Cuando el cóndor pasa por el Cañón del Colca

Asomado en el borde del cañón más profundo del mundo, el del Colca, en Perú, aguardaba el empiece de un espectáculo sin igual. El silencio latía ante una gran expectación mientras que el cielo azul se erigía como el testigo principal de lo que estaba a punto de acontecer. De repente aprecié al fondo de un paisaje grotesco cómo un cóndor batía furiosamente sus alas enormes acercándose hacia el lugar en el que varios permanecíamos prácticamente en vilo. Me equivocaba y no era uno sólo sino dos que, en direcciones enfrentadas, pasarían a nuestro lado a una velocidad extraordinaria. De repente lo que hicieron fue planear, oteando posibles objetivos y sabiéndose las aves carroñeras de más envergadura no sólo en los Andes sino de cualquier montaña del Planeta. A éstos se unieron otros cóndores de miradas de hielo, los cuales salieron de su abismo en las rocas buscando los cielos más altos en el Valle del Colca. Nunca los había podido ver tan cerca, pero allí fue posible… allí siempre es posible.

El secreto de los cóndores del Cañón del Colca es su apabullante proximidad ante las miradas incrédulas de quienes llegamos a la Cruz del Cóndor y esperamos con pasión disfrutar del vuelo del Rey de los Andes. Es sencillamente algo tan único que merece formar parte de una experiencia puramente peruana. Como afortunado espectador tengo el placer de traer algunas de las imágenes de estos cóndores gobernando los cielos que iluminan día tras día el Gran Valle del Colca. Leer artículo completo ➜