12 cosas que ver y hacer de viaje por Núremberg

Nadie hubiera imaginado que Núremberg, la segunda ciudad más grande de Baviera después de Múnich, esa urbe celosamente amurallada y próspera que acogiera a emperadores y príncipes electores en algunas de las dietas o asambleas más importantes en la historia del Sacro Imperio Romano Germánico, fuera recordada para siempre por el dolor y las fotografías en blanco y negro de la II Guerra Mundial. La capital de la región histórica de Franconia pasó de la gloria a las cenizas, siendo herida de muerte con más de un 90% de su territorio devastado por la ignominia de las bombas. Pero como si fuera el Ave Fénix, desplegó sus alas doloridas para cicatrizar sus muchas heridas y erigirse de nuevo como una de las ciudades más hermosas y atractivas en territorio germano. Entre todos se pudo recomponer el puzzle de sus ruinas y, pieza a pieza, con mucho tesón, aspiró con éxito a ser algo más que la sede del juicio más famoso de la Historia. Y de ese modo Núremberg salió de su amnesia temporal para volver a ser la casa natal de Alberto Durero, un pintoresco enclave medieval atravesado por el río Pegnitz y, por supuesto, el mercado de Navidad más famoso e increíble de Alemania.

Puente del verdugo de Núremberg (Baviera, Alemania)

Un casco histórico rejuvenecido, interesantísimos museos, una oferta cultural y gastronómica de altura, así como la opción número uno para vivir la Navidad en el norte de Baviera. Con el objetivo de aprovechar al máximo una visita de dos o tres días en la ciudad he juntado una serie de ideas y consejos rescatados de mi cuaderno de notas. A continuación me gustaría mostraros 12 cosas que ver y hacer en Núremberg, un lugar que entendió a la perfección que sólo se puede avanzar teniendo en cuenta el pasado.  Leer artículo completo ➜