Crónica de un día en Corea del Norte: Viaje al Eje del Mal

Banner Corea del Norte por ti.

18 de Julio: VIAJE AL EJE DEL MAL. CRÓNICA DE UN DÍA EN COREA DEL NORTE

Era la Hora H del Día D, las 5:40 de la mañana del 18 de julio de 2008. Pero en aquel establecimiento de Gwanghwamun marcado como punto de encuentro en mis papeles no había absolutamente nadie. Únicamente un señor barriendo la calle que de vez en cuando volvía la vista como preguntándose qué demonios estaba haciendo allí. Cuando en el reloj marcaban las seis me empecé a preocupar e incluso llegué a pensar que me habían timado o se había cancelado el tour a última hora. De pronto una pareja de rasgos orientales charlaba con una chica también oriental unos metros más allá. Me acerqué y pregunté si tenían que ver con la agencia Gonsee y la visita a Kaesong. Con un escueto «Yes» obtuve la respuesta esperada. Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas (INTRODUCCIÓN)

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

INTRODUCCIÓN

banderasjaponycoreas por ti.

La lluvia virulenta que golpea en la ventana de mi pequeño y desordenado cuarto de Seúl me da a entender que mi último día de viaje tendrá más de reflexión que de aventura. Observando mudo la precuela de un tifón que se aproxima a la Península de Corea me vienen a la mente recuerdos ya de por sí imborrables.

Tres semanas dan para mucho, y más cuando se trata de lugares tan remotos y diferentes como son los del Lejano Oriente. Fueron apenas unos días después de volver de mi periplo californiano cuando tomé la decisión de escoger Japón y Corea como destinos veraniegos. Suelen ser muchas las dudas y opciones que dibujan EL GRAN VIAJE DEL AÑO.. Aunque era plenamente consciente de que el cuerpo me pedía Asia. El precio más económico de lo normal del billete a Nagoya (Japón) con vuelta a Madrid desde Seúl (Corea del Sur) me hizo decantarme por estos países antes que por Thailandia o India, serios candidatos y que tendrán que esperar un poco más.

P1110274 por ti.

Otra particularidad para este viaje que pone su rúbrica el 20 de julio estaba en que iba a marchar yo solo. No era la primera vez que lo hacía pero en esta ocasión la duración sería mayor que los anteriores (Balcanes, Provenza, Marruecos y País Cátaro). Y queráis que no, impone un poco, aunque no tuve problemas en encontrar compañeros transitorios tanto nacionales como internacionales que formaran parte de algunos de los mejores capítulos de mi travesía oriental. Para ese aspecto, internet es todo un lujo.

Leer artículo completo ➜