Uzbekistán y Repúblicas Bálticas: Comienza el espectáculo

Centellean las cúpulas de Samarkanda, se oyen los cantos en los minaretes de Bukhara, las murallas de Khiva parecen más fuertes que nunca y los pastores se alejan del calor del desierto con sus rebaños para que pasten junto al Río Oxus, ahora Amu Daria. Ahora sí que sí, el Gran Viaje del verano ha comenzado. Uzbekistán, el corazón de la Ruta de la Seda, late con la sangre de los Marco Polo, Tamerlán, Ibn Battuta, y se pasea con el alma de las caravanas y camelleros que un día surcaron ese camino en el que se hicieron transfusiones de sabiduría tanto o más que de mercancías. Nuestros pies buscan también posarse sobre este lugar que se rompe en la Historia del mundo mezclada en este lejano rincón de Asia Central. Pero no todo acaba allí, ya que la emoción de bifurcará en una última semana recorriendo las Repúblicas Bálticas, esos países de la ex-Unión soviética que brillan con luz propia que siempre se pronuncian al unísono y en el mismo orden: Estonia, Letonia o Lituania. Dos viajes, dos aventuras y mil retos viajan en el interior de nuestras mochilas.

No sabéis qué alegría me da deciros que esta es una realidad, que hasta que termine el mes de julio no se hablará de regresar sino de aprender de otras personas, de otros modos de vida,  de lo que supone perderse dentro de las huellas de la propia Historia. Leer artículo completo ➜

Planes, preparativos y expectativas del Viaje a Sri Lanka

* Fecha de inicio del viaje: 16 de abril de 2011
* Fecha de fin del viaje: 02 de mayo de 2011
Viajeros:  Sele y Pablo
* Destinos (países): Sri Lanka y Qatar

¡LA AVENTURA HA COMENZADO!

Qué lentos han pasado los últimos días pero ahora sí… por fín podemos decir que el viaje a Sri Lanka ha echado a andar. Aún recuerdo cómo hace unos tres meses nació la idea de perdernos en esta gran isla que se dejó caer de la India como una lágrima al amparo del Océano Índico y mecida por el Golfo de Bengala. Teníamos mucho que hacer, que pensar, que leer y que preparar. Pero no hay tiempo para más, sólo para disfrutar de verdad de un lugar del que tenemos grandes esperanzas. Sri Lanka, antes conocido como Ceilán, es un país con una densidad histórica, cultural y natural difíciles de asimilar en un tamaño diez veces menor al de Francia o nueve al de España. Y es que este viaje tendrá de todo: Templos y pagodas ocultas entre el ramaje de la selva, arrecifes de coral donde poder asomarnos a una explosión de colores increíble, altas montañas con campos de té que por las que se adentran las viejas locomotoras de vapor, una maraña de bosques con escurridizos leopardos acechando en la espesura y elefantes barritando en una charca, ceremonias budistas o hinduístas en las que no falta el colorido que aporta la gente. Y todo ello en una sola isla. Pero tampoco hay que olvidar que realizaremos una incursión express a Qatar en una capital como Doha que no deja de crecer en altitud y lujo a golpe de petróleo.

Asia es uno de mis amores, de mis obsesiones más confesables. Pero este viaje será (es) diferente a cualquier otro y lo viviré (vivo) como si fuera el primero que haya hecho (estoy haciendo) en mi vida. El barco ha zarpado hacia un mar de experiencias del que espero pescar grandes momentos. Leer artículo completo ➜

Emprendemos un nuevo viaje a Bulgaria y Macedonia

* Fecha de inicio del viaje: 6 de noviembre de 2010
* Fecha de fin del viaje: 14 de noviembre de 2010
Viajeros:  Rebeca y Sele
* Destinos: Bulgaria y Macedonia.
* Medios de transporte a utilizar: Avión, autobús, taxi y barca

Un ligero cosquilleo se pasea por mi estómago, devoro con ansiedad los libros, los artículos y  los blogs de viajes, me aseguro de que las tarjetas de la cámara estén limpias y funcionen correctamente, me imprimo las últimas anotaciones y reservas realizadas y, por supuesto, empiezo a ser monotemático. Son síntomas que evidencian que… COMIENZA UN NUEVO VIAJE!!!  Es momento de desempolvar la mochila y perseguir concienzudamente todos los retos que nos hemos planteado para esta ocasión. Bulgaria y Macedonia son los destinos elegidos para realizar una ruta de exactamente nueve días en el mes de noviembre y retomar la senda de los viajes cuya última parada tuvo lugar en Indonesia el pasado verano. Ahora nuestros pasos nos llevarán al Sureste europeo, a la multinacional y multicultural Península de los Balcanes, para descubrir dos países a los que había grandes ganas de ir. Y que ya podemos tocarlos con las manos…

Saborearemos la herencia de Alejandro Magno y las Leyendas de Tracios y Otomanos, penetraremos en fortalezas antes inexpugnables e indagaremos en pequeñas iglesias ortodoxas cubiertas de iconos de arriba a abajo, caminaremos por las anchas y grises aceras de un comunismo ya consumido, y gozaremos de un Lago hermoso como pocos. En fín, conoceremos un poco más Bulgaria y Macedonia, los cuales pienso que aún son destinos demasiado concurridos y que estoy convencido nos mostrarán con suma claridad una variante realmente atractiva de la siempre polifacética Europa. Leer artículo completo ➜

Planes, preparativos y expectativas del viaje a Camboya y Singapur

* Fecha de inicio del viaje: 18 de marzo de 2010
* Fecha de fin del viaje: 4 de abril de 2010
* Países incluídos en la ruta: Camboya y Singapur (Sudeste Asiático)
* Alistados al viaje: Sele
* Medios de transporte a utilizar: Avión, autobús, rickshaw, lancha y alguno más quizás

Asia engancha. Esa es una de las cosas más claras que tengo en mi vida. Da igual que hayas ido al norte o al sur, al este o al oeste, o que sea el continente más grande del Planeta. Creo que la primera vez que tus pies se posan en Asia respiras un veneno que se queda en la sangre para siempre y que ejerce influjos tan extraños como irremediables. Te ata, te obsesiona, te apasiona y, sobre todo, te imanta para regresar cuantas veces sea necesario. Y nunca será sufiente.

Será su gente, amable, hospitalaria, con un punto de ingenuidad enternecedor, y que sabe cómo acoger al extranjero. O serán sus paisajes variados y enigmáticos, de limpias aguas, frondosa jungla o incluso de duro y solitario desierto. Quizás sus construcciones buscando siempre el horizonte de la armonía y la pureza. O quien sabe si su deliciosa gastronomía… En realidad creo que es un compendio de todas esas cosas.

El embrujo asiático me invadió ya hace unos años. Y creo que fue esencial para que nuevamente me decantara por adentrarme a un país que siempre me tuvo hechizado: Camboya. La sola imagen de los templos enigmáticos de Angkor atrapados en la espesa jungla era suficiente para cumplir uno de mis más fuertes anhelos. Leyendo sobre este país de agitada historia, tanto antigua como reciente, me convencí a mí mismo para traspasar las fronteras del Imperio Jemer y conocer además otros recovecos que aún no han sido batidos por las hordas del turismo. La base de conexión en el Sudeste asiático para este viaje la conforma la Ciudad-Estado de Singapur, símbolo del nuevo capitalismo que se respira en el Continente. La versión exótica de Nueva York en el Lejano Oriente es una amalgama de culturas venidas de India, China, Malasia o Filipinas y que está creciendo mucho más allá de su pequeño espacio isleño.

Son, por tanto, Camboya y Singapur los países que protagonizarán este viaje que tiene su inicio hoy jueves 18 de marzo y que pondrá su rúbrica el domingo 4 de abril. En total dieciocho días en los que sentiré de nuevo los efectos de ese veneno tan potente llamado Asia. Una aventura en solitario en la que he volcado muchas esperanzas. Leer artículo completo ➜

Encarando la Semana definitiva al Gran Viaje africano

Este fin de semana he estado mimando un poco el alma en mi retiro espiritual preferido, en la Galicia de mis amores, de mis infancias pasadas y futuras. Tal y como llevo haciendo año tras año desde 1996 he vuelto al mismo lugar donde las cosas no parecen haber cambiado. Los mismos paisajes, el mismo frescor, los mismos amigos y los eternos recuerdos tan entrañables como enternecedores. Aunque fuera por tres días, retornar a mis vacaciones de toda la vida me ha servido para reencontrarme con buenas gentes, con el aire puro, la buena comida y los mejores sentimientos. Ha sido el preludio ideal para encarar la que viene a ser la semana definitiva que marcará el comienzo en apenas cinco días de un viaje tan esperado como el del Sur de África que llevo soñando desde hace ya muchos años.

Paisaje gallego por ti.

Leer artículo completo ➜