¿Cómo conseguir el permiso o visado para viajar a Bután?

Tras siglos de aislamiento, Bután abrió las puertas de su reino en el corazón de los Himalayas allá por los años ochenta. Desde entonces los visitantes han ido llegando de forma pausada, aunque más cada año, para conocer in situ las particularidades de un país repleto de atractivos fascinantes que se marcó como objetivo crecer de forma sostenible manteniendo su personalidad, sus tradiciones y su cultura. A diferencia de otras naciones asiáticas, no resulta posible viajar por libre a Bután, salvo que seas de India, Bangladesh o Maldivas. El resto de mortales necesitamos un visado autorizado por el gobierno butanés. Y para conseguirlo se exige seguir unas normas o cumplir unos requisitos determinados que llevan, por ejemplo, a tener que hacer el viaje organizado con guía, hoteles, transportes, etcétera…  que se costea mediante una tasa fija diaria que ronda los 200/250 dólares en función de la época del año en que se tenga previsto entrar.

Puerta de un templo budista tibetano

Por tanto, la respuesta a la pregunta de si se puede viajar a Bután por cuenta propia y de forma totalmente independiente es NO. Pero, si tienes como objetivo pasar unos días en el país del Nido del Tigre, el mismo que mide la felicidad nacional bruta de sus habitantes y cree a pies juntillas en las historias del Yeti, te recomiendo que continúes leyendo porque voy a tratar de contarte cómo entrar a Bután de la manera más sencilla posible. 

¿Te vienes conmigo a Bután en octubre de 2019? Te lo cuento todo aquí. ¡Aún hay plazas disponibles!

 

Viajes de autor (Viaja con Sele)

El permiso de entrada a Bután: Dudas y realidades.

Casi siempre cuando se organiza un viaje a algún país extranjero, lo primero que solemos consultar son sus requisitos de entrada. Y generalmente suelen ser los mismos, con pocas variaciones. Hay países que no exigen visado o permiso alguno sino que compras el vuelo, barco o tren, o cruzas por tu cuenta la frontera (a pie o en un vehículo particular). Tú te lo guisas y tú te lo comes. Otros que exigen un visado fácil de obtener (cada vez hay más que permiten hacerlo de manera online) con mero afán recaudatorio en el que rellenas un formulario, pagas y punto. También están los que lo ponen difícil con un montón de formalidades (Rusia, Irán, China, etc.)  y hasta los que exigen incluso un certificado de antecedentes penales (Ghana, por ejemplo). Luego está el extraño caso del Tíbet, donde China pone aún más restricciones burocráticas para controlar la llegada de extranjeros. Pero la política de visados turísticos en Bután no tiene mucho o nada que ver con estos modelos.

Nido del tigre en Bután

Desde el consabido aperturismo que tuvo en los años ochenta y noventa, los gobernantes butaneses tuvieron muy claro que debían limitar por ley el número de accesos al país por parte de los visitantes extranjeros. Un número que se debía respetar cada año y una tasa fija por día de estancia. Eso sí, que incluyera todos los gastos. De ese modo huía de las masificaciones y sus consecuentes cambios en ciudades y pueblos, tradiciones, etc. No querían parecerse a Nepal o, al menos eso alegaban. Y además se aseguraban unos ingresos concretos. (Sobre este tema hablo en el artículo de Curiosidades y rarezas de un viaje llamado Bután).

Passport control

Hoy el modelo ha permitido ir aumentando ese número de visitantes prefijados cada año, aunque siguen siendo cifras modestas (poco más de 2000 españoles el año pasado). Con ello, el negocio ha ido creciendo. Porque, aunque nos pongamos muy románticos, espirituales, ecológicos y sostenibles, es lo que es, un business en toda regla. Tanto como el famoso ESTA de los Estados Unidos. Cosas impepinables si queremos conocer estos destinos.

Bosque con niebla

¿Viajar por libre a Bután? IMPOSIBLE.

Los viajeros y viajeras que llegan a Bután lo hacen desde Nepal o desde India en uno de los vuelos panorámicos más bonitos que se hacen en todo el mundo (se puede ver el Everest y otros ochomiles de la Cordillera del Himalaya). Acostumbrados a moverse a sus anchas por estos países toca hacer un cambio de chip para poder viajar a Bután. Alcanzar semejante privilegio exige el cumplimiento de unas normas determinadas y asumir cuanto antes que no se puede hacer ese viaje de manera independiente. Por mucho que se busque y rebusque por internet no existen lagunas al respecto. Salvo que seas nacional de India, bangladeshí o habitante de las Maldivas resulta imposible. Pero, como estoy convencido de que no es el caso, te ha tocado navegar y has entrado a este post en el que espero estar aclarando tus dudas.

Monjes budistas

Cómo obtener la visa/permiso para viajar a Bután.

Es obligatorio obtener un permiso de visado antes de viajar a Bután. De lo contrario, será imposible subirse al avión. Y no se puede solicitar la embajada o consulado precisamente como en otros casos. Debe hacerse en la pertinente agencia de viajes, o de manera presencial u online, que venda experiencias en Bután. Todo se procesa a través de un sistema en línea a través de un operador turístico butanés con licencia, bien directamente o con una compañía extranjera que hace de intermediaria. Serán quienes se ocupen de solicitar a los clientes que hayan contratado el viaje completo con ellos (guía, traslados, alojamiento, comidas o entradas) una copia del pasaporte. La necesaria carta de autorización será procesada por el Consejo de Turismo de Bután una vez se ha efectuado el pago correspondiente (exigen (200/250 dólares americanos por día de estancia + 40 dólares extra en un solo pago referente al visado). Una vez recibido el pago, la autorización del visado será enviada, demorándose como máximo unas 72 horas hábiles. En el punto de acceso, normalmente el aeropuerto de Paro, las autoridades butanesas exigirán dicha carta de autorización antes de poder estampar el visado definitivo en el pasaporte.

Puerta en templo tibetano

Es decir, que se viaja a Bután de manera organizada a través de agencia. Luego existen infinidad de programas y propuestas de más o menos días, ir solos, en un grupo más o menos grande, determinadas actividades, hoteles, guías de habla inglesa o castellana, etc. Hay bastante flexibilidad al respecto y cada vez se perfilan más recorridos o experiencias en Bután. Tanto con planes cerrados como a medida. Así que quien desee viajar a Bután, sabiendo de antemano esta particularidad, ya tiene claro cómo hacerlo. Contratándolo con una agencia, la que más le convenza.

¿Con quién estoy organizando yo el viaje a Bután?

Quizás ya sepas que llevo un tiempo proponiendo varios viajes de autor al año en los que los lectores o personas interesadas pueden venir conmigo a recorrer destinos algo atípicos. Y este año nos atrevemos con Bután (salida única: 13 de octubre), de ahí que Pangea, con la que colaboro desde hace años para estos temas, sea precisamente una de las pocas agencias españolas que tienen experiencia en este destino y, por tanto, en la que he confiado para hacer de este viaje una realidad.

 

Nido del tigre (Bután)

¿A cuánto asciende la tasa obligatoria que se paga por día de viaje en Bután?

El tema de la tasa fija diaria varía en función de la temporada a la que se viaje a Bután. En la considerada temporada baja (enero, febrero, junio, julio, agosto y diciembre, que son peores en cuanto condiciones meteorológicas en la zona) se pagan 200 dólares por día. En temporada alta (marzo, abril, mayo, septiembre, octubre y noviembre, meses menos lluviosos) se pagan 250 dólares diarios. Para grupos de 3 o más personas. Para 1 ó 2 personas se paga un extra por día de estancia, que según la web oficial asciende a otros 30€ más por cada uno.

Icono de un pasaporte a Bután

Para que no haya dudas, insisto en que esto al hacerlo a través de agencia va incluido en el paquete/coste total del viaje. No se paga un precio X y luego la tasa diaria. Se abona todo de una vez en la agencia correspondiente que venda u organice viajes a Bután. De ahí que el coste de viajar a este destino sea superior al de Nepal, por ejemplo.

¿Qué incluye la tasa diaria obligatoria de Bután?

  • Alojamiento (normalmente de 3 estrellas).
  • Desayuno, comida y cena.
  • Transporte, guía turístico y chófer.
  • Entradas a los lugares a visitar.
  • Té, café y agua a disposición del cliente. Sin límite.

Arquitectura tibetana, la cual también está presente en Bután.

 

¿Lo positivo de esto? Que luego los gastos en el destino son mínimos y se puede tener un control del coste total del viaje.

 

Más información sobre la tasa diaria en la web oficial de turismo de Bután: www.bhutan.travel/page/minimum-daily-package-rate

Información del Ministerio de Asuntos Exteriores de España:

  • El pasaporte debe tener una validez superior a 6 meses contando desde el inicio del viaje.
  • La agencia de viaje se ocupa de todos los trámites necesarios para el viaje a Bután, desde los visados hasta el billete con una de las dos compañías aéreas del país: la estatal Druk Air y la privada Bhutan Airlines.

Más info en Recomendaciones de viaje a Bután proporcionadas por el MAEC.

¿Te vienes conmigo de viaje a Bután?

En octubre de 2019 (Salida el 13, regreso el día 26) nos vamos a Bután para recorrer este país tan lleno de curiosidades y rarezas. Accederemos a los templos, monasterios y palacios más alucinantes, divisaremos paisajes mayúsculos siempre flanqueados por las altas cimas de la cordillera del Himalaya. Y utilizaremos Katmandú para dar el salto al reino de la felicidad. Tenemos un grupo casi formado pero aún quedan plazas disponibles (pocas) para visitar Bután en una de las temporadas más apetecibles (en octubre el clima es más benévolo y permite admirar las montañas despejadas).

Sele en un templo budista tibetano

¿Quieres saber cómo formar parte? Para la ocasión hay que entrar al especial de este viaje de autor a Bután en la web de Pangea, en la cual además de más detalles sobre este viaje se debe cumplimentar un brevísimo formulario para recibir información más detallada acerca de esta expedición y poder pedir presupuesto (donde por supuesto, la tasa diaria obligatoria está incluido). También existe la opción llamar a los teléfonos de sus tiendas de Madrid (91 0837976) o Barcelona (930 185 123), escribir al correo electrónico contacto@pangea.es o pedir cita previa y conversar in situ con alguno de sus asesores expertos que te ayudarán a obtener información, así como reservar este viaje que no contará con demasiadas plazas y que, a tenor de los sucedido con los anteriores (KamchatkaSanto Tomé y Príncipe) pueden tardar poco en desaparecer. En Pangea se ocuparán absolutamente de todo, aunque no dudes en preguntarme cualquier duda y, si estoy en disposición de darte una correcta respuesta o ha habido algún fallo en la comunicación con la agencia organizadora de este viaje, te escribiré lo antes posible. 

Viaje a Bután con Sele

Aquí te cuento las particularidades del viaje que vamos a llevar a cabo en Bután.

Por otro lado recordarte que iré actualizando la SECCIÓN VIAJES DE AUTOR en este blog para que dispongas de información de próximas salidas (confirmadas o que están aún en preparación). En un mes partimos a Kamchatka, ya está abierto el plazo de inscripciones para Santo Tomé y Príncipe en diciembre y muy pronto contaré más sobre la Expedición Oso Polar en Svalbard (junio 2020). ¡Vamos a hacer muchas cosas en los destinos más increíbles del mundo!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

PD: Mañana sábado 13 de julio estaré de 9:00 a 10:00 en el programa de viajes Paralelo 20 de Radio Marca.

Viajes de autor (Viaja con Sele)

 

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.