Qué ver en Madrigal de las Altas Torres - El rincón de Sele

Blog

Madrigal de las Altas Torres, la cuna entre murallas de Isabel la Católica

Print Friendly, PDF & Email

Un 22 de abril de 1451 en una modesta alcoba dentro del antiguo palacio de Madrigal de las Altas Torres nació la pequeña Isabel, hija del Rey Juan II e Isabel de Avís. Un hecho que, por aquel entonces, pasó bastante desapercibido, ya que nadie hubiese imaginado que esta niña, alejada por completo de la línea de sucesión, pudiera portar algún día la Corona de Castilla y, no sólo eso, convertirse en uno de los personajes con mayor relevancia de la Historia de España. Quiso ser, pues, una pequeña villa de realengo como Madrigal de las Altas Torres la cuna de la gran Isabel la Católica. Situada en la provincia de Ávila goza no sólo de la fama de dicho alumbramiento sino que presume de contar con un estupendo conjunto histórico protegido por una gran muralla y torres almenadas que justifican con todas las de la ley una visita de la que es imposible arrepentirse.

Madrigal de las Altas Torres (¿Qué ver y hacer en Madrigal de las Altas Torres?)

¿Qué ver en Madrigal de las Altas Torres? ¿Cuáles son esos lugares que resultan más interesantes para hacer una ruta de medio día o incluso pasar un fin de semana? Las respuestas las iremos desvelando poco a poco, a través de un agradable paseo por esta villa histórica, tanto dentro como fuera de sus muros, para conocer los orígenes de la Reina con mayúsculas, descubrir su rico patrimonio, comer como auténticos monarcas y descansar en un hotel con encanto. Lo que viene siendo una escapada como Dios manda. 

Madrigal de las Altas Torres… y de las gruesas murallas.

A lo largo del siglo XIII la villa de Madrigal se protegió del exterior por medio de un entramado oval de murallas y torreones que cercaron el núcleo urbano. El apelativo “de las Altas Torres” llegaría más tarde, sin entrar en más razonamientos que la propia evidencia. Tras las famosísimas murallas de la ciudad de Ávila, las que en su día se encargaron de rodear por completo este pequeño municipio serían las segundas en galardón dentro de la provincia. Hoy día, sin estar completas (llegó a haber más de sesenta torreones y ahora quedan veintitrés), constituyen una de las construcciones de carácter defensivo más extraordinarias de Castilla y León. Por supuesto de arquitectura mudéjar, de sumo arraigo en la zona, estilo que se aprecia también en los monumentos y edificios que le aguardan al visitante que un día decide escaparse a Madrigal de las Altas Torres y dejarse llevar por los silencios de un pueblo monumental y, a su vez, muy tranquilo.

Madrigal de las Altas Torres (Ávila - Guía con los lugares que ver en la villa)

Resulta obvio que el hecho de que aquí naciera un personaje histórico de tanto fuste como Isabel la Católica, cuyo reinado supuso un antes y un después no sólo en España sino en todo el mundo, marque cualquier visita a Madrigal de las Altas Torres. Forma parte de la ruta de lugares esenciales en la vida de Isabel I de Castilla. Y es sabido que no son pocas las personas quienes sienten cierto interés e incluso atracción por tan célebre figura, nacida y residente en Madrigal sus primeros tres años (aunque vino en múltiples ocasiones durante su niñez y una vez proclamada reina). Por supuesto la serie Isabel emitida en Televisión Española entre 2012 y 2014 (la cual recomiendo encarecidamente) y que protagonizaran Michelle Jenner y Rodolfo Sancho también hizo mucho al respecto, acercando este periodo de la Historia a mucha gente para la que había sido simplemente parte del temario en el colegio.

Estatua de Isabel la Católica en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Con sólo llegar a Madrigal de las Altas Torres por una estrecha y rectilínea carretera comarcal que parte de Arévalo (a tan sólo 150 km de Madrid, apenas hora y media de viaje) uno se da cuenta rápidamente de que este lugar tiene algo especial. Monumental pero relajada, sin turismo masivo ni rincones desentonen dentro del hermoso equilibrio arquitectónico de esta villa declarada Conjunto Histórico en 1963 posada sobre una extensa planicie a la que vienen a rondar distintas especies de aves esteparias. El silencio y la sobriedad se apoderan de un escenario donde la Edad Media comenzó a decir adiós para saludar a una nueva era.

Mapa de situación de Madrigal de las Altas Torres

¿Qué ver en Madrigal de las Altas Torres? Ruta por los lugares imprescindibles en esta villa histórica.

Imagen aérea de Madrigal de las Altas Torres en Ávila

Murallas, torres y grandes puertas medievales.

Ya desde lejos se aprecia el sistema defensivo del siglo XIII que un día contara entre sesenta y ochenta torres. Se conserva buena parte de esta construcción mudéjar, aunque está lejos del cierre perfecto de este un óvalo irregular que un día hubo en este lugar, ya que muchas torres y tramos no lograron sobrevivir. Pero aún así siguen siendo nada menos que veintitrés los torreones con almenas los que sobresalen de esta muralla que un día gozó de unas dimensiones que recuerdan a las que hoy se pueden observar en ciudad de Ávila y son Patrimonio de la Humanidad. Hablamos de alrededor de 2300 metros cercando la villa (las de Ávila tienen 2516 metros y ochenta y siete torres) y de cuatro grandes puertas cuyos nombres recuerdan los municipios a los que se llegaba desde ellas. Peñaranda (sur), Arévalo (este), Cantalapiedra (oeste) y Medina (norte).

Puerta de Arévalo en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Quienes vienen desde Madrid o Segovia suelen acceder pasando por el arco de la Puerta de Arévalo, pero la más monumental y bella es, sin lugar a dudas, la de Cantalapiedra. La de Peñaranda no existe como tal, pero sí se mantienen las torres que flanqueaban este acceso.  El mejor tramo que se conserva de la muralla es el meridional, desde la Puerta de Arévalo pasando Peñaranda de largo. Es allí donde es posible contemplar la zona preservada de mayor amplitud del sistema defensivo. Se advierten también, cuando se camina por la zona protegida, cómo hay viviendas que forman parte de la propia muralla mudéjar. Quizás una de las razones por las que el rey Fernando IV no ejecutó finalmente la decisión tomada en las Cortes que tuvieron lugar en Medina del Campo en 1302 donde exigió que fuera derribada por emanciparse de Arévalo sin ningún permiso.

Puerta de Cantalapiedra en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Por lo que rodear la muralla y admirar los asombrosos torreones y puertas medievales es, muy probablemente, una de las mejores cosas que se pueden hacer en Madrigal de las Altas Torres durante una visita. ¡Pero hay mucho más!

Calle de Madrigal de las Altas Torres en Ávila

Real Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, antiguo Palacio de Juan II y lugar de nacimiento de Isabel la Católica.

Intramuros en el extremo sur de Madrigal de las Altas Torres, en la Plaza del Cristo, a no demasiada distancia de la Puerta de Arévalo, se encuentra el ahora monasterio que en su día fuera el Palacio del rey Juan II y, por tanto, donde se establece que nació la reina Isabel I de Castilla un 22 de abril de 1451. Es sabido que se trataba de una de las residencias veraniegas preferidas de este monarca de la Dinastía Trastámara, mucho antes incluso de contraer nupcias con su segunda esposa, Isabel de Avís (Isabel de Portugal), madre de la futura reina católica. De hecho las dependencias palaciegas se utilizaron entonces para recibir a altos dignatarios, nobles y embajadores, e incluso también para celebrar Cortes en nada menos que cuatro ocasiones en el siglo XV (1435, 1438, 1447 y 1476). La última de ellas al poco de que la propia Isabel se autoproclamara reina.

Casa natal de Isabel la Católica en el antiguo palacio de Juan II de Castilla

El ladrillo y el tapial encierran un monumento donde se aprecia la austeridad castellana y del cual se ha llegado a afirmar que su suntuosidad no alcanzaba “ni la de la morada de un pobre hidalgo”. Aunque sólo aparentemente. Basta comprobar sus dimensiones o su gran patio con arcos de medio punto, además de su gran salón capitular o de Cortes así como el salón de embajadores, llamado de tal modo puesto que era allí donde el rey de turno recibía a sus huéspedes.

Monasterio de Nuestra Señora de Gracia en Madrigal de las Altas Torres, la cuna de Isabel la Católica

En el siglo XVI sería el nieto de la reina, Carlos I de España y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, quien ordenara modificar la función de este palacio para convertirlo en un convento agustino preparado para mujeres ilustres de la realeza y nobleza castellana. Hoy día incluso sigue sigue viviendo en el edificio una pequeña comunidad de monjas de clausura que habitan una zona no visitable alrededor de un pequeño patio mudéjar. Ellas se encargan además de encabezar una ruta turística por los rincones más emblemáticos del Real Monasterio de Nuestra Señora de Gracia y, por tanto, trasladar a los visitantes al Salón de Cortes o de Embajadores así como a otras dependencias de gran interés. Conviene prestar atención al fabuloso artesonado mudéjar que aguarda en la escalinata a los aposentos reales, probablemente lo más valioso artísticamente hablando de todo el conjunto.

La estancia que mayor curiosidad suscita durante la visita es, por supuesto, la alcoba real donde supuestamente Isabel de Avís dio a luz a una niña que nació siendo infanta y murió siendo la reina más importante de la Historia de España. Que nadie espere una decoración exquisita sino un espacio absolutamente recatado. Aún así bastante mejor que donde tuvo a bien nacer el futuro Emperador Carlos V en un baño de palacio en la ciudad de Gante en Flandes.

Artesonado mudéjar en la casa natal de Isabel la Católica en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Es también el panteón del convento uno de esos lugares que despiertan bastante interés. Aquí están enterrados personajes históricos como Isabel de Barcelós, abuela materna de Isabel la Católica, la malograda infanta Catalina, quien fuera hija de Juan II y su primera esposa, una hija del rey Católico (María de Aragón) así como la infanta Juana, hija del Rey Emperador Carlos.

Horarios y precios de la visita al Monasterio de Nuestra de Gracia, Palacio de Juan II y Casa natal de Isabel la Católica

El monumento más visitado, con diferencia, de Madrigal de las Altas Torres se puede conocer mediante visita guiada (de, al menos dos personas) de martes a domingo. Se programan tres visitas al día con los siguientes horarios establecidos:

  • Martes a sábado: Visitas guiadas a las 11:30, 16:00 y 17:00 horas.
  • Domingos y días festivos: 11:45 16:00 y 17:00 horas.

El antiguo palacio de Juan II cierra todos los lunes del año, Jueves y Viernes Santo, el 28 de agosto y la primera quincena de septiembre.

 

Patio del monasterio que ocupa el antiguo Palacio de Juan II de Castilla donde nació Isabel la Católica en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

 

El precio de la entrada para los adultos es de 4 euros y para los niños de 2 euros. Más información en www.isabellacatolicacasanatal.com.

Real Hospital de la Purísima Concepción.

Situado en la Plaza del Cristo, prácticamente frente a la Casa natal de Isabel la Católica, se alza el antiguo Real Hospital de la Purísima Concepción, actuales instalaciones de la Oficina de Turismo de Madrigal de las Altas Torres donde, si es posible, conviene acceder al mismo, aunque sólo sea para apreciar su patio porticado donde se combina la madera con columnas toscanas. La galería inferior y superior se comunican por medio de una preciosa escalera barroca. Fue Doña María de Aragón, primera esposa del rey Juan II quien mandó construir en 1443 este lugar destinado a acoger a personas enfermas y también pobres.

Real Hospital de la Purísima Concepción en Madrigal de las Altas Torres

La función actual le ha llevado a ser biblioteca, lugar de exposiciones y otros eventos culturales. Pero además en sus instalaciones se puede visitar el Centro de Interpretación de la Naturaleza (el área donde se ubica Madrigal posee un gran valor ornitológico) o un interesante museo dedicado a Vasco de Quiroga, hijo de esta villa y quien fuera el Primer obispo de Michoacán (México). El conocido por los indígenas como “Tata Vasco” , demostró una calidad humana que le valió para ganarse el cariño del pueblo purépecha y por el que se le considera uno de los precursores de los Derechos Humanos, pero nada menos que a comienzos del siglo de XVI.

Patio del Real Hospital de Madrigal de las Altas Torres (Oficina de Turismo)

Otra de las dependencias indiscutibles de este lugar es la Capilla del Santísimo Cristo de las Injurias, la imagen más venerada de Madrigal de las Altas Torres. Esta magnífica talla gótica del siglo XIV se alza en un retablo churrigueresco de bellísima factura. Se saca en procesión en las Fiestas del Cristo, que dan comienzo cada 14 de septiembre y son todo un acontecimiento en la localidad.

Capilla del Santísimo Cristo en Madrigal de las Altas Torres

Horarios de apertura al público del Real Hospital (Oficina de Turismo y museos)

Las instalaciones del Real Hospital de la Purísima Concepción abre sus puertas de martes a domingo con distintos tramos horarios:

  • Martes a sábado: De 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.
  • Domingos: De 10:00 a 14:00 horas.

Iglesia de San Nicolás de Bari.

Desde la Plaza del Cristo subiendo por la calle El Tostado durante no más de cinco minutos se llega a la Plaza de San Nicolás, el corazón de Madrigal de las Altas Torres. Pórticos y escudos blasonados mantienen la compostura de una plaza recia y elegante desde donde se ven los edificios del ayuntamiento así como el que tiempo atrás sirvió de Cárcel Real. A un costado destaca la iglesia de San Nicolás de Bari, de bella factura en una clarísima transición del románico al mudéjar tal y como se aprecia en la torre (de 65 metros de altura) o el ostentoso ábside que se extiende lo máximo posible como una protuberancia en plena calle. Es en el mismo donde se aprecian a la perfección los cánones de tan singular estilo propio únicamente de la Península Ibérica y que tanta huella dejó en esta localidad abulense.

San Nicolás de Bari, iglesia que recomiendo visitar en Madrigal de las Altas Torres

Aunque, como las buenas cosas, lo mejor está en el interior. El artesonado del techo es realmente fabuloso, una magnífica obra de arte que daría para pasarse mirando hacia arriba durante horas. Aunque quienes anden persiguiendo la figura de Isabel la Católica encontrarán también aquí la pila donde fue bautizada la niña que fue reina o el escenario donde se celebró de la boda de sus progenitores, Juan II de Castilla e Isabel de Avís. Otro hecho importante fue la ordenación de sacerdote de Alonso de Madrigal – El Tostado – Obispo de Ávila y uno de los prodigios intelectuales del siglo XV, consejero del propio Juan II y artífice de incontables obras literarias (su mausoleo en la catedral de Ávila es de bellísima factura). También madrigaleño de pro.

Horarios y precios de la entrada a San Nicolás de Bari

Es fácil coincidir con el templo cerrado, pues tiene una disparidad de horarios de martes a domingos, pero en la puerta se indican los mismos así como los teléfonos de las personas que se encargan de mostrársela gentilmente a los visitantes por un precio módico de 2 euros: 680 398 438 (Mañanas) ó 605 687 324 (Tardes). Las visitas guiadas serían las siguientes:

  • De martes a sábado: 12:15, 13:15 y 18:30.
  • Domingos (gratis): 11:30 a 12:00 y de 12:45 a 13:15. Tardes 18:30.

Iglesia de San Nicolás de Bari por la noche (Madrigal de las Altas Torres, Ávila)

Iglesia de Santa María del Castillo.

Al oeste de San Nicolás sea alza otro templo católico de gran tamaño, Santa María del Castillo, nombre que recibe, al parecer, porque allí durante mucho tiempo hubo una construcción militar. De hecho está edificada en un pequeño altozano, lo que hace evidenciar este hecho. Del siglo XIII, al igual que la anterior nació románica, se volvió mudéjar y le fueron añadidos en distintas renovaciones algunos elementos del renacimiento o incluso el barroco.

Iglesia Santa María del Castillo (Madrigal de las Altas Torres, Ávila)

Quizás lo más interesante, y que justifica el interés en acceder al interior de este templo, son las pinturas murales del siglo XIV que permanecieron ocultas durante siglos tras el retablo del ábside central. Aparece el Pantocrátor junto a los símbolos de los cuatro evangelistas (tetramorfos) bajo un cielo cubierto por estrellas, así figuras de santas y otras escenas del Evangelio. Los trabajos de restauración han permitido (aún continúan) desvelar un prodigioso interior policromado que no deja de sorprender a los visitantes. ¿Verdad que hay mucho que ver en Madrigal de las Altas Torres?

Murales mudéjares de la iglesia Santa María del Castillo en Madrigal de las Altas Torres

Para informarse sobre el acceso al interior de la iglesia de Santa María del Castillo conviene preguntar en la Oficina de Turismo (661 502 613 – 920 320 699 – 920 320 001) ya que debido a las obras de restauración que se siguen realizando para sacar a la luz los murales mudéjares puede suceder que el templo se encuentre cerrado durante una temporada.

La antigua sinagoga.

En Madrigal de las Altas Torres lo más recomendable, realmente, es ponerse a callejear y dejarse sorprender. Porque, por ejemplo, si se sube por toda la calle Mayor buscando la fabulosa Puerta de Cantalapiedra, justo antes de llegar a mano izquierda en la calle Capilla se puede advertir una casona de ladrillo de gran tamaño donde, según la tradición, en su día hubo una sinagoga judía.

La casa de La Capilla se ubica donde antiguamente estuvo la sinagoga judía de Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Al parecer en tiempos del rey Juan II de Castilla hubo una comunidad judía importante en la villa. Muchos de ellos se dedicaban al comercio de productos agrícolas y prestamismo, pero con Isabel en el trono las cosas empezaron a irles peor y fueron obligados a convertirse al cristianimo. Otro otros abandonaron Castilla definitivamente tras su expulsión dictada en 1492.

Hoy día este edificio alberga un pequeño hotel de carácter rural con cinco habitaciones: La casa de la capilla.

Casas solariegas que ver en Madrigal de las Altas Torres durante un paseo por la villa.

En una villa donde la realeza con toda su corte venía a pasar ciertas temporadas en plena Edad Media y que vivió cierto periodo de prosperidad incluso después del reinado de Isabel la Católica es lógico que abunden los restos de palacetes o casas solariegas cuyos escudos de familia dan lustre a sus fachadas. Dando un paseo por la villa es posible encontrar muchas de ellas.

Fachada plateresca de la Casa Soto de Vergara en Madrigal de las Altas Torres

En la calle del Oro (se accede desde la calle del Cristo antes de llegar a la iglesia de Santa María del Castillo),  conviene no quitar ojo a lo único que sobrevive de la Casa Soto de Vergara, “El arco de piedra”, una extraordinaria fachada plateresca en granito profusamente labrada. Su nombre hace referencia a su ocupante más ilustre, el Doctor Nicolás de Soto, quien fuera médico de los Reyes Católicos, así como de algunos de sus hijos, asistiendo incluso a la Reina Juana (apodada “la loca”) en su forzoso retiro a Tordesillas.

Casa Soto de Vergara en Madrigal de las Altas Torres

Luego están las casas de Fernández de la Mela, Roldán, Samaniego y muchos otros que dan muestra de los personajes de cierta alcurnia que un día habitaron estos lares.

La bodega de los frailes.

Casi al final de la calle Lagares, a escasos metros de la Puerta de Medina (extremo norte de Madrigal) se puede hacer una visita diferente a la conocida como Bodega de los Frailes (concertada previamente en la oficina de Turismo y a un precio de 2€) . Si no se accede a la misma es imposible imaginar la profundidad de los cañones de ladrillo que sirvieron para alojar el vino que ya hace siglos elaboraban los frailes del convento agustino de Extramuros. Utilizaban la variedad de uva verdejo y escogieron la parte más alta de la villa porque su terreno era más seco y, por tanto, exento de humedades. Allí levantaron un lagar e inmensas galerías arqueadas donde reposara su oro líquido.

No todos los días se tiene la posibilidad de conocer una bodega con varios siglos de antigüedad. Además es posible realizar una pequeña cata del vino Ysabel que se elabora en esta localidad. No hay que olvidar, por otro lado, que Madrigal de las Altas Torres, con casi cincuenta hectáreas de viñedos de uva verdejo, forma parte de la Denominación de Origen de Rueda, siendo la localidad abulense con mayor peso de producción.

Convento agustino de Extramuros.

Fuera del pueblo, traspasada la muralla por la vieja Puerta de Peñaranda, se puede llegar a pie (o en utilizando el vehículo, ya que está a un kilómetro aproximadamente) a los restos los restos del antiguo convento agustino de Extramuros. Un rareza en estado de ruina que en pleno siglo XVI llegó a ser una de las construcciones religiosas más admirables e imponentes de la época. Las agustinas, cuando se fueron al Palacio de Juan II en tiempos del rey Carlos I, dejaron a los frailes de la Orden de San Agustín que se alojaran en estas dependencias que antes fueron un beaterio de piadosas. Entre 1578 y 1598, el Arzobispo de Toledo Gaspar de Quiroga orgenó levantar en este sitio un convento en estilo herreriano (de ahí que se hablara entonces que Madrigal al otro lado de las murallas tenía su propio “Escorial”) que estuviera a la altura para servir como Casa Capitular de la Orden en el reino de Castilla así como una universidad donde se pudieran impartir distintas cátedras (como Teología, Filosofía, Humanidades o Leyes, entre otras).

Convento de San Agustín Extramuros de Madrigal de las Altas Torres

Una gran personalidad histórica como Fray Luis de León vivió en una celda de este convento. Pero poco tiempo. Cuando en el verano de 1591 fue designado Vicario General de la Orden y vino a liderar esta santa casa, murió apenas a los nueve días de haberse instalado. Por lo que si su cuna fue Belmonte (Cuenca), su final lo halló en Madrigal de las Altas Torres.

El deterioro del monumento es máximo tras la Desamortización de Mendizábal y haber sido silo de grano. Aunque sorprenden sus dimensiones (más de 50.000 metros cuadrados) así como su importancia en los siglos XVI y XVII, por lo que no está de más acercarse a este imponente monumento desde el que, además, se advierte una lejana y hermosa vista panorámica de la villa amurallada.

Convento San Agustín Extramuros en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Madrigal de las Altas Tores y La Moraña, zona de aves

Si es buena época y se le presta la atención suficiente es posible admirar las colonias de cernícalo primilla que anidan en algunas partes del convento de San Agustín. Pero quienes son aficionados a ver aves, hay que recalcar que la zona de Madrigal así como toda la comarca de La Moraña es excepcional para avistar muchas especies, tanto esteparias (avutardas, sisones, etc.) como acuáticas, algunas de ellas exclusivas durante el invierno (gansos, grullas, etc.).

PLANO TURÍSTICO DE MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES

Puedes consultar el callejero y los lugares más importantes que ver en Madrigal de las Altas Torres en este plano elaborado por la Oficina de Turismo de la localidad:

Mapa turístico con los lugares que visitar en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

¿Dónde comer en Madrigal de las Altas Torres?

Madrigal de las Altas Torres no es abundante en lo que a restaurantes. De hecho hay únicamente cuatro sitios para comer y dos de ellos se encuentran al otro lado de las murallas.

  • Restaurante Casa Lucio (Carretera Peñaranda, muy próximo a la Puerta de Cantalapiedra. Teléfono de reservas: 920 32 01 09): De largo la mejor opción de la zona, con raciones abundantes y muy calidad en cuanto a asados y carnes rojas. Las croquetas y el chuletón son dignos de elogio. Sin duda la comida y la atención se valoran en un restaurante que adolece de cualquier atisbo de modernidad pero que deja buenas sensaciones.
  • Mesón San Nicolás (Plaza San Nicolás nº6. Tel: 920 320 614): Situado en el corazón de la villa a la vista de la hermosa iglesia de San Nicolás de Bari. Quizás su posición céntrica sea precisamente el único valor a reseñar de un establecimiento donde la propuesta, así como la presentación y atención al público son muy mejorables. Durante los meses de invierno sus horarios no son fiables y, como sucedió en nuestro caso, puede no abrir al público ni disponer de platos calientes durante el horario de la cena.
  • Restaurante Los Ángeles (C/ Los Ángeles, 12 .Tel: 920 32 04 22): Muy sencillo con una buena terraza perfecta para los días veraniegos. Poca variedad de menú. Un sitio para tomarse un plato combinado, una hamburguesa y pedir unas cervezas bien frías en buena compañía.
  • Bar el Vivo Coya (Paseo de fuera s/n): Para llegar a este sitio hay que salir de la zona amurallada por la Plaza del Cristo. Está muy cerca. Comida casera y raciones. Sin más pretensión que la de ser el típico sitio donde te irías a tomar el aperitivo los domingos.

Platos de jamón, queso y croquetas (Restaurantes en Madrigal de las Altas Torres)

¿Donde dormir en Madrigal de las Altas Torres?

Para recomendar alojamiento reconozco que no he tenido que devanarme mucho los sesos. Porque, sin dudas, el mejor hotel de Madrigal de las Altas Torres así como de la comarca abulense de La Moraña es la Posada Isabel de Castilla (c/ Capilla 33, equidistante con las Puertas de Cantalapiedra y Medina). Un hospedaje con encanto situado en una gran casona con once habitaciones amplias, elegantes y acogedoras. Todas ellas diferentes. Algunas, incluso, disponen de bañera de hidromasaje y chimenea dentro del cuarto. Con un patio ajardinado interior que también sirve para celebrar eventos así como su propia bodega subterránea. La figura de Isabel la Católica está implícita en cada uno de los muros de un hotel de capricho ideal para parejas donde, además, la atención de los dueños resulta exquisita.

Habitación de la Posada Isabel de Castilla en Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Los precios por noche de una habitación doble con desayuno incluido van de los 110 a los 135 euros. Más información en posadaisabeldecastilla.com.

Tuve la suerte de hospedarme en este hotel durante un fin de semana a las pocas semanas de su apertura y, desde entonces, está en mi lista de favoritos para “perderme” muy cerca de Madrid.

Jornadas medievales en Madrigal de las Altas Torres

Durante el primer fin de semana de agosto de cada año se celebran las cada vez más atractivas Jornadas medievales de Madrigal de las Altas Torres. Llevan ya una docena de ediciones en su haber y todo el pueblo se vuelca disfrazándose, decorando un gran mercado medieval en la Plaza del Cristo, haciendo pasacalles y un montón de actividades que devuelven a la villa a la Edad Media por unos días.

Cartel de las XII Jornadas medievales de Madrigal de las Altas Torres

¿Quieres ver a las cigüeñas madrigaleñas en directo?

Una curiosidad de Madrigal de las Altas Torres es la webcam que emite en directo desde el campanario de San Nicolás de Bari mostrando lo que sucede en un nido de cigüeña. ¡Las 24 horas!

Turismo nacional y de proximidad

Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Quienes me lleváis tiempo leyendo sabéis que fascinan los escenarios lejanos y desconocidos, cuanto más salvajes e inaccesibles mejor. Pero también adoro poder conocer y saborear con calma todos esos lugares que están aquí al lado. Estamos viviendo un momento donde los sitios más próximos piden con mimo que contemos con ellos. Nunca, en realidad, he dejado de hacerlo. Por eso mientras existan escapadas que contar… continuaré dando consejos para viajar por los rincones de España así como por los confines más remotos de la Tierra. Viajar no tiene nada que ver con las distancias sino con las sensaciones y el aprendizaje recibido. ¿Quién dice que tu lugar en el mundo esté a un paso de donde te encuentras ahora mismo?

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

PD: Puedes encontrar todos los artículos sobre España en su apartado correspondiente: RINCONES DE ESPAÑA.

Deja un comentario