Así es el plan de ruta para el viaje a Santo Tomé y Príncipe

Ya va quedando menos para preparar el equipaje y marcharnos a ese pequeño gran paraíso africano llamado Santo Tomé y Príncipe. Siguen quedando algunas plazas (pocas) para el viaje que dará inicio el 23 de febrero de 2019 pero ya se está configurando el equipo que conformará esta aventura a uno de los países más desconocidos y sorprendentes del planeta. Un viaje entre la selva y el océano, de ritmos alegres y la vida desplegada en una larga sonrisa. De aves de vivos colores revoloteando entre los árboles, aroma al mejor cacao y ese cosquilleo de saberse en un lugar insólito y poco explorado.

Paisaje de Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

Pero, ¿qué haremos en Santo Tomé y Príncipe? ¿Cuál es el plan de ruta previsto para nuestra aventura en este conjunto de islas e islotes varados en el Golfo de Guinea? 

Santo Tomé y Príncipe 2019

No resulta sencillo diseñar un itinerario para un viaje a Santo Tomé y Príncipe en el que poder abarcar lo mejor del archipiélago. Hace algo menos de un año marché a esta ex-colonia portuguesa para conocerla mejor en una exhaustiva prospección, donde pude obtener buenas ideas junto a la gente de Pangea para poder organizar una salida especial con lectores del blog y amantes de los grandes viajes. Una expedición de un máximo de 12 personas donde poder vivir sensaciones únicas y disfrutar de las muchas maravillas que esconde un país fantástico y poco trillado. Y una ruta lo más completa posible de cara a disfrutar de una experiencia sin tener que mirar el reloj. Intensa pero flexible… y plausible.

Carretera en Santo Tomé y Príncipe

Hace ya unas semanas os pedí que me acompañaseis a Santo Tomé y Príncipe entre el 23 de febrero y el 3 de marzo de 2019. Y la respuesta no ha podido ser mejor. Tuvimos reservas ya antes de cumplir la primera semana. Si bien es cierto que aún restan algunas plazas para los mas rezagados y se sigue solicitando información para formar parte de esta aventura, aunque espero que se agoten pronto. Hoy de lo que me gustaría hablaros es del recorrido, del plan de viaje que seguiremos con el objetivo de conocer este destino africano lo mejor posible.

Roça de Monte Café (Santo Tomé y Príncipe)

Itinerario del viaje a Santo Tomé y Príncipe (Hoja de ruta prevista)

Obviamente tratándose de un viaje de una semana hay que seleccionar mucho, diseccionar todas las opciones y escoger la ruta más válida para sacarle un buen partido a esta experiencia en Santo Tomé y Príncipe. Tengo que decir que no difiere demasiado del recorrido que pudimos realizar en 2018, con la salvedad que en vez de ser cuatro personas seremos algunas más y que pernoctaremos en un hotel que visitamos entonces pero en el que no pasamos la noche (esta vez nos quedaremos en él para salir a ver el desove de las tortugas marinas). En lo demás no afecta nada.

Roça de Sao Nicolau en la isla de Santo Tomé

PLAN DE VIAJE (DÍA POR DÍA)

Día 1º de viaje – 23 de febrero (sábado)

Esta jornada será de vuelos para llegar a nuestro destino. Primero hasta Lisboa, pero tras una breve escala tomaremos el vuelo de TAP Portugal hasta São Tomé. Haremos una parada técnica muy corta en el aeropuerto de Accra (sin bajarnos del avión) y arribaremos a la capital del archipiélago de Santo Tomé y Príncipe por la tarde. ¡Con suerte nos dará tiempo a asistir a nuestro primer atardecer! Después tenemos el traslado al hotel, de apenas 5 minutos, y pasaremos la noche en el Omali Lodge, un establecimiento hotelero muy especial habitaciones enormes y piscina en el centro. Ideal ese bañito en el paraíso de los 28 grados casi constantes para abrir boca en nuestra primera cena en equipo.

Omali Lodge (Santo Tomé y Príncipe)

Hablaremos del plan de ruta, solucionaremos todas las dudas posibles y, en definitiva, nos conoceremos en persona antes de hacer el primer kilómetro juntos.

Día 2º de viaje – 24 de febrero (domingo)

Apasionante jornada dominical la que nos espera. Lo primero que haremos, tras abandonar el hotel, es disfrutar del bullicioso y colorido mercado de la capital del país, Santo Tomé. Será una BIENVENIDA A ÁFRICA EN MAYÚSCULAS, una toma de contacto con una ciudad pequeña frente al mar y una de las primeras catedrales construidas en el continente donde no pueden faltar los típicos azulejos portugueses.

Mercado de Santo Tomé

Desde allí viajaremos al interior de la isla, un universo de montañas, frondosidad y viejas haciendas (llamadas roças) de cacao y café. Primero llegaremos hasta una de las cascadas más importantes de la zona, São Nicolau, donde quien quiera se podrá dar una ducha de inmensidad. Después, aunque existe una posible sorpresa que dependerá de cómo vayamos de tiempo, marcharemos a conocer la Roça de Monte Café y conocer las condiciones excepcionales para su cultivo y recolección. Se trata de una de las haciendas más grandes e importantes de la época colonial, un micromundo que aún sigue funcionando (aunque conducido por los propios locales) y dando sus frutos.

Cascada de Sao Nicolau (Santo Tomé y Príncipe)

Después de comer marcharemos rumbo al sur de Santo Tomé. Es en estas playas (Jalé o Inhame) donde se produce una mayor presencia de tortugas marinas por la noche, o bien en el desove o bien en el momento en que las crías rompen el cascarón y salen decenas hacia el mar. Para no perder ripio de este espectáculo natural pernoctaremos en un eco lodge (Praia Inhame) situado a los pies de la playa. Allí, quien lo desee, podrá formar parte de una patrulla nocturna para observar la posible llegada de grandes tortugas marinas a poner sus huevos. Este es uno de los grandes objetivos del viaje, por lo que trataremos de hacer varios intentos. Llegamos al final del periodo de desove y al inicio del nacimiento de las tortuguitas. Así que contamos con buenas probabilidades para vivir una experiencia realmente emocionante. Pero hay que tener muy en cuenta de que la naturaleza es caprichosa y unas veces se deja mostrar en su plenitud y otras veces no. Lo mejor es estar ahí intentándolo. Y, por experiencia, suele dar sus frutos.

Cría de tortuga marina en Praia Grande (Isla de Príncipe, Santo Tomé y Príncipe)

En el artículo “De tortugas marinas y otros milagros” os cuento la inmensa suerte que supone poder observar a esta especie. Porque para que llegue ese momento han tenido que suceder tantas cosas…

Día 3ª de viaje – 25 de febrero (lunes)

En el suroeste de la isla, Punta Baleias, tomaremos una embarcación que nos llevará al islote de Rolas. Este pequeño paraíso de palmerales, parajes volcánicos y calas de ensueño viene atravesado por la línea del Ecuador y será otro de los hitos del viaje. Pasaremos un día completo en la isla, con propuestas de todos los colores (el que quiera explorar, visitar el pueblo de pescadores, buscar tortugas, tocar la línea ecuatorial o simplemente tomarse una caipirinha en la piscina del Hotel Pestana Equador, uno de los mejores alojamientos del país y, de hecho, el único que hay en este islote).

Islote de Rolas (Santo Tomé y Príncipe)

Ilhéu das Rolas es realmente espectacular y nos permitirá vivir con más o menos calma un pequeño islote bañado por las aguas del Atlántico en el Golfo de Guinea que fue utilizado en la época colonial a tenor de las pocas construcciones que sobreviven de entonces. Un día tranquilo o un día intenso. ¡Será cuestión de apetencias! Flexibilidad al poder. El viaje no es  cerrado por muchos motivos, y es que nos sintamos cómodos, libres y no atados a un programa rígido.

Edificio colonial en isla de Rolas (Santo Tomé y Príncipe)

Día 4º de viaje – 26 de febrero (martes)

Tomaremos una de las primeras embarcaciones que nos lleven de vuelta a la isla principal, Santo Tomé. Iremos haciendo un lento retorno, con un montón de paradas para hacer fotos chulas y disfrutar de los paisajes. Como, por ejemplo, la figura del Cão Grande, una estrecha aguja volcánica de más de 663 metros de altura sobre el nivel del mar y convertida en el emblema de la naturaleza salvaje de la isla. Si las neblinas no lo impiden, observaremos y, quienes lo deseemos, fotografiaremos una de las postales más impresionantes del viaje. Además desde distintos ángulos puesto que la ruta del este de Santo Tomé es realmente fotogénica se mire donde se mire.

Vistas del Cao Grande en Santo Tomé y Príncipe

En Ribera Peixe nos sorprenderemos de una diminuta aldea de gente amable junto a una cascada de basalto (o sea, volcánica) que desemboca a pocos metros del océano. En este escenario formidable acuden niños y mayores a bañarse o a pescar. Sin duda se trata de una de las aldeas más pintorescas y atractivas de Santo Tomé. Una de las grandes experiencias de nuestra aventura, eso seguro.

Niño en Praia Pesqueira (Viajar a Santo Tomé y Príncipe)

Seguimos con carretera, manta y paradas. Una a una roça en São João dos Angolares, la cual se ha adaptado para ser un centro de cultura y arte en la isla, así como una maravilla de la cocina de autor donde los productos locales y la innovación suman esfuerzos en un rara avis de Santo Tomé y Príncipe.

Roça de Sao Joao (isla de Santo Tomé en Santo Tomé y Príncipe)

La otra parada será a la Boca do Inferno, una especie de “Calzada del gigante” en versión tropical donde un suelo de columnas de basalto recibe las acometidas del oleaje atlántico. Si estuviera en cualquier país del mundo recibiría cientos de miles de turistas al año. Cuando estemos nosotros será raro que haya algún visitante más. Así es Santo Tomé y Príncipe, un país que muy pocos han descubierto.

Boca do inferno en la isla de Santo Tomé (Santo Tomé y Príncipe)

Pernoctaremos en el Omai Lodge, el mismo hotel de la primera noche, lo que siempre supone una buena noticia. ¿Alguien se apunta a un bañito nocturno?

Día 5º de viaje – 27 de febrero (miércoles)

La aventura inicia una nueva fase. ¡Volamos a Príncipe! La segunda isla habitada del archipiélago está protegida por un bosque primario en algo más que la mitad de su tamaño. Hablamos de un lugar poco habitado, con la ciudad más pequeña del mundo (Santo Antonio) y no pocas playas verdaderamente paradisíacas. Aquí, si me lo permitís, utilizaré mucho esa palabra: “Paraíso”. Aunque os aseguro que para Príncipe este término se le queda pequeño.

Isla de Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

El vuelo de Santo Tomé a Príncipe lo llevaremos a cabo por la mañana y para ello necesitaremos tan sólo de 35 minutos. Un mundo en barco pero un suspiro en avión (quien pille la ventanilla será una persona muy afortunada).

Santo Antonio (Príncipe)

Pasaremos un día relativamente tranquilo. Las tres próximas noches dormiremos siempre en el mismo sitio, una antigua roça reconvertida en un excelente hotel boutique en plena plantación, Roça Sundy, por lo que empezaremos con explorar lo que nos queda más a mano. Aunque todavía existen diversas posibilidades que iremos estudiando a medida el viaje se aproxime.

Sele en Praia Larga (Príncipe)

Día 6º de viaje – 28 de febrero (jueves)

Diremos adiós al mes de febrero recorriendo algunos de los mejores lugares de la isla. Un pequeño “Parque Jurásico” sin dinosaurios pero con multitud de especies endémicas y unos paisajes que sobrecogen al visitante. Eso lo divisaremos en los miradores de Oké Daniel (que mira al Cabo de las Agulhas) o en Nova Estrela. Corroboraremos la idea de muchos locales que aseguran que Praia Banana es, si no la mejor, una de las mejores playas del mundo y daremos una vuelta por la pequeña ciudad de Santo Antonio, con apenas 1000 habitantes y un casco histórico colonial encantador y muy bien cuidado. Y quizás tengamos alguna que otra sorpresa con las tortugas marinas. ¿Quién sabe?

Día 7º de viaje – 1 de marzo (viernes)

Continúa nuestra andadura por Príncipe, pero esta vez la disfrutaremos desde un punto de vista realmente único. Y es que podremos pasar el día en el islote Bom Bom y utilizar las instalaciones del alojamiento más célebre y exclusivo del país africano. Un día en el que podremos visitar alguna aldea de pescadores aledaña, hacer trekking darnos un baño en el islote o, si la mar lo permite, tomar una lancha para disfrutar de la salvaje costa nororiental de Príncipe con algunas de las playas más alucinantes y paradisíacas que nos podamos imaginar.

Islote Bom Bom desde el aire

Otro plan en el que, si las condiciones lo permiten (me refiero al clima), contaremos con diferentes propuestas para vivir el último día en Príncipe. Regresaremos a dormir a Roça Sundy y tener nuestra cena de despedida a la luz de la luna.

Día 8º de viaje – 2 de marzo (sábado)

El viaje termina, pero aún nos quedará un día por delante, ya que el vuelo de vuelta a casa será por la noche. Así que contaremos con una jornada completa en Santo Tomé (llegaremos por la mañana de Príncipe) donde sopesaremos distintas opciones (relax en la piscina, visita más sosegada a la ciudad o alguna idea que tengo en la cabeza pero que mejor comentaré in situ). Todo sea por disfrutar del mejor cierre posible a una gran aventura por el tesoro del Golfo de Guinea.

Mercado central de Santo Tomé en Santo Tomé y Príncipe

Ya por la noche tomaremos el avión que nos devolverá a nuestras respectivas ciudades. Al igual que en la ida, haremos un cortísima parada técnica en Accra (sin bajarnos del avión).

Día 9º del viaje – 3 de marzo (domingo)

Tras una escala en Lisboa, a primera hora de la mañana tomaremos el último avión para regresar a casa. Tiempo para ver a los nuestros, descansar y empezar a recordar una gran aventura en uno de los destinos que, tened por seguro, os marcará para siempre.

Mujer asomada a una ventana en Rolas (Santo Tomé y Príncipe)

Terminará entonces un viaje en el que, por supuesto, tenemos que tener planes y una cierta infraestructura, pero en el que dependemos del clima, del ritmo que le demos los miembros del equipo y, por supuesto, de todo aquello que no se pueda medir o controlar. ¡Esto es África y las sorpresas y los contratiempos son parte de la experiencia!

¿Os venís a Santo Tomé y Príncipe? Información para apuntarse

Para la ocasión hay que entrar a esta página  especial sobre el viaje a Santo Tomé y Príncipe elaborada por Pangea en la cual, además del plan exacto, fechas de salida y precios, hay un brevísimo formulario para recibir información más detallada acerca de esta expedición y poder pedir presupuesto. Ellos se ocuparán absolutamente de todo.

Playa del norte de Santo Tomé

Yo ya estoy contando los días que faltan para regresar a las islas. Tengo tantas ganas de que las veáis con vuestros propios ojos…

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.