Entradas con la etiqueta ‘Reflexiones’

 Sele en una pagoda de Saigón (Vietnam)

Han pasado apenas unos días desde que hemos regresado de nuestro viaje de novios a Vietnam y a la provincia laosiana de Luang Prabang y todavía me golpean las imágenes y los sonidos que han formado parte de esta aventura nupcial por el Sudeste Asiático. Supongo que es lo normal cuando la experiencia te ha marcado, pero en esta ocasión creo haber sufrido un síndrome que es similar al de Estocolmo, pero en una versión propia de este peculiar país. Se denomina “El síndrome de Vietnam”, y aunque no está descrito por los facultativos, estoy convencido de que muchas de las personas que han viajado a la Bahía de Halong, Hanoi, Hoi An y compañía lo han padecido y saben perfectamente a qué me refiero. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Tengo unos minutos después de regresar del que hasta ahora ha sido el mejor viaje de mi vida para escribir unas palabras con el corazón. Casarme con Rebeca, la princesa de mis sueños, ha superado cualquier pensamiento que pudiera haber tenido de este gran día. Ha sido perfecto… ¡No! Ha sido más que perfecto. Me siento afortunado de haber vivido algo semejante en compañía de la familia y los amigos a los que nunca podré agradecer lo suficiente su implicación en esta boda. Y también a todos los seguidores de este blog que nos habéis hecho sentir vuestra cercanía en todo momento (Rebeca no para de decirme que os de las gracias).

Sele y Rebeca en la boda del año

Aún estoy emocionado y describir con imágenes todo lo sucedido el pasado sábado me vuelve a hacer asomar esas lágrimas que no se marcharon de mis mejillas durante toda la ceremonia. Llorar no es malo cuando es de alegría (o cuando se asomen las tristezas). Ni decir te quiero las veces que haga falta. Precisamente este 13 de septiembre ha sido la manera de decir públicamente y en compañía de nuestra gente que nos queremos, que el amor envuelto en caprichos del destino es la energía que mueve el mundo y por la que nos sentimos siempre vivos.  Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Playa gallega (Rías Bajas)

Necesito una vacaciones como las de antes. Necesito desconectar el cerebro de razones y obligaciones, pasear por la playa, ir de chiringuito en chiringuito y que mi máxima preocupación sea decidir cuándo paralizar el coma tras una siesta de sobremesa a lo Camilo José Cela, con pijama, orinal y persianas completamente cerradas. Como un viaje a la niñez, apenas a un mes y medio de convertirme en “marido de”, me escapo a vivir unos días muy buscados al otro lado de un largo trayecto de carretera para dejar el teléfono móvil en el cajón de la mesilla y el correo electrónico en lo más profundo de ese abismo de ceros y unos. Está siendo un año intenso, con un camino de miles de kilómetros en los zapatos… y los que están por venir. Para coger fuerzas y cargar las pilas me largo a mi paraíso de siempre en un lugar de las Rías Bajas cuyo nombre no quiero (ni debo) acordarme, donde poder olisquear marisco y acariciar la brisa de las olas.  Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

El argentino Ernesto Sabato escribió una vez que vivir consistía en construir futuros recuerdos. En los viajes, al igual que en la vida, cada destino que conocemos, cada persona con la que hablamos y cada historia nueva que aprendemos, nos permite edificar momentos que jamás se irán de nuestra memoria. Pero por si acaso, porque no nos fiamos ni de nuestra propia mente, tratamos de apropiarnos de objetos que nos refresquen nuestras mejores experiencias. Es ahí donde nace la necesidad de traerse cosas de un viaje, para poder vivir de nuevo esos instantes y recordar dónde y cuándo fuimos nosotros mismos.

Objetos mexicanos

Hace algún tiempo hicimos en este blog el primer viaje a través de los objetos, con una selección de recuerdos que regresaron conmigo de distintos lugares del mundo. ¿Qué tal si hoy os muestro otros tantos que me siguen inspirando viajes y aventuras? Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Me remonto a las campanadas de 2012. Era una nochevieja diferente, en la que por dentro tenía la melancolía de despedir el año más especial de mi vida, hasta entonces. Había tomado la decisión de cambiar de rumbo, de terminar con un trabajo de chaqueta y corbata y hacer un viaje sin billete de vuelta a América, sin más planes que los que pudiera llevar en la mochila y en la cámara de fotos. Quería dar un vuelco radical a todo, cerrar una vida profesional de muchos años y empezar otra nueva relacionada con lo que de verdad amaba, amo y amaré. Siempre pensé que aquello era insuperable, que 2013 por muy bueno que pudiese ser nunca me proporcionaría las cotas de felicidad del anterior. Pero me equivoqué, este año he crecido (o al menos eso creo) no sólo profesionalmente hacia el rumbo deseado sino a nivel emocional con las personas a las que más quiero y con las que quiero pasar todo el tiempo del mundo. Despedí un año con la nostalgia de un viaje a la libertad. Y éste lo empiezo ilusionado porque será el año en el que celebre mi boda con Rebeca y un montón de sueños nuevos se abran en el horizonte.

Foto en la ciudadela de Rayen (Irán)

Hoy me gustaría hacer un resumen de un 2013 en el que aprendí a vivir peligrosamente, pero sobre todo a vivir. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Siempre he pensado que los objetos tienen vida propia. Están cargados de la energía que dan las experiencias y tienden a estar coloreados con la pátina de los recuerdos, ese don que nos permite revivir escenas y sensaciones incluso con los ojos cerrados. Cuando viajo acostumbro a traerme alguna cosa que tenga significado para mí, que guarde relación con el contexto de un determinado lugar. De esa forma, si estoy en casa y lo acaricio con mis manos o huelo su aroma, puedo regresar de nuevo a donde procede a través de lo que representa por sí mismo. Es otra manera de viajar mucho tiempo después de deshacer el equipaje, la mejor máquina de teletransportación que conozco y creo conoceré. Porque los objetos no son seres inertes, ni mucho menos. Tienen la vida que tú les quieras dar en todo momento y la capacidad de trasladarte a lugares realmente lejanos en apenas décimas de segundo.

Buda y ajedrez

Os propongo hagamos juntos un viaje a través de los objetos, de algunas cosas (no necesariamente bellas) que traje de distintos países del mundo para invadir mi casa y mi vida de recuerdos felices.  Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Nunca lo había pensado. O quizás sí. Pero tengo la impresión de que la ciudad más romántica del mundo es Lisboa. Siempre fiel a sí misma, dulce, melancólica y tan de verdad, que no se siente uno dentro de un decorado repetido. Lisboa es única, desde Baixa hasta el Barrio Alto, desde Chiado hasta la Alfama, parando antes en Belém para degustar unos deliciosos pastéis y seguir la marcha. Será por su pátina desgastada, el tranvía 28 escondiéndose detrás de la catedral o todas y cada una de las noches del miradouro de Santa Luzia donde a lo lejos se escucha un fado desgarrador. Por eso y muchas cosas más preparé un fin de semana especial para pasar con mi chica. Y por eso guardaba en el bolsillo un anillo de compromiso con el que pedirle a ella, a Rebeca, que se casara conmigo.

Atardecer en Lisboa

Yo, que siempre fui de las personas que huían del compromiso y que pensaba que no necesitaba estar enamorado, me sentía como un flan esperando el momento perfecto para hacer la pregunta de mi vida y escuchar las palabras mágicas de “Sí, quiero”. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

A veces me da por pensar en lugares donde me iría a vivir durante un tiempo indefinido, algo así como un plan imaginario de lo que sería una fuga o un retiro soñado. No hablo precisamente de la jubilación, porque quiero creer que me queda mucho para eso, sino de esos rincones del mundo en los que desaparecería por un tiempo, me dedicaría a poner las cosas en su sitio, escribir, descansar y vivir la vida mucho más despacio. Y es que, a lo largo de estos años viajando, he conocido y experimentado esa sensación de felicidad y paz interior en escenarios a los que me gustaría regresar para algo más que una mera visita.

Arrozales en Bali (Indonesia)

Hoy os planteo cinco lugares donde retirarse a tiempo sería una victoria, un paréntesis con mucho fundamento y mucha pasión. Y es que viajando me he dado cuenta de que sé dónde deseo estar en todo momento. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Hace pocos días fue mi cumpleaños y lo celebré marchándome de viaje al Departamento de Gers, en la Gascuña francesa, una aventura por carretera que muy pronto os contaré. Hubo quien me felicitó diciendo que “no se cumplen años sino experiencias” y esa frase me hizo pensar mucho. Y es que realmente no puedo estar más de acuerdo con ella. Cada año que pasa doy cuenta que no hay que medir nuestra existencia de 365 días en 365 días, sino que el tiempo deberíamos computarlo con experiencias, llenarlo de historias dignas de recordar… dignas de guardarlas en el baúl de nuestra vida y airearlas cada vez que no seamos capaces de sonreir.

Con una estatua de Buda en Japón

No importa que sean tropecientos años los que cumplamos mientras consideremos que los hemos aprovechado. Si no es así, lo mejor de todo, es que nunca es demasiado tarde para embarcarnos en esa preciosa tarea de salir a cazar experiencias fabulosas. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Una de las mayores satisfacciones que encuentro viajando tiene que ver con esos momentos en los que logro escuchar a la naturaleza de forma nítida, como si estuviese hablando conmigo. Ya sea atravesando senderos en una selva cualquiera, respirando el aroma de la montaña o abriendo los ojos debajo del agua creo sentir el contacto con la base de todo lo que sustenta nuestra vida y nuestro mundo. Mirando a los ojos a un leopardo, un orangután o un enorme tiburón ballena he creído romper los relojes que han marcado todos los días cumplidos, y he alcanzado la verdadera lucidez. Cuento con infinidad de imágenes congeladas que me hacen hervir la sangre cada vez que me asomo a las noticias que demuestran que el ser humano sufre de una ceguera innata que le hace dar la espalda a lo que siempre ha sido y siempre será. Son muchos ciegos de sentido común y responsabilidad quienes arrancan las raíces de un planeta que, aunque no lo creamos a veces, tiene sus límites.

Hipopótamo en el Río Chobe (Botswana)

Cuando he tenido el placer de mirar a la naturaleza directamente a los ojos me he dado cuenta de que no hay nada más hermoso que entender ese lenguaje y esa conexión que tenemos con ella y sin la cual nada tendría sentido. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Es normal cada fin de año hacer un resumen de lo que nos han deparado los últimos doce meses, sobre todo tratando de sacar punta a lo positivo por encima de lo demás. Esa lista de propósitos cumplidos, de momentos verdaderamente mágicos que nos han aportado sensaciones inolvidables… esos avances que poco a poco hacemos es bueno ponerlos encima de la mesa y así tratar de valorar de forma constructiva un año en nuestras vidas. No voy a negar que 2012 ha sido probablemente el mejor año de mi vida, pudiendo cumplir el sueño de viajar sin billete de vuelta por el continente americano y así tocar con las manos las bonanzas de una aventura lenta e improvisada, con diferente sabor a las degustadas anteriormente. Recuerdo cuando hace apenas un año comenté a mi familia y amigos que me marchaba, que daba un vuelco a mi vida para ser feliz con lo que me deseaba hacer. Y aquello ya ha pasado…. y me habéis ido acompañando en este tiempo, en un tramo iniciado en Buenos Aires y finalizado en Nueva York. Hoy lo que os presento es un vídeo que resume en imágenes y música muchos instantes que se quedarán en mi mente para siempre… los retazos de un viaje a las Américas en el que aprendí más lecciones que en ningún otro.

Si no visualizas el vídeo directamente haz clic aquí para verlo en Vimeo

Reconozco que uno de los objetivos de este blog es hacerme vivir de nuevo situaciones extraordinarias por medio de las palabras, las fotografías y los vídeos. Seguro estoy de que, tal y como sucedió con el resumen de 2011, voy a entrar en más de una ocasión a dar un suspiro de aire fresco a mi memoria junto a las personas con las que he compartido esta experiencia. Vaya… ¡si es que ha sido tan increíble! Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share
5% en tu Seguro de Viajes IATI

Contrata tu seguro de viajes con un 5% de descuento para los lectores de El rincón de Sele

Sígueme en Twitter
Hazte amigo en las Redes Sociales

Hazte amig@ de esta web viajera en las Redes Sociales Facebook y Twitter y podrás enterarte de las últimas novedades, comentar fotografías, vídeos y muchas más sorpresas.

Logo Facebook





Relatos y artículos
Léeme también aquí

Mis artículos en Cadenaserviajes

Mis artículos en Los40viajes

Destino Sudamérica

Lee mis artículos de Destino Sudamérica

 
HOY NO TE PIERDAS…

+ Una guía práctica con toda la información sobre la ruta que hicimos durante nuestra luna de miel en Vietnam y Luang Prabang.

Tam Coc (Vietnam)

+ ¿Sabéis cuál es el pueblo más bonito del Alentejo? Para mí sin dudas se trata de Monsaraz.

Calle de Monsaraz (Alentejo, Portugal)

+ Una breve guía de fauna con las 10 especies que pude ver y fotografiar en islas Galápagos.

Sele fotografiando una tortuga gigante de Galápagos

+ Observamos de cerca una colonia de piqueros de patas azules en Galápagos. ¡Y llegamos a tiempo para ver un nacimiento!

Piquero de patas azules (Galápagos, Ecuador)

+ Os cuento cómo me siento en islas Galápagos mientras respiro vida y naturaleza original.

Cría de león marino (Lobería, San Cristóbal, Galápagos)

+ Entramos a solas a la iglesia de la Compañía de Jesús en Quito, con uno de los mejores interiores de toda América.

Interior de la iglesia de la Compañía de Jesús en Quito (Ecuador)

+ Un viaje a Irán a través de 10 cúpulas maravillosas. Los emblemas del arte islámico en Persia.

Cúpula de Mahan (Irán)

+ Doctor, padezco el síndrome de Vietnam. ¿Será grave?

Escena de Hoi An (Vietnam)

+ Tikal a través de 20 postales fabulosas. Una ruta por la gran ciudad de los mayas en Guatemala.

Cúspide del Templo V de Tikal (Guatemala)

+ Al final siempre el amor es el mejor viaje... Recuerdos de una boda inolvidable.

Foto de la Boda de Sele y Rebeca

+ En Irán hay una pequeña Petra. Su nombre es Naqsh-e Rostam.

Tumba de Naqsh-e Rostam (Irán)

+ Nos vamos de safari al río Kinabatangan, una especie de Amazonas en la isla de Borneo.

Mono narigudo (proboscis) en el río Kinabatangan (Borneo, Malasia)

+ ¿Os imagináis Niza convertida en pompas de jabón?

Pompa de jabón en la vieja Niza

+ La guía más útil y completa de un viaje en coche a la Provenza / Costa Azul en Francia.

Típica casa provenzal (Gourdon, Costa Azul, Francia)

+ Tenemos sección de fotografía: El instante viajero. ¿La echas un vistazo?

El hombre santo de Benarés (Sadhu de India)

+ Quetzaltenango, la sangre caliente y auténtica de Guatemala (Ruta recomendada).

Mercado de Almolonga (Quetzaltenango, Guatemala)

+ Entramos a las minas de Potosí en Bolivia y grabamos la experiencia en vídeo.

Mineros en Potosí (Bolivia)

+ Viajamos a Lituania para conocer uno de los castillos más bellos de las Repúblicas Bálticas, el castillo de Trakai.

Foto del castillo de Trakai (Lituania)

+ Un amplio reportaje sobre la Expedición Kamal al Desierto Líbico en Egipto y todos los diarios de viaje. Una aventura de una vez en la vida...

Desierto Líbico (cerca de Peter & Paul, Egipto)

+ Un castillo contra los piratas del Caribe en Guatemala: San Felipe de Lara

Castillo de San Felipe de Lara en Izabal (Guatemala)

+ El lugar más sagrado del chiísmo en Irán, el Santuario de Imam Reza en Mashhad

Santuario de Imam Reza en Mashhad (Irán)

+ Recorremos el Lago Atitlán, el espejo del mundo maya en Guatemala.

Lago Atitlán desde Panajachel (Guatemala)

+ Los últimos orangutanes de Borneo, una experiencia en Sepilok (Malasia).

Orangután en Sepilok (Borneo, Malasia)

+ Mis últimos reportajes sobre Cantabria (Picos de Europa, Cabárceno, espeleología en cuevas, etc...)

Fotografía de Picos de Europa (Cantabria) camino a El Áliva

+ Tres viajes en uno y muy mediterráneos a bordo del neoRiviera Costa Cruceros

Faro de Saint-Tropez (Francia)

+ Todos los reportajes de un viaje al interior de la provincia de Valladolid

Castillo de Tiedra (Valladolid)

+ Lugares increíbles que se están perdiendo en Siria por culpa de la guerra

Casas colmena de Siria

+ La ruta de los castillos de Guadalajara, una escapada fabulosa desde Madrid.

Castillo de Sigüenza (Guadalajara)

+ Una guía detallada y útil del viaje a la Aquitania (Francia): Burdeos y el Périgord

Castillo de Monbazillac (Périgord, Francia)

+ Os damos 50 consejos útiles para tu viaje a Irán. Imprescindible para quienes quieran ir a tierras persas.

Foto de mujer en un callejón de Yazd (Irán)

+ Estuvimos en la televisión contando intensas experiencias viajeras en África. Ya puedes ver el vídeo de nuestra intervención en "Tenemos que hablar".

Fotograma de

SOY TRAVEL INSPIRERS

Travel Inspirers

TERTULIAS VIAJERAS

Tertulias viajeras

MOCHILERO EN AMÉRICA

Mochilero en América ha sido una aventura de 7 meses narrada en directo. Un viaje que comenzó sin billete de vuelta a través de los ojos de un viajero.
Colaboro con:

Paralelo 20, cada sábado se habla de viajes en Radio Marca

Archivos