Viajando a las aldeas de las casas pintadas de Gambia

Arte callejero en algunas de las aldeas más desfavorecidas de Gambia por una buena causa. Ese es el leit motiv de un proyecto llamado Wide Open Walls consistente en llevar lo mejor del arte urbano a distintas poblaciones del más pequeño de los países del África continental que se encuentran fuera de cualquier ruta turística. De esa forma la idea es poner en el mapa a lugares totalmente desconocidos, atrayendo la atención de los viajeros que llegan a Gambia y tratando de implicar a la población local. Hubo artistas que se prestaron desinteresadamente como el belga ROA, el sudafricano Freddy Sam o el español Remed, y las huellas de su trabajo se conservan en los muros de viviendas o graneros allá donde no llega el asfalto y los gruesos troncos de baobab dan sombra a la arena roja de los senderos. Rincones perdidos y anónimos en los que la inocencia y las sonrisas de los pobladores son el mejor regalo que recibe el se apresura a llegar hasta ellos.

Dibujo de una de las aldeas pintadas de Gambia

Durante el último día del viaje que hice a Gambia nos salimos de las carreteras corrientes para adentrarnos al corazón del país. Fue justo después de ver unas imágenes por internet, averiguar dónde habían sido tomadas y tratar de ir a toda costa. Aldeas como Galoya, Macumbaya y Bafulotu, con sus casas pintadas y la compañía de decenas de niños, se convirtieron en el centro de la diana de un viaje a un proyecto realmente encantador. Leer artículo completo ➜

El arte de perderse (o dejarse perder) en Bangkok

He tardado un mundo en ir a Tailandia. Quizás demasiado. Y creedme, no comprendo el porqué de semejante eternidad. Tuvo que ser en una larga escala de varios días antes de partir a Myanmar para eliminar de una vez por todas pretextos vacuos y así poder por fin mirar a los ojos a una ciudad como Bangkok. El mero hecho de viajar a la capital thai ha permitido que me perdiera entre callejones y khlongs, caminar entre estatuas de Buda y pinturas del Ramayana en las paredes, asomarme a grandes rascacielos y navegar a cualquier hora en una barca larga por los últimos recodos del Chao Phraya, el conocido como río de los reyes. He de reconocer que jamás en la vida me hubiera imaginado que una ciudad pudiera absorberme tanto el seso hasta olvidarme incluso de quién era. Porque Bangkok me ha seducido por completo. Y deduzco que para siempre.

Gran Palacio Real en Bangkok (Tailandia)

El arte de perderse (o dejarse perder) en Bangkok es la razón de ser de una de las experiencias viajeras más hilarantes y menos sujetas a tu propio control. Cuando te quieres dar cuenta de las cosas, la ciudad de los mil mundos se ha instalado en tu azotea. Leer artículo completo ➜

Resumen de un 2015 con grandes viajes y escapadas

Termina el 2015 y es momento de hacer balance, sobre todo de los grandes momentos vividos durante el mismo. Si bien 2014 había puesto el listón muy alto, se puede decir que en éste también nos hemos movido mucho. Ha habido grandes viajes, viajes de media distancia y escapadas adorables con las que romper la inercia de la tan temida rutina. Paso a paso, kilómetro a kilómetro, hemos podido tachar algunos sueños de la lista de propósitos y disfrutar de lugares nuevos y gentes que se quedarán con nosotros para siempre. Pero, sobre todo, hemos volado muy alto…

Feliz 2016 El rincón de Sele

Hemos escuchado crujir glaciares en Islandia, montado en globo sobre los templos de Bagan en Myanmar, observado en vivo la fauna más salvaje en Botswana, sobrevolado un volcán en erupción en Isla Reunión y nos hemos perdido por las calles de Bangkok. Hemos hecho un increíble roadtrip en la región de Midi-Pyrénées, tocado las huellas de la I Guerra Mundial en el Norte de Francia, enamorado en Sintra y recorrido el Condado de Yorkshire en la Gran Bretaña más auténtica. Y, por supuesto, hemos seguido conociendo innumerables rincones de España que nos han sorprendido mucho. ¿Empezamos la cuenta mes a mes? ¡Allá vamos! Leer artículo completo ➜

Socotra, la isla del Ave Fénix, necesita resurgir de nuevo

Hace algún tiempo os mostramos los oscuros aconteceres de Yemen y de la guerra de la que nadie habla y os contamos cómo un país fabuloso estaba muriendo día a día sin que los focos televisivos si quiera recogieran esta barbarie. También de la manera de lograr que la ayuda pudiera llegar a las familias desde dentro gracias a la labor de la Solidarios sin fronteras. Hoy regresamos a Yemen, en concreto a una isla legendaria como Socotra, donde varias historias de la Antigüedad aseguraban que allí anidaba el Ave Fénix y cuyo aislamiento geográfico la convierte en una rareza en sí misma. Con una singularidad que podríamos poner cierto paralelismo en Islas Galápagos, con especies vegetales y animales que sólo residen allí, Socotra puede considerársela como uno de los destinos más extraños de nuestro planeta. Y que en cuestión de un año se ha visto dentro en una secuencia maldita a partir del bloqueo radical por el conflicto bélico que vive el país así como de la llegada de dos ciclones (muy raros en esta zona del mundo) en noviembre de 2015 que la devastaron por completo.

Imagen de Socotra en blanco y negro (Fotografía de Jordi Esteva)

Hoy mi amiga Eva Erill, responsable de Solidarios sin fronteras y una de las mejores conocedores de Socotra en nuestro país, nos cuenta cómo es la isla, lo que está sucediendo allí ahora mismo y cómo podemos ayudar gracias a un bonito proyecto solidario en forma de cajita. ¿Queréis saber de qué se trata y echar una mano? No os perdáis entonces esta historia…  Leer artículo completo ➜

La Navidad es otro viaje

Con las maletas aún en el suelo sin deshacer del todo y viene por delante otro viaje. No nos vamos a ningún lado, no me entendáis mal, pero me gusta vivir la Navidad intensamente como un viaje a los orígenes, un encuentro nada casual con esas personas a las que quiero. La mesa, en ocasiones, puede ser el punto de partida a un veloz despegue de momentos, gestos y miradas que somos incapaces de olvidar, sobre todo, cuando nos damos cuenta un día de que no todos los pasajeros se hallan en el mismo avión, el avión de siempre. La familia y los amigos, esa gente que forma parte de toda una vida, son el mejor regalo de una nueva Navidad (y ya van unas cuantas) que va más allá de lo que se pone en el plato, del espumillón del árbol y las luces de la calle. Estos días son un inevitable canto a la esperanza y a la nostalgia por aquellos días que recordamos nítidos como si por ellos no hubiera pasado el tiempo.

Felicitación de Navidad en El rincón de Sele 2015

Durante un año en que veo las cosas en función de la distancia de países y continentes me gusta tener un lugar y un instante al que aferrarme como si fuera el último clavo ardiendo. Mi ciudad, mi casa y mi gente se convierten en el auténtico kilómetro cero de una vida que corre a veces demasiado rápido. Leer artículo completo ➜

12 cosas que ver y hacer en Sevilla (Guía para primerizos)

Arturo Pérez-Reverte en La piel del tambor describía Sevilla como “una superposición de historias, de vínculos imposibles de explicar unos sin otros” y como un “rosario de tiempo, y sangre, y rezos en lenguas diferentes bajo un cielo azul” donde resulta fácil abstraerse de todo para escuchar incluso hablar a las piedras supervivientes de una historia sin igual. La primera vez que uno ve Sevilla con sus propios ojos no sabe dónde mirar o con qué escena quedarse, si con un mar de tópicos del sur volcados en los ajimeces de la Giralda, con un toque de guitarra retumbando en un callejón estrecho de la judería o con una frontera entre dos mundos en mitad del puente de Triana. Si de Toledo dicen que fue la ciudad de las tres culturas, de Sevilla habría que añadirle una cuarta, la del arte impregnado de alegría, la de la música y el vocerío a deshoras y, en definitiva, la cultura de vivir la vida como si fuera cada día el último.

Giralda de Sevilla

Me entusiasma Sevilla. Me temo que no soy sospechoso de lo contrario. Para compartir una de mis pasiones con otros viajeros he preparado una guía rápida para primerizos con lo mejor que ver y hacer en Sevilla en una escapada de un par de días. Se trata de una suma de lugares y momentos dignos de vivir en la capital andaluza. Volver ya será otra historia porque la vieja Híspalis nunca se termina de conocer nunca…  Leer artículo completo ➜

La sonrisa del Sol, el documental que viaja de Groenlandia a Canarias

Este mes se ha estrenado el documental titulado “La sonrisa del Sol” que muestra un viaje de contrastes, un largo paseo por las sensaciones en uno de esos proyectos antropológicos que garantizan la sorpresa y la emoción. Un grupo de once inuits procedentes de una remota y aislada aldea de la costa oriental de Groenlandia llamada Kulusuk viajan durante unos días a las Islas Canarias ofreciendo al espectador una colección magistral de reacciones, gestos y, sobre todo, sonrisas, al pasar de uno de los ambientes invernales más hostiles que existen a saborear el que para muchos se trata del mejor clima del planeta.

Playa de Canarias al atardecer

La sonrisa del Sol es una aventura en imágenes donde se captan a la perfección los extremos de lo que supone dar un salto en el océano Atlántico de más de 3000 kilómetros de distancia. Y donde cada paso se mide a través de las emociones. Leer artículo completo ➜

50 consejos útiles para viajar a Myanmar

Sin duda Myanmar, el mismo que fuera llamado Birmania hasta hace muy poco, se trata todavía de uno de los grandes desconocidos del Sudeste Asiático. Un rincón del mundo capaz de regalarnos una colección extraordinaria de templos y pagodas, de escenas costumbristas que poco o nada han cambiado en siglos y con una gente maravillosa que trata al forastero como si fuese de su propia familia. Tras regresar de un inolvidable viaje a Myanmar y tomar muchas anotaciones me gustaría compartir un reportaje cargado de información práctica que pueda serle provechoso a todos aquellos que estén interesados en conocer por su cuenta este país. Gracias a todas estas notas he podido documentar una lista de 50 consejos útiles para viajar a Myanmar, los cuales pueden servir de ayuda a los futuros viajeros ansiosos por disfrutar de un destino en alza que se resiste a perder su singular pureza.

Mujer Pa-O en Kakku (Myanmar)

¿Qué no debe faltar en la maleta? ¿Cuál es la mejor época para ir a Myanmar? ¿Cómo moverse por el país? ¿Dónde cambiar kyats?  ¿Qué tal se come? ¿Cuales son lugares que ver sí o sí?  ¿Es seguro? Son muchos temas de interés los aquí expuestos que conviene tener en cuenta a la hora preparar un viaje a un país que se está abriendo cada vez más. Tomad papel y lápiz, que aquí viene una pila de consejos prácticos aplicables en un viaje a MyanmarLeer artículo completo ➜

El instante viajero XVI: La mirada de los moáis

Moáis de Isla de Pascua

Hay que ver lo que cuesta sostenerle la mirada a un moái. Cuando te sientas frente a un grupo numeroso en el altar más impresionante de Isla de Pascua, Ahu Tongariki, con el océano a sus espaldas y a miles de kilómetros las costas chilenas, te das cuenta de que allí únicamente mandan ellos. Los moáis elaborados con piedra volcánica arrancada al Rano Raraku parecen recrear la figura de los ancestros de una aldea o tribu determinada. A pesar de que la isla es bien pequeña, había diversos grupos que no debían estar muy bien avenidos entre ellos, razón por la cual cuando el primer europeo llegó a Rapa Nui se encontró con todos los moáis (y eran cientos) tirados al suelo como si fuesen los últimos muertos de una guerra perenne. Leer artículo completo ➜

La hipnosis del mapamundi

Reconozco un efecto hipnótico cuando tengo un mapamundi frente a mí. Como un niño que observa con los ojos bien abiertos el escaparate de una juguetería en invierno, pierdo toda la presencia con un simple globo terráqueo o un mapa colgado de la pared. No lo puedo evitar. Los párpados se me congelan, el corazón se me acelera y la emoción me sobrelleva a un viaje para el que no necesito de aviones. ¡Cuántas vueltas al mundo habré dado desde la silla! ¡Qué de aventuras me aguardan con un ligero movimiento del dedo índice!  Y es que es algo que me sucede desde muy pequeño, cuando empezaba a aprender de los lugares que aparecían en la serie de dibujos animados “La vuelta al mundo de Willy Fog” y después los buscaba en cualquier libro de texto de mi hermana mayor. Hoy me reconozco un adicto a los mapamundis. Y no me refiero a coleccionarlos sino a leerlos con tanta dedicación como a un Best Seller. O más bien a devorarlos…

Sele señalando un mapamundi

Convencido estoy de que los mapas invitan a soñar al viajero, arrancándole de la realidad más inmediata, y transportándolo por los siete mares y por montañas imposibles en cuestión de segundos. Son imanes de la ilusión y la desesperanza de quien piensa que el mundo es demasiado bello, pero también demasiado grande. Leer artículo completo ➜

Planes de repente, planes que… se encuentran

[Contenido publicitario] 
Recientemente he tenido la ocasión de participar en la grabación de un pequeño spot sobre los AVIOS que se consiguen a través la tarjeta Iberia Plus y con los que se pueden pagar vuelos, hoteles, restaurantes, entradas, alquileres de coches, etc. Se titula #Planesderepente y son apenas 15 segundos que recogen un rodaje muy divertido que tuvo lugar nada menos que en mi casa y en uno de los restaurantes donde mejor preparan la carne en Madrid, el mítico Rubaiyat. ¿Lo queréis ver? ¡Pues dadle al play!

Un vídeo publicado por Sele (@elrincondesele) el

Un ejemplo de que cuando menos te lo esperas y la casa se te cae encima surgen planes de repente, planes…que se encuentran. Leer artículo completo ➜