8 destinos de interior en España donde hacer turismo rural con niños - El rincón de Sele

Blog

8 destinos de interior en España donde hacer turismo rural con niños

Print Friendly, PDF & Email

Ahora es muy propio y lógico ilusionarnos definiendo muchas de esas cosas que haremos en el futuro. ¿Sabéis qué? Deseo con todas mis fuerzas viajar en familia, ver correr a mi hijo Unai, buscar atardeceres juntos en los sitios más insospechados. También necesito huir de la ciudad porque siento que necesito el campo más que nunca. Por lo que volver a hacer turismo rural está entre nuestras prioridades. Seguir recorriendo España en busca de lugares mayúsculos desde enclaves auténticos. La vida al a un lado o u otro de una encantadora casona de piedra o una cabaña de madera en plena naturaleza. De eso trata precisamente el presente artículo, de buscar ideas y destinos del interior de España donde hacer turismo rural con niños.

Las Médulas desde la Senda Perimetral (Mirador de Pedrices)

Para ello he recopilado ocho rincones españoles con auténtico encanto rural para disfrutar con toda la familia. Son propuestas de cercanía con las que descubrir o recordar esas maravillas que nunca se fueron porque tan sólo nos están esperando. 

Practicar turismo rural (y de interior) como objetivo familiar

Siempre he considerado el turismo rural como una forma confortable y divertida de respirar la buena energía de ciertos entornos caracterizados por su inmenso paisaje natural o cultural. O no tan inmenso, simplemente sencillo y auténtico. Añoro tanto las cosas de verdad, lo de siempre… Una manera de volver al pueblo, sobre todo para quienes no lo tenemos (os aseguro que es uno de mis grandes pesares vitales) y despejarnos dejando atrás lo que nos sobra. De practicar numerosas actividades en plena naturaleza junto a la familia o recorrer pueblos y monumentos donde las huellas de nuestra historia están presentes en callejuelas adoquinadas donde se escuchan como altavoces atemporales esos campanarios empeñados en hacer repicar sus campanas a mediodía.

Sieteiglesias (Sierra Norte de Madrid)

Son muchos lugares de España (miles, realmente) los cuales nos aguardan para hacer turismo rural con niños, aunque cabe decir son también perfectamente válidos para vivirlo de igual modo con los amigos o con la pareja. Para esta ocasión me hace ilusión compartir una selección de ocho destinos o ideas para hacerse una escapada de interior en la que poder alquilar una bonita casa durante unos días y pasárselo genial reconectando con algunos escenarios magníficos.

El pequeño Unai en Aracena (Huelva)

8 propuestas para hacer turismo rural en familia en destinos del interior de España

A continuación se desliza una selección, como siempre subjetiva, de lugares que he tenido la suerte de conocer y donde no puedo hacer más que recomendar de cara a una escapada rural con niños (o simplemente en familia y amigos) en entornos ciertamente espectaculares. Y más próximos de lo que podamos imaginar. Todos ellos he tenido la suerte de recorrerlos, casi siempre en familia, por lo que creo que son ideales para tentar una bonita escapada. Por supuesto, al final del artículo, se admiten vuestras propuestas. Cuantas más y mejores ideas podamos compartir entre todos, mucho mejor.

Las Médulas, probablemente uno de los mejores paisajes de España en unas antiguas minas romanas.

En la comarca leonesa de El Bierzo se vive una de las mayores paradojas paisajísticas que se recuerdan, no sólo en España sino en todo el mundo. Hace nada menos que dos mil años los romanos rompieron la montaña con la fuerza del agua para obtener oro. Mina que con el tiempo fue abandonada. Dejando lo que hoy día hubiese sido una catástrofe ambiental en un paraje de montículos arcillosos y desnudos de tonos anaranjados donde volvieron los árboles para vestir de colores un lugar sin parangón que la UNESCO proclamó Patrimonio de la Humanidad en el año 1997. Son Las Médulas, parte de la ruta del “Camino de Santiago de invierno” y un imán para el turismo rural donde tanto la naturaleza y patrimonio van juntas de la mano a través de múltiples rutas de senderismo (para todos los niveles, desde la senda de Las Valias donde se puede ir con carritos de bebé a la senda de Reirigo o incluso la perimetral), visitas arqueológicas a cuevas, castillos y los miradores más fotogénicos (Mirador de Orellán) para capturar magistrales puestas de sol.

Las Médulas desde el mirador de Orellán

Muy próximos a Las Médulas están el Lago de Carucedo, donde durante el verano la gente acude a bañarse, el castillo de Cornatel o la ciudad de Ponferrada con una de las fortificaciones templarias más grandes de la Península Ibérica.

Para indagar más sobre esta zona de España recomiendo leer una serie de ideas y consejos sobre Las Médulas (Qué ver, qué hacer, rutas, dónde comer, etc.).

Sele haciendo la senda de Las Valiñas en Las Médulas

Sierra Norte de Madrid, un gran hayedo, rutas en bici entre búnkeres, kayak y senderismo

La Sierra Norte de Madrid continúa siendo aún territorio por descubrir. Vertebrada por el curso del río Lozoya, es la zona más despoblada de la Comunidad de Madrid. Ser Reserva de la Biosfera ayuda, así como tener el hayedo más septentrional de Europa, el famoso Hayedo de Montejo, donde cada otoño se organizan visitas guiadas que no sólo disfrutan los fotógrafos de naturaleza. También los senderistas y las familias que con sus hijos acuden a escuchar cómo crujen sus pasos en una increíble alfombra de hojas que las hayas y otros árboles caducos arrojan a un paisaje extremadamente hermoso y fotogénico. También predominan los pueblos de aspecto medieval como Buitrago del Lozoya, donde pasearse entre los adarves de una larga muralla, u otros que viven encerrados en sus paredes de pizarra, aislados de todo, como son La Hiruela o Puebla de la Sierra.

Sierra Norte de Madrid

Muy recomendable también es el entorno de Paredes de Buitrago, donde se proponen diferentes rutas de búnkeres de la Guerra Civil española en el conocido como Frente del Agua con presencia de refugios militares de los dos bandos. Se pueden hacer a pie, en bicicleta y rematar navegando en kayak por el embalse de Puentes Viejas. Por no hablar del senderismo en la Sierra de La Cabrera o esos restaurantes donde los platos de cuchara te hacen entrar en calor en un instante.

Sele en un búnker del Frente del Agua (Guerra Civil en Sierra Norte de Madrid)

Sin duda, la Sierra Norte de Madrid constituye toda una alternativa plena de naturaleza y patrimonio sin masificaciones a las mismas puertas de la capital de España.

¡CONCURSO A LA VISTA!

Precisamente Buitrago del Lozoya, la localidad más característica de la comarca, es uno de los candidatos del concurso de Vrbo para escoger los destinos Family Fiendly 2020 (en la categoría de destinos rurales). La gente que participe puede votar por un destinos de cada categoría (rural, playa, urbano) razonando por qué se trata de un destino para familias. El premio es, nada menos que 1.000€ a disfrutar en un alojamiento de Vrbo hasta el 31 de diciembre de 2020. Lo que viene muy bien, por ejemplo, para las próximas vacaciones.

Buitrago del Lozoya (Madrid)

Para revisar todas las posibilidades es conveniente revistar la información plasmada en la web de Vrbo  www.vrbo.com donde hay miles de alojamientos ofreciendo nuevas experiencias. Muchos con el encanto rural de los lugares mostrados en este reportaje con buenas ideas para hacer turismo rural con niños por España (aunque sea a nivel mundial).

Sierra de Gata, Montaña y bosque con una gran colección pueblos con encanto y decenas de piscinas naturales.

La Sierra de Gata representa un sorprendente y apetitoso regalo ubicado en el noroeste de la provincia de Cáceres, en plena frontera don la vecina Portugal, es capaz de ofrecer al turismo rural. Este lugar lo tiene todo. Pueblos maravillosos como Trevejo, Gata, San Martín de Trevejo o Robledillo de Gata, auténticas maravillas de adobe, entramados de madera y pizarra. Tupidos bosques de castaños donde sobresalen los riscos donde se advierte el sobrevuelo de los buitres leonados. Almazaras donde se fabrica un aceite aptos para auténticos gourmets. Y algunas de las mejores playas de España. Habrá quien se pregunte que cómo puedo hablar de playas en un lugar de interior. Me reafirmo igualmente. La Sierra de Gata posee una amalgama de piscinas naturales donde las familias con niños acuden a sofocar los días de mayor calor con buenos baños bajo el sol. Y quien las ha visto (y disfrutado alguna vez) lo sabe.

Piscina natural de Jevero (Acebo, Sierra de Gata)

Lindando con Sierra de Gata se encuentra otra comarca extremeña cuyo aislamiento durante siglos la vuelve absolutamente insólita y genial. De un color verde intenso y hermosísimas alquerías de pizarra, en las cuales Buñuel rodó su documenta/obra maestra. Estoy hablando de Las Hurdes, donde todavía prevalecen las historias de misterio en las narraciones de sus habitantes. Pocos lugares en España tienen tantas criaturas mitológicas ni tantas leyendas. La combinación de ambas comarcas da no para una escapada sino para unas vacaciones alejados del mundanal ruido.

Fachada típica de la Sierra de Gata (Extremadura)

Más información sobre este destino en el siguiente artículo: Sierra de Gata, el paraíso encontrado.

Magia en Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España.

Si se busca por internet en las clásicas listas de “los pueblos más bonitos de España” es posible que existan muchas diferencias de criterio. Pero en todas, sin excepción, aparecerá Albarracín. Y al respecto no hay nada que objetar. Este pueblo de Teruel es capaz de sumar a un casco histórico bien conservado un emplazamiento magnífico entre montañas. Incluso los colores rojizos de los muros ayudan a imponerse como el lugar ideal donde perderse y, por qué no, deleitarse con los atardeceres que cubren este laberinto de rampas, casas de cuento de hadas, largas murallas y castillos desde los que observar esta maravilla entre hoces.

Calle de Albarracín (Teruel)

Pero lo de Albarracín va más allá de un pueblo. En el entorno de la Sierra de Albarracín hay numerosas rutas de senderismo. En la zona cercada de los Pinares de Rodeno encontramos, por ejemplo, un bosque con formaciones rocosas color rojo (el tono de la piedra de rodeno) donde ya los habitantes del Paleolítico dejaron notables huellas de arte rupestre. Y además hay inmensas posibilidades no sólo para el trekking sino también para la escalada o la observación de aves rapaces.

También Albarracín es uno de los candidatos del concurso de Vrbo para escoger los destinos Family Fiendly 2020 en la categoría de destinos rurales. Junto con otros como Cazorla, Frigiliana, Morella o Riaza. Las demás categorías son destinos urbanos (donde se puede elegir entre Bilbao, Cádiz, Málaga, Oviedo, Santander o Vigo) o destinos de playa (cuyos candidatos son Benidorm, Cartagena, Fuengirola, Gandía, Llanes o Santa Cruz de Tenerife). Tienes hasta el 26 de junio para votar y ganar esos 1000 euros para disfrutar de una de las casas de vacaciones de Vrbo.

Tras las huellas del lince (y demás fauna ibérica) en la Sierra de Andújar.

¿Quién dijo que los safaris son sólo en África? En el extremo oriental de Sierra Morena se extiende la Sierra de Andújar, uno de los núcleos montañosos con los que la provincia de Jaén (además del fantástico Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas) es capaz de deslumbrar a sus visitantes. Precisamente la Sierra de Andújar representa uno de los últimos reductos del lince ibérico junto a Doñana, donde su población ha crecido de manera palpable en un corto periodo de tiempo después de estar lindando con la inevitable extinción.

Sierra de Andújar (Dónde ver al lince ibérico)

Pero además en la zona se dejan ver otras muchas especies como el águila imperial, el búho real, la nutria y una cantidad inimaginable de ciervos. Por lo que hospedarse en una bonita casa rural con vistas a los campos ondulados de Andújar y salir en 4×4 prismáticos en mano supone una de las mejores experiencias de naturaleza en la Península Ibérica. Y no sólo por la posibilidad de toparse con el felino de orejas pinceladas sino también porque, durante el otoño, el sonido de la berrea del ciervo se apodera de las noches de este reducto natural donde los niños pueden estrenarse en modo safari y sentir la emoción de contemplar a los animales en su hábitat natural.

Hombra de lince ibérico

Un otoño en Aracena (con setas, castañas y buen jamón).

No abandonamos Andalucía pero cambiamos de provincia. Del territorio del aceite de oliva pasamos al de (probablemente) el mejor jamón del mundo. Para ello hay que adentrarse en el corazón profundo y montañoso del interior de Huelva, concretamente en la Sierra de Aracena (donde se ubica el declarado Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche). Un paraíso verde de vastas dehesas con interminables encinares y bosques de alcornoques y castaños. Al igual que el anterior resulta excepcional si se desea asistir a la berrea del ciervo cada otoño y conocer lo mejor de la cocina de otoño con las setas como ingrediente principal. También con jamón, mucho jamón. De Jabugo, concretamente, puesto estamos en zona donde se enmarca esta Denominación de Origen. De ahí que la presencia de cerdos en las dehesas forme parte del paisaje de este enclave onubense de pueblos blancos, cuevas y castillos.

Unai en Aracena (Huelva)

La localidad más importante de la comarca es, por supuesto, Aracena. Pueblo de calles empinadas y fachadas blancas, tabernas que abren hasta altas horas y una visita que niños y mayores disfrutan con gran entusiasmo: La gruta de las maravillas. En la propia Aracena es posible penetrar en una cueva durante más de kilómetro y medio para conocer un universo de estalactitas, estalagmitas y lagunas escondidas en un entorno subterráneo absolutamente irreal. Un palacio modelado por la propia naturaleza hace millones de años donde los niños con sus familias se convierten en exploradores por un día.

Aracena (Huelva)

MUY CERCA…

Las Minas de Riotinto, con sus características aguas rojizas, son parte del patrimonio industrial y natural de España. Muy próximas a Aracena, apenas a veinte minutos, permiten conocer in situ sus paisajes extraterrestres subiéndose incluso a un tren. Por lo que se suele tratar de una de las visitas que más aprecian los niños que viajan al interior de la provincia de Huelva.

Amanece (que no es poco) en la Sierra del Segura.

Albacete es una provincia cargada de injustos tópicos. Tantos como maneras tiene de desmentirlos a través de lugares poco concurridos y verdaderamente impresionantes. A quien me dice que si Albacete es llana y seca le pido que haga una cosa de inmediato. Que busque en internet “Sierra del Segura y Alcaraz” o, más concreto, “Nacimiento del río Mundo”. Y cambiará su percepción. Por eso esta zona de España siempre la voy a recomendar. Se trata de una inmensa desconocida que un día se me ocurrió describir como <<un territorio de montañas, bosques y cascadas, de riscos de piedra anaranjados bajo la luz del sol y coronados por la silueta de las cabras montesas. (…) escuchar el rumor de ríos como el Mundo y el Tus alimentando el curso medio del río Segura en un entorno caracterizado por su verdor. Albacete demuestra que es mucho más en la Sierra del Segura y Alcaraz, con una amalgama de pueblos pendiendo de un paisaje escarpado, castillos recordando su función de centinela de piedra en la vieja frontera cristiano-musulmana, pinturas rupestres al descubierto en cuevas y abrigos rocosos. Y agua, mucha agua.>>

Paisaje de la Sierra del Segura de Albacete (Liétor)

Conocida como “la Suiza manchega” el cineasta y genio del humor surrealista (y rural) José Luis Cuerda inmortalizó sus pueblos y paisajes en la película Amanece, que no es poco. Aýna, Liétor y Molinicos, en los cuales existe una ruta de localizaciones de esta cinta de finales de los ochenta, son el tridente del humor absurdo del director albaceteño que dejó una impronta en la zona presente hoy día que muchos que nos consideramos “amanecistas” apreciamos con rotundidad.

Aýna desde el Mirador del Diablo (Ruta de pueblos de Amanece que no es poco)

Sin duda lo considero un viaje para hacer en familia (o, en realidad, como se desee) porque opciones y experiencias auténticas no faltan.

Soria profunda, natural y medieval

Un viaje a la denominada “España vaciada” siempre lleva a una de las provincias que más adoro, Soria. Esta antigua frontera o tierra de nadie entre cristianos y musulmanes hace un milenio ofrece parajes de ensueño como el Cañón del Río Lobos o la mitificada Laguna Negra. Y decenas de pueblos fabulosos que parecen anclados en plena Edad Media tales como Calatañazor, Yanguas, Morón de Almazán, Somaén o los que componen las Tierras de Berlanga o de Gormaz. Sin olvidar la ciudad amurallada de El Burgo de Osma o Medinaceli (inlcuida en la lista de los pueblos más bonitos de España).

Calatañazor (Soria)

Y hasta aquí mi lista de destinos españoles para hacer turismo rural con niños, en pareja, con amigos o todos revueltos en un idilio con la naturaleza y los pueblos que no debemos dejar atrás. Ahora más que nunca. Porque si de algo va a quedar cuando todo esto pase serán las ganas de volver a las raíces, a compartir lugares auténticos con las personas más auténticas para nosotros.

Sele, Rebeca y Unai en Medinaceli

Sele

PD: No te pierdas más artículos como éste dedicados a RINCONES DE ESPAÑA.
* Este es contenido patrocinado.

One Reply to “8 destinos de interior en España donde hacer turismo rural con niños”

Deja un comentario