Postales del otoño en Aranjuez

Entre mediados y finales de noviembre el otoño alcanza su máximo esplendor cromático en esos mundos regidos por regueros de hojas secas convertidos en deliciosas alfombras sonoras. El amarillo, el ocre y el rojo, en todas sus tonalidades posibles, se ocupan de vestir hayedos, castañares, abedulares y esos jardines destinados a amabilizar ciudades, villas así como rincones legendarios donde la naturaleza es la protagonista. Siempre me ha gustado perseguir los mejores lugares para contemplar y fotografiar la penúltima estación del año. Recientemente he tenido la ocasión y la suerte de descubrir y retratar los rigores de Aranjuez en otoño, uno de los escenarios de la Comunidad de Madrid al que le sienta especialmente bien esta mutación de colores y la caída inequívoca e inevitable de la hoja durante su último viaje.

Jardín del Príncipe (Aranjuez en otoño)

En el entorno del Palacio y los jardines del Real Sitio de Aranjuez el otoño se convierte en una metáfora visual sobre lo efímero de todo lo que nos rodea. Pura poesía e inspiración, la sugestión de unos zapatos haciendo crujir el suelo medido por pasos. Con los dioses y criaturas que habitan delicadas fuentes barrocas como enaltecedores de un espectáculo que se repite, por fortuna, año tras año.  Leer artículo completo ➜

Maravillas del extrarradio de Madrid (Tesoros de barrio)

Muchas veces tendemos a creer que las ciudades que visitamos son sólo su centro histórico, pero la mayoría se sorprendería de los tesoros que guardan para sí los barrios periféricos. Un ejemplo es Madrid, donde existe la sensación de que alrededor del kilómetro cero está prácticamente todo lo que merece la pena ir a ver. Pero, ¿qué sucede con los barrios dentro del área metropolitana? De los distritos como Carabanchel, Hortaleza, Ciudad Lineal, Vallecas, Barajas, Canillejas o Vicálvaro sólo parece importar su mera función residencial, pero no sería justo obviar que en ellos existe también un patrimonio histórico, artístico o cultural digno de visitar. Grandes y pequeñas maravillas del extrarradio de Madrid que, salvo escasas excepciones, no aparecen en las guías o recomendaciones que se le dan a los viajeros o a los propios ciudadanos quienes, quizás por no estar dentro de la almendra central, no les otorguen la importancia que requieren. Y es que la capital no sólo tiene que ver con Gran Vía, Preciados, Sol, el eje Prado-Recoletos, Salamanca, Castellana o el barrio de las letras. Hay vida, y mucha historia, más allá de la M-30. A veces tan a la vista que pasamos por ellos sin advertir que tenemos en nuestros barrios auténticas joyas que no hay que dejar de valorar.

Plaza Mayor de Barajas (Madrid)

Durante unos días he sido un paseante más por Madrid, pero centrando la búsqueda en esos barrios que no quedan cerca del centro, ni viven del turismo. Lugares dentro del área metropolitana que no se ven iluminados por los focos y el trasiego de la Gran Vía pero que por sí solos forman parte de una admirable colección de maravillas de extrarradio. Como una plaza mayor con cuatro siglos de Historia que no se trata de la que todos conocemos, un solitario castillo medieval, un campanario mudéjar del siglo XIII, un parque de insólitas características, un camposanto único en su especie o incluso una iglesia ortodoxa de cúpulas doradas que uno esperaría encontrar en una calle de Moscú. Son muchas, más de las que podríais imaginar. Y os están esperando. ¿Me acompañáis a conocerlas?  Leer artículo completo ➜

Una visita al Museo Postal y Telegráfico en Madrid (Cartero por un día)

Me vienen a la mente esos tiempos no tan lejanos en que recibir una carta de un familiar que vivía en el extranjero, de ese amor de verano que vivía en la otra punta del país o una postal de tu mejor amigo durante sus vacaciones, se convertía en todo un acontecimiento. El mero hecho de recoger del buzón una carta manuscrita y descifrar las curvas de una letra algo enrevesada escrita a bolígrafo se trataba de una noticia que por sí misma era capaz de arrancarme una sonrisa. Hoy día, cuando no se recibe correspondencia como antes, los Christmas te llegan por whatsapp y los sobres no esconden más que tristes facturas, no viene mal recordar cómo funcionaban los envíos postales antes de que llegara la Era de internet. Y para ello me gustaría hablaros de un lugar que he tenido la suerte de conocer recientemente en Madrid y del que no sabía ni de su existencia hasta apenas días antes de visitarlo. Se trata del Museo Postal y Telegráfico, historia viva de las comunicaciones en España y en el mundo, que durante un buen rato fue capaz de trasladarme a esos tiempos de carteros en bicicleta, buzones con cabezas de león y sellos de solapa. O de los primeros telégrafos con código morse así como esas centralitas de madera en que todavía resuena la frase con voz femenina de “Le paso”.

Buzón del Museo Postal y Telegráfico de Madrid

Una visita al Museo Postal y Telegráfico permite darse un paseo bien entretenido por los dos últimos siglos no sólo para aprender sino también para revivir con nostalgia ese instante en que prácticamente se esperaba al cartero a la puerta de casa para recibir de sus manos el mensaje que uno tanto llevaba esperando. Y no me estoy refiriendo de tiempos pretéritos en blanco y negro, sino de ayer mismo… Leer artículo completo ➜

Blockhaus 13, un búnker modelo I Guerra Mundial en Madrid

A finales de 1938 el avance del bando nacional en la Guerra Civil española, que iba ya para dos años, era imparable. Con la ciudad de Madrid sitiada hasta el extremo y el ejército republicano exhausto perdiendo terreno y fuelle cada día que pasaba, la victoria de los sublevados era cuestión de tiempo. Tras la cruenta batalla de Brunete, en la que las bajas por ambos lados superaron la dolorosa cifra de 40.000, los nacionales habían desbloqueado la difícil sierra oeste de Madrid, una zona de alto valor estratégico durante el conflicto. Muy cerca de la línea de la batalla se proyectaron diversos búnkeres de retaguardia que sirvieran, por un lado, de abrigo a tropas dispersas y, por el otro, de fortín con el que limitar cualquier posible avance republicano por carretera. La idea era levantar un total de 22 refugios de hormigón utilizando un modelo inédito hasta entonces en el país que alineaba dos estilos de la arquitectura militar de la I Guerra Mundial. De todo lo planificado tan sólo se pudo completar uno, el Blockhaus nº13, vigilando la carretera de Colmenar del Arroyo hacia Navalagamella, suficientemente equipado como para resistir grandes bombardeos y esconder un buen número de soldados en su interior, sin dejar de ser una imbatible máquina de matar.

Blockhaus 13, el búnker de Comenar del Arroyo (Madrid)

Décadas después, tras el olvido e incluso el abandono de este tipo de elementos bélicos, el Blockhaus 13 de Colmenar del Arroyo es un vestigio de la guerra civil española en la Comunidad de Madrid que se puede visitar hoy en día, y una de las mayores sorpresas que nos llevamos los viajeros y aficionados a perseguir las huellas y cicatrices de la contienda nuestro país.  Leer artículo completo ➜

Casa Botín: El restaurante más antiguo del mundo está en Madrid

El restaurante Sobrino de Botín o, simplemente Botín, su apelativo más popular, puede presumir de ser uno de los restaurantes con más prestigio del mundo. Comer en Botín no es sólo una experiencia puramente gastronómica, sino que va más allá, consiguiendo transportar al comensal al corazón del Madrid más castizo. Tras sus mesas y fogones se esconde la esencia de aquella Villa de antaño que vio pasar por sus calles a ilustres personajes como Lope de Vega, Benito Pérez Galdós o Ramón Gómez de la Serna. Incluso se cuenta que hasta el mismísimo Francisco de Goya trabajó en las cocinas de Botín en su juventud.

Casa Botín (Madrid)

Este restaurante-museo, como bien lo podríamos calificar por su carácter histórico, ha permanecido prácticamente intacto desde su creación, allá por el siglo XVIII ,y puede presumir de contar, entre sus peculiaridades, con el récord Guiness a la casa de comidas más antigua del mundo funcionando de manera ininterrumpida.  ¡Qué mejor manera que hablar de este lugar para inaugurar la nueva sección del blog que se titula ¡Cómo vives! Con un lugar como Botín todos los arranques son buenos… Leer artículo completo ➜

Madrid desde un segway

Hace unos meses probé durante una escapada a Gijón a montar en segway. Aquel aparato de dos ruedas me pareció un inventazo, algo que está diseñado para cambiar la movilidad en las ciudades de aquí en un futuro y que además resulta divertidísimo manejar. Se ha puesto muy de moda en muchos destinos como propuesta turística, no aún como uso privado, y recientemente tuve la oportunidad de volver a tener una experiencia segway, pero esta ocasión en mi ciudad, Madrid. Si a lo largo de mi vida he hecho numerosímas rutas por el centro de la capital (me gusta Madrid, y mucho) recientemente disfruté de una de las más entretenidas. De la Plaza de Isabel II en Ópera a Madrid Río pasando por el Palacio Real o Plaza de España. Y rematando faena en el restaurante más antiguo del mundo según el Record Guiness, Casa Botín, lo que redondeó una jornada dominical absolutamente perfecta en la que incluso nos acompañó un cielo despejado y un sol radiante a pesar de estar en los albores del mes de febrero.

De segways en Madrid

Me gustaría mostraros Madrid desde el segway que condujimos por calles, plazas y parques sin atropellar a ningún peatón (que sepamos) y lo bien que lo pasamos en un domingo sobre ruedas. Leer artículo completo ➜

El Ángel de Monteverde, un secreto de Madrid envuelto en mármol

Un ángel con formas femeninas modelado en mármol de carrara con la maestría que el italiano Giulio Monteverde confería a sus obras. Sentado o, mejor dicho, sentada sobre una tumba, esta Ángela tan maravillosa protege y tapa con una sábana a la persona a la que está dispuesta a custodiar por toda la eternidad. Probablemente estemos hablando de la escultura más delicada, sublime y perfecta que se halla en la Comunidad de Madrid, pese a que son muy pocos quienes lo saben realmente. Y es que no se encuentra a la vista de todos en una Plaza, un Museo o un Palacio, ni tan siquiera en una mansión centenaria… Esta figura digna de admirar está ubicada en el interior del panteón familiar que los Marqueses de la Gándara tienen en el Cementerio madrileño de San Isidro. Desde los últimos coletazos del Siglo XIX, el Ángel de Monteverde, una de las grandes obras escultóricas de aquel siglo se ha guardado en un interior cerrado a cal y canto durante décadas y tan sólo se puede observar tímidamente desde una rendija. Hace algún tiempo tuve la ocasión de participar en una visita guiada por el cementerio que hicieron a algunos medios y nos abrieron las puertas del panteón para contemplar con gran privilegio uno de los mayores secretos artísticos de la capital de España.

Ángel de Monteverde (Madrid)

Dado que los descendientes de los marqueses enterrados en su mausoleo de San Isidro ya no viven en Madrid siempre ha sido muy difícil entrar a ver al Ángel de Monteverde. Aquel día sentí que me abrían la puerta a un tesoro oculto. En cierto modo era así. Leer artículo completo ➜

Comienzan en Madrid las Tertulias viajeras en U Hostels

Por el mero placer de charlar sobre viajes… es la frase que justifica un nuevo proyecto que empieza a dar sus primeros pasos esta misma semana y para el que tengo buenísimas sensaciones. Las Tertulias viajeras parten de una idea cuyo objetivo principal es contar ocasionalmente en Madrid con un punto de encuentro para amantes de los viajes que vengan tanto a escuchar como a compartir sus aventuras. Me vienen a la mente los viejos clubs viajeros británicos en los que las grandes historias llenaban una atmósfera de pasión y orgullo por ganar con la mente y el corazón un pedacito de nuestro mundo. Allá donde dar vueltas al Globo era algo más que observar nombres extraños en un mapamundi… Eso mismo es lo que buscamos quienes estamos convencidos de que una de las mejores partes de viajar es contarlo, poner delante de los ojos y los oídos de los demás esos pequeños mordiscos que le vamos dando al Planeta, aprender de cada palabra que tenga que ver con la palabra viaje. Será este martes 12 de febrero a las 19:00 horas cuando comiencen en Madrid unos encuentros que prometen envolvernos a todos con el mapamundi de nuestras vidas. Y será en un espacio privilegiado, U Hostels (C/Sagasta 22), inaugurado apenas en septiembre y declarado por The Guardian como uno de los los 10 mejores hostels de todo el mundo.

Imagen Tertulias viajeras

El martes tenemos la primera edición de las Tertulias viajeras, con invitados de excepción, un público que esperamos sea protagonista y un tema sobre la mesa… los viajes de larga duración. Hablaremos de sueños cumplidos y daremos ideas sobre cómo llevar a cabo un gran viaje, de esos para los que no hacen falta calendarios, relojes ni billetes de regreso. Leer artículo completo ➜

Paseo fotográfico en el Cementerio de San Isidro (Madrid)

La Sacramental de San Isidro es el cementerio más antiguo de Madrid. Fue construido en 1811 ante la prohibición de enterrar en las iglesias, siendo escogidos unos terrenos fuera del casco urbano, detrás de la Ermita de San Isidro, donde se celebran las fiestas del Santo Patrón de Madrid cada 15 de mayo. Desde su inauguración fue el lugar de enterramiento escogido para albergar a los miembros más importantes de la escena matritense. Aristócratas, políticos, militares de alto rango, artistas, toreros y numerosas familias adineradas recibieron Santa Sepultura en el que fuera el cementerio con mayor prestigio de Madrid. El rancio abolengo de sus ocupantes ayudó a que grandes arquitectos, escultores y artesanos pudieran trabajar en embellecer y ensalzar las tumbas y panteones familiares utilizando los mejores recursos para realizar verdaderas obras maestras. De esa forma un gran número de nombres ilustres, muchos de los cuales aparecen en el callejero de Madrid, se encuentran inscritos en auténticos monumentos funerarios que simbolizaban el poder enconómico de la época. Declarado como Bien de Interés Cultural, el Cementerio de San Isidro celebra este año su bicentenario, y se erige como una de las visitas más interesantes y, a la vez, más desconocidas en Madrid no sólo por los turistas sino también por sus propios habitantes.

Angelote del Cementerio de San Isidro (Madrid)

Como homenaje a este cementerio romántico tan significativo, el cual tuve la suerte de conocer por primera vez de la mano de mi padre y de regresar por mi cuenta en incontables ocasiones, he querido traer una selección de fotografías del reportaje para mostraros mi punto de vista de un lugar plagado de detalles, hermosos por un lado y lúgubres por otro, definidores de ese carácter exclusivo y añejo que flota en el aire. Os pido me acompañéis en silencio por este paseo fotográfico para que hablen las imágenes por sí solas y conozcamos juntos el camposanto más ilustre y mágico de Madrid. Leer artículo completo ➜

Mis 5 rincones de Madrid en Navidad

P1180285Ya ha llegado la Navidad. No hay más que caminar por las calles iluminadas para la ocasión, encender la televisión y ver los anuncios de turrones o juguetes, estar pendientes de si nos ha tocado la Lotería para decir nuevamente que otra vez será o pensar qué regalos nos van a traer los Reyes Magos. Estas fechas son muy especiales para todos, se quiera o no. Hay cabida para la ilusión, la nostalgia y el recuerdo, tanto para creyentes como para escépticos, y esto llega cada año con una serie de parámetros que se repiten en los lugares donde vivimos. Cada uno vive la Navidad a su manera y se agarra más o menos a las tradiciones con las que ha jugado desde la infancia. En mi caso celebraré las Fiestas en mi ciudad, Madrid, bien acompañado de mi familia, mi chica y mis amigos. Aquí las he pasado siempre y creo que aquí las pasaré en el futuro. Por eso en el post de hoy me gustaría hablaros de cómo es Madrid en Navidad. Concretamente me apetece contaros cuáles son mis rincones favoritos de Madrid durante las Fiestas.

Siempre me gusta pasear por el centro de Madrid y ver los adornos navideños. En algunas ocasiones aprovecho a tomar algunas fotografías con objeto de mostrarlas en la web y repetir con todo el que quiera un breve paseo virtual por la ciudad de los gatos. ¿Queréis saber cuáles son mis cinco rincones preferidos de Madrid en Navidad? Leer artículo completo ➜

I Encuentro de Viajeros del Foro Lonely Planet

Siempre he considerado a los foros de viaje una herramienta básica de la que nos servimos muchos de los viajeros que navegamos por la red. Gracias a ellos es posible consultar fuentes de información de primera mano, actualizadas, contrastadas y absolutamente prácticas. Son las experiencias personales las que nos sugieren destinos, nos muestran cómo movernos, dónde dormir, qué es lo que no debemos perdernos, cuáles son las sensaciones que un lugar es capaz de despertar. Y si se da un equilibrio en el que somos tanto aconsejados como consejeros, tanto asesorados como asesores, un foro puede suponer la mejor guía de viajes posible.

Leer artículo completo ➜