Las aldabas de Cartagena de Indias

Blog

Las aldabas en las puertas de Cartagena de Indias

Print Friendly, PDF & Email

Las aldabas son esos viejos llamadores de metal que muchas puertas poseían mucho antes de que existieran los timbres. Durante siglos fue, sin duda, un símbolo de distinción de tal forma que existía un refrán en español que decía “A tal casa tal aldaba” refiriéndose por completo a términos de clase social y poder. Los forjadores hacían verdaderas obras maestras, otorgándoles distintas formas en función de la demanda que hacían los dueños de las casas a las que iban destinadas. Durante la época colonial en América hubo ciudades ricas en la diversidad y laboriosidad de dichas aldabas, siendo una de las más destacadas Cartagena de Indias, en la actual Colombia, la cual formó parte en principio del Virreynato de Perú y a partir del Siglo XVIII del Virreynato de Nueva Granada. Cuando viajé a la que sin duda está entre una de las más hermosas ciudades coloniales de América Latina me quedé sorprendido de la cantidad y, sobre todo, la variedad y el exotismo de muchas de estas piezas que, sin duda, embellecen las puertas de las viejas casas y palacetes de estilo colonial.

Aldaba de Cartagena de Indias

Cartagena de Indias es en sí misma un museo al aire libre lleno de secretos, tantos como los que cortejaron todas y cada una de esas aldabas que con increíbles formas aportan a la ciudad una enorme personalidad.

Durante los días que pasamos en Cartagena rápidamente me llamó la atención ver que los llamadores de las puertas adoptaban la figura de diversas criaturas, entre las que destacaban las de los lagartos. Casualidad o no su origen etimológico nos lleva al árabe andalusí Ad-dabbah, queriendo significar “hembra de lagarto”, quizás porque la forma recordara a la de este reptil, aunque hay quien afirma que esto no es más que un simple parecido en la evolución del término. Sea como fuere es como si en la ciudad hubiese habido desde hace siglos una competición entre vecinos para engalanar sus puertas con las aldabas más curiosas.

Puerta de Cartagena de Indias

He traído unos cuantos ejemplos que pude retratar en este tramo en aguas caribeñas del viaje de Mochilero en América y que son tan sólo unos pocos de los centenares de grandes llamadores que posee la ciudad. Hay auténticas obras de arte que podrían formar parte de la ruta de las puertas y las aldabas más curiosas de Cartagena de Indias. Fijaros bien, que no tienen desperdicio:

Aldaba de Cartagena de IndiasEl lagarto, o más bien la iguana, es la figura más repetida en las aldabas de Cartagena de Indias.

Aldaba de Cartagena de IndiasLa iguana se adhiere a la puerta y sostiene el llamador con la boca.

Aldaba de Cartagena de IndiasEn una ciudad con mar no falta la recreación de criaturas provenientes del Océano

Aldaba de Cartagena de IndiasPreciosa puerta con un caballito de mar como aldaba.

Aldaba de Cartagena de IndiasEl león siempre ha sido un clásico como aldaba. En Cartagena no faltaban leones decorando portones…

Aldaba de Cartagena de IndiasDicen que los búhos traen suerte. Quizás por ello el dueño de esta casa eligió este ave como aldaba para su puerta.

Aldaba de Cartagena de IndiasNuevamente nos encontramos con la iguana custodiando una enorme puerta de madera.

Aldaba de Cartagena de IndiasCriatura marina no identificada gobernando los designios de una casa.

Aunque en el mundo las primeras aldabas nos llevan a la Europa medieval, fue España en la Edad Moderna la que multiplicó esta tradición mucho más allá de las iglesias, donde agarrarse a una argolla podía significar petición de asilo. Los forjadores de Toledo fueron conocidos en su época por fraguar esta especie de “timbres” puramente manuales. Aldabas y aldabones componían la primera imagen de una casa, por lo que su forma o diseño denotaba grandeza tras las puertas.

La tradición se la llevaron a América los colonos, pero fue allí donde acabó de mezclarse el invento con el exotismo de aquellas tierras, para hacerlos aún más originales. En los portones de las grandes casas coloniales todavía se conserva ese simbolismo, a pesar de que hace mucho tiempo que hemos dejado de llamar a las puertas. Cierto es que Cartagena de Indias posee la mayor y mejor colección de las aldabas forjadas desde antaño. Perseguirlas, buscar la singularidad de las que aún siguen vivas, es una de las misiones que nos encontramos los viajeros que arribamos a la bella ciudad fortificada.

Cartagena… conocida por sus bastiones, por derrotar a la Armada invencible, el color de las fachadas, las flores en los balcones, y las robustas palenqueras de piel café vendiendo fruta fresca. Ahora también es la ciudad de las aldabas más curiosas del mundo.

Sele

* Recuerda que puedes seguir todos los pasos de este viaje en MOCHILERO EN AMÉRICA

19 Respuestas a “Las aldabas en las puertas de Cartagena de Indias”

  • […] En El rincón de Sele descubrimos la increíble variedad de las aldabas en las puertas de Cartagena de Indias (Colombia), en una entrada curiosa repleta de descriptivas fotografías que muestran la […]

  • Deja un comentario