles o el enrevesado curso del valle del Malvellido. Pero ninguno tan alto y tan fuerte como el del Meandro del Melero.

Sele en el Meandro de El Melero desde el mirador de La Antigua (Las Hurdes, Cáceres)

No se puede obviar un dato, este meandro está en territorio de Castilla y León, concretamente en la provincia de Salamanca. De hecho la célebre localidad de La Alberca, históricamente ligada a Las Hurdes durante siglos como parte del territorio de los Duques de Alba, se sitúa apenas a media hora de carretera de allí. Pero en Las Hurdes, saliendo por Riomalo de Abajo y tomando una carretera parte asfaltada y parte tipo pista forestal (aunque accesible a todo tipo de vehículos), se encuentra el balcón perfecto para vislumbrar este fenómeno natural en el que el Alagón da una vuelta sobre sí mismo para engullir una isleta repleta de árboles (Isla de Romerosa). Su nombre, mirador de La Antigua. Digamos pues que el palco de honor del Meandro del Melero es 100% hurdano, aunque realmente a los visitantes les suele importar un bledo estas cuitas fronterizas. ¿Qué más da si estamos hablando de uno de los paisajes más bonitos de España?

Tras secundar la pista que nace al poco de abandonar Riomalo de Abajo hallamos un pequeño aparcamiento donde ya se pueden tomar buenas fotos y unas escaleras que bajan hasta un segundo mirador de piedra que parece colgar de manera milagrosa. Ese es el lugar preciso para quedarse todo el tiempo que haga falta (o disfrutar del paisaje en distintos momentos del día). Quizás el mejor momento para vislumbrar y fotografiar el Meandro del Melero sea la tarde, cuando el sol se pone detrás de nosotros y alumbra los brezos, el río y ese pasto verde casi fosforito que sobresale de la despoblada islita. Si hay suerte al final del día, sobre todo en época de berrea, los ciervos bajan a beber agua, sin incomodarles en absoluto la presencia de curiosos en el balcón de Las Hurdes.

Foto panorámica del Meandro del Melero desde el mirador de La Antigua (Las Hurdes, Cáceres)

Existe, incluso, la posibilidad de hacer una ruta de senderismo y caminar por la orilla antes de llegar de nuevo a Riomalo de Abajo y darse un chapuzón en su piscina natural del río Ladrillar. Esta ruta es conocida como la vereda de los pescadores y permite gozar del paisaje del meandro desde una bella perspectiva en la base de este monumento natural.

Sele fotografiando el Meandro del Melero (Las Hurdes, Cáceres)

Un imán para descubrir Las Hurdes llamado Meandro del Melero

Es seguro que el mirador de La Antigua, que traza el mejor cuadro posible del Meandro del Melero, se trate del mejor imán de Las Hurdes que existe hoy día. Con mucho más magnetismo que las historias en blanco y negro vertidas sobre la comarca durante mucho tiempo, aunque hay que reconocer que también sirvieron para poner el mapa a esta remota y hasta hace no mucho aislada comarca cacereña. Actualmente Las Hurdes conforman un viaje de leyenda a todo color, una partida en busca de paisajes como el tratado en este artículo o de las mejores muestras de arquitectura negra en las viejas y encantadoras alquerías hurdanas. De pedacitos de autenticidad marcados en la mirada de la gente, en la tierra hija de los hombres de la que habló Unamuno o en las ricas ensaladas de limón y naranja que componen uno de los collages gastronómicos más deliciosos y reconocidos de la comarca.

Paisaje primaveral en Las Hurdes (Cáceres, Extremadura)

Se empieza viajando a Las Hurdes por el Meandro del Melero, uno de los paisajes más estupendos y menos reconocidos de España, y se termina uno enamorando de ese mar de sierras verdes que se escapan en el horizonte del preciado y precioso norte de Cáceres.

Sele

PD: Mi agradecimiento a Ángel de Traslahuellahurdana.es por contarme tantas cosas del Meandro del Melero y de la comarca de Las Hurdes.

PD2: Junto a Las Hurdes está Sierra de Gata, la cual os aconsejo 100%. Tampoco os perdáis la sección RINCONES DE ESPAÑA con todos los artículos dedicados al país que me vio nacer.

email

4 comentarios en “El Meandro del Melero, uno de los paisajes más bonitos de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *