14 excursiones que hacer en un día desde Reikiavik (Islandia)

Hay muchas maneras de llevar a cabo un viaje por Islandia. Los hay quien se decantan por el sur y quienes lo hacen por el norte. Los hay que alquilan un vehículo, ya sea un utilitario, un 4×4 o una autocaravana, para hacer la carretera circular en verano y otros que prefieren escaparse unos pocos días fuera de temporada. Quienes lo llevan todo organizado con agencia o prefieren ir a su aire todo el tiempo, incluso los que deciden utilizar la capital, Reikiavik (oficialmente Reykjavík) como base predilecta para hacer diversas excursiones cortas de ida y vuelta, de las de sólo un día de duración. Precisamente para estos últimos he recopilado una serie de ideas para disfrutar de Islandia manteniendo su estancia en Reikiavik, con rutas a cascadas imposibles, a islas cercanas, para realizar actividades a caballo o en moto de nieve o incluso para disfrutar del espectáculo de las auroras boreales cuando llega la noche (que en invierno sucede a horas realmente tempranas) así como de las ballenas desde un barco durante buena parte del año.

Skogafoss (Islandia)

Son muchas las cosas que se pueden hacer desde Reikiavik en tan sólo un día y que de tiempo a regresar al hotel a dormir. Excursiones perfectas para quienes decidan hospedarse únicamente en la capital islandesa y deseen tener previstas diversas actividades o rutas antes de emprender el viaje. Y es que no todos se decantan por visitar Islandia conduciendo un vehículo o cuentan con demasiados días en el destino. Para ellos precisamente va dedicado este texto. 

Reikiavik, campamento base

La capital de Islandia, a pesar de su reducido  tamaño, es extensa en posibilidades. Una vez hemos recorrido los principales puntos de la ciudad vieja, mirado escaparates Laugavegur, la calle más comercial e importante de Reikiavik, hemos hecho la clásica visita al santuario nacional (Hallgrímskirkja) y rendido pleitesía a la estatua del vikingo Erik El Rojo (quien curiosamente huyó de Islandia para buscarse la vida en el sur de Groenlandia). O ya hemos conocido más sobre la colonización vikinga en el original e instructivo Museo Reykjavík 871±2 e incluso probado los míticos perritos calientes del Bæjarins Beztu Pylsur (junto al puerto). Si ya hemos contemplado los maravillosos atardeceres junto a la escultura Solfar en el paseo marítimo y relajado en una de las piscinas de agua caliente de la ciudad… va llegando el momento de salir a explorar lo que realmente merece la pena de Islandia. A muy pocos kilómetros de la ciudad las opciones se multiplican para disfrutar de increíbles rincones de naturaleza y llevar a cabo actividades con las que exprimir al máximo una aventura 100% islandesa. Hay quien va pocos días y no le compensa (o no quiere) alquilar un coche y prefiere propuestas de ida y vuelta, sea la estación del año que sea. Una base, un hotel y una experiencia distinta cada día.

Islandia en junio

Información útil¿Cómo ir desde el aeropuerto internacional de Keflavík hasta Reikiavik (y viceversa)? Prácticamente en intervalos de media hora o una hora máximo parte un autobús que realiza el trayecto que une el aeropuerto del centro de Reikiavik y que pasa cerca de un buen número de hoteles. Tiene una duración de 45 minutos y cuesta 24 horas el trayecto. Se recomienda reservar online con antelación (a través de esta web), pues tiene una elevada demanda, sobre todo en temporada alta.

¿Qué excursiones o actividades se pueden hacer en el día desde Reikiavik (o Reykjavík)?

A continuación podréis ver 13 excursiones diferentes desde Reikiavik que van desde salir a fotografiar frailecillos a surcar un glaciar en una moto de nieve. Todo de un día de duración y con tiempo para volver a dormir a vuestro alojamiento o hacer una ronda de garitos típicos de la ciudad (el mítico Runtur) en una de las noches más animadas del norte de Europa.

Contemplar y fotografiar auroras boreales

Desde principios de septiembre a últimos de abril Islandia es testigo de uno de los fenómenos naturales más espectaculares del mundo, la llegada de la aurora boreal. Las conocidas como luces del norte, cuando aparecen, se encargan de bailar en un horizonte al que tiñen de verde (e incluso de rojo en ocasiones). Y no cabe duda que éste se ha convertido en uno de los objetivos estrella de quienes visitan Islandia fuera de la temporada estival.

Auroras boreales en Laponia Noruega

Para ver y fotografiar auroras boreales correctamente se recomienda alejarse de los lugares con luz artificial puesto que ésta reduce casi al 100% su efecto visual. De modo que si nos encontramos en Reikiavik o en cualquier ciudad con farolas o edificios iluminados, lo mejor es que nos vayamos a unos kilómetros para gozar de unos cielos limpios y así disfrutar por completo del show de la aurora boreal. Para ello hay empresas que ofrecen tours (se pueden reservar online de antemano) en los que te llevan a las afueras de la ciudad a un lugar apartado y con cero contaminación lumínica para poder presenciar y tomar las mejores fotos posibles de las auroras boreales. Después de unas horas de tiempo libre te devuelven a tu hotel o al punto de recogida acordado.

Información útilPor supuesto hay que tener en cuenta con que no todos los días se ven las auroras boreales porque depende de la actividad solar y, por supuesto, de que los cielos estén despejados de nubes. Hay predictores online bastante certeros como la de la web de la oficina meteorológica de Islandia http://en.vedur.is/weather/forecasts/aurora/ (no sólo te dan la visibilidad baja, media o alta de las auroras sino que te muestran si los cielos van a estar cubiertos o no esa noche).

Mapa de auroras boreales

Si deseáis conocer más información sobre este fenómeno no os perdáis el especial publicado este blog:

Y un consejo. Ver auroras boreales es una suerte y no es difícil marcharse de Islandia (o de Noruega, Suecia o Finlandia) sin haber tenido la ocasión de ser testigos de este espectáculo natural. De hecho yo no la vi en mi vivencia islandesa. Por ello enfocar un viaje únicamente al avistamiento o no de las luces del norte sería una equivocación que podría llevar a frustraciones innecesarias. Hay que tomárselo como un regalo más de los muchos que tiene que ofrecer esta tierra.

Navegar en barco para hacer un safari de ballenas o frailecillos

Islandia es naturaleza y no sólo basada en sus impresionantes paisajes. Por sus costas merodean distintos tipos de cetáceos (ballena minke, jorobada, azul, orcas, etc.), de ahí que las excursiones en barco para ver ballenas sean un éxito. Si bien Husavík, en el norte, se ha convertido en la capital islandesa del avistamiento de ballenas, salen a diario distintas embarcaciones desde el puerto de Reikiavik con este objetivo (conviene reservar por adelantado). Las probabilidades de éxito son bastante altas, aunque no comparables a la “garantía total” que sí ofrecen en Husavík.

Ballena jorobada dando un salto

Igualmente se han popularizado las salidas en barco para fotografiar frailecillos (puffins) entre mayo y finales de agosto. El ave más popular de Islandia es, sin duda, uno de los grandes atractivos de quienes visitan el país. Y apenas a unos cientos de metros, en las islas frente a las costas de Reikiavik, se cuentan por decenas de miles los nidos a los que estos simpáticos pájaros anidan año tras año tras pasarse el invierno flotando en las aguas del Ártico.

Frailecillos en Islandia

Información útilPor tierra uno de los mejores escenarios para ver frailecillos de cerca es el promontorio de Dyrhólaey, muy próximo al pueblo sureño de Vík (a 173 km, casi 3 horas en coche desde Reikiavik). Más información en la guía de lugares increíbles que visitar en el sur de Islandia.

Hacer la trilogía del Círculo de Oro

Desde las tres partes de El Señor de los Anillos no se ha visto mejor trilogía que la que encierra el conocido como Círculo dorado islandés. Una ruta que se puede hacer en un día y que puede llevarnos a ver el géiser que da nombre a todos los géiseres del mundo, una de las cascadas más increíbles del mundo y el lugar en el que se puede percibir la separación de dos continentes (América y Europa) y en el que los vikingos decidieron establecer su parlamento hace ya muchos siglos.

  • Gullfoss: La “cascada dorada” deja caer al caudaloso río Hvítá en tres escalones curvos generando uno de los mayores estruendos que se recuerdan en Islandia. Si hay que elegir una cascada islandesa, probablemente Gullfoss sea la preferida de muchos visitantes que se acercan a observar y fotografiar la misma desde diversos miradores (uno más alto y otro casi al ras del agua y donde es sencillo empaparse). Con una mínima intensidad de sol es fácil verla acompañada de uno o varios arcoiris aprovechándose de la extensión de sus vapores. Y da igual si verano o invierno, cada época es especial para visitar esta maravilla paisajística a poco más de 100 km de Reikiavik (menos de dos horas de trayecto).

Gullfoss (Islandia)

  • Los géiseres del valle Haukadalur: A escasos 10 kilómetros de Gullfoss se pueden visitar varios géiseres, entre los que destaca Geysir, nombre del que procede este término conocido por todos. Lamentablemente éste en concreto se encuentra apagado por la culpa de muchos visitantes que años atrás arrojaban piedras para forzar la columna de agua y que terminaron “atrancando” el agujero (como veis la estupidez no tiene límites y además es contagiosa). Por fortuna el que continúa activo es el conocido como Strokkur, que cada pocos minutos dispara un chorro de agua que supera con creces los veinte metros de altura.

Géiser Strokkur (Islandia)

  • Thingvellir (también escrito Þingvellir): A poco más de 40 kilómetros de Reikiavik se encuentra este parque natural (y cultural) proclamado Patrimonio de la Humanidad en 2004. Un lugar que permite apreciar la separación de las placas americana y euroasiática así como caminar (o incluso nadar) entre sus grietas. Aquí los vikingos establecieron el Alþingi en el siglo X, considerado entre las primeras instituciones parlamentarias en el continente europeo, ruinas que se pueden visitar actualmente. Además destaca la cascada Öxarárfoss, una de las más fotogénicas de Islandia. 

Thingvellir (Islandia)

Desde Reikiavik se organizan excursiones guiadas en los que trasladan y explican a los visitantes los tres lugares del Círculo de Oro. Tanto dedicados únicamente a esta trilogía como los que añaden además una visita panorámica de Reikiavik en el mismo día para quienes cuenten con poco tiempo de estancia en la isla.

Sin duda la ruta del Círculo Dorado es un IMPRESCINDIBLE con mayúsculas para todos los que llegan a Islandia por primera vez. Incluso quien repiten con maravillas como Gullfoss para disfrutarla en distintas épocas del año.

Recorrer las mejores cascadas del sur de Islandia

Islandia es el país de las cascadas. Es fácil ir por la carretera y quedarse del todo estupefactos ante la gran cantidad de saltos de agua que aparecen por el camino. Muchos ríos se vienen abajo en grandes acantilados y son dignos de retratar con la cámara de fotos. Pero, ¿cuáles son las más espectaculares? Buscando recorridos desde Reikiavik lo idóneo es emprender un viaje al sur de Islandia y recorrer los 169 kilómetros que separan a la capital de la localidad de Vík (esta última no tiene cascada pero sí una playa con paredes de basalto y un rinconcito muy especial para ver revolotear a los frailecillos como es Dyrhólaey).

Skógafoss (Islandia)

Si yo fuera por primera vez a Islandia y tuviese que elegir varias cascadas en un área no demasiado lejano de Reikiavik trataría de hacer:

Öxarárfoss: En Thingvellir, en pleno Círculo Dorado. El agua cae sobre una de las grietas de este lugar en el que confluyen las placas tectónicas. En invierno parte de la misma se congela y, sin ser muy grande, es para muchos una de las más fotogénicas. Se puede visitar en cualquiera de los tours hacia el Círculo Dorado que parten desde Reikiavik

Öxarárfoss (Islandia)

+ Gullfoss: La cascada de oro, de la que os he hablado más arriba, es probablemente el TOP del Círculo dorado. Probablemente la cascada más impresionante de Islandia.

Sele en Gullfoss (Islandia)

+ Seljalandfoss: En la costa sur islandesa, a la vista desde la carretera circular (Ring Road) a 120 km de Reikiavik, los visitantes tienen la oportunidad no sólo de disfrutar de una preciosa catarata de 60 metros de caída sino también fotografiarla desde detrás. Es fácil mojarse pero merece la pena.

Seljalandfoss (Islandia)

+ Gljufrafoss: A unos 600 metros de Seljalandfoss por la carretera 249 se encuentra una de las mayores sorpresas con las que se encuentran los viajeros. Gljufrafoss significa “cascada escondida” y ya se sabe que los islandeses no se andan complicando con los nombres sino que describen perfectamente lo que ven. Y sí, Gljufrafoss está escondida Para llegar hasta ella hay que sobrepasar una grieta en la pared de roca y así encontrarse frente a la cascada más misteriosa de cuantas hay en Islandia.

+ Skógafoss: Continuando por la carretera circular una vez hemos visto Seljalandfoss, a tan sólo 29 kilómetros dirección Vík está una de las postales más recurrentes de Islandia. Skógafoss tiene 25 metros de ancho y 62 de altura. La caída del agua es tan fuerte y estruendosa que suele tener de compañero al arco iris. Desde la misma parte una de las rutas de senderismo con mayor adeptos en Islandia, la que sobrepasa el collado que divide al glaciar Myrdalsjökill y del volcán Eyjafjallajökull hasta la mítica Landmannalaugar.

Sele en Skogafoss (Islandia)

De Reikiavik salen excursiones a las cascadas más famosas del sur de Islandia, junto a los paisajes costeros próximos a Vík como la playa de columnas de basalto de Reynisfjara. Incluso hay compañías que las ofrece junto a experiencias en moto de nieve o en quad (para hacer el avión abandonado).

Para los amantes de las cataratas recomiendo no perderse esta selección de las cascadas más bonitas de Islandia. Para gustos colores, aunque lo difícil es quedarse con una.

Salir en busca de algunos de los escenarios de Juego de Tronos rodados en Islandia

Últimamente Islandia se ha convertido en un plató de cine y televisión. En el cine es conocida la aparición del primer Batman de Nolan (Batman Begins) en los hielos de la laguna Jokulsarlon. O muchos paisajes del país en La vida secreta de Walter Mitty. En TV la serie más exitosa de la última década, Juego de Tronos, tiene en Islandia (así como en España e Irlanda del Norte) uno de sus mayores baluartes. Y, de ese modo, sin irse demasiado lejos se pueden visitar algunas de las localizaciones que aparecen en varias temporadas de la misma. Muchos tours parten de Reikiavik para ir al ficticio Valle de Arryn, recordar la encarnecida pelea entre Brienne de Tarth y el Perro con Arya como testigo (aquí Thingvellir es protagonista) e incluso diversas zonas situadas al otro lado del muro. Uno de mis rincones preferidos es Kirkjufell, en el corazón de la península de Snaefellsnes, que también tiene presencia en diferentes temporadas de la serie.

Glaciar en el sur de Islandia

Lo que no es segura es la llegada de los caminantes blancos…

Sentir la velocidad sobre la moto de nieve en un glaciar

Islandia es también adrenalina. ¡Vaya si lo es! Durante cualquier época del año permite, por ejemplo, surcar el territorio blanco de algunos glaciares a bordo de una moto de nieve. Son varias las zonas del país donde se puede llevar a cabo esta actividad. Y pocas mejores que las laderas heladas del glaciar Mýrdalsjökull, un reino gobernado por el volcán Katla. También el Langjökull, ambos a una distancia prudencial de la capital islandesa que permitiría convertir esta gran experiencia en cuestión de un día.

Sele en moto de nieve en Islandia

Salen excursiones de ida y vuelta en el día desde Reikiavik que combinan tanto la experiencia en motonieve como la visita a varias cascadas del sur de Islandia.

Relajarse en las aguas del Blue Lagoon

Muy cerca del aeropuerto internacional de Keflavík, a través del cual llega la mayoría de viajeros a Islandia (situado a 48 km de Reikiavik) se encuentra otra de esas postales en las que muchos desearían introducirse ipso facto. Sus aguas son azules (muy ricas en sílice y azufre), de ahí el nombre de Blue Lagoon, y se trata de un famosísimo balneario geotermal que los turistas que viajan a Islandia incluyen en algún momento de su itinerario. Bien para quienes van en coche y desean comenzar o acabar relajándose en este paraíso azulado a 40 grados o bien para los que se quedan en Reikiavik y organizan todas sus actividades desde allí.

Blue Lagoon (Islandia)

Dada su fama las entradas se agotan con facilidad. Es altamente recomendable reservarlas a través de su página web (www.bluelagoon.com) o contratar una excursión que se encargue no sólo de los propios tickets sino también del transporte de ida y vuelta. De ese modo se pueden evitar largas filas de espera en la puerta principal, sobre todo en temporada alta. Los precios parten de los 45€ la entrada básica (20 euros más si se necesita toalla y una bebida) y se van incrementando en función de los tratamientos que uno tenga a bien hacerse.

Es el balneario más famoso de Islandia, pero no el único. Todo el país está repleto de piscinas y manantiales de agua caliente donde ir a relajarse sin rascarse tanto el bolsillo. En el norte de Islandia Myvatn, por ejemplo, se está conviertiendo en una de las mejores alternativas posibles al Blue Lagoon.

Sele en el Blue Lagoon de Islandia

La empresa Reykjavik Excursions organiza transfers (con o sin entrada al Blue Lagoon) de ida y vuelta desde la capital islandesa e incluso desde el propio aeropuerto. Información actualizada con los horarios de los buses: www.re.is/blue-lagoon-schedule/

Conducir un quad por la costa sur islandesa hasta un avión abandonado

Lo de la moto de nieve está muy bien, pero eso de hacer una larga travesía en quad por playas volcánicas tampoco está nada mal. Cada vez está más en boga esta actividad y, además, hay quienes tienen permisos para llegar hasta el avión abandonado que hay próximo a Vík desde 1973 tras un accidente aéreo y cuyo paso a los automóviles se cerró hace en 2016. Es una de las excursiones estrella últimamente en Reikiavik, porque además del quad y el avión abandonado, llevan a sus clientes a dos de las cascadas más bellas del sur de Islandia como son Skógafoss y Seljalandfoss.

Avión abandonado en una playa de Islandia próxima a Vík

Tararear la canción Imagine en la isla de Viðey

La isla de Viðey está a pocos minutos en ferry desde Islandia. Estuvo habitada desde el siglo X hasta 1943. Hoy día no tiene más que una pequeña aldea abandonada y algún edificio histórico, incluso anida un buen número de aves marinas, pero se ha hecho conocida por una torre de luz construida por Yoko Ono, viuda de John Lennon, a la que bautizó como “The Imagine Peace Tower” en honor al tema compuesto por el artista asesinado en 1980 frente al edificio Dakota de Nueva York.  Una excursión fácil para una mañana o una tarde y ver Reikiavik desde otro perfil. Cuenta con senderos ideales para salir a caminar o montar en bicicleta.

Mapa de situación de la isla de Viðey en Islandia

Hay bastantes salidas desde el muelle Skarfabakki (a diario en verano y en invierno los fines de semana) así como desde Harpa y el puerto Ægisgarður. Los precios rondan los 10 euros, aunque los trayectos de ida y vuelta son gratuitos si se es poseedor de la Reykjavík City Card. Más información sobre el servicio de ferries en borgarsogusafn.is/en/videy-island

Caminar entre fumarolas en la península de Reykjanes

La península de Reikianes (Reykjanes en islandés) se encuentra literalmente partida por las placas tectónicas norteamericana y eruoasiática. Considerada como uno de los puntos más calientes de Islandia tiene en la zona de Krysuvík una preciosa ruta a pie por pasarelas de madera entre fumarolas y barro burbujeante (no conviene salirse de los límites marcados porque el suelo arde literalmente). Y está apenas a tres cuartos de hora en coche desde Reikiavik (también se puede ir desde el aeropuerto Keflavík).

Krýsuvik (Islandia)

Hacer una ruta a lomos de un caballo islandés

Un milenio hace que los los caballos islandeses, provenientes de ponis escandinavos, forman parte de la mitología nórdica. Hoy día, a pesar de su pequeño tamaño, están considerados como una de las razas de caballos más fuertes y resistentes del mundo, capaces de soportar temperaturas extremas y sufrir pocas enfermedades. De hecho existen leyes en Islandia que impiden la entrada de ningún caballo al país con el objeto de no alterar un ápice la pureza de la raza. Tanto es así que incluso si un caballo islandés es llevado a un país extranjero para, por ejemplo, competir, éste no podrá volver jamás a Islandia.

Caballos islandeses

En cualquier viaje a tierras islandesas que se precie, es fácil ver un montón de caballos en fincas, muchas veces arrejuntados para soportar las ráfagas de aire frío. Algunos con sus cabelleras completamente rubias a lo Donald Trump. Pues, al parecer, se le considera una de las razas más dóciles y manejables para poderse subir a un equino y pasear por los magníficos paisajes islandeses. Es, de de hecho, una de las excursiones más demandadas por los turistas, que contratan marchas a caballo de una o varias horas, incluso días, aunque estas últimas resulten costosísimas.

Bucear (o practicar snorkeling) en una grieta entre las placas tectónicas

Varias veces he hablado de Thingvellir (en el Círculo dorado), pero me faltaba contaros otra de sus facetas. Y es que proporciona una experiencia única, sin exagerar lo más mínimo. Porque pocos o, más bien, ningún lugar del mundo permite hacer buceo (o snorkeling) en una fisura cubierta de agua entre dos placas tectónicas. De ese modo es posible sumergirse entre Norteamérica y Europa y alcanzar una visibilidad que los buceadores consideran excelente. Este lugar se llama Silfra y se ha convertido en uno de los mayores objetivos de los buceadores que lo han hecho todo, o prácticamente todo, y desean vivir una experiencia subacuática muy especial.

Señal de precaución buceadores en Silfra (Thingvellir, Islandia)

Por supuesto los trajes de neopreno son de un grosor tal que evita las hipotermias. Porque aquellas aguas no superan de ningún modo los dos grados centígrados.

Gastar suela haciendo trekking

El trekking de Laugavegurinn es la estrella de los senderistas, pero para hacer esta caminata son necesarios varios días (aproximadamente cuatro) y algo más que un mínimo de fondo físico. Se ofrecen excursiones de un día bastante chulas por Landmannalaugar desde la propia Reikiavik. Y es que en Islandia las posibilidades son extraordinarias para eso de gastar suela en paisajes mayúsculos. Además no hace falta irse a la última esquina del país para comprobarlo. De ahí que mucha gente se anime a buscar escenarios que recorrer muy próximos a la capital islandesa como el poco conocido valle Gjáin, el sendero de la cascada Glymur, o Reykjadalur, próximo a la localidad de Hveragerði (y en el que se pone el punto y final dándose un baño en aguas termales), la ya mencionada isla de Viðey y un largo etcétera. Basta con preguntar en la oficina de turismo de la calle Aðalstræti 2 en Reikiavik donde ofrecen un buen asesoramiento a los visitantes que lo demandan. Además, con suerte, alguno de sus trabajadores te puede atender en castellano porque hay mucha gente que lo aprende en la escuela después del inglés. O porque tienen un apartamento en Alicante o en la Costa del Sol…

Sele en Islandia

Lo mejor de Islandia en una sola península (y a poco más de dos horas de Reikiavík)

Tras mi último viaje por tierras islandesas no puedo dejar de ofrecer un nombre incapaz de defraudar hasta el más escéptico de los viajeros. Se trata de Snaefellsnes, una península que emerge en el oeste de Islandia a la que se llega con cierta facilidad y que posee, sin exagerar, lo mejor del país en un territorio reducido. Un volcán taponado por un glaciar (Snaefelsjökull) donde Julio Verne situó la entrada mágica de su “Viaje al centro de la Tierra”, inmensos campos de lava, cascadas brutales, paisajes de Juego de Tronos convertidos en la mejor postal de Islandia como Kirkjufell, encantadores pueblos costeros, isletas habitadas por frailecillos y por las que vagan las ballenas jorobadas.

Si uno tiene vehículo propio o de alquiler recomiendo hacer una buena ruta por Snaefellsnes. En el caso de contar con la base en Reikiavík, es posible hacerlo por medio de una excursión guiada de un día de duración visitando los mejores rincones de la península.

Y hasta aquí una selección variada de excursiones o rutas que hacer en un día desde Reikiavik (Reykjavík). No son pocas, la verdad. Y me he dejado unas cuantas. Así que si se os ocurren algunas más no dudéis en dejarlas en COMENTARIOS para que pueda servir de ayuda a futuros viajeros por Islandia. Si tenéis pensado ir para allá os olvidéis de echar un ojo a estos 50 consejos prácticos para viajar a Islandia, a la Guía de lugares increíbles que ver en el sur de Islandia.

 

Iglesia en Vík (Islandia)

Y, vaya, creo que va siendo hora de regresar a este país y seguir conociendo rincones nuevos. El norte me debe una después del temporal de nieve que me cayó encima durante varios días. Así que ya tengo un objetivo para este año… y pienso cumplirlo. ¡VOLVERÉ!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

 

email

12 comentarios en “14 excursiones que hacer en un día desde Reikiavik (Islandia)

  1. ¡Genial post, Sele! ¡Qué ganas me han entrado de ir a Reykjavík! ¿Por casualidad sabrías si es posible volar drones allá? ¡Podrían hacerse unas tomas brutales! ¿Viste a alguien volando estos equipos?

    ¡Un saludo y enhorabuena!

    1. Buenas!!

      Pues la verdad que no controlo el tema de los drones en Islandia. Pero no sé por qué me suena que en lo que se considera Parque natural (y allí buena parte lo es jeje) no se puede. Aunque sí he visto algún vuelo de drone en Islandia.

      Un saludo,

      Sele

  2. Excelente blog!
    Viajo a finales de Agosto, y tengo pensado alquilar coche, pero me surge la duda si se puede entrar a todos estos sitios que mencionas (excepto la laguna Azul) por mi propia cuenta o es necesario entrar con un guia? Estan señalizadas las entradas a estos lugares? par ahacer senderismo, por ejemplo en Landmannlaugar es requerido ir con un guia o es facil hacerlo con el mapa o aplicaciones (por ejemplo wikiloc??
    Que me recomiendas: ir de excusriones diarias contratadas o ir por micuenta en coche de alquiler? como lo ves ?

    Saludos y gracias

    1. Hola!

      Por supuesto que puedes hacerlo por cuenta propia y sin guía. Todo viene señalizado. Otra cosa es que el trekking de Landmannlaugar, que es de varios días, quizás sea interesante ir con quien conozca la zona. Pero vamos, a fin de cuentas puedes hacer todo por tu cuenta y sin guía.

      Un saludo!!

      Sele

  3. Buenas noches Sele, fantástica la información y tu forma de contarlo… enhorabuena.Viajo en Agosto a Islandia, después de muchas vueltas hemos decidido fijar base en la capital.Vamos con nuestros hijos de 9 y 10 años.Es posible llegar en el día va Hofn y regresar?? Cómo organizarias los días???mil gracias

    1. Hola Ana,

      Es una alternativa muy válida plantar base en Reikiavik. Mucha gente lo hace.

      Cierto que llegar hasta Hofn quizás lo veo demasiado. Mi límite lo pondría en la Laguna Jokulsarlon. Porque serían demasiadas horas entre ida y vuelta. Cuando hagáis el lago así será ya.

      Depende de los días que vayas. Uno haría el Círculo Dorado, otro las cascadas del sur hasta Jokulsarlon, quizás me plantearía otro para hacer la península de Snaefellsnes (acabo de volver hace dos días de allí y es una zona increíble)… Aquí tienes 13 ideas pero hay muchas más.

      Ya me irás contando qué haces finalmente.

      Un saludo!!

      Sele

  4. Sele buenas noches y gracias por tu respuesta.Perdona que te molestes, pero estoy hecha un lío…Vamos a estar 8 días en Islandia,con base en Reijkiavik, para exprimir el sur.Una duda… Vik sería a un día y otro Jokulsarlon..?? no es mucho todo en un día más las cascadas vdel sur??. He seguido tu último viaje a Islandia.Maravilloso!!! Lo cuentas genial.Mil gracias

    1. Sí, Ana, yo lo haría así. Sería demasiado hacer todo en un día. Por eso te digo que es algo de paliza. Pernoctaría entre medias.

      Estoy rematando el artículo sobre la zona norte. En una o dos semanas lo publico.

      Un saludo!

      Sele

  5. Hola Sele!! gracias por tu post 🙂 quiero irme a finales de noviembre a Islandia, crees que es buen mes para ir? iría sola y mi idea es hacer lo que tu planteas.
    Gracias!

    1. Hola Sonia,

      Podrás hacer muchas cosas, aunque con la limitación de la luz. En este post planteo excursiones de Reikiavík válidas para todo el año en su mayoría (salvo eso de ir a buscar frailecillos porque no los hay).

      Pásalo muy bien en Islandia!!!

      Sele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.