Mis 5 rincones de la Naturaleza del mundo

Blog

Mis 5 Rincones de Naturaleza del mundo

Print Friendly, PDF & Email

Cierro los ojos y me pongo a rebuscar en el baúl de los recuerdos aquellos lugares de Naturaleza Pura que he tenido la suerte de disfrutar a lo largo de los viajes realizados hasta el momento. Un millón de imágenes pasan por mi cabeza a toda velocidad, se mezclan las unas con las otras sin solución de continuidad, a fogonazos. De pronto creo aspirar un aire limpio y fresco y escucho de lejos cómo el agua golpea las rocas y un grupo de elefantes emiten un barrito estruendoso que rebota dentro de mis oídos. Me pierdo en las sensaciones que esta Tierra maravillosa me ha proporcionado. No existe la ciudad, ni las prisas y todo sigue su curso natural. Las imágenes que antes veía de forma fugaz ahora las tengo delante de forma nítida. Pertenecen a los cinco lugares Naturales que más me han entusiasmado en mi vida.

Cinco tesoros de la Naturaleza que estaban ahí mucho antes que nosotros, los cuales permanecen vírgenes pero que a su vez esperan que el Hombre no les ponga la mano encima. Todo parte de una lista que es y será imperfecta aunque tenga más vidas que un gato, porque son tantas las maravillas natuales que ni la inmortalidad valdría como garantía para presenciarlas todas. Pero allá va un intento de recopilar las mías.

Con este ranking continúo una serie que empezó por pura casualidad y que parece venir para quedarse (De hecho la he creado como Categoría donde poder consultar las existentes y las futuras). Un TOP 5 de rincones para nada inalterable porque los “preferidos” se van gestando a medida se va viajando. Antes de abordarlos sólo puedo decir que elegir estos lugares es una tarea sumamente difícil, pero conviene mojarse y, al menos, intentarlo. He aquí pues las cinco joyas de la Naturaleza que no he podido obviar en ningún modo:

PARQUE NACIONAL TANJUNG PUTING (KALIMANTAN/ISLA DE BORNEO – INDONESIA)

P1150379Ya acceder a este rinconcito del sur de esa gran isla de sugerente nombre llamada Borneo es toda una aventura. A través de una embarcación fluvial, que allí se le conoce como klotok, subimos a la contra el Río Sekonyer hasta que sus aguas se convirtieron en un espejo perfecto de la espesura de las que parecen todavía ser selvas impenetrables. Es el hogar de muchas especies animales y vegetales, una explosión de vida que se advierte a cada segundo. Pero sus anfitriones más conocidos peinan un pelo anaranjado y caminan apoyando sus grandes manos por el suelo. Y es que Tanjung Puting es uno de los pocos lugares del mundo donde todavía moran en libertad los orangutanes (Orang – utan es en malayo “Hombre del bosque”).

Caminar por los barrizales, una vez abandonamos el klotok, nos llevó a poder observar un buen número de animales de esta especie (y otros como los simpáticos monos narigudos) que jugaban saltando de rama en rama, que bajaban al suelo a por una pieza de fruta y que, en ocasiones, nos miraban como nosotros a ellos, mientras se posaban entre dos árboles con sus largas extremidades que estiraban como si no les costara en absoluto.

La emoción de permanecer varias horas con los orangutanes en un lugar tan remoto como este, poder dormir bajo las estrellas escuchando la hermosa sinfonía de la selva y navegar sobre ese espejo llamado Sekonyer son motivos más que suficientes para incluir a Tanjung Puting dentro de mis favoritos del mundo natural. Los amantes de la Naturaleza salvaje pueden encontrarse aquí un verdadero paraíso. Y vivir momentos mágicos en grandísima compañía como este:

Toda nuestra aventura en el sur de Borneo podéis leerla (y verla a través de las fotos y una veintena de videos) en el CAPÍTULO ESPECIAL SOBRE NUESTRA EXPERIENCIA EN BORNEO JUNTO A LOS ORANGUTANES, uno de los que más he disfrutado en hacer.

LOS FIORDOS NORUEGOS (COSTA OESTE DE NORUEGA)

Podría decir sin equivocarme que hasta el momento los Fiordos noruegos me han parecido de lo más sobresaliente en lo que a Naturaleza dentro Europa se refiere. Estas lenguas de mar que incidieron kilómetros tierra adentro para salir al encuentro de vetustos glaciares nos han dejado unos paisajes verdaderamente de ensueño. Barrancos y montañas dejan paso a estas hendiduras marinas que parecen no tener fin en toda la costa oeste noruega, ya que abarcan cientos y cientos de kilómetros hasta caerse en el lugar que no ve acostarse el Sol cada verano.

P1060613 por ti.

He tenido la suerte de disfrutar los fiordos en dos ocasiones, la primera vez a bordo del mítico Hurtigruten llegando hasta Honningsvag, a un paso de Cabo Norte, el lugar más septentrional de Europa, como parte del primer interrail que hice junto a mis colegas del barrio y que va a cumplir muy pronto los diez años de vida. Durante varios días navegamos por senderos de agua con paredes rocosas a izquierda y derecha, terreno invadido por este accidente geográfico que no tiene igual en nuestro continente.

P1060644La segunda vez que profundicé en un fiordo fue desde las alturas del Preikestolen (el púlpito), donde pude sentir el vértigo a seiscientos metros del Lysefjorden en una roca que parece que puede quebrarse en cualquier momento y soltarte al vacío, o mejor dicho, a las aguas frías y azules que pasean junto a la entrañable ciudad de Stavanger. Aquella fue la culminación de uno de mis grandes objetivos porque este lugar parece ser la invención de un loco con tendencias suicidas, pero una vez se está allí arriba es posible asumir la fuerza de la Naturaleza en un país inmenso y hermoso como lo es Noruega. Donde espero volver más pronto que tarde…

P1060632a por ti.

Indiscutiblemente los fiordos noruegos no podrían faltar en este ranking.

PARQUE NACIONAL DE CORCOVADO (PENÍNSULA DE OSA – COSTA RICA)

La Península de Osa, en Costa Rica, y por ende el Parque Nacional de Corcovado, que crece en su interior, poseen en un pequeño espacio el 3% de laP1010383 biodiversidad de todo el Planeta. En el suroeste de la vertiente del pacífico costarricense se da lo que en National Geographic aseguran sin dudar “el lugar más intenso del mundo, biológicamente hablando”. Porque pocos lugares cuentan con tantas especies de vegetación, tantos mamíferos, tantas aves, compartiendo además distintos habitats. Su situación alejada de las zonas más turísticas del país, a un paso de Panamá, también es propicia para que esté altamente protegido y que no sean muchos los viajeros que la visitan. Allí dentro es otra historia, el rincón más salvaje de Costa Rica, y probablemente de Centroamérica, sólo están a los dictados del puma, el jaguar o los tapires que aquí pueden llegar a dejarse ver como en ningún otro sitio.

Para acceder a este Parque Natural, tuvimos que remontar Playa Madrigal durantre 3 kilómetros, en los que no vimos una sola persona. A partir de la Puerta La Leona iniciamos una red de trails o senderos que se internaban en el bosque, en la playa, o en ambas. Árboles gigantescos como las ceibas (lo que a África los baobabs), murciélagos durmiendo en los troncos de los árboles, pecaríes o pizotes buscando comida en familia y esa intriga de ir caminando sin saber lo que te vas a encontrar, si un puma merodea por allí… es sinónimo de aventura en plena Naturaleza.

Me gusta escuchar la palabra “Remoto”. Corcovado, no cabe duda que lo es, y basta con sentir la soledad más absoluta en una de sus playas o ver saltar a un basilisco para caer a las aguas de un riachuelo. El sonido del Parque es abrumador, nunca se detiene, y te embauca a pensar qué habrá más adentro, si es cierta la historia de ese turista alemán que se alejó de los senderos establecidos y anduvo perdido un largo tiempo por allí a merced de todos sus “salvajes moradores”.

P1010438P1010486

El viaje a pie al Río Sirena, en pleno corazón de Corcovado, ofrece siempre la oportunidad de que la Naturaleza te ponga delante todo su esplendor y su exhuberancia. Un paisaje tropical mecido por las aguas del Océano Pacífico extiende su verde alfombra para que el viajero camine por ella y aprecie este rinconcito tan pletórico, tan lleno de vida. Y por fortuna, tan solitario, algo difícil de ver hoy en día.

GRAN CAÑÓN DEL COLORADO (ARIZONA – ESTADOS UNIDOS)

P1100458La primera vez que me asomé por uno de los filos del Gran Cañón, desde el South Rim del legendario Parque de Arizona (Estados Unidos de América), no pude evitar derramar alguna que otra lágrima. Puede ser una de las vistas más asombrosas y emocionantes con las que me he encontrado en la vida, a pesar de las múltiples imágenes y filmes que antes me habían llevado al Gran Cañón sin salir de casa. Es uno de los iconos de la Naturaleza más reconocibles por todos, y no por ello decepciona en absoluto cuando se tiene la ocasión de estar dentro de él. Al contrario, pesa el respeto de los más de cuatrocientos kilómetros en los que el Río Colorado araña la tierra anaranjada en la que resuenan los tambores y vuelan las plumas de los últimos indios del Lejano Oeste.

Llegamos al borde Sur del Gran Cañón en un descapotable color blanco procedentes de Las Vegas en un viaje casi en línea recta por las solitarias carreteras que se extienden en el Estado de Arizona. Y pasamos dos días recorriendo esos balcones que sombrean y colorean de verde el corazón del Far West, creyéndonos John Wayne y cubriéndonos del viento gélido que nutre aquellas montañas desnudas cuando el Sol decide esconderse.

P1100562 por ti.

Creo que hay poco o muy poco que pueda, si quiera, acercarse a la valentía de la erosión que ha dejado para el mundo la mejor de las obras maestras de la Naturaleza. Sencillamente maravilloso, inigualable. Lo mejor es ir y comprobarlo por uno mismo…

P1100542P1100512

DELTA DEL OKAVANGO Y SUS PROXIMIDADES (NOROESTE DE BOTSWANA)

P1080128aEl nombre de Delta del Okavango nos lleva a esas tardes de calor frente a un documental de leones poniendo en práctica un estudiado plan de caza, con el sello de National Geographic al borde de la pantalla de tu televisión. A temprana edad veía un imposible que mis pies se posaran en una de las regiones más auténticamente salvajes del Globo, pero una incursión al Sur de África lo hizo posible en el verano de 2009. El Delta del Okavango no es un delta como cualquier otro, ya que cuenta con la peculiaridad de que el curso del río no finaliza desembocando en el mar o un enorme lago. Las aguas del Río Okavango procedentes de los humedales de Angola se expanden en la aridez del Desierto de Kalahari, nutriendo de fertilidad el extremo noroeste de un país alucinante llamado Botswana. Allí la vida salvaje se abalanza al ritmo de una manada de elefantes, del bostezo de los hipopótamos o del lejano rugido de un león hambriento. Y lo mejor es que no hace falta televisor para poder verlo…

Las dos mejores formas de ahondar en esta kilométrica palmera de agua de Botswana es tanto por el agua como desde el aire. Y eso fue lo que hicimos.

AVISTAR EL DELTA DEL OKAVANGO EN AVIONETA

Las pistas del minúsculo aeropuerto de Maun fueron el trampolín para disfrutar de unas vistas extraordinarias de los humedales que brillan desde el cielo y dejan ver grandes manadas de mamíferos. Sólo escuchar los motores de nuestra avioneta me acelera el pulso…

Aunque ya digo que son los colores de la tierra, el discurrir normal de la Naturaleza salvaje, los que pueden dejar boquiabierto a cualquiera. Probablemente esté hablando de los paisajes desde el aire más maravillosos que veré jamás.

El delta del Okavango se explica perfectamente desde arriba. El agua desparramada de un río caudaloso que no quiere morir en el mar sino en la tierra, dejando un tapiz de agua y pastos habitados por leones, cebras, elefantes, hipopótamos y toda clase de animales que tienen en este su hábitat para sobrevivir.

P1070673P1070639

SURCAR EN MOKORO LAS AGUAS DEL DELTA DEL OKAVANGO

La otra manera de descubrir el delta es a bordo de unas estrechas canoas llamadas mokoros que se deslizan por sus aguas con la fuerza de los guías utilizando pértigas con las que dar impulso y dirigir la frágil embarcación. Aunque ahí ya sí que estás a merced de lo que surja, llámese hipopótamo o cocodrilo. La quietud de las aguas sólo se rompe con ellos, porque el resto es silencio. Sólo silencio…

P1070819P1070945

El delta es tan inmenso que en dos o tres horas sólo habrás recorrido una pequeñísima porción de vida salvaje. Con suerte, habrás sondeado las idas y venidas de una manada de elefantes que no baja la guardia y que te lleva sintiendo desde hace varios kilómetros. Es ahí cuando comprendes que no estás en un zoológico sino en el hogar de miles de animales que viven en libertad ajenos a toda presencia humana.

LOS PARQUES QUE SE NUTREN DEL DELTA

Y lo mejor es que en torno al delta nacen reservas y parques naturales como el Moremi o el Chobe en los que, esta vez desde un 4×4, la fauna de África, los Big Five y todos quienes les acompañan, pueden dejarse ver o no para formar parte del documental de uno de los viajes de tu vida. Sigues estando a expensas de lo que la Naturaleza quiera mostrarte (siempre es así) y de que la varita de la fortuna te toque para que ese día presencies un espectáculo único. Mal se tienen las cosas para que no veas un despliegue de las fuerzas de más y más animales que habitan reductos salvajes como este.

P1080240P1080540

Aquellos días moviéndome alrededor del gran Delta del Okavango los recuerdo como un sueño. Os puedo asegurar que para mí ver todo aquello ha sido una de las mayores satisfacciones dentro de todos los viajes que he realizado hasta ahora. Y sé que él aún sigue esperando nuestro regreso…

AHORA OS TOCA A VOSOTROS

Esta ha sido mi lista, más o menos afortunada y nacida a través de todo lo vivido en diez años de viajes. Sé que he podido olvidarme de algunos lugares que merecían estar también aquí, y que probablemente dentro de unos años pueda dar una vuelta de tuerca a estos rincones de Naturaleza del mundo que he tratado de seleccionar. Aún así espero que os hayan gustado estos y si no habéis estado, podáis conocerlos alguna vez tal y como pude hacerlo.

Pero, ¿y los vuestros?, ¿Cuáles son vuestros 5 lugares de Naturaleza que os han dejado huella? Me encantaría que así como hicistéis con los monumentos del Planeta meses atrás, nos hagáis partícipes con esos sitios que os hayan sobrecogido, en el buen sentido de la palabra.

Ha sido un placer volver a recordar. Que paséis una buena semana!

Sele (sígueme en Twitter como @elrincondesele y en la Página Facebook de El rincón de Sele)

PD: Hoy en el blog de Yokmok han publicado una Entrevista que me hicieron como parte de su sección “De bloguero a bloguero”. Fue un placer compartir una charla tan interesante con ellos. Y recuerda, si quieres ver todas las entrevistas que me han hecho hasta ahora, puedes leerlas en el nuevo apartado ENTREVISTAS.

22 Respuestas a “Mis 5 Rincones de Naturaleza del mundo”

Deja un comentario