El turismo y los viajes después del coronavirus: Hipótesis de un regreso incierto

La crisis del coronavirus ha marcado de manera muy lesiva a todo el planeta. Muchos países del mundo viven confinados estos días bajo un manto de noticias pésimas relacionadas con los efectos del COVID-19. Mientras seguimos en el hoy y el ahora donde los sanitarios están en primera línea de batalla para salvar vidas (lo verdaderamente importante en estos momentos) surgen millones de preguntas sobre qué pasará después. Muchos sectores se están viendo severamente afectados y lo seguirán estando más tiempo, incluso pasados los temblores más fuertes de este gran terremoto que ha hecho tambalear el mundo que conocíamos actualmente. No cabe duda que el turismo, motor de la economía española y de múltiples naciones, ha recibido un torpedo en plena línea de flotación. Y de daños impredecibles. Quienes forman parte de este infalible generador de numerosos puestos de trabajo directos e indirectos dudan sobre cómo volverá pero no de que lo hará sin ser el mismo.

Uno de los templos de Khajuraho en India

¿Qué sucederá con el turismo y los viajes después del coronavirus? ¿Cómo será capaz de remontar este sector tan importante? Interrogantes lógicos, aunque con ciertas respuestas factibles de lo que vendrá a corto y medio plazoLeer artículo completo ➜

Viajando a Khiva, la ciudad de las mil y una noches

Nunca una gota de agua en el desierto fue tan preciada ni tan preciosa. Nunca un contoneo de murallas de barro y ladrillo resultó tan glorioso. Nunca un mar de minaretes y azulejos tuvo esa sintonía de colores hipnóticos. Así es Khiva (o Jiva), otro de esos lugares imprescindibles en la Ruta de la Seda que se ha hecho inmortal a base de Leyenda y huellas sobre la arena. En el extremo suroeste de Uzbekistán, apenas a un paso de Turkmenistán, brota como por arte de magia una ciudad extraordinaria que nos lleva a caminar por un decorado original de cualquiera de los cuentos de las Mil y una noches.

¿Qué ver en Khiva? Breve paseo por la ciudad de Uzbekistán

Dentro de nuestro viaje a Uzbekistán hicimos de Khiva un dormitorio de techos estrellados con vistas directas a nuestros sueños. Leer artículo completo ➜

Postales de Belchite viejo, el pueblo fantasma de la Guerra Civil española

En la provincia de Zaragoza, a escasos veinte kilómetros de la cuna de Francisco de Goya, Fuendetodos, las ruinas del pueblo viejo de Belchite viven en prolongada contienda con su ya único rival, el tiempo. En agosto de 1937 se apagaron todas las luces de un pueblo convertido en un campo de batalla entre sublevados y republicanos. La sangre derramada por ambos bandos (la lista de bajas civiles y militares superó con creces el número cinco mil) es hoy tatuaje imborrable de calles vacías, abandonadas y rotas por los bombardeos o los disparos que, de día y de noche, marchitaron para siempre este enclave con notables huellas del mudéjar aragonés, las cuales se intuyen todavía campanarios y techumbres erguidas de puro milagro.

Ruinas de Belchite Viejo

La visita a Belchite viejo, el pueblo fantasma de la Guerra Civil española, permite tocar la aldaba de una puerta que se abre directa a la memoria de un momento turbio y doloroso de la historia de un país extenuado y repleto de cicatrices del ayer. Viajar, al fin y al cabo, es recordar. Y compartir una serie de instantáneas del tiempo detenido en este rincón zaragozano, la misión del presente artículo/serie fotográfica con la que regresar a lo ha quedado de aquellos días.  Leer artículo completo ➜

Medinaceli y el arco del tiempo en Soria

Sobre un cerro asomado al valle del Jalón surge un reino en piedra cincelado durante milenios por celtíberos, romanos, árabes y cristianos viejos. Todavía la soriana Medinaceli sigue recibiendo a sus visitantes por su arco de tres puertas que en tiempos del Emperador Domiciano (siglo I d.C) servía como acceso a esta ciudad situada en la calzada romana que comunicaba Emerita Augusta (Mérida) […]

Leer artículo completo ➜