Recorriendo territorio amish en el Condado de Lancaster

Ser amish es no sólo una manera de querer y creer en Dios, es una forma de vida. Para un amish no existe la tecnología, la comida basura, la ropa de marca o las redes sociales. Simplemente porque sus hábitos y costumbres no han variado en absoluto desde el Siglo XVII cuando llegaron a América. Y es que para ellos la única manera de conservar su identidad pasa por abrazarse férreamente a la tradicionalidad y no sujetarse a lo que traen los nuevos tiempos, una especie de aderezo que consideran inútil y perturbador. La presencia de distintas comunidades amish en Estados Unidos es un contrapunto surrealista al mundo moderno. La del  Condado de Lancaster, en Pennsylvania, es una de las mayores del país. Hospedados en un motel de carretera durante tres días, salimos a recorrer las carreteras secundarias de esta zona para observar y aprender más sobre ellos.

Foto de amish en Lancaster

Visitar territorio Amish en Lancaster y alrededores fue una de las experiencias más cautivadoras que pudimos llevar a cabo en la Costa Este de los Estados Unidos. Algo sencillamente para recordar… Leer artículo completo ➜