Rumbo a Botswana: La aventura comienza

REGRESAR, bendito verbo… Y más aún cuando lo mezclamos con ese continente llamado África, el de las sonrisas que se sobreponen a las lágrimas, el de los horizontes imposibles y los atardeceres imprescindibles. Cuando la voz de la naturaleza llama a a mi puerta no hay nada que hacer. Rugen los leones, barritan los elefantes y se me pone un cuerpo de documental que no puedo con él. Y para ello sólo encuentro remedio embarcándome a un viaje rumbo a la libertad para salir al encuentro de la vida salvaje. Por eso regreso a Botswana, al corazón norteño de uno de los parajes más excepcionales del planeta para el noble arte de observar y fotografiar la fauna que los habita. Mis únicas armas en el que pretende ser safari muy especial es la cámara de fotos, un cuaderno de notas y unas botas que adoran restregarse con el polvo del camino.

Leopardo fotografiado en Moremi durante mi primer viaje a Botswana

Tras bajar en avión hasta el sur de África saltando de Madrid a Dubai, de Dubai a Johannesburgo y de Johannesburgo a Maun, toca subirse a un 4×4 sin techo, levantarse antes del amanecer, navegar en mokoro por el Delta del Okavango y seguir la mirada de los curiosos hipopótamos. Como aquella vez, como hace seis años…

Botswana, safari a la libertad

Es cierto que Botswana es un destino que tuve la suerte de saborear allá por 2009 en uno de los viajes más disparatados y emocionantes que he hecho en mi vida. Pero tengo el paladar deseoso de regresar, de hacerlo intensificando el número de salidas para avistar animales, de acampar en el corazón de los parques naturales e ir con gente experta que me aporte nuevas vivencias. El viaje tendrá una duración de dos semanas (contando ida y vuelta) y se centrará en esa esquina privilegiada del noroeste de Botswana. Allí se encuentran, por ejemplo, el Delta del Okavango, el Coto de Moremi o el Parque Nacional Chobe, escenario de mil y un documentales, el súmmum de los safaris de calidad donde la masificación de turistas ni existe ni se la espera, donde los leones los compartes sólo tus compañeros de vehículo y donde la desconexión resulta absoluta (por haber no hay ni cobertura en casi toda la zona). Por supuesto aprovecharemos para acercarnos de nuevo a las Cataratas Victoria. Y no por Zimbabwe, como en la anterior ocasión, sino por el lado de Zambia. Si hay suerte quién sabe si podremos paladear el vértigo en la piscina del diablo.

Mokoros en el Delta del Okavango (Botswana)

Sele, Chavetas y viveversa

No voy solo a este viaje. Todo lo contrario. Esta aventura a dúo la realizaré con Isaac (Chavetas). Ambos nos hemos aficionado a compartir viajes muy especiales y específicos, con sabor a aventura de verdad. Que si un año perseguimos los senderos milenarios en Irán, que si otro nos apuntamos a vivir la esencia de las incomparables Islas Galápagos. Esta vez nos hemos decantado por tocar el sur de África en una porción muy pequeña pero muy densa como es la que abraza el Delta del Okavango y surgen algunos de los mejores parques naturales del continente. Tenemos ganas de irnos a dormir oyendo a los leones, de buscar a los escurridizos leopardos y memorizar esta zona donde observar la naturaleza es un completo privilegio. Y, por supuesto, estamos deseosos de contároslo. Durante este viaje, aunque andaremos faltos de conexión a internet salvo meras excepciones, tomaremos buena nota para compartir nuestras andanzas en Botswana.

Isaac (Chavetas) y Sele (El rincón de Sele) en Mahan (Irán)

El hasthag que hemos elegido para twitter e instagram será #SafariBW.

Safari móvil, el concepto del viaje

Dado que nuestra idea es la de profundizar al máximo en la naturaleza en ese margen noroccidental de Botswana, que en mi caso ya conocía en parte, hemos recurrido a los servicios de una agencia que nos garantizara una serie de condiciones para vivir un safari intenso y de calidad. Mopane Game Safaris es una empresa española con sede en Maun (Botswana) que trabaja con grupos reducidos en cada viaje, poniendo como límite 12 personas. Eso ya de por sí nos llamaba la atención. Así como el uso de todoterrenos abiertos y no de camiones, como es ahora la moda en aquella zona. De esa manera no sólo se gana en comodidad sino en capacidad de acceder a más rincones de parques y reservas. Tendremos guía de habla hispana, algo que no es demasiado fácil encontrar en Botswana. Y, además, lo más importante, acamparemos en el corazón del los parques en tiendas de campaña que portaremos en los vehículos pertinentes. Es ese el leit motiv de un “safari móvil”, que no hay sede física y trasladamos nuestras habitaciones y enseres. Y que el 100% del tiempo estamos en el interior de los parques nacionales.

Guepardos en África

Al parecer las tiendas de campaña en las que vamos a pernoctar están superequipadas. Tanto que llevan colchón, somier e incluso un aseo de campo anexo (dado que no estamos en campings fijos, no contamos con vallas de protección, y por tanto nos evitamos tener que salir a hacer nuestras cosas a la intemperie durante la noche y que tengamos compañía ahí fuera).

Sele en Botswana. Hay jirafas detrás

Nuestra ruta por Botswana

El recorrido de este viaje tendrá lugar en un área muy específica de Botswana, el norte, donde se concentran los parques naturales más importantes y se da una gran densidad de fauna ideal para contemplar y fotografiar en un safari de este tiempo. El inicio es en Maun, la última localidad medianamente importante antes de acceder a los parques. Desde allí sobrevolaremos el Delta del Okavango en avioneta para realizar una inspección aérea a esta peculiaridad natural consistente en la desembocadura de un río en pleno desierto. Después tomaremos los todoterrenos abiertos (2 en total, con máximo de 6 personas en cada uno) e iniciaremos una exploración a la Reserva de Moremi, que si ya entonces se convirtió en mi parque preferido de Botswana (allí vi la primera leona de mi vida), ahora seguro lo será igual. Allí estaremos nada menos que tres días completos, lo que nos permitirá otearlo en profundidad.

El delta del Okavango a vista de avioneta

Después saltaremos de nuevo al delta del Okavango, para lo que habrá que aparcar por un día el 4×4 para subirse a una embarcación. Sólo sé que dormiremos en Xhobega Island si ningún hipopótamo o cocodrilo nos lo impide. Después todos los esfuerzos se centraran en andar y desandar el Chobe National Park (probablemente el lugar de África con mayor densidad de elefantes). El área de Savuti se convertirá en nuestra casa. Veremos si nuestros vecinos los leones, leopardos, hienas y compañía reciben bien a sus huéspedes. No por nada es conocido éste como uno de los mejores lugares para observar a los depredadores. De ese modo, tras movernos mucho y bien por Savuti, llegaremos hasta el margen del río Chobe para disfrutar de atardeceres míticos en compañía de elefantes o hipopótamos. Y nos faltará un último ingrediente para condimentar por completo esete viaje-safari, las Cataratas Victoria desde Zambia (ya sabéis que una parte corresponde a Zimbabwe y otra a Zambia). En Livingstone (supongo) retornaremos a casa saltando de avión en avión a Lusaka, Dubai y Madrid (luego Isaac enlaza un cuarto vuelo con La Coruña).

Hipopótamo en el río Chobe (Botswana)

Para hacerse mejor a la idea de los movimientos de nuestra ruta, os muestro dicho recorrido en un mapa de Google:

Sigue nuestro viaje por Botswana

La aventura ya ha empezado. Sólo queda disfrutar. Atentos al hashtag #SafariBW en el que os hablaremos @viajeschavetas y yo (@elrincondesele) mientras internet lo permita. Cierto es que buena parte del safari lo pasaremos completamente desconectados. Tenemos buena excusa, ya que nos pasaremos unos cuantos días mirando la naturaleza directamente a los ojos. Pero eso sí, a la vuelta daremos buena cuenta de lo que acontezca en este viaje.

Instagram de El rincón de Sele

Se terminaron las esperas. ¡Ya estamos rumbo a Botswana!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

Todos los artículos del último viaje a Botswana en safari móvil

email

4 comentarios en “Rumbo a Botswana: La aventura comienza

  1. ¡¡Qué lugar maravilloso!! África es un continente apasionante, un viaje para los sentidos. Os invitamos a conocernos y a formar parte de nuestra comunidad de viajeros, donde ofrecemos consejos y recomendaciones para viajar preparado a cualquier destino. Además, nuestros usuarios también son protagonistas aportando sus consejos y experiencias de viaje. ¡Incluso hemos creado un concurso donde puedes conseguir un viaje gratis a donde quieras!
    vacacionesdebuenrollito.com/#/home

  2. Hola, Sele.
    Sí. Porque los políticos son como las garrapatas. Se te pegan ahí, en lugares “inhóspitos”, les pagas los viajes y te sacan la pasta. Y no cesan hasta que revientan.
    Sigo ilustrándome (es decir, copiando) con tus consejos camboyanos.
    Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.