10 cosas que ver y hacer en San Sebastián

En mi vida tengo muchos pecados de los que me toca hacer penitencia y, si tienen arreglo, trato de resarcirme de ellos dándoles la vuelta. Confieso, amigos, que hasta hace apenas unas semanas nunca había estado en San Sebastián. Y reconozco me sentía culpable por ello, así que busqué remediar semejante error dedicándole una escapada a esa Euskadi que adoro para poder visitar la gran Donostia de la que todo el mundo me aseguraba era una de las ciudades más bellas de Europa. Allí me di cuenta que los consejos no podían ser más acertados. Viajar a San Sebastián me enseñó que no puede haber ciudad con mayor elegancia, un emplazamiento más irresistible y un significado tan apropiado de la definición “calidad de vida”. Y que nunca es tarde si la dicha es buena.

Panorámica de San Sebastián desde el Monte Igueldo

Para quienes no conozcan la ciudad y quieran eximirse de semejante desliz me gustaría compartir una serie de ideas para una escapada con sabor donostiarra. Me gustaría mostraros 10 cosas que ver y hacer en San Sebastián para aprovechar lo mejor posible una visita difícil de olvidar.  Leer artículo completo ➜

Balmaseda y la pasión viviente de Semana Santa

Recuerdo con mucha claridad mi primera escapada al País Vasco. Tuvo lugar hace algunos años en la villa vizcaína de Balmaseda, situada en la comarca de las Encartaciones más cerca de los límites de la provincia de Burgos que de Bilbao, aunque esta ciudad quede a apenas media hora de distancia. Me habían invitado a dar una conferencia sobre viajes y a exponer fotografías en la Casa de Cultura de la localidad. Se trataba de una de mis primeras charlas viajeras y me hizo muchísima ilusión asistir a la cita. Tanto que me llevé conmigo a varios amigos, con los que aproveché a hacer algo de turismo aprovechando la jugada. Pero es cierto que en aquel partido jugaba en casa. El organizador del acto era un asiduo lector de este blog, Mikel Goikoetxea, balmasedano de pura cepa. Él sería casualmente la primera persona que me contara uno de los grandes motivos para venir, al menos, una vez en la vida a Balmaseda, la Pasión Viviente de Semana Santa en la que él mismo sería actor encarnando a Jesús de Nazaret.

Imagen de la Pasión Viviente de Balmaseda

Además de una gente hospitalaria que nos recibió con todo el cariño del mundo, nos encontramos esa Balmaseda que te pone al calor de un buen putxero y se vanagloriaba de poseer una de las Semanas Santas más recomendables en todo el país. Leer artículo completo ➜

Blockhaus 13, un búnker modelo I Guerra Mundial en Madrid

A finales de 1938 el avance del bando nacional en la Guerra Civil española, que iba ya para dos años, era imparable. Con la ciudad de Madrid sitiada hasta el extremo y el ejército republicano exhausto perdiendo terreno y fuelle cada día que pasaba, la victoria de los sublevados era cuestión de tiempo. Tras la cruenta batalla de Brunete, en la que las bajas por ambos lados superaron la dolorosa cifra de 40.000, los nacionales habían desbloqueado la difícil sierra oeste de Madrid, una zona de alto valor estratégico durante el conflicto. Muy cerca de la línea de la batalla se proyectaron diversos búnkeres de retaguardia que sirvieran, por un lado, de abrigo a tropas dispersas y, por el otro, de fortín con el que limitar cualquier posible avance republicano por carretera. La idea era levantar un total de 22 refugios de hormigón utilizando un modelo inédito hasta entonces en el país que alineaba dos estilos de la arquitectura militar de la I Guerra Mundial. De todo lo planificado tan sólo se pudo completar uno, el Blockhaus nº13, vigilando la carretera de Colmenar del Arroyo hacia Navalagamella, suficientemente equipado como para resistir grandes bombardeos y esconder un buen número de soldados en su interior, sin dejar de ser una imbatible máquina de matar.

Blockhaus 13, el búnker de Comenar del Arroyo (Madrid)

Décadas después, tras el olvido e incluso el abandono de este tipo de elementos bélicos, el Blockhaus 13 de Colmenar del Arroyo es un vestigio de la guerra civil española en la Comunidad de Madrid que se puede visitar hoy en día, y una de las mayores sorpresas que nos llevamos los viajeros y aficionados a perseguir las huellas y cicatrices de la contienda nuestro país.  Leer artículo completo ➜

2 minutos en las Lagunas de Villafáfila

Hace poco hablamos en este blog de uno de los mejores lugares de España para observar aves migratorias durante el invierno como es la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila, en la provincia de Zamora. Dentro de un paisaje estepario y uniforme del que fuera y es el granero de Castilla nace un espacio del todo idóneo para que no pocas especies de pájaros pasen aquí sus inviernos huyendo de los fríos glaciales del norte de Europa. Es el caso de los ánsares, las grullas, las avefrías, ánades y distintas aves que vacacionan en un entorno acuático que varía la monotonía de hectáreas de llanura en las cuales se viene cultivando el cereal desde tiempos inmemoriales. Por otro lado se dejan ver las enormes avutardas entre pastos secos y baldíos mientras huyen de cualquier presencia humana que ose incomodarlas. De ese modo surge en pleno corazón de Tierra de Campos un rincón fascinante de naturaleza en el que llevar a cabo una ruta ornitológica en la que ver y fotografiar aves invernantes es sólo uno de los muchos atractivos de la recia y legendaria planicie zamorana.

Gansos en las Lagunas de Villafáfila (Zamora)

Para que podáis seguir comprobando lo que ofrece esta reserva natural he preparado un vídeo en el que se narra lo que pueden dar de sí dos minutos en las Lagunas de Villafáfila. Y ya veréis que no es poco… Leer artículo completo ➜

Las lagunas de Villafáfila, un refugio de aves invernantes

Con áspera piel esteparia las extensas llanuras se extienden de forma implacable por la comarca zamorana de Tierra de Campos. De veranos asfixiantes y gélidos inviernos, las miles de hectáreas de cereal salpicadas de palomares de barro persiguen un horizonte enriquecido por un viento que mece la cebada, la alfalfa y el trigo. La monotonía de secano que amarillea el paisaje se rompe tan sólo en las Lagunas de Villafáfila, donde surge un tímido oasis acuático que nadie espera. Al igual que nosotros nos desviamos por la autovía A-6 a la altura de Villalpando, miles de aves provenientes de los fríos imposibles del norte de Europa encuentran aquí su refugio. Ánsares, grullas de paso, avefrías, así como otras muchas especies voladoras, se hacen invernantes en la comarca buscando acomodo en la Reserva Natural Lagunas de Villafáfila donde esperar tiempos mejores para regresar a casa. Por otro lado, aparecen en la lejanía enormes grupos de avutardas cuya silueta se deja entrever al final de una pequeña loma, conscientes de que su gran tamaño es su peor enemigo. Ellas son residentes aquí todo el año. De hecho, ningún lugar del mundo tiene tantas como este corazón inabarcable de cereal y planicie. Por encima vigilan las rapaces mientras que en algunas noches se deja escuchar el aullido del lobo ibérico cuya presencia es sobradamente conocida en los pueblos de la zona.

Gansos en las Lagunas de Villafáfila (Zamora)

Para observar y fotografiar estas aves invernantes nos vinimos a pasar un par de días a las Lagunas de Villafáfila, que diseñan una de las mejores rutas ornitológicas existentes en España en esta época. Con la cámara de fotos y, sobre todo, unos buenos prismáticos, nos perdimos entre chapoteos y bandadas multitudinarias con el mercurio de los termómetros muy a la baja.  Leer artículo completo ➜

Escapada de relax en el Balneario de Olmedo

Hay veces en las que para viajar no hace falta ni siquiera salir del hotel. Existen rutas a través de los cinco sentidos en las que que la ciudad a visitar lleva tu nombre, el monumento en cuestión se llama relax y no importa si es invierno o verano porque allí dentro lo único para lo que sirve la temperatura es para medir el agua en el que te vas a poner a remojo. No son necesarios móviles, cámaras, ordenadores ni nada que nos separe de una desconexión total con el mundo terrenal. Estoy hablando de regalarse una escapada de relax en un balneario, pongamos que este caso es el emblemático Balneario de Olmedo, situado en el corazón de la Tierra de Pinares de la provincia de Valladolid. Eso precisamente hicimos hace muy poco, regalarnos un fin de semana de albornoz y zapatillas, olvidarnos del frío del invierno, acurrucarnos entre cascadas de agua caliente, buscar chorros que nos masajearan los pies y tomarnos un delicioso té entre baño y baño sin entender para qué demonios sirve esa cosa molesta llamada reloj.

Sala de descanso del patio mudéjar (zona de contrastes) del Balneario de Olmedo (Valladolid)

Vivir una escapada de relax en el Balneario de Olmedo en pareja, en familia, con amigos o incluso solo es una de las mejores propuestas para los aficionados a al maravilloso mundo de las aguas termales. En esa llanura castellana de inviernos tapizados de niebla y escarcha, dentro de un antiguo convento mudéjar del siglo XII, comprendimos a a perfección el mensaje de que el turismo termal es simple y llanamente un viaje al interior de uno mismo.  Leer artículo completo ➜

En los adentros de Cueva Coventosa, la catedral de la espeleología

La comarca cántabra del Alto Asón guarda muchos secretos escondidos más allá de donde se pone el sol o moja la lluvia. Este intenso valle refugiado en la Cantabria más oriental e inédita posee más de tres mil cuevas cuyas galerías se pierden en el origen de los tiempos. Mientras la luz natural toca tan sólo las aperturas que permanecen abiertas en los montes teñidos de verdor y niebla matutina, se cierne en la montaña el Reino de la oscuridad y el silencio gobernado por la ley del subterráneo. Entre estalactitas y estalagmitas, gotas de agua preservadas para la eternidad, el Valle del Asón presume ser la capital de la espeleología en Europa con la cueva Coventosa como su insigne catedral.

Cueva Coventosa (Alto Asón, Cantabria)

Durante mi último viaje a Cantabria tuve la oportunidad de adentrarme en la cueva de Coventosa, con más de 35 kilómetros de galerías, para dar un espeleopaseo que se convirtió no sólo en una formidable experiencia sino también en una gran aventura, a pesar de no ser más que un simple aficionado a esta adrenalítica actividad. Leer artículo completo ➜

Los Ánades, mucho más que un hotel rural en Guadalajara

A tan sólo 135 km Madrid se encuentra el pueblo de Abánades (Guadalajara), un pequeño rincón donde todo se mueve a un ritmo más lento, intentando pasar de puntillas por encima del estrés que provoca el día a día en una gran ciudad. Eso precisamente era lo que Sele y yo buscábamos, un lugar en el que parar las manecillas del reloj y olvidarnos de todo, al menos por un fin de semana, así que decidimos hacer las maletas una vez más, aparcar la rutina y dejarnos llevar por la improvisación y las ganas de descubrir un nuevo destino.

Hotel Los Ánades (Abánades, Guadalajara)

Mezclamos una apasionante ruta de castillos por Guadalajara con el relax de Los Ánades, uno de esos hoteles con encanto que explican por sí mismos el significado de “capricho necesario”. Leer artículo completo ➜

20 postales maravillosas de Fuente Dé y Picos de Europa

Que nombraran recientemente a Fuente Dé como una de las 7 maravillas naturales de España no nos ha cogido de sorpresa a quienes hemos tenido la suerte de conocer los encantos de este rincón inigualable de Cantabria. El ir y venir por uno de los teleféricos más vertiginosos y fascinantes no sólo de España sino también del continente europeo, es una de las mayores satisfacciones que me he llevado viajando últimamente. Pasar de los bosques verdes lebaniegos al corazón de los Picos de Europa en apenas unos segundos es una manera fantástica de mostrar a todo el mundo, no sólo expertos alpinistas, unos paisajes de altura que bien merecen estar reconocidos como Maravilla natural, aunque no fuera necesaria votación para ello sino el más puro sentido común.

Paisajes de Picos de Europa (Cantabria, España)

Os he traído 20 postales de una ruta entre Fuente Dé y la localidad cántabra de Espinama, siguiendo los senderos que van a parar al Refugio El Áliva, en el corazón de las montañas, y para la que utilicé teleférico, los pies y un aguerrido 4×4. Un paseo más que recomendable a través de fotografías que hablan por sí solas invadiéndome a preguntas y reproches sobre cómo he podido tardar tanto en ir a los Picos de Europa. Leer artículo completo ➜

Casa Botín: El restaurante más antiguo del mundo está en Madrid

El restaurante Sobrino de Botín o, simplemente Botín, su apelativo más popular, puede presumir de ser uno de los restaurantes con más prestigio del mundo. Comer en Botín no es sólo una experiencia puramente gastronómica, sino que va más allá, consiguiendo transportar al comensal al corazón del Madrid más castizo. Tras sus mesas y fogones se esconde la esencia de aquella Villa de antaño que vio pasar por sus calles a ilustres personajes como Lope de Vega, Benito Pérez Galdós o Ramón Gómez de la Serna. Incluso se cuenta que hasta el mismísimo Francisco de Goya trabajó en las cocinas de Botín en su juventud.

Casa Botín (Madrid)

Este restaurante-museo, como bien lo podríamos calificar por su carácter histórico, ha permanecido prácticamente intacto desde su creación, allá por el siglo XVIII ,y puede presumir de contar, entre sus peculiaridades, con el récord Guiness a la casa de comidas más antigua del mundo funcionando de manera ininterrumpida.  ¡Qué mejor manera que hablar de este lugar para inaugurar la nueva sección del blog que se titula ¡Cómo vives! Con un lugar como Botín todos los arranques son buenos… Leer artículo completo ➜

El día que hice la visita salvaje a Cabárceno

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno desde bastidores, esa era la propuesta de la denominada visita salvaje que tuve la ocasión de realizar en uno de los lugares más populares de Cantabria. Ya había estado anteriormente de pasada pero esta vez recorrería el parque de otro modo junto a cuidadores y entrenadores para conocer de primera mano el funcionamiento de este valoradísimo modelo de conservación y concienciación natural. Durante una jornada completa aprendí de la labor que se realiza en el parque, lo que no se ve, y tuve más cerca que nunca elefantes, rinconerontes, jirafas, gorilas, tigres, guepardos, osos o incluso grandes rapaces.

Osos peleándose en Cabárceno (Cantabria)

Sin duda la visita salvaje a Cabárceno fue de esas experiencias que me dejaron huella. Una manera muy distinta de disfrutar y comprender el parque tras las bambalinas. Leer artículo completo ➜