Vídeo del Yala National Park desde la trasera de un pick-up

En su momento narré el espectacular safari que hicimos en el Parque Nacional Yala de Sri Lanka, donde hallamos una explosión de Naturaleza brutal que se desplegó ante nuestras narices. Subidos en la trasera de un pick-up destartalado que hacía de poderoso 4×4 (versión vintage ochentera) vivimos una serie de escenas de fauna con las mejores panorámicas que nos pudiésemos imaginar en este país que resultó ser toda una sorpresa de las buenas. Las cámaras de fotos y de vídeo no daban abasto para retratar aquellos paisajes cegadores en los que, de repente, le daba por aparecer un elefante, una manada de búfalos, el nado silencioso de los cocodrilos o el huidizo leopardo que aquel día decidió dejarse ver en lo alto de una roca.

Leopardo del Parque Nacional Yala (Sri Lanka)

Hoy no os traigo palabras, que ya las hubo suficientes dentro de un relato enclavado dentro de las Crónicas de un viaje a Sri Lanka: El país de las sonrisas, sino un vídeo resumen con algunas de las tomas que hicimos de este safari desde un vehículo que nos hacía temblar con cada bache que sobrepasaba. Leer artículo completo ➜

Safari en el Parque Nacional Yala de Sri Lanka

Que Sri Lanka es un país que me fascina ya lo he recalcado en muchas ocasiones. Probablemente supuso una de las mejores sorpresas que me he llevado viajando en toda mi vida. Y por muchas razones, como tener nada menos que ocho lugares Patrimonio de la Humanidad en un reducido espacio, la calidez de sus gentes, el choque cultural que se aprecia a primera vista, su herencia colonial… Pero, sobre todo, por esa Naturaleza tan despampanante que recorre la totalidad del territorio. Uno de los mejores ejemplos lo hallé en el Parque Nacional Yala (Yala National Park), que se encuentra en el extremo sudeste de la isla, del que pareciera que un buen pedazo de la África salvaje se hubiese ido flotando hasta el país asiático para recargarlo de paisajes hilarantes y una fauna única. Y es que, ¿sabéis que el Yala posee la mayor densidad de leopardos de todo el mundo? Pero no es el único caso, ni mucho menos. Por lo tanto, hacer un safari en el Parque Yala es una de las mejores cosas que nos ofrece Sri Lanka, esa lágrima de la India vertida en el Océano Índico. Desde Tissamaharama nos embarcamos en un viaje a la Naturaleza más deslumbrante que nos podamos imaginar.

Imagen del Yala National Park (Sri Lanka)

Donde el agua actúa como espejo de árboles desarrapados y colinas de piedra, donde los cocodrilos esperan con impaciencia que un búfalo se sumerga en su guarida encharcada, donde el leopardo te observa sin que te des cuenta… Ese lugar existe en Sri Lanka y no nos lo quisimos perder por nada del mundo. Leer artículo completo ➜

Crónicas de un viaje a Sri Lanka: Introducción y Guía Práctica

El poder de una sonrisa es extraordinario. Cuando es de verdad se sumerge en el interior de la persona que la recibe como un regalo en lo más profundo del alma. Sri Lanka es un mar de sonrisas, en cada paso, en cada mirada, en cada gesto. Durante un viaje a la Isla siempre te acompaña como el ave que sobrevuela P1200336selvas, ríos y océanos, convirtiendo las barreras en suelo firme y llano donde tan sólo hay que poner los pies. La gente de este país es la esencia de la más deliciosa taza de té bebida a sorbitos en las tierras altas tras un largo viaje en tren de juguete. Una taza humeante que nos invita a olerla una y otra vez, a embriagarnos del puro reflejo de los ojos de quien lo recolectó con sus suaves manos. La cuchara removiendo los campos verdes e infinitos será la causante de que frente a tí aparezca el cuerpo fino y moteado de un leopardo observándote desde lo alto de su árbol, de que sientas emerger una dagoba milenaria de un lago silencioso, de que penetres en el interior de una cueva con mil tesoros y de que el viento vuelque las palmeras para sombrear la arena blanca de una playa desierta. Incluso de que no dejes de sorprendente nunca, de que te contagies del espíritu de lo que de verdad importa, ser testigo directo de que la vida florece con cada una de las sonrisas con las que te encuentras.

Reconozco que Sri Lanka nos ha dado mucho. En realidad nos lo ha dado todo. Su Naturaleza radiante, su Historia grabada en piedra de luna, su voluntad por seguir adelante a pesar del dolor sufrido o, simplemente, tener la voluntad de mostrarse tal y como es ante nuestra mirada foránea. La mochila nunca fue una carga sino un medio más para llegar hasta ella, caminar a pie, a bordo de un tembloroso tuk tuk, de un tren de tiempos lejanos e incluso en elefante. En ella traigo miles de momentos increíbles. Es justo entonces que trate de enseñároslos con la misma ilusión y pasión con que los disfruté yo. Empezaremos con una Guía práctica que resuma muchos de los aspectos de este viaje, con la que podáis viajar a Sri Lanka y resolver algunas de las muchas preguntas que se hace todo el que alguna vez desee emprender una aventura en esta preciosa isla del Índico. Una guía de viaje a la que le sucederán los relatos con los que recorreremos cada uno de los lugares en los que estuvimos. Os animo, si os apetece, a que hablemos de Sri Lanka con una taza de té en la mano y la mejor de nuestras sonrisas. Leer artículo completo ➜