Siempre es bueno volver a Marruecos. Arranca el #Asilahtrip

Dicen que no hay quinto malo y este fin de semana lo comprobaremos en uno de mis países talismán, Marruecos. Creo que nunca me cansaré de volver a poner los pies en alguna de sus laberínticas medinas, de escuchar las voces que los alminares propagan por todos y cada uno de los callejones, por todas y cada una de las montañas o incluso en lo inhóspito de un desierto. El más cercano de los viajes lejanos tiene siempre a Marruecos como protagonista, uno de los pocos lugares que pueden hacernos escapar en menos de dos horas de vuelo y llevar a nuestras almas a caminar por otro ritmo mucho más pausado, pero a la vez más vibrante. La facilidad del bajo coste nos hará saltar al otro lado del Estrecho y situarnos en el país alauíta para olvidarnos de la rutina e incluso de nuestros nombres. Al son de las olas Atlántico chocando sobre las casas blancas envueltas en murallas de conquista, descubriremos la ciudad de Asilah, situada a 46 km. de Tánger cuya personalidad forma parte de la riqueza cultural e histórica de el Marruecos que los viajeros tanto amamos.

Y porque cualquier excusa es buena para regresar a Marruecos, sin importar haber estado apenas unos meses antes en la ciudad azul de Chaouen, aparece en el cercano horizonte un fin de semana en el que trataremos de saborear al máximo los secretos y vivencias que nos deparará esa Asilah de la que tantas maravillas he leído y escuchado.

Me acompañará un buen amigo, Víctor Fernández (@fernandez_23rds), neófito en estos viajes made in El rincón de Sele, y espero disfrute de su primera experiencia en Marruecos que, aunque corta, seguro la vive con la intensidad de quien siempre ha soñado con viajar y empieza a dar sus primeros pasos. Teníamos esa cuenta pendiente desde hace muchos meses y el low cost ha sellado el weekend viajero que tanto esperábamos.

¿Y por qué Asilah? Después de cuatro viajes a Marruecos esta es la ciudad que me falta para hacer un verdadero póker de ases compuesto por Marrakech, Essaouira, Rabat, Meknès, Fez, Casablanca y Chaouen. Sé por otros viajeros que no hay opción para el error o la decepción sino todo lo contrario, para seguir sorprendiéndome de este país que tanto tiene para ofrecer. Así que estoy seguro de que Asilah tendrá todos los ingredientes necesarios para arroparnos y ofrecernos una nueva experiencia que seguro recordaremos siempre.

Aunque no sé si dispondremos de algunos minutos de internet en la Ghesthouse donde nos alojamos (Christina’s House) o en algún café cerca del mar, trataré de haceros llegar a través de Twitter (@elrincondesele), Facebook o quizás de comentario en el mismo blog un pedacito de la esencia de Asilah. He creado para los tuiteros un hashtag o etiqueta para agrupar los mensajes que se dejen en Twitter con respecto a este viaje: #asilahtrip

 

Y con posterioridad al viaje, dad por hecho que hablaremos largo y tendido de Asilah. Palabra de viajero.

Baraka a td@s!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele
+ Canal Facebook

PD: Tengo la impresión de que en 2011 en cuanto a viajes no se ha dicho todo aún…

email

7 comentarios en “Siempre es bueno volver a Marruecos. Arranca el #Asilahtrip

  1. Disfrutar de la escapada, a ver si para el año que viene me escapo con vosotros en alguna ocasión y al fin visito Marruecos, que teníendolo tan cerca aún no he estado 😀

    Buen viaje, os seguiré por el hashtag #asilahtrip 🙂

  2. Buen viaje! Disfruta de Marruecos muchísimo y a la vuelta nos lo cuentas y enseñas 😉

    Como José Carlos, yo también lo tengo pendiente…

    Un abrazo

  3. Igual que todos, te deseo que disfrutéis un montón! Dado que es un “pendiente” al que creo que iré muy pronto, ya te abrasaré a preguntas a la vuelta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.