12 cosas que ver y hacer de viaje por Núremberg

Nadie hubiera imaginado que Núremberg, la segunda ciudad más grande de Baviera después de Múnich, esa urbe celosamente amurallada y próspera que acogiera a emperadores y príncipes electores en algunas de las dietas o asambleas más importantes en la historia del Sacro Imperio Romano Germánico, fuera recordada para siempre por el dolor y las fotografías en blanco y negro de la II Guerra Mundial. La capital de la región histórica de Franconia pasó de la gloria a las cenizas, siendo herida de muerte con más de un 90% de su territorio devastado por la ignominia de las bombas. Pero como si fuera el Ave Fénix, desplegó sus alas doloridas para cicatrizar sus muchas heridas y erigirse de nuevo como una de las ciudades más hermosas y atractivas en territorio germano. Entre todos se pudo recomponer el puzzle de sus ruinas y, pieza a pieza, con mucho tesón, aspiró con éxito a ser algo más que la sede del juicio más famoso de la Historia. Y de ese modo Núremberg salió de su amnesia temporal para volver a ser la casa natal de Alberto Durero, un pintoresco enclave medieval atravesado por el río Pegnitz y, por supuesto, el mercado de Navidad más famoso e increíble de Alemania.

Puente del verdugo de Núremberg (Baviera, Alemania)

Un casco histórico rejuvenecido, interesantísimos museos, una oferta cultural y gastronómica de altura, así como la opción número uno para vivir la Navidad en el norte de Baviera. Con el objetivo de aprovechar al máximo una visita de dos o tres días en la ciudad he juntado una serie de ideas y consejos rescatados de mi cuaderno de notas. A continuación me gustaría mostraros 12 cosas que ver y hacer en Núremberg, un lugar que entendió a la perfección que sólo se puede avanzar teniendo en cuenta el pasado.  Leer artículo completo ➜

En busca de la Navidad en el norte de Baviera

Sostener una taza de glühwein, el vino caliente especiado que los alemanes utilizan como remedio para las bajas temperaturas, y contemplar alrededor un universo de luces, adornos y artesanía en el que parece que incluso los objetos cobren vida propia. Era como si se hiciera real el famoso cuento del cascanueces y el rey de los ratones y la fantasía se ocupara de mover los hilos invisibles de todo lo que sucediera en aquel océano de casetas navideñas de una plaza cualquiera. Son sensaciones e instantes que me vienen a la cabeza nada más regresar de realizar un viaje en busca de la Navidad en el norte de Baviera. No teníamos duda de que muchos de los mejores mercados navideños de Alemania se encuentran precisamente en esta región, por lo que fuimos tras ellos para, de una forma u otra, volver a ser niños otra vez.

Casas de Rothenburg en Navidad (norte de Baviera, Alemania)

Os propongo llevar a cabo juntos una ruta de mercados de Navidad en el norte de Baviera. Y mostraros todas las ciudades y pueblos que nos han hecho vivir por unos días el encanto de una época del año que se disfruta de una manera especial.  Leer artículo completo ➜

Empieza nuestro viaje más navideño a Alemania y República Checa

Siempre he pensado que cuando comienza un roadtrip no importa en absoluto el destino final. El camino, en este caso la carretera, se convierte en el objetivo y en tu aliado insustituible. Un cuentakilómetros en movimiento es como un pasaporte lleno de sellos. Cada decisión pesa e improvisar te abre mapas que jamás hubieras imaginado. Por eso me apasiona viajar en coche. Y Europa es una de las mejores carreteras para hacerlo. En esta ocasión toca ponerse al volante para realizar un recorrido que nos llevará a visitar algunos de los mercados navideños más bonitos de Alemania y reponer fuerzas en los balnearios de Bohemia Occidental en República Checa.

Decoración de un mercadillo navideño de República Checa

Hoy arranca un viaje que nos acercara a la Navidad en la región de Franconia y a probar las aguas termales de Karlovy Vary y Mariánské Lázně. Nos esperan mercadillos, pueblos de cuento, castillos y, con suerte, ver cómo nieva al otro lado del cristal. Leer artículo completo ➜

Notas de una Ruta por el Sur de Baviera (Parte 2 de 2)

LEER LA 1ª PARTE DE LAS NOTAS DE UNA RUTA POR EL SUR DE BAVIERA

Pensábamos que con nuestra entrada al Castillo del Rey Loco habría desaparecido el encantamiento, que dejar atrás el cisne de piedra nos haría despertar de nuestros sueños en el sur bávaro. Pero estábamos equivocados porque ese halo mágico nos acompañaría durante todo lo que quedaba de viaje, que no era poco. Aún teníamos dos jornadas por delante en las cuales nos dejaríamos llevar en función de los lugares que se fueran presentando por el camino, algunos de los cuales los tenía anotados en la libreta por si acaso (como Oberammergau o el Palacio Linderhof), pero de los que no existía ningún orden ni ninguna premisa clara. El domingo por la mañana desconocíamos dónde íbamos a comenzar y, sobre todo, dónde íbamos a terminar. Fue el momento, la improvisación… o el viento el que decidía si ir hacia uno u otro lado. El viaje estaba en más manos que las nuestras. Y fue una bendición que así fuera.

Hay quien piensa que el Sur de Baviera es el castillo y poco más. Que sea lo más conocido no quita que debamos taparnos los ojos ante otras muchas maravillas que hay en la región. Porque el cuento de hadas bávaro no pone nunca el final en ninguna de sus hojas.  Leer artículo completo ➜

Notas de una Ruta por el Sur de Baviera (Parte 1 de 2)

Un lago completamente congelado tras el cual tomaban altura los Alpes con sus cumbres blancas en forma de pico ocultándose en el cielo corresponde a la imagen que por las mañanas observábamos desde la habitación de la casa de madera en la que nos quedábamos a dormir. La calidez cortaba el hielo a un centímetro del cristal, mientras que ya empezábamos a sentir el aroma de un café humeante y de bollos recién salidos del horno. A muy pocos kilómetros de Füssen, en el extremo más meridional del Estado Federado de Baviera, teníamos establecida nuestra base desde la que salíamos a explorar los confines del territorio alemán, que va a morir a la frontera montañosa que lo separa de Austria y Suiza. El Sur bávaro y sus inmensos paisajes esconden tantos lugares magníficos que hacen que cualquier ruta, por muy pequeña que sea, se convierta en extraordinaria. Aquí viven los castillos de los cuentos igual de mágicos como el de la Bella Dumiente, o Palacios versallescos en el interior de un bosque, o casitas con las paredes pintadas contándonos la historia de Caperucita Roja y de los hermanos Hansel y Gretel. Como telón de fondo, el indescriptible y escarpado paisaje alpino aún presa de un invierno frío que ha logrado interrumpir la marcha del agua de las cascadas para convertirlas en punzadas de hielo sobre las rocas. Casi nada…

Así es el sur de Baviera, y si no me creéis no tenéis más que caminar conmigo a través de estas líneas para comprobarlo. He tenido a bien recopilar unas notas relativas a este viaje con las que recordar qué fue lo que nos deparó en el mismo. Un viaje que vino motivado por el deseo exhacerbado de ver el Castillo del Rey Loco (Schloss Neuschwanstein) con nuestros propios ojos y que se derramó en otras muchas maravillas que pudimos visitar alrededor suyo. La undécima ocasión en que pude pisar suelo alemán mantuvo la excelencia de las demás incursiones al que es probablemente mi país preferido de Europa. Veámoslo entonces! Leer artículo completo ➜

Recién llegados del viaje por tierras bávaras

Puede resultar un tópico decir a muy pocas horas del regreso de nuestro último viaje que todo ha salido genial, de sobresaliente. Pero es que contar lo contrario sería faltar a la verdad por mi parte. Hemos podido realizar una ruta por Baviera de lo más interesante. Nos hemos centrado, sobre todo, en el sur, en un área custodiada por los Alpes y regada por decenas de lagos que, a estas alturas del año, estaban convertidos en puro hielo. No cabe duda que nuestro objetivo número uno era presenciar el mágico Castillo del Rey Loco (Neuschwanstein Schloss), pero realmente ha habido mucho más. Con un vehículo alquilado en Munich hemos visitado pueblos alpinos con mucho encanto como Fussen, Schwangau, Oberammergau o Schongau, entre otros, de los que cuentan con caserones gigantescos y paredes pintadas al fresco. O suntuosísimos palacios y castillos en los que residieron los miembros de la Familia Real de Baviera, al igual que iglesias y abadías con interiores recargados en estilo barroco-rococó. Todo ello mezclado en unos parajes naturales asombrosos que da gusto recorrer en esas carreteras alemanas tan perfectas. Por eso mismo es imposible no tirar de topicazos una vez más y no decir que hemos vivido un cuento de hadas del que ahora cuesta despertar.

Lo que más me ha gustado es que un buen porcentaje de este viaje lo hemos dejado sujeto a la improvisación y, salvo lo indiscutiblemente indiscutible (Fussen y el Castillo del Rey Loco), ha habido un buen número de sorpresas que llegaron prácticamente solas. Porque creo que ahí está la dosis perfecta de un viaje, sea a Alemania o a cualquier lugar del Planeta, ir bien documentados pero sin atarse a planes demasiado rígidos. Ya se sabe lo que dicen de que en el término medio está la virtud. Leer artículo completo ➜

Baviera…espéranos para la cena

Hoy viernes tengo algo seguro, que no voy a dormir en mi cama de siempre. Esta noche tengo cita en una casa de cuento de hadas frente a un lago en Fussen, una de las ciudades más meridionales de Alemania, exactamente en los Alpes bávaros a media patada de la frontera con Austria. Comenzará entonces una aventura invernal en uno de los parajes naturales y culturales más importantes de Europa… la Ruta de los Castillos de Baviera. Ya comenté hace unos meses el plan de Rebeca y mío de cumplir nuestro viejo sueño de visitar el Castillo del Rey Loco (Neuschwanstein Schloss), el monumento en carne y hueso que sirvió después como modelo para hacer el castillo de Disney. Caminar por los senderos que nos llevarán hasta él será como formar parte de una película de dibujos animados con príncipes, princesas, villanos y árboles que hablan. Nos parecerán ilusiones o imaginaciones nuestras pero no lo serán…

Adentrarse en Baviera es pura fantasía. Tras unas montañas infinitas y blancas por la nieve hay pueblos con casas que parecen de chocolate como la de Hansel y Gretel, caminos a través del bosque y lagos que brillan como perlas. Y desde hoy hasta la noche del lunes saldremos a descubrirlas echando migas de pan al suelo sin miedo a que después desaparezcan. Leer artículo completo ➜

En febrero nos vamos a…Neuschwanstein

El nuevo año se nos viene encima irremediablemente. Y con él aparecen nuevos proyectos, nuevas ideas y, por supuesto, nuevos viajes. Desde que se produjera el regreso de Bulgaria y Macedonia la terna de objetivos empezó a dar vueltas y más vueltas. Pero había que empezar a concretar y cayó encima de la mesa uno de los más deseados desde hace mucho tiempo. Situado en Alemania, más concretamente en los Alpes bávaros…  este objetivo viajero se llama Neuschwanstein Schloss, más conocido como el Castillo del Rey loco. Un lugar del que dicen se basó Walt Disney para la película de la Bella Durmiente y que ahora es el símbolo de todos los Disneyland que hay en el mundo. Lo mejor de este castillo de Cuento de Hadas es precisamente que no es ficción sino pura realidad y que lo único que puede igualar su belleza son las montañas que tiene de fondo y que pertenecen por una parte a Alemania y por otra a Austria. Ya tenemos fecha, vuelos y, sobre todo una ilusión tremenda en saber que en apenas un par de meses volvemos a estar de viaje. Que lo sepa todo el mundo… en febrero da inicio la Operación Neuschwanstein.

Un nuevo viaje de elrincondesele.com en el que ahora toca la fase primera, que particularmente me parece una de las más interesantes, la de documentación consistente en prever posibles rutas, buscar el alojamiento y, sobre todo, empaparse de lo que vamos a ver. ¡Bien! Leer artículo completo ➜

Liechtenstein, ese pequeño país de montaña

bannerliechtenstein por ti.

He aquí un resumen de un viaje fantástico por carretera partiendo de la ciudad suiza de Basilea y llegando a lugares como el Principado de Liechtenstein y a pequeñas ciudades de corte medieval como Feldkirch (Austria), Lindau (Bavaria, Alemania, orillas del Lago Constanza) y Schaffhaussen donde además de Historia caen con fuerza las mayores cataratas de Europa (Rheinfallen). Una ruta poco corriente y muy recomendable de la que os emplazo a tomar nota.

Paisaje en Liechtenstein por ti.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Munich y Dachau 2007

Munich 2007 por ti.

Desde la noche del viernes 23 de marzo hasta la del domingo 25 estuve pasando en Munich uno de mis fines de semana viajeros que tantas alegrías me están dando en este año 2007. Si Oslo supuso un rencuentro 6 años después del primer Interrail, mi pequeño viaje a Munich no fue menos en este sentido. No sólo me sirvió para redescubrir una de las ciudades más bellas de Alemania, sino que también me ayudó a conocerla más detalladamente que en la primera ocasión. Incluso parte del tiempo invertido fue destinado a rememorar la barbarie nazi en el escalofriante Campo de Concentración de Dachau, el primero de los muchos creados por Adolf Hitler durante el Tercer Reich. Mi compañero de viaje fue Carlos (el que vive en Suiza) con el que repetía un mes después de mi visita a Zurich, Lucerna y Zug. Y el alojamiento sería de nuevo gratuito gracias al excelente sistema de hospedaje de Hospitality Club/Couchsurfing.

Leer artículo completo ➜