Guía de lugares increíbles que ver en un viaje a Santo Tomé y Príncipe

Entre palmeras, baobabs y otros árboles inmensos haciéndole cosquillas al cielo se entremezclan las nubes de un pedacito verde y florido que permanece varado en el Golfo de Guinea. Su nombre, Santo Tomé y Príncipe, un paraíso insular de cacao, vainilla y café donde antes hubiera territorio portugués y que vuela libre desde el año 1975. Un país tan insólito que cuesta ubicar en el mapa y del que muy pocos han hablado. De hecho suele aparecer en las listas de los lugares menos visitados del planeta. Una hermosa y apreciada rareza que guarda entre sus dones el haber salvaguardado sus parajes naturales de los millones de pisadas del turismo masivo y, por tanto, ser capaz de regalar al visitante la oportunidad de volver a sorprenderse.

Vistas del Cao Grande en Santo Tomé y Príncipe

Durante mi último viaje he recopilado una buena cantidad de lugares maravillosos e increíbles que ver en Santo Tomé y Príncipe. Auténticos alardes de naturaleza virgen, de experiencias culturales y, sobre todo, humanas. Porque este paraíso no sólo lo es de selvas primarias o playas de postal, sino también de esa gente amable que forma parte de tu recorrido. Pocas maneras más gratificantes se me ocurren de llamar a la puerta de África.  Leer artículo completo ➜

Santo Tomé y Príncipe, viaje al último paraíso

Cada vez resulta más difícil encontrar rincones en nuestro planeta que hagan sentir a sus visitantes que son pioneros en un territorio casi inalterable, que hayan sabido mantener su espíritu así como sus emblemas naturales y humanos y, lo más importante, que deparen una sorpresa mayúscula nada más llegar. Desconocía qué me iba a encontrar cuando pisé por primera vez el suelo de Santo Tomé y Príncipe, un país isleño anclado en el Golfo de Guinea, sin apenas haber leído nada sobre él salvo algunos fragmentos dispersos sobre su posición como antigua colonia portuguesa en África, el valor de sus plantaciones de cacao y sus peculiaridades medioambientales con la supervivencia de buena parte de su selva primigenia y la presencia de múltiples especies endémicas tanto en su flora como en su fauna.

Sele en la isla de Príncipe (Viaje a Santo Tomé y Príncipe)

En realidad no sabía nada de Santo Tomé y Príncipe. Y quizás eso me llevó a recuperar sensaciones perdidas. Porque no todos los días se puede decir que uno está convencido de haber hallado su lugar en el mundo, de haber podido vivir un formidable viaje al último paraísoLeer artículo completo ➜

5 propuestas adrenalíticas que vivir en Sudáfrica

Sudáfrica es seguro el país de continente africano con un mayor número de propuestas de turismo activo. Si estamos deseosos de vivir emociones y soltar adrenalina de la buena, la opción sudafricana es toda una garantía. Desde meterse en una jaula para ver a los tiburones blancos a nuestro lado a dar un buen salto en parapente desde una de las colinas de Ciudad del Cabo pasando por frenéticos vuelos en avioneta o helicóptero y, por supuesto, sin olvidarnos de que en su territorio se pueden realizar algunos de los mejores safaris de África.

Sele haciendo parapente en Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Es evidente que en el país más meridional de África resulta imposible aburrirse. ¿Queréis saber más sobre algunas actividades adrenalíticas que experimentar en Sudáfrica y que tuvimos la suerte de poder vivir? ¡Allá van!  Leer artículo completo ➜

Rumbo a Santo Tomé y Príncipe, las islas desconocidas del Golfo de Guinea

Hoy comienza un viaje a uno de esos países que aparecen en las listas de los menos visitados del mundo cada año. Incluso por debajo en cifras de turistas que la hermética Corea del Norte. Un rincón del continente africano del que no se habla casi nada (apenas hay guías o reportajes) y que mucha gente no sólo no sabría situarlo en el mapa sino que incluso ignora su existencia. Ese es el envite de Santo Tomé y Príncipe, un diminuto país compuesto por dos islas mayores y otras muy pequeñas (casi todas deshabitadas) que se encuentra en pleno Golfo de Guinea, acariciando línea del Ecuador y bastante cerca del meridiano cero, por lo que podríamos decir que está en el centro de nuestro planeta. Siento un cierto hormigueo en el estómago, como si mi ansia de viajar se hubiera multiplicado por mil y no pudiera esperar un minuto más para conocer este territorio apodado por los biólogos como “las Galápagos del Atlántico” por la cantidad de especies endémicas de fauna y flora.

Cascada y flores

Salgo rumbo a Santo Tomé y Príncipe con el objetivo de comprobar si es verdad que aún quedan paraísos escondidos. Y no sé por qué, pero algo me dice que habrá un antes y un después de esta experiencia única.  Leer artículo completo ➜

20 lugares fascinantes que ver en Marruecos

Siempre he insistido en afirmar que Marruecos representa el viaje más cercano a un destino lejano. A un solo paso aguarda una de las experiencias más exóticas e inolvidables que nos podamos imaginar. Y es que al otro lado del estrecho de Gibraltar surge una colección de medinas convertidas en auténticos laberintos en los que perderse a otro tiempo, de suntuosos palacios que parecen haber salido de las páginas de las mil y una noches, así como paisajes que se pierden más allá de la cordillera del Atlas para transformarse en palmerales y vastos desiertos con dunas perfectas sobre las que contemplar en silencio cómo se pone el sol. Con plazas que no se apagan un solo minuto y olas golpeando un fortín de casas blancas que huelen a pescado a la brasa. Con playas de postal que abrazan la mejor luz de África y escaleras de barro por una kasbah de película.

Kasbah de Ait Benhaddou (Marruecos)

Marruecos está repleto de lugares fascinantes en los que saborear un buen té a la menta y olvidarse de la rutina. Hoy me gustaría compartir los que considero mis rincones imprescindibles que ver en Marruecos y que merecen no uno sino muchos viajes.  Leer artículo completo ➜

Algunas cosas muy curiosas que encontré en el desierto en Egipto

Uno siempre viaja en busca de lugares y cosas que le hagan pensar y, sobre todo, aprender, aunque en ocasiones no las veamos venir y nos sigamos sorprendiendo como el primer día. Hace algún tiempo tuve la ocasión de ser uno de los partícipes en la Expedición Kamal al Desierto Líbico de Egipto, de la que ya narré el día a día a través de un diario. Pero en esta ocasión me gustaría compartir con vosotros una breve recopilación de cosas muy curiosas que encontré en aquel viaje, las cuales me llamaron poderosamente la atención porque no se caracterizan por ser precisamente usuales. Son, en su mayor parte, objetos, figuras talladas por la propia naturaleza, representaciones artísticas de la prehistoria y elementos excelentemente conservados de la II Guerra Mundial y de esos años en los que los primeros exploradores llegaron a esta zona tan remota e inhóspita dejando su impronta.

Bidón de gasolina en el desierto Líbico de Egipto

Como si de una lista de la compra se tratase me gustaría compartir estas extrañezas que por sí solas definen lo que es uno de los desiertos más desconocidos e intransitados del mundo. De esa manera podemos conocer mucho mejor este lugar situado en los confines de Egipto, Libia y Sudán. Leer artículo completo ➜

5 ciudades de África que me enamoran

Si bien es cierto que la imagen de África que nos invita a viajar tiene que ver, sobre todo, con sus inmensos cielos tiñendo de azul un horizonte plano, esa sucesión ilimitada de dunas de desiertos como el Sáhara o el Namib, la imagen rompedora de una estampida de elefantes en el Delta del Okavango, la Kenia al ocaso de Karen Blixen y Memorias de África o la sonrisa infatigable de la gente, no se nos debe escapar el encanto de algunas de sus ciudades más emblemáticas. África también se entiende a través una laberíntica medina, un mercado a pie de playa o en el desgaste de coloridos edificios coloniales con muchas historias a uno y otro lado de sus muros. Ciudades a las que les queda todavía bastante que decir.

Banjul (Gambia)

Después de  viajar en diversas ocasiones al continente africano me gustaría mostraros una selección personal de ciudades que me enamoraron por completo. Se trata de cinco ciudades de África que ver, al menos, una vez en la vida, y de las que guardaré mientras viva un recuerdo especial. ¿Me acompañáis? Leer artículo completo ➜

¿Y si de repente apareciera una manada de leones?

La temporada seca había dejado exhausto al canal de Savuti en Botswana. Los animales que todavía seguían por la zona tenían que conformarse con una cantidad cada vez menor de charcos en los que el agua era más bien lodo. Habíamos pasado el mediodía y hacía calor, mucho calor. Demasiado para seguir de safari en nuestro 4×4, pero se nos había echado el tiempo encima buscando a una pareja de guepardos que sólo nos dejaron huellas frescas en la arena y poco más. Y entonces, cuando mirábamos la hora para regresar a nuestro campamento móvil nos encontramos con un búfalo solitario agazapado en un charco minúsculo en el que apenas quedaba agua. Era el único ser vivo en aquel canal con el que se había cebado la sequía. Nos detuvimos frente a él mientras que uno de nosotros preguntó en alto “¿Y si de repente apareciera una manada de leones?”.

Leones cazan un búfalo en Botswana

Sin saberlo estaba naciendo una de las escenas de naturaleza más auténticas, impactantes y crueles que viviríamos nunca en África. Porque el búfalo no estaba solo. Un grupo de leones hambrientos le estaban aguardando tras los arbustos. Aquello era una trampa de la que jamás podría escapar. Y de la que nosotros seríamos testigos de excepción. Leer artículo completo ➜

Vídeo de los pingüinos africanos de Stony Point

El pingüino es una de las especies animales más adorables que he podido ver en toda mi vida. Escogen a su pareja y pasan toda la vida juntos bajo cualquier adversidad. Por el mero hecho de engendrar una nueva criatura se arriesgan con su propia existencia, pero son conscientes de que su singularidad es el mayor tesoro que poseen. En Sudáfrica son cada vez menos los pingüinos africanos supervivientes a la crónica de una extinción anunciada y por eso lugares como Stony Point, una lengua rocosa en el corazón de la sureña Betty’s Bay, nos regalan la opción maravillosa y única de podernos pasear junto a centenares de ellos dentro de un paisaje arrebatador.

Pingüino en Stony Point (Betty's Bay, Sudáfrica)

No hace mucho os hablé de mi experiencia dentro de una visita a la colonia de pingüinos africanos de Stony Point. Por si os quedasteis con ganas de más he preparado un pequeño vídeo en el que trasladar las fotos al movimiento y podáis ver a las aves marinas más simpáticas y tiernas hacer su vida en libertad, sabedoras (o no) de que son parte de la naturaleza más genuina que posee la costa austral de SudáfricaLeer artículo completo ➜

Radiografía de una jornada de safari móvil en Botswana

Durante mi último viaje a Botswana pude conocer un nuevo concepto de safari. Se trata de una manera de recorrer el país apta para aventureros que no desean prescindir del confort ni sacrificar una gota de autenticidad. Una ruta en la que el campamento base se va trasladando en camión mientras los todoterrenos se adentran en la naturaleza para concentrarse en la búsqueda de vida animal. Una expedición en que las horas de rastreo no se rigen por horarios fijos e inamovibles sino por la pasión y la coherencia de un equipo que toma las riendas de propia aventura. A dicho concepto se le denomina “Safari móvil”, el cual reconozco ha sido la clave para descubrir una manera excepcional de vivir Botswana con los cinco sentidos.

El todoterreno con el que hicimos nuestro safari móvil en Botswana

¿Qué es exactamente un safari móvil? ¿Cómo fue nuestro día a día en Botswana? A continuación radiografiamos al detalle una jornada de safari móvil en Botswana recorriendo los mejores parques naturales del país.  Leer artículo completo ➜

Un paseo por nuestro campamento móvil en Botswana

Durante un safari móvil como el que hicimos en Botswana es lógico pensar tan sólo en esos momentos con los 4×4 rastreando huellas, curiosas escenas de animales que ansiábamos fotografiar y en esos atardeceres multicolor reflejándose en el corazón de un humedal cualquiera de Chobe o Moremi. Pero no menos importante resulta el campamento, esa base en mitad de los parques en la que no sólo íbamos a dormir, a comer o a asearnos, sino también a convivir con el grupo, a hacer piña alrededor de la hoguera y cargarnos nuevamente de la adrenalina que soltaríamos jornada a jornada. El campamento del Mopane Team bien merece una reflexión aparte porque durante muchos días se convirtió en el hogar de los miembros de un safari extraordinario.

Tiendas de campaña Meru del Campamento móvil de Mopane en Botswana

¿Os apetece conocer cómo era nuestro campamento en Botswana? ¿Queréis entrar al corazón de las tiendas de campaña donde pasábamos la noche al son de hienas y leones? ¿Ver dónde desayunábamos cada mañana o la hoguera donde depositábamos nuestros deseos? Adelante y poneros cómodos. ¡Estáis invitados a pasar dentro! Leer artículo completo ➜