Autor

José Miguel Redondo es mi nombre pero Sele mi grito de guerra. Viajero por vocación porque deseo observar el mundo desde el terreno y que no me lo cuenten. Padezco la enfermedad incurable del ansia de viajar. Hasta el momento mi curriculum viajero dice que he estado en 101 paísesBloguero porque me gusta compartir mis experiencias y conversar con otros viajeros tan locos como yo. Creador del blog de viajes El rincón de Sele.  Miembro de la agrupación profesional Travel Inspirers. Realizo reportajes, exposiciones, conferencias, cursos-talleres y hablo por la radio siempre que haya aventuras que contar. Organizo expediciones a lugares insólitos con los lectores de este espacio.  Soy uno de los fundadores del concepto Tertulias viajeras que se organizan mensualmente en Madrid. Y, por qué no decirlo, alguien que ha visto en la red la manera de comunicar una forma de vida. ¿Quieres conocerme mejor? Sigue leyendo, que me presento…

Sele en China

Nací en Madrid en 1980 bajo el sol abrasador de un 1 de agosto en que cancelé de forma forzada las vacaciones de mi familia. Me crié en Carabanchel, donde viví hasta los nueve años, momento exacto cuando me mudé al barrio de Aluche, a la que considero mi verdadera “patria chica”. Lo de Sele viene de una abreviación (o mejor dicho degradación) de Jose – Josele. La verdad que no tiene más historia que esa. Es un sobrenombre con el que se refieren mis amigos desde hace muchos años y con el que ya me siento plenamente identificado.

Soy Licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Getafe desde 2003, año desde el cual estuve  trabajando en el ramo durante casi una década. Telecinco (minutando y manejando la Base de Datos de Gran Hermano), Deloitte (Área de Gestión de Conocimiento en Energía y Telecomunicaciones), el Ministerio de Asuntos Exteriores (editor de las páginas webs de Embajadas y Consulados de España en el extranjero)  o una importante Empresa de Consultoría Informática donde me dediqué al Diseño y Gestión de Operativas y Procesos han sido mis trabajos relacionados con la Documentación y la Gestión de información.

Pero no es precisamente dicha actividad la que nutre el contenido de esta página web. El rincón de Sele trata de mi verdadera pasión que puedo concretar en tres palabras: Viajar, viajar y…viajar.

Y es que es la afición de recorrer el mundo, de descubrir culturas, de captar costumbres, alegrías, miserias, problemas y maravillas de cada uno de los rincones de nuestro planeta son mi motivación,  mi sueño y poco a poco mi realidad.

Sele en el Lago Baikal durante el invierno de 2020

La verdad es que esta inquietud por viajar la tengo desde muy pequeño, cuando en vez de tomar aviones y trenes me sumergía en pesadísimas enciclopedias y atlas para saber un poco más sobre lo que había más allá de mi entorno más cotidiano. Siempre me gustó leer, la Historia y el Arte, sin olvidarme de aquellas aventuras que veía en las películas de Indiana Jones. La curiosidad fue creciendo año tras año y mis plegarias de veranear en el extranjero obtenían siempre una respuesta negativa: “¡¡Este verano nos vamos a la playa!!”

No fue hasta los catorce o quince años cuando tuve mis primeras incursiones fronterizas a Francia y Portugal respectivamente, donde apenas pasaba unas horas más allá de la línea que separaba a estos países de España. Era muy poco, pero para mí era muy importante. Lo sentía como si en realidad estuviese mucho más lejos.

Tuve la mala suerte de que en mi colegio nunca decidieran hacer los viajes de Fin de curso al extranjero.  En vez de Italia, Praga o París todos mis compañeros preferían perderse en otras ciudades españolas por lo que finalmente mis deseos obtuvieron otro “No” rotundo.

Esperé hasta tener 20 años y encontrarme en el tercer año de Universidad (2001) cuando por fin me apunté con mis amigos de la carrera a un viaje “semiorganizado” a Turquía de una semana. Estambul, que a la postre se convertiría en una de mis ciudades favoritas, y la apasionante región de la Capadocia fueron las protagonistas de mi primer viaje especial. Allí descubrí de forma fehaciente que la pasión de viajar iba a formar parte de mi vida, aunque nunca con la magnitud actual.

jose en santa sofia por ti.

Turquía fue el primero, pero lo que de verdad marcó mis inicios viajeros fue cuando durante el mes de julio de ese mismo año me embarqué con varios amigos del barrio en un Interrail de 30 días en el que atravesando media Europa logramos llegar a su punto más septentrional, Cabo Norte, un lugar situado en el Círculo Polar Ártico noruego, en la latitud 71º, 10´ 21´´ donde presenciamos el fenómeno del Sol de Medianoche (Es de día las 24 horas en verano). Pero para llegar alcanzar ese “primer gran reto” tuvimos que tomar infinidad de trenes, dormir en nuestros sacos de dormir en plena calle (sólo 3 días en cama en un mes entero) e ir moviéndonos por Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, Dinamarca…y más países europeos que se descubrían ante seis chavales que decídían que ese año se acababa el veraneo playero. En ese mes, aprendimos a ser viajeros y e iniciamos con gran determinación una etapa que actualmente está más viva que nunca.

En los años sucesivos visité Egipto (2002), Túnez y Portugal (2003) y realicé el Transiberiano en 2005, probablemente el viaje más especial que he hecho hasta ahora en el que nuevamente con la gente del barrio atravesamos Letonia, Rusia, Mongolia y China buscándonos la vida y viéndose aumentado el grado de dificultad y preparación de un recorrido tan exigente como maravilloso.

IMG_2166 por ti.

No me decidí a plasmar mis vivencias por el mundo hasta que regresé de Oriente Medio y los Balcanes a finales de julio de 2006. Aprovechando un Spaces.live gratuito, que venía con el Messenger de hotmail y donde había empezado meses antes a almacenar fotografías para compartirlas con mis amigos, comencé a relatar  las experiencias que estaba teniendo en aquellos lugares que iba visitando. Mapas con los recorridos, anécdotas, contenido histórico, fotografías y sobre todo numerosos datos prácticos que ayudan a preparar los viajes, fueron incluyéndose en lo que había pasado a llamar “El Rincón de Sele”, una especie de cajón virtual donde almacenaba mis locuras viajeras sin más pretensión que ser visitado por mi familia y mis amigos.

Pero el “Rincón” se fue haciendo más grande y comenzó a entrar más gente de la que nunca me hubiera imaginado. Los relatos empezaron a ser leídos más allá de mi entorno y la web fue tomando posiciones entre los blogs de viajes en habla hispana, lo que me llevó a relacionarme con otros bloggers de otras ciudades tanto de España como del mundo. Mi participación en foros aumentó este afán de compartir viajes y poner en común distintas herramientas de ayuda y asesoramiento a quienes deseaban acudir a destinos similares. Cuidé el “Rincón de Sele” como si fuera mi hijo, ya que me proporcionó numerosas y grandes amistades que pasaron de la virtualidad a la realidad en apenas unos meses.

La cantidad de viajes fue incrementándose y fue a primeros de 2007 cuando la proliferación de las aerolíneas de bajo coste me permitió preparar fines de semana en distintas ciudades de Europa.  Dinamarca, Oslo, Dublín, Munich, Liechtenstein, Suiza, Londres y un largo etcétera constituyeron lo que pasé a llamar “Weekends viajeros” consistentes en viajes express de dos o tres días aprovechando una importante reducción del coste de los billetes de avión. Más destinos, más rutas…y más relatos, los cuales a su vez procuraba ir mejorando poco a poco.

Los viajes largos, más propios de períodos vacacionales, fueron llevándome tanto acompañado como en solitario a países como Japón, Marruecos, Costa Rica, Oeste de Estados Unidos o India, a hacer otro interrail en 2007 por los países del Este europeo, y a aumentar aún más esa necesidad de “cumplir objetivos y sueños”, que no sólo pasaban por sellar mi pasaporte sino por recopilar toda clase de experiencias.

Uno de los retos más complicados y a su vez del que me siento orgulloso fue haber tenido la oportunidad de cruzar la frontera más militarizada del Planeta, la DMZ, que separa Corea del Sur y Corea del Norte, entrando con un permiso de 24 horas a este último, que puede considerarse el último residuo de la Guerra Fría y la Dictadura más agresiva existente a inicios de este siglo XXI. Esto es algo que actualmente es imposible llevar a cabo porque después de un breve paréntesis de un año, vuelve a estar bloqueada como lo ha estado en las últimas seis décadas.

A principios de 2009, aprovechando el tirón de la web, fui invitado a colaborar de forma ocasional en Radio Gáldar, la emisora de este municipio canario, para poder hablar de algunos de mis viajes. Como verdadero apasionado al mundo radiofónico, este humilde pero atractivo proyecto supuso un paso importante para poder tener otra forma distinta de comunicarme con el público viajero. Quién iba a decirme que al final la radio iba a darme tanto.

Fue en el inicio del verano de ese mismo año cuando de la noche a la mañana el Rincón de Sele fue desactivado sin dar explicaciones por parte de los propietarios del espacio, que no era otro que Microsoft Windows Live. Tras mucha lucha y poco logro me puse manos a la obra para lograr levantar una segunda versión en un dominio comprado(www.elrincondesele.com), con servidor propio, y utilizando el que probablemente sea ahora uno de los gestores de contenidos más completos de la red, WordPress, cuyo funcionamiento e implementación desconocía totalmente. Me tocó lidiar con manuales colgados en internet y solicitar ayuda varias de mis amistades para poder migrar el contenido existente en el blog antiguo  y poner en funcionamiento lo antes posible una nueva página web.

logo_elrincondesele_webgrande por ti.

Llegaron muchos más viajes (Sur de África, Israel y Territorios Palestinos, Túnez, …)  en un 2009 de fábula que nunca olvidaré. Pero sobre todo llegaron nuevos amigos que pude conocer personalmente en el I Encuentro de Viajeros del Foro Lonely Planet que celebramos en Madrid en el mes de octubre, o en una interesantísima charla que dió el gran escritor Javier Reverte a los bloggers de viajes. Y el 2010 no fue menos. Atenas, Cambridge, Camboya, Singapur, Rabat, Indonesia, Bulgaria y Macedonia seguimos al pie del cañón. En febrero participé en una Exposición de Fotografía en Olías del Rey, acudiendo además a tener una charla con los lectores del Rincón para hablar de qué iba a ser si no, de viajes. Y ya en el mes de septiembre lo hice en la villa vasca de Balmaseda, donde hubo un gran éxito de convocatoria.

Pero si hubo un año en el que despegaran distintas vertientes de tener un blog fue 2011. Ya que aquí no sólo pude rodearme de los mejores bloggers de viajes a través de distintos encuentros y viajes realmente “profesionalizados” sino que también nació para mí otra forma de relacionarme con los demás. Fue el año de las Redes sociales y gracias a Facebook y Twitter hemos ganado en inmediatez y, por supuesto, en conocer mejor el trabajo de otros compañeros del sector del turismo.

En 2011 viajé a la Toscana, al Sur de Baviera, a Bath y Bristol en Inglaterra, a los lejanos Uzbekistán, Sri Lanka o Qatar, a Repúblicas Bálticas, a París y a Marruecos en dos ocasiones. También tuve la oportunidad de realizar dos video-reportajes de forma profesional gracias a Viamedius. El primero bastante cerca, en Castellón. El segundo fue, en cambio, en Jordania. Fueron experiencias que definitivamente me marcaron. Pero creo que la mejor manera de seguir todo lo sucedido en 2011 es ver el vídeo que preparé en las últimas navidades (pincha aquí para ver)

A principios de 2012, tomé una de las decisiones más importantes de mi vida. Y no fue otra que cumplir el sueño de viajar un tiempo largo e indefinido. Y fue el continente americano el que me deparó el gran escenario para esta aventura.  El viaje como Mochilero en América me llevó por países como Argentina, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Belice, Guatemala, México o Estados Unidos, y fui narrándolo prácticamente en directo, por lo que los conceptos viaje y blog tomaron una nueva dimensión para mí.

Sin parar de viajar, desde el año 2013 trabajo en distintos proyectos y colaboraciones relacionadas con el mundo del turismo, estando mucho más cerca de lo que de verdad me apasiona. Fui coordinador de contenidos en Cadena SER Viajes o Los 40 Viajes durante dos años, donde aprendí los vericuetos cómo trabajar en la redacción de un importante grupo de comunicación (PRISA Radio). Actualmente escribo sobre viajes en diversos medios (Suplemento de Viajes de Hola, El Economista, Rumbo, Top Rural, Good Year, etc.).  También soy miembro de la agrupación profesional Travel Inspirers. (Puedes leer mi media Kit actualizado con todos los datos de El rincón de Sele) y me lo paso genial organizando las Tertulias viajeras en Madrid, uno de los eventos de referencia sobre viajes en la capital de España. Ahora estoy también embarcado en una nueva andadura llevando a cabo VIAJES DE AUTOR con los lectores de este mismo blog. Ya he organizado expediciones a Kamchatka, Santo Tomé y Príncipe o Bután.

Sele entrevistando a Pablo Alborán para Los 40 viajes

Pienso que en realidad viajamos para conocer tanto al otro como a nosotros mismos. Y creo que a través de las letras y las imágenes estoy llevando a cabo una aventura igual de interesante que cuando agarro la mochila y me subo a un tren.

Sele en una cueva de hielo

MIS PARTICULARIDADES VIAJERAS

– A fecha de hoy he estado en 101 países, aunque esta tan sólo la considero una cifra más. Lo importante son las experiencias más que los sellos. (Ver curriculum viajero). Aún así se me ha diagnosticado la enfermedad llamada ansia de viajar. Incurable. No tiene remedio.

– Para mí el viaje no comienza cuando tomo un avión sino cuando empiezo a decidir destino y a documentarme acerca de un lugar determinado. La labor documental, a la que llamo pre-viaje, la considero una de las fases más apasionantes y agradecidas.

– La gente siempre me pregunta cuál es mi país favorito. Y yo siempre contesto que es imposible que llegue a decantarme por uno solo (aquí puedes ver una lista). Lo mismo me pasa con las ciudades. Otra cosa es que tenga unas preferencias, que a cada viaje que hago van cambiando.

– ¿Mochila o maleta? Mochila, por supuesto. Ser backpacker es una religión más. Aunque reconozco que una mochila con ruedas es la solución a muchos males.

– ¿Un medio de transporte? El tren es quizás el que más magia posea de todos.

P1030916 por ti.

– Prefiero hacer cinco viajes al año durmiendo en hoteles de una estrella que viajar una vez al año pasando la noche en un cinco estrellas.

– Tengo dos lemas: “Viajar es invertir en vida” y “A mí que no me lo cuenten…”

– Mi sueño es dar una vuelta al mundo sin billete de vuelta. Tengo el objetivo de visitar todos y cada uno de los países del planeta. Y si no lo logro, al menos acercarme.

– Los visados para turistas deberían estar totalmente prohibidos. Son caros, injustos, y una verdadera pérdida de tiempo.

– Si tuviera cinco segundos para escoger una ciudad en la que viviría fuera de España esta sería Ámsterdam.

– Utilizar un cuarto de baño indio o dormir en el suelo de una estación es tanta CULTURA como visitar el Taj Mahal.

– Cuando viajo trato de no perderme un solo atardecer.

– Si hay algún lugar con vistas, allá que voy. Como si tiene mil escalones…

– El Couchsurfing es el mejor invento que se ha creado para los viajeros independientes que quieran aminorar costes y conocer gente. Recomiendo probarlo alguna vez.

– Soy un perfecto incapaz de plegar un mapa.

– Creo que saber idiomas es importante pero no es imprescindible. Todo está en quererse hacer entender y poner mucho de tu parte. En Japón la gente no sabía ni papa de inglés (ni por supuesto español) y pude comunicarme sin ningún problema. Siempre hay una manera, un nexo.

MÁS ALLÁ DE VIAJAR…

No cabe duda que viajar y la página absorben gran parte de mi tiempo libre, que no todo, por supuesto. Pero trato de exprimir las horas al máximo y no descuidar aquellas otras cosas que también me llenan. Que me quede absorto con un mapamundi o un globo terráqueo no significa que no tenga otras motivaciones e intereses en la vida. En general soy un entusiasta de compartir mi tiempo con mi familia, mi mujer, mi hijo Unai y mis amigos. “Bajarme a la calle” como vengo haciendo desde que tengo uso de razón es una actividad tan cotidiana como necesaria para olvidarme un poco de las rutinas del día a día.

GUSTOS, FOBIAS Y CURIOSIDADES

– Soy un verdadero aficionado del fútbol en general y del Real Madrid en particular, club del que soy socio desde 1995. No me pierdo un partido, esté donde esté…

– Me encantan los Héroes del Silencio y sigo la carrera en solitario de Enrique Bunbury. Siempre me gustó el grupo español La Rabia del Milenio (“Quiero vender mi pasado”, “Delgadito”, “Instintos Naturales”, etc..) y reconozco que estoy cada vez más enganchado a las canciones de Leiva. En el panorama internacional Oasis y Blur nunca han dejado de faltar en mi estantería de CDs.

heroesdelsilencio por ti.

– Desde pequeño colecciono antigüedades y arte africano. Sé que esto es algo difícil de explicar pero he logrado juntar una interesante colección.

Mesa de la habitación por ti.

– No me gusta jugar a las cartas, las macrodiscotecas, el reaggeton, ir de compras, los coches tuneados y odio la impuntualidad a más no poder.

– Tengo un perro amigo de raza Golden Retriever llamado Lucas y que es mi absoluta debilidad. Ahora está en el cielo pero lo sigo teniendo muy cerca…

– Es muy fácil verme enganchado a algún libro. La novela histórica y las guías de viajes son mis Biblias particulares.

– Me duermo todos los días escuchando la radio.

– Galicia es mi reserva espiritual y acudo allí para ahuyentar las malas vibraciones. Tengo un rincón secreto en la Rías Bajas en el que cargo mis pilas hasta el tope. ¿Que cuál es? Si lo dijera dejaría de ser un secreto…

– Cada vez estoy más convencido de que cuanto más grande sea una ciudad, más pequeña es la calidad de vida. Una cosa no quita que adore Madrid, sobre todo cuando no estoy metido en un atasco o montando en metro.

– Odio los manuales de instrucciones, preguntar para llegar a algún sitio y reconocer que nos hemos perdido…

Bueno, espero que con estas líneas me haya dado un poco más a conocer. Mi misión pasa por recorrer todo el mundo y poder compartirlo con tod@s vosotr@s en El Rincón de Sele, por lo que espero veros muy a menudo por aquí y que  no dudéis es dejar un comentario o escribirme si os apetece. Si queréis saber más de mí os recomiendo que accedáis al apartado Entrevistas que hay en este blog.

Salud y viajes!

Sele en Svalbard

José Miguel Redondo (Sele)

+ En Twitter @elrincondesele
+ Canal Facebook
+ Instagram @elrincondesele

84 Respuestas a “Autor”

Deja un comentario