Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 5

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

6 de Julio: EL LABERINTO DE LAS PUERTAS ROJAS

Siempre he pensado que no valgo para salir hasta las tantas, no sólo en lo que se refiere a aguantar en pie, sino más bien porque me da mucha rabia “perder la mañana”. Creo que soy animal diurno y por eso después de llegar al hotel a las ocho de la mañana del domingo procedente de una larga noche de cena, karaoke y fiesta en Osaka no pude dormir más que tres horas. Había decidido posponer mi visita a Nara al lunes y por tanto debía planificar el que sería mi último día en Kyoto, cuestión que por otra parte no fue demasiado difícil. Porque tenía clavado a fuego un lugar del que había leído y sabido mucho antes de preparar mi viaje, y que ya formaba parte de mis más profundas evocaciones del Japón más mágico y misterioso. Muy cerca de Kyoto, en una esbelta colina, se encuentra Fushimi Inari, el más bello Santuario Sintoísta dedicado al Dios de la Fertilidad y la cosecha, protector del arroz y del sake. Inari es probablemente la deidad más representativa de la Religión Shinto, que como he dicho en alguna ocasión, profesan los japoneses junto al Budismo, sin que unas creencias intercedan en las otras. Así como el Budismo se ocupa de cuestiones del más allá, como a dónde van nuestras almas después de la muerte, el Sintoísmo se enfoca en el “más acá”, en la veneración a la Naturaleza que nos rodea y la cual necesitamos para vivir y donde se establece una serie de entidades protectoras de aquellos elementos básicos con los que subsistir.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 4

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

5 de Julio: KYOTO Y ZEN DE DÍA; OSAKA Y FIESTA DE NOCHE

P1110799 por ti.

Sábado largo e intenso, de esos que parecen tener más de 24 horas, con sus dos amaneceres y sus dos anocheceres. Si de día continué descubriendo rincones legendarios del Kyoto más cautivador, por la noche me deslicé bajo el neón y el murmullo crepuscular de una Osaka electrizante con sabor a sushi y a discoteca. Mis expectativas ante mi primer sábado en Japón (el anterior lo pasé en París y en un avión) eran altísimas pero también merecidas. Era consciente y sabedor de que me esperaba un día grande, que me encontraba ante una de las jornadas marcadas con una equis en el calendario. Por fortuna, la imaginación y el deseo de que todo fuera bien fueron juntos de la mano en una realidad que recordaré siempre con nostalgia y con una sonrisa en los labios.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 3

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

4 de Julio: KYOTO, SALVAGUARDIA DE TRADICIÓN, CORAZÓN DE JAPÓN

A horas tempranas, sentado sobre mi cama, tomé varias notas en un arrugado mapa del Área de Kyoto con el fin de hacerme un itinerario lo más adecuado posible para ese día. Utilizando los comentarios de varias guías y otra documentación que guardaba en la maleta, fui subrayando aquellos lugares señalados o highlights a los que debía ir sí o sí. Kyoto, al igual que Tokyo, es tan extensa que no puede compararse a una ciudad normal con un centro concreto y gran parte de sus atractivos en un mismo núcleo. Hay una dispersión monumental tan descabellada que para moverse hay que alternar el caminar con el metro, el autobús, el tren, e incluso la bici para los más inquietos, y si es posible, centrarse cada día en uno o dos áreas determinados.

Hay que asumir además que el tiempo a dedicar en Kyoto nunca va a ser suficiente para todo lo que tiene. Por ello hay hacer lo posible por adecuarlo generosamente en el calendario del viajero. Para Kyoto todo vale la pena porque en ningún otro sitio es posible encontrarse cara a cara con tantos lugares hermosos que logren trasladarnos al Japón Imperial. Al de las Geishas, los samuráis, los monjes, los jardines, las garzas, los templos…

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 2

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

2 de Julio: EN BUSCA DEL GRAN BUDA DE KAMAKURA

P1110416 por ti.

Kamakura, al igual que Nikko, que visité la jornada anterior, es un destino más que apropiado para hacer una excursión de un día desde Tokyo. Su cercanía (50 km sentido suroeste), su fácil comunicación (JR Yokosuka Line desde Tokyo Station, 50 min.) y, sobre todo, su agitada Historia reflejada en la construcción de importantes centros religiosos, hacen que este lugar sea otro de esos “imprescindibles” para quien tenga el tiempo suficiente. En bastantes ocasiones los viajeros dudan a la hora de decantarse si visitar ésta o Nikko. Si así fuera y alguien me preguntara mi opinión le diría, ¿Y por qué no las dos?

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 1

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

27-29 de junio: ESTO PARECE QUE EMPIEZA…

Mis casi dos días de “escala voluntaria” en París me permitieron disfrutar tranquilamente y conocer un poco mejor la ciudad del Sena antes de subirme en el Aeropuerto Charles de Gaulle a ese avión de JAL que en 13 horas me dejaría en la ciudad de Nagoya. Fue en ese mismo avión donde se cambió el chip de raíz para darme de bruces con el País del Sol Naciente. Pura tecnología, palillos para la comida y curiosas miradas rasgadas hacia a mí como uno de los pocos occidentales que allí se encontraban. La aventura no había hecho más que empezar..

Del pulcro y nublado Aeropuerto de Nagoya me sorprendió que a pesar de haber tanta gente, se oía menos ruido del normal. Más bien había silencio, limpieza, y orden, mucho orden. Las indicaciones gestuales de las femeninas policías con sombrero de bombín fueron suficientes para coger el metro (Línea Meitetsu) que en 30 minutos me dejara en la Estación de Trenes, donde debía validar mi Japan Rail Pass y reservar mi primer tren bala (Shinkansen) con dirección a Tokyo. En la Oficina de JR (siglas de la compañía Japan Rail) conseguía mi salvoconducto para moverme veloz por el país nipón, y en una ventanilla de reservas reservé un asiento para salir en media hora hacia su capital. En realidad no es necesario reservar, ya que hay varios vagones en que te puedes subir y tomar un sitio, pero si se tiene tiempo no está de más hacerlo, y más en temporada alta. La propia Estación de Nagoya estaba atestada de gente que iba de un lado para el otro, pero era como si con un mando a distancia se le hubiera bajado el volumen a la gente. Numerosos trajes y corbatas se cruzaban a escasos centímetros pero nunca se veía que chocaran entre ellos. Orden en la multitud, algo usual en Japón.

Mi primer Shinkansen llegó a eso de las dos y media de la tarde, cumpliendo estrictamente con la premisa de la P1100868puntualidad, virtud inequívoca de la que me aprovecharía durante los quince días que duraría mi estancia en el país. Los asientos están tan separados entre sí que te permiten estirar las piernas, la gente habla poco o nada, y el ruido que origina el tren es mínimo. Si a eso le sumamos la velocidad (que puede llegar a 300 km/h), es comprensible que se pueda disfrutar de un viaje cómodo en el que en menos de tres horas uno se planta en Tokyo. Llovía bastante, y es que nos encontrábamos en plena temporada de lluvias. Había que ir haciéndose a la idea de que el agua me acompañaría durante todo el viaje. Ni por asomo podía imaginar que los chaparrones y las tormentas se engancharían mínimamente a mi mochila para vivir uno de los veranos más secos a este lado de Asia. Librarse de las lluvias torrenciales en pleno julio se puede considerar casi un milagro.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas (INTRODUCCIÓN)

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

INTRODUCCIÓN

banderasjaponycoreas por ti.

La lluvia virulenta que golpea en la ventana de mi pequeño y desordenado cuarto de Seúl me da a entender que mi último día de viaje tendrá más de reflexión que de aventura. Observando mudo la precuela de un tifón que se aproxima a la Península de Corea me vienen a la mente recuerdos ya de por sí imborrables.

Tres semanas dan para mucho, y más cuando se trata de lugares tan remotos y diferentes como son los del Lejano Oriente. Fueron apenas unos días después de volver de mi periplo californiano cuando tomé la decisión de escoger Japón y Corea como destinos veraniegos. Suelen ser muchas las dudas y opciones que dibujan EL GRAN VIAJE DEL AÑO.. Aunque era plenamente consciente de que el cuerpo me pedía Asia. El precio más económico de lo normal del billete a Nagoya (Japón) con vuelta a Madrid desde Seúl (Corea del Sur) me hizo decantarme por estos países antes que por Thailandia o India, serios candidatos y que tendrán que esperar un poco más.

P1110274 por ti.

Otra particularidad para este viaje que pone su rúbrica el 20 de julio estaba en que iba a marchar yo solo. No era la primera vez que lo hacía pero en esta ocasión la duración sería mayor que los anteriores (Balcanes, Provenza, Marruecos y País Cátaro). Y queráis que no, impone un poco, aunque no tuve problemas en encontrar compañeros transitorios tanto nacionales como internacionales que formaran parte de algunos de los mejores capítulos de mi travesía oriental. Para ese aspecto, internet es todo un lujo.

Leer artículo completo ➜

Relato de un viaje al Oeste de USA: Mi primer sueño americano

banneroesteusa por ti.

ME TEMO QUE TENGO UN PLAN

Después de conseguir unos días en la empresa para poderlos juntar en la Semana en que el 1 y 2 de mayo eran festivos en Madrid, empecé a buscar vuelos e internet y a sondear numerosas alternativas posibles para llevar a cabo un viaje de los buenos. En principio, la aventura estaba planteada para hacerla en solitario, y me atraían varias opciones, pero después de una charla con un buen amigo y de leer un artículo de revista viajera me incliné por la opción del Oeste de los Estados Unidos. Encontré un vuelo de precio más o menos asequible para Los Ángeles (con Lufthansa) y tomé la decisión de hacer mi primera visita a USA. Quería un viaje donde poder comprobar de primera mano “el sueño americano” y si los tópicos hollywoodienses eran ciertos o más bien una milonga. Fue entonces cuando llamé a mi amiguísima Rebeca, partícipe en sendas rutas a Dinamarca, una a Londres y otra a Cerdeña, exitosas todas ellas, y le pregunté si se apuntaba al plan de un Roadtrip por la Costa Oeste. Fue el “Sí, quiero” más rápido y sencillo de la Historia. Los billetes fueron comprados esa misma tarde. La maquinaria se había puesto en marcha y faltaba algo menos de mes y medio para preparar algo gordo.

Leer artículo completo ➜

Tras las huellas de los Cátaros

Banner pais cataro por ti.

cataros1 por ti.Allá por el Siglo X de nuestra Era, en Europa Occidental, y más concretamente en la región del Languedoc (Sur de Francia), floreció un movimiento religioso y cultural que chocó con la ideología imperante e impuesta de la Iglesia Católica.

Los Cátaros, también llamados “Hombres Buenos” u “Hombres Perfectos”, pusieron patas arriba muchas de las afirmaciones dadas por sentadas desde el inicio del cristianismo. En una época de Cruzadas surgió una nueva creencia, una nueva filosofía, una nueva forma de vida.

El Catarismo contradecía al Catolicismo en varios conceptos como no considerar a Dios como creador del mundo material que envolvía toda la maldad y sufrimiento posible. Para ellos se debía separar la parte espiritual, la única para llegar a Dios, de la material, obra del Demiurgo o Demonio. El alma versus La Carne. Logrando separar la materialidad del Ser Humano se llegaría a ser “Perfecto”, y por tanto preparado para estar en contacto con Dios. Creían además en la reencarnación, a no ser que se llegara a este estado espiritual, que rompería este ciclo. Esto sólo se conseguiría eliminando la conexión material de las personas por medio de una vida ascética y cargada de autoconocimiento.

Leer artículo completo ➜

Andorra: Viaje al País de los Pirineos

Andorra 2008 por ti.

Después de pasar tres Semanas Santas seguidas con Pablo, uno de mis mejores amigos del barrio, no se quiso borrar la tradición de un plumazo. Primero en 2005 con una semana fabulosa en nuestra querida Galicia; En 2006 hicimos una incursión en coche al Norte de Portugal; Y en 2007 repetimos experiencia portuguesa, pero variando la región, ya que en este caso visitamos numerosos puntos del Alentejo.
En 2008 cambiamos de país pero no nos fuimos demasiado lejos ya que la elección fue el Principado de Andorra. Las razones fueron motivadas por distintos aspectos:
* Economía: Por no haber concretado nada antes, los billetes de avión a cualquier parte estaban por las nubes. Además las arcas particulares no andaban demasiado boyantes, por lo que vimos idóneo desplazarnos en coche al que fuera nuestro destino de Semana Santa, tal y como habíamos hecho en anteriores ocasiones.
* Ninguno de los dos habíamos estado nunca en Andorra: Imperan siempre las ganas de conocer lugares nuevos. En ocasiones la cercanía nos hace olvidarnos de Paraísos que tenemos a tiro de piedra. El típico recurso del “Ya iremos, si está aquí al lado” no podía servir de excusa.
* Queríamos Naturaleza y tranquilidad: Después del ajetreo de la ciudad y de un nuevo trabajo necesitábamos respirar aire puro, y qué mejor que el interior de las montañas. En este aspecto los Pirineos son ideales.
* Andorra supondría el Sello número 40: Mejor explico este aspecto. Mi visita a este pequeñísimo país vendría marcada con un carácter simbólico y de celebración. Con el Principado de Andorra, serían cuarenta los países en que habría estado a mis 27 años. Una buena manera de redondear una cifra a la que no esperaba llegar años atrás y que espero ver aumentada con creces. Un leve paso para continuar con mi objetivo de recorrer el mundo.
 
P1080983
Andorra, el número 40.

Leer artículo completo ➜

Dublin Weekend: Couchsurfeando en la ciudad de los Pubs

Dublin weekend 2008 por ti.

Entre el 29 de febrero y el 2 de marzo de 2008 tuvo lugar un fin de semana inolvidable en Dublín, la capital de Irlanda. Sería la primera vez en que pusiese mis pies sobre territorio gaélico, el país de los celtas, de la Guiness, del trébol y el arpa, de las praderas verdes y los imponentes acantilados. Irlanda es la cuna de U2, Bram Stoker, Oscar Wilde, Joyce, Jonathan Swift, Cranberries, The Coors y de otros nombres ya legendarios.

Y qué mejor compañía que dos grandes amigos y excelentes viajeros como son Kalipo y Saúl, con los que he tenido la suerte de compartir numerosas aventuras. Un excitante interrail por 10 países europeos siendo totalmente noveles, la espectacular ruta del Transiberiano, un completo recorrido por Oriente Próximo, al igual que incursiones varias de más corta duración como de la que os estoy hablando en estos momentos.

los2endublin por ti.

De izquierda a derecha: Saúl, Sele y Kalipo

Meses atrás adquirimos por internet unos billetes de avión de Ryanair a un precio sorprendente de 35€ ida y vuelta. De esa forma se marcaría con una X en el calendario el 29 de febrero para disfrutar de otro Weekend viajero que nos proporcionara nuevas sensaciones y experiencias.

Leer artículo completo ➜

Un fin de semana en el Sur de Cerdeña

Cerdeña 2008 por ti.

P1080558 por ti.Cerdeña es, después de Sicilia, la isla más grande del Mar Mediterráneo. Se sitúa en el oeste de la península italiana, al sur de Córcega (Francia) y al norte de Túnez. Con una extensión de 24.000 metros cuadrados y 1.700.000 habitantes, esta región autónoma está en pleno auge turístico. Y no sólo por sus preciosas playas, sino también por su paisaje interior en ocasiones montañoso, sus pequeños pueblos, su exquisita gastronomía, el número de especies de aves que habitan allí y la enorme huella que los avatares históricos vividos han dejado para siempre. Eternamente invadida por fenicios, romanos, genoveses, pisanos, árabes, españoles (formó parte de la Gran Corona de Aragón) o saboyanos respectivamente, ha logrado mantener sus costumbres, mezclándolas con otras foráneas que le han dado una personalidad única y genuina. Incluso tiene su propia lengua, el sardo, que después del italiano es la más hablada en la isla.

Tras una escapada corta a la isla a continuación podéis leer un relato en el que a través de una experiencia personal explico qué ver y hacer en Cerdeña en un fin de semana. Todo mediante una entretenida ruta en coche por la isla.

Leer artículo completo ➜