El otro Gijón III (La buena vida)

Tras hablar en anteriores capítulos de algunas facetas un tanto “extraurbanas” del concejo de Gijón como, por ejemplo, formar parte de una de las ramas más interesantes del Camino de Santiago, así como acariciar el mar en el extremo septentrional de la Vía de la Plata o guardar en su territorio estupendas muestras de románico popular. Y de rastrear su increíble pasado a través de sus yacimientos arqueológicos más importantes, veo el momento de detenernos para saborear la buena vida gijonesa atrapando aromas y sensaciones profundas en el paladar o mediante la simple y llana contemplación sin prisas del entorno que nos rodea. Il dolce far niente expresado de distintas formas.

Barrica de Sidra de Casa Trabanco y el Valle de Lavandera (Gijón)

Propongo, en esta ocasión, liberarnos de cualquier tipología de stress que pueda invadirnos con remedios naturales como un bucólico paseo (libro en mano) en un jardín de época, asistir a una exposición de pintura en una mansión indiana, probar los mejores platos de la gastronomía asturiana en restaurantes con solera, espichar una barrica de sidra en un llagar y encontrarnos con nosotros mismos en un hotel rural con encantoLeer artículo completo ➜

Guía práctica de un viaje a los castillos del Loira

Un viaje al Valle del Loira me parece la excusa perfecta para subirse a la máquina del tiempo y retroceder a los siglos que antecedieron y legitimaron la Revolución francesa. Este se trata un este enclave dorado del país galo donde brotaron imponentes y lujosos castillos los cuales nutrieron a base de bien el ego de monarcas y cortesanos muy amigos de llevar su poder hasta el exceso. En ambas orillas del río Loira (La Loire en francés), así como en sus afluentes, se da una concentración de châteaux o residencias palaciegas difícil de encontrar en otras regiones de Europa. En los Siglos XVI y XVII los reyes y la nobleza de Francia entendieron que el poder se medía más en la riqueza y la ostentación que en un ejército, en ser vencedores por el mero hecho de estar rodeados de una monumentalidad incomparable, sólo asequible a aquellos dioses vestidos de sol y absolutismo. Por eso, en el centro de poder de Francia en la Edad Moderna se vivió un juego de intrigas y de “yo más que tú” que incluso absorbieron los conceptos del Renacimiento italiano de cara arrimar el arte a la monarquía. Hoy en día la fuerza de la Ruta de los Castillos del Loira explica por sí sola todo aquel período y nos hace partícipes de aquella batalla por el poder real.

Castillo de Chaumont (Valle del Loira, Francia)

Hace algún tiempo tuve la fortuna de realizar un viaje a los castillos del Loira y recorrer la región central del valle adentrándome tanto en estas construcciones sin igual como en las ciudades y pueblos que envejecen como los mejores vinos, con buen aroma y mejor sabor. A continuación os cuento las particularidades de este recorrido con el que reunir información de interés en una breve guía prática donde poder plasmar un viaje imprescindible en Europa. Leer artículo completo ➜

Los pueblos más bonitos que ver en Castilla-La Mancha

Me apasiona el turismo de interior, con esas escapadas en coche o en cualquier medio que se precie las cuales se planifican con poco tiempo de antelación y terminan siendo un soplo de aire fresco con el que romper con el día a día. Viviendo en Madrid suelo recurrir bastante a Castilla-La Mancha, un territorio suficientemente amplio como para no terminarlo nunca y suficientemente atractivo como para mostrar orgullosa ese rostro bien perfilado por Cervantes en su carácter, sus paisajes y sus pueblos. Precisamente sobre este último aspecto, los pueblos, me gustaría incidir hoy por medio de una selección de “bellezas” que aviso está cargada de subjetividad. Tras recorrer en múltiples ocasiones esta comunidad autónoma creo poder estar en disposición de contaros cuáles son, bajo mi humilde punto de vista, los pueblos más bonitos de Castilla-La Mancha y en los que he tenido la suerte de estar.

Selección de los pueblos más bonitos de Castilla-La Mancha. En la foto una calle de Villanueva de los Infantes

¿Cuáles son los pueblos más hermosos y llamativos que ver en Castilla-La Mancha? No os perdáis esta lista de quince recomendaciones rurales que pueden merecer una visita y para los que no cabe decepción alguna.  Leer artículo completo ➜

Así fue el día a día del viaje a Kamchatka (Selección de los mejores momentos de la expedición)

Hace semanas que finalizó el último viaje a Kamchatka y continúo dando vueltas una y otra vez a sus paisajes evocadores. Me gusta insistir en la idea de que un viaje jamás termina cuando regresas a casa. Al revés, late con mayor notoriedad, aún si cabe, pues es de sobra sabido que nada goza de tanta libertad como los propios recuerdos. Con lentitud y pausa, cosa de la que en general los viajes adolecen, es posible diseccionar y revisar ciertos momentos, contemplarlos con cierta distancia, percatándose de detalles que habían pasado inadvertidos y, en definitiva, asimilar vivencias. Incluso resulta gozoso documentarse de aspectos de los que eres virgen en conocimiento o, como es el caso, dejarse llevar por la escritura y poner negro sobre blanco multitud de hechos, pensamientos y reflexiones.

Paisajes volcánicos de Kamchatka (Rusia)

Quizás una de las maneras que existe para lograr que la Expedición Kamchatka no se acabe nunca sea dibujar lo que fue su día a día, delimitar los mejores momentos de este viaje a la Rusia de los volcanes, los bosques interminables y las nubes lenticulares.  Leer artículo completo ➜

12 cosas que ver y hacer en Sevilla (Guía para primerizos)

Arturo Pérez-Reverte en La piel del tambor describía Sevilla como “una superposición de historias, de vínculos imposibles de explicar unos sin otros” y como un “rosario de tiempo, y sangre, y rezos en lenguas diferentes bajo un cielo azul” donde resulta fácil abstraerse de todo para escuchar incluso hablar a las piedras supervivientes de una historia sin igual. La primera vez que uno ve Sevilla con sus propios ojos no sabe dónde mirar o con qué escena quedarse, si con un mar de tópicos del sur volcados en los ajimeces de la Giralda, con un toque de guitarra retumbando en un callejón estrecho de la judería o con una frontera entre dos mundos en mitad del puente de Triana. Si de Toledo dicen que fue la ciudad de las tres culturas, de Sevilla habría que añadirle una cuarta, la del arte impregnado de alegría, la de la música y el vocerío a deshoras y, en definitiva, la cultura de vivir la vida como si fuera cada día el último.

Giralda de Sevilla

Me entusiasma Sevilla. Me temo que no soy sospechoso de lo contrario. Para compartir una de mis pasiones con otros viajeros he preparado una guía rápida para primerizos con lo mejor que ver y hacer en Sevilla en una escapada de un par de días. Se trata de una suma de lugares y momentos dignos de vivir en la capital andaluza. Volver ya será otra historia porque la vieja Híspalis nunca se termina de conocer nunca…  Leer artículo completo ➜

Lugares asombrosos que ver en Perú (Guía de viaje)

La cordillera de Los Andes y la selva amazónica. Ríos longevos y el ventoso océano Pacífico donde desembocan. Las cultura moche, chimú, chachapollas o inca con las ruinas de Machu Picchu como indiscutible icono y maravilla de la Humanidad. El vuelo de los cóndores y la mirada penetrante del jaguar. El lago Titicaca y las islas Ballestas. Las líneas de Nazca y la belleza a todo color de las ciudades coloniales del antiguo virreinato. El pisco y el ceviche. El lomo saltado y el ají de gallina. La lengua quechua y el español de acento dulce. El charango y la zampoña. El poncho y el chullo de lana de alpaca. Nada es más peruano que la diversidad y el orgullo de saberse rico de tantas cosas. Viajar a Perú es hacerlo, en realidad, a una representación completa del globo terráqueo donde no falta nada en absoluto. No es que haya mucho que ver en Perú. Hay muchísimo. Porque el Perú no termina nunca. Es un ser eterno e irrepetible.

Detalle de la ciudad chimú de Chan Chan en el norte de Perú

¡Cuántas cosas me enamoraron de este país! Guardo un recuerdo fantástico de cada día y cada hora que pasé recorriéndolo y saboreándolo. Con cierta intensidad y asombro. Por eso cuando me preguntan qué visitar en Perú mi respuesta pasa por decir que no bastan mil viajes para colmar su haber. Pero, como el tiempo y los recursos son los límites de toda persona que viaja, voy a mojarme con 16 lugares magníficos y grandiosos que ver en Perú, al menos, una vez en la vida. Prometo ser justo. Lo que desconozco es si lo lograré.  Leer artículo completo ➜

Combarro, el pueblo marinero con más hórreos de Galicia

No soy objetivo ni con Galicia ni con mi pasión desenfrenada por las Rías Baixas a las que regreso, al menos, una vez al año desde la niñez. Ahora que he formado mi propia familia y me toca ejercer de pater cicerone por esos rincones cargados de encanto que abundan en la zona, existe un lugar por el que tengo absoluta predilección y que no puede faltar bajo ningún concepto dentro de la ruta que hagamos. Y ese es Combarro. La razón para rendirle una visita es manifiesta. Probablemente se trate del pueblo costero más bonito de Galicia. Imaginad, una aldea marinera con estrechas calles de granito que se suceden paralela y perpendicularmente a la ría de Pontevedra. Poseedor de varias decenas de hórreos, muchos de ellos tan próximos al agua que sus pilares llegan a verse inundados con la llegada de la marea alta. A través de los espigados cruceiros de piedra se van orientando los paseantes que acuden a este lugar donde no faltan las leyendas de meigas y que huele a crema de orujo, cáscara de mejillón, pulpo a feira y buen albariño.

Hórreos en Combarro (¿Qué ver y hacer en Combarro?)

Si bien hablamos de un pueblo pequeño, con un casco viejo compacto e ideal para visitar pie, unas horas dan bastante de sí. Y no por lo poco o mucho que ver en Combarro sino por todo lo que se puede sentir en un destino familiar, amable, acogedor y repleto de rincones de una fotogenia increíble.  Leer artículo completo ➜

50 consejos prácticos para viajar a Galápagos por tu cuenta

Cuando puse mis pies en islas Galápagos por primera vez sentí que acababa de cumplir un sueño. No podía creerme que por fin había llegado a uno de los destinos de naturaleza más abrumadores de todo el planeta. Y mi estancia allí no supuso menguar un ápice mis expectativas, ya que aquello me pareció aún más impresionante de lo que me hubiera podido imaginar. Siempre me había preguntado si era posible viajar a Galápagos por tu cuenta sin dejarte un riñón en el camino. Algo a lo que hoy día puedo responder con un SÍ rotundo y en mayúsculas. Habiendo tomado incontables notas de todo lo sucedido en esta aventura maravillosa entre leones marinos, tortugas gigantes y tiburones es momento de que ponga mi granito de arena y pueda aportar información lo más útil posible para que otros viajeros puedan tenerla en cuenta a la hora de visitar las islas encantadas. Para ello he recopilado una lista de 50 consejos útiles para viajar a Islas Galápagos por tu cuenta, con los cuales poner un poco de luz a un destino tan especial.

Iguana de Santa Fe (Galápagos)

Cuál es la mejor época para ir a Galápagos, cómo moverse, qué ver y hacer, precios, excursiones imprescindibles, vacunas, precauciones a tener en cuenta y, en definitiva, múltiples temas de interés a la hora de preparar un viaje al archipiélago en el que Charles Darwin se basó para elaborar su reconocida teoría de la evolución de las especies. Tomad papel y lápiz, que aquí viene una pila de consejos prácticos para viajar por libre a Galápagos que debemos tener presentes. Leer artículo completo ➜

Mota del Cuervo, molinos quijotescos en el balcón de La Mancha

Cuando los viejos molinos de viento de Mota del Cuervo mueven sus aspas, lo hacen mirando al dilatado horizonte de la llanura manchega. No por nada le llaman el balcón de La Mancha a este singular tesoro conquense situado a escasos kilómetros de Belmonte y su prodigioso castillo medieval. Un escenario que representa como pocos el ideario de paisajes y pueblos cervantinos los cuales no cabe duda hubieran podido inspirar al mayor genio de las letras españolas. Desde la plaza y sus callejones, entre alfarerías y escudos blasonados que adornan con señorío las sobrias fachadas de este pueblo, es posible imaginar a Don Quijote galopando para cercenar la vida de aquellos a quienes creía malvados gigantes. Son cosas de la literatura. Y de un lugar de La Mancha llamado Mota del Cuervo.

Molino de viento en Mota del Cuervo (Guía para una escapada con los lugares imprescindibles que ver en Mota del Cuervo)

Los molinos de viento, la casa de la Tercia, el barrio de las cantarerías, un interesante museo de alfarería y una laguna de agua salada en las proximidades que atrae a flamencos y otras aves acuáticas son algunas de las cosas que ver en Mota del Cuervo durante una visita a la localidad más quijotesca de la provincia de Cuenca.  Leer artículo completo ➜

Las maravillas arqueológicas más fascinantes del Sudeste Asiático

Si cierro los ojos y me pongo a pensar en el Sudeste Asiático lo primero que me viene a la cabeza no son las calles infestadas de motociclistas en Vietnam haciendo sonar el claxon a la vez, ni tan siquiera los deliciosos puestos de comida rápida del enjambre de calles de Bangkok (Bueno, eso quizás sí). La imaginación y los recuerdos se hacen fuertes en otros escenarios donde alguna vez pude sentir la magia de la arqueología y a los cuales no me canso de volver, aunque sea de ese modo, con la mente. Siempre veo galerías repletas de Budas de piedra, apsaras sonrientes danzando sobre los muros cubiertos de vegetación de aquellos templos olvidados durante siglos en las selvas más profundas y hostiles de la Península de Indochina. De hecho percibo incluso el excesivo calor húmedo, compañero inseparable en aquellos lares, así como los ropajes contagiados de sudor pegajoso y spray antimosquitos. Bajo el manto místico de aquellas ruinas de gran antigüedad siento felicidad e incluso alivio por haberlas transitado algún día. Con o sin sombrero de Indiana Jones, esas maravillas arqueológicas que ver en el Sudeste Asiático hoy día son la justificación ideal de por qué hay que acometer un viaje a la región, al menos, una vez en la vida.

Templos de Bagan desde el aire (Tesoros de la arqueología que ver en el Sudeste Asiático)

¿Cuáles son los conjuntos arqueológicos más increíbles del Sudeste Asiático? Prepárate para sudar, que marchamos de viaje a diversos lugares colmados de Historia que la naturaleza hizo suyos una vez cayeron en el olvido. Pero que tiempo después volvieron a la vida para ser Patrimonio de la Humanidad por los siglos de los siglos.  Leer artículo completo ➜

Lugares imprescindibles que ver en Český Krumlov, la joya checa más bella

Olvídate de lo que te cuenten de Český Krumlov, porque nunca hará justicia a lo que puedas ver con tus propios ojos. No existen halagos, prosa o poesía capaz de expresar la realidad de la ciudad más bonita de República Checa, con perdón a Praga, Olomouc y las demás. Su entramado de callejuelas medievales con vestidos renacentistas y caretas barrocas lograrán engatusarte mucho más mucho más que las palabras o las imágenes con que se adjetive de una forma u otra a la joya de Bohemia del Sur. Un río que pasa por la ciudad tres veces, un castillo inmenso y numerosos rincones que esconden el encanto de los libros de fantasía de toda la vida soplan todos juntos sobre los ojos de esos viajeros que no se emocionan con cualquier cosa y aquí no pueden evitar suspirar de incredulidad. Así es Český Krumlov, un viaje en el tiempo que resultaba estar esperándonos toda la vida.

Cesky Krumlov (Bohemia del Sur, República Checa) - ¿Qué ver en Cesky Krumlov?

Como el buen cristal de Bohemia, esta ciudad de cuento merece todo el mimo posible para disfrutarla al trasluz. Para no perder comba sobre lo que se trató de nuestra primera mirada a la ciudad me he propuesto plantear 10 cosas que ver en Český Krumlov (así como actividades esenciales para hacer), la razón más contundente de por qué República Checa es mucho más que Praga. Leer artículo completo ➜