Manada de leones cazando un búfalo en Savuti: el vídeo

Hay cosas que por muchos safaris por África que hayas hecho nunca las ves. O casi nunca. Presenciar una escena de caza de las que salen en los documentales es cuestión de algo más que paciencia y de suerte. Habiendo hecho ya unos cuantos viajes de naturaleza de este tipo nunca había sentido, ni tan siquiera el amago, de que fuera a contemplar algo semejante. Pero en Botswana sucedió. Un búfalo solitario refrescándose en una pequeña charca en pleno canal de Savuti, de los pocas que quedaban en dicho canal del Parque Chobe a finales de verano, nos hizo preguntarnos si era posible. Y lo fue. Vaya si lo fue… Delante de nuestras narices se produjo una emboscada, una trampa de leones hambrientos consistente en acorralar al enorme búfalo y derrotarlo a base de aprovechar la superioridad numérica y evitar todas y cada una de las embestidas que éste les dedicaba.

Manada de leones cazando un búfalo en Savuti (Botswana)

Aquellos fueron unos minutos de alta tensión y, sobre todo, incredulidad. Y, creedme, cuesta encontrar las palabras para describir este momento que la naturaleza quiso mostrarnos. Por eso, después de meses con este largo instante “guardado en el cajón” queremos enseñaros sin censuras toda la secuencia que grabamos en la que se ve a una manada de leones cazando un búfalo en Savuti. La escena de principio a fin en un vídeo que pone los pelos de punta… 

Testigos de una escena de leones cazando en Botswana

El día que Isaac (Chavetas) y yo regresamos de nuestro viaje a Botswana en safari móvil llegamos con más material del que os mostramos durante los primeros meses en nuestros blogs. En mi caso tuvieron que pasar semanas hasta que vi el vídeo por primera vez. Pero lo tenía nítido en mi cabeza. No se me van de la cabeza esos rugidos que asustaban, el sonido que emitía el búfalo en el momento más complicado de su vida, los rostros de miembros del grupo que estaban en el todoterreno con nosotros en plena hiperventilación. Y la frase de la jefa de equipo de Mopane, Ana, diciendo que habían tenido que pasar más de siete años de safaris en Botswana para encontrarse con esta escena.

Búfalo solitario en el canal de Savuti (Chobe) antes de ser cazado por una manada de leones

No pretendo alargarme más porque hoy deseo que hablen únicamente unas imágenes que advierto no están exentas de crueldad y dureza (pero así es la naturaleza y el famoso ciclo de la vida). Érase un búfalo sediento, un 4×4 situado en una posición privilegiada y unos invitados inesperados que aguardaban escondidos tras los matorrales. El resto debéis verlo vosotros mismos.

Este vídeo resume en apenas 12 minutos las algo más de 2 horas que grabamos en aquel terraplén del canal de Savuti donde se desarrolló toda la acción. A su vez realizamos un extensísimo reportaje fotográfico de la caza de los leones al pobre búfalo, que ya ha visto la luz en nuestros respectivos blogs. Imágenes, en movimiento o fijas, que muestran un momento inenarrable, la naturaleza en su máxima expresión.

Puede parecer (y ser) excesivamente duro presenciar un final así, pero se trata de una mera lucha por la supervivencia. Aquellos jóvenes leones, que habían cazado horas antes un impala, habían visto durante un largo rato cómo su padre, el líder de la manada, no les había dejado ni las raspas. De hecho llevaban días sin comer varios días y cada vez que se arrimaban al pequeño antílope para probar bocado, su padre les gruñía y les apartaba de allí. Así que ese día volvieron a salir de caza. Y un búfalo solitario, apartado de su grupo, era una oportunidad para ellos. Nuestro conductor y guía de Mopane Game Safaris, Willie, nos había contado una vez que “los leones son oportunistas, no desperdician la ocasión porque nunca saben cuánto van a tardar en comer”. Y aquella, no cabe duda, era su gran ocasión. Con ese búfalo tenían para comer todos durante varios días.

León joven después de matar un búfalo en Savuti (Botswana)

En ciertas especies animales, entre ellas los búfalos, los miembros más mayores se retiran (o son expulsados) de su clan cuando ven que el tiempo ha llegado, ya que no disponer de las capacidades físicas intactas puede ser letal para toda la manada. Si bien es cierto que hay quienes se reagrupan o que todavía pueden vivir incluso algunos meses en soledad, son tan vulnerables que es tan extraño como improbable que mueran de viejos. Para que unos vivan, otros deben morir. Así una y otra vez. De hecho los propios leones son expulsados de sus tronos en la vejez porque dejan de ser fornidos, rápidos y, sobre todo, respetados. La ley de la selva es esa, la que pone en el podio a los más fuertes cueste lo que cueste. Pero la que te retira de los focos de un zarpazo…

Hace algunos meses escribía en el post sobre 20 consejos para hacer un safari en África que presenciar una escena de caza era una quimera, no un imposible, pero que se le acercaba. Quién me iba a decir que al poco de publicar estas palabras iba a vivir uno de los momentos más difíciles de ver cuando se realiza un safari. Y además a la una de la tarde, con todo el calor pegando sobre nuestras cabezas, justo cuando se dice que todos los animales están durmiendo o refugiándose en una sombra. Otro tópico echado a perder con la muestra de que la naturaleza pone y quita sus normas cuando le entra en gana.

León cazando un búfalo en Botswana

Si quieres conocer más sobre esta historia no te pierdas el relato acompañado de un reportaje fotográfico.

Nuestro safari móvil en Botswana ponía aquí su broche dorado, alcanzaba su propio Everest. Para todos los miembros de la expedición de Mopane Game Safaris la fortuna y la paciencia había preparado, cuando menos lo esperábamos, uno de los espectáculos de la naturaleza más cruentos y a sus vez hermosos que se pueden observar en directo. La vida misma apenas a unos metros de nuestros objetivos fotográficos y nuestras incrédulas miradas.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

+ Instagram @elrincondesele

Todos los artículos del último viaje a Botswana en safari móvil

email

23 comentarios en “Manada de leones cazando un búfalo en Savuti: el vídeo

  1. Impresionante es poco. Yo estuve hace años en el parque Chobe y no vi ni un solo león. Vosotros no sólo vísteis bastantes leones, sino que además presenciásteis una escena de caza de leones que muchos hemos soñado ver algún día pero que casi nadie consigue hacer realidad. Yo creo que si viera una escena así en África no volvería a hacer un safari en mi vida, porque el listón ha quedado tan alto que posteriores experiencias me decepcionarían.

    Enhorabuena, Sele y Chavetas. Los safaris cuestan mucho dinero, y éste con Mopane imagino que aún más, pero hay escenas de la naturaleza que no tienen precio….

    Un abrazo,
    Ricardo Lafita.

    1. Hola Ricardo!

      Tú lo has dicho, impresionante es poco. Tanto Isaac como yo nos consideramos unos privilegiados por haber tenido la fortuna de presenciar esta escena. ¿¿Te acuerdas que estuve años antes en Botswana y sólo vi una leona??? En este viaje de dos semanas observamos sesenta! Y de todas las maneras posibles, incluyendo una rara rarísima escena que uno puede estar años haciendo safaris fotográficos y no verla nunca.

      El listón quedó alto, sí, pero sigo teniendo ganas de más. Acabo de llegar de la India de ir a buscar al tigre de Bengala y tenía la adrenalina por las nubes. Y si vuelvo a África lo haré con la misma pasión. Aunque a sabiendas de que quizás nunca volveré a ver algo que ni siquiera que se le parezca. Eso sí, te reconozco que la posibilidad de que pueda suceder, aunque sea al 000,1% me seduce lo suficiente para repetir 😉

      Muchas gracias. Me alegra mucho muchísimo ver un comentario tuyo por estos lares.

      Un abrazo!

      Sele

  2. Qué suerte poder haber presenciado semejante escena!!! Lo único que no entiendo es tanto “¡qué cruel!”. Esto es sólo vida, supervivencia. Crueldad es la violencia gratuita en un hogar o en una guerra o en una calle cualquiera. Felicidades este gordo de la lotería de safaris.

  3. Increíble. En Noviembre estuve en el Serengueti y vimos muy de lejos como un guepardo atacaba una manada de cebras, así que básicamente observamos la estampida y poco más, y ya con eso estaba emocionado. El resto de escenas eran leones terminando de zamparse un ñu.

    Es una suerte increíble, y más aún poderlo grabar desde tan cerca. Enhorabuena!!!

    Esperando artículos sobre el tigre de bengala!!!

    Un saludo!!

    1. Hola Raúl,

      Las escenas de naturaleza en las que hay algo de movimiento te dejan con el corazón latiendo a mil. Lo del guepardo correr tiene que ser tremendo.

      Esta fue una suerte. Una escena de caza no se ve todos los días, ni tan cerca si quiera. Fue algo así como tocarnos la lotería. Y así lo vivimos…

      Lo del tigre está gestándose ya. Espero que para después de semana santa empiecen a salir los artículos.

      Un saludo!

      Sele

  4. ¡Uf que fuerte el vídeo! por un momento quise adelantarlo para no ver la lenta agonía del búfalo, pero qué se puede hacer, así es la vida, cruel y bella a la vez. Y bueno, indirectamente soy como esos leones, pues me gusta comer carne, y este vídeo me hace recordar que para ello es necesaria una muerte, cosa en la que uno no piensa mientras saborea el almuerzo. Mejor no pienso tanto o me volveré loco 😀
    Ha sido un gran descubrimiento encontrar tu blog, muy bueno.
    ¡Un abrazo!

    1. Hola Marco Antonio,

      Cruel y bella a la vez, creo que así es esta escena y en general la vida. Me alegra que te haya gustado al vídeo. Sé bienvenido siempre que quieras a El rincón de Sele 😉

      Saludos!!

      Sele

  5. Increíble! Siempre he soñado con hacer un safari en África y ver a los leones cazando ahí mismo. Ojalá se pueda dar algún dia. Muy buen blog!!!! Felicidades!!!

    1. Fue una pasada, aunque ver una escena de caza no es algo que suceda todos los días. Puedes estar años haciendo safaris y no verlo. O tener la suerte de que sí suceda. Eso es lo grande de los safaris por África.

      Gracias por comentar!!

      Saludos,

      Sele

  6. Es ley de vida y esto seguro que te habrá marcado a pesar de tus cientos de viajes. Guarda estas imágenes porque son formidables.
    Un abrazo Sele!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *