Encarando la Semana definitiva al Gran Viaje africano - El rincón de Sele

Blog

Encarando la Semana definitiva al Gran Viaje africano

Print Friendly, PDF & Email

Este fin de semana he estado mimando un poco el alma en mi retiro espiritual preferido, en la Galicia de mis amores, de mis infancias pasadas y futuras. Tal y como llevo haciendo año tras año desde 1996 he vuelto al mismo lugar donde las cosas no parecen haber cambiado. Los mismos paisajes, el mismo frescor, los mismos amigos y los eternos recuerdos tan entrañables como enternecedores. Aunque fuera por tres días, retornar a mis vacaciones de toda la vida me ha servido para reencontrarme con buenas gentes, con el aire puro, la buena comida y los mejores sentimientos. Ha sido el preludio ideal para encarar la que viene a ser la semana definitiva que marcará el comienzo en apenas cinco días de un viaje tan esperado como el del Sur de África que llevo soñando desde hace ya muchos años.

Paisaje gallego por ti.

Galicia se convirtió en mi retiro espiritual precedente a la partida. Siempre fue mi Paraíso.

En estos momentos, con rémoras de los pimientos de Padrón, el churrasco y el chorizo criollo (Mira que se come bien en Galicia),  del agua pura del mar y de las risotadas con los amigos, comienza la cuenta atrás en una semana en la que continúo trabajando en la oficina y ultimando preparativos.

Generalmente los días previos a un viaje suelen ser similares. Son pasos ya rutinarios los que marcan los acontencimientos venideros: Sacar la mochila del armario, imprimir las reservas, comprar faltando pocas horas algunas cosas “imprescindibles” que he dejado para el último momento, decidir la ropa que voy a llevar, preparar un minibotiquín, sacarme un seguro de viaje e irme despidiendo de la familia y los colegas, soportando los clásicos interrogatorios, dando muchos abrazos, besos y apretones de manos.

También aparecerán los grandes tópicos con que la gente te desea que lo pases lo mejor posible, algunos ciertamente con un poco de mala leche. He aquí algunos ejemplos/topicazos, tan reales como la vida misma:

– ¿África? ¿Pero no habías ido ya? (El que no tiene clara la diferencia entre país y continente)

– Haz muchas fotos y ya nos las enseñas a la vuelta!! (El que se atiene al inevitable suplicio)

– Tened cuidado y que no os metan nada en la mochila (El que no se pierde ni un telediario y/o tu madre)

– Anda que con lo que hay en España, mira que irte tan lejos… (El envidiosillo)

– Si quieres ver extranjeros, bájate al metro de debajo de casa (El graciosete “ancho de miras”)

– Llámame cuando llegues y si te pasa algo, te vuelves… (Madre no hay más que una)

Con tópicos o sin tópicos, lo realmente cierto es que la semana se presenta intensa, convirtiendo los días en grandes losas. Y sólo hay un único pensamiento en la cabeza, QUIERO IRME YA!!

No tendré tanta suerte con mis deseos, pero las manecillas del reloj corren a mi favor.

Por cierto, odio con todas mis fuerzas preparar la mochila.

5 Respuestas a “Encarando la Semana definitiva al Gran Viaje africano”

Deja un comentario