Encuentro en el Lago Sanabria de El rincón de Sele y Chavetas

Viajar es lo más parecido que hay a despertarse dentro de un bonito sueño. De repente te ves en mitad de un pequeño paraíso y te olvidas de todo lo que te rodea en tu mundo real. Recuerdo que un día abrí mis ojos y me encontré en el mismo centro de un lago hermosísimo que atraía el reflejo de el cielo azul más limpio que jamás había visto. Estaba sentado en una barca, con muchas dudas sobre cómo demonios había ido a parar allí. Pero no estaba solo. A mi derecha estaba situada otra persona, un chico con camiseta naranja y gafas de sol que no reconocía y que también parecía estar despertándose en ese mismo momento. ¿Quién era?, ¿Dónde estábamos realmente?, ¿Qué estaba sucediendo? -me preguntaba. Entonces me dirigí a él directamente y entablamos una conversación en aquel lago que nos llevó a comprender muchas cosas. Vaya, lo recuerdo como si hubiese sido ayer….

Aquel lugar donde despertamos en sueños era el Lago Sanabria, en Zamora. Decorado de una bonita metáfora que explica un encuentro que deseábamos tener hace mucho tiempo. Isaac y Paula, de la web de viajes Chavetas.es, y Rebeca y yo, de elrincondesele.com, por fín nos juntábamos para conocernos personalmente y darnos cuenta de que nuestras vidas son más paralelas de lo que podíamos imaginar. Enfermos incurables de los viajes y de que no queden en el olvido una vez finalicen. Un fin de semana a medio camino entre Madrid y La Coruña donde se estrecharon unos lazos muy fuertes y se plantearon proyectos y sueños futuros. Leer artículo completo ➜