Crónicas de Tierra Santa (1): Esto empieza…a pesar de los controladores

4 de diciembre: RAZONES POR LAS QUE ODIAR A LOS CONTROLADORES AÉREOS

Un titular duro, seco y al pié. Esta vez el balón lo pongo en el tejado de a quienes juzgo como responsables de que el viaje a Tierra Santa no comenzara de la mejor manera. Los Controladores aéreos españoles que se ocupan de torre de control barajas«controlar», valga la redundancia, los movimientos de los aviones en tierra y aire que pasan por nuestro territorio, son esos privilegiados seres de los que todo el mundo habla pero que nadie conoce. Yo diría que son entes escondidos en búnkeres a cien metros bajo tierra, con carnets de identidad falsos, que cuando salen a la calle cuentan a sus amigos que son camareros, oficinistas, electricistas o fontaneros. Todo menos controladores aéreos. El único momento en el que se quitan el disfraz es cuando miran cómo su cuenta bancaria se incrementa 350.000 euros cada año. Estamos hablando de 75 millones de las antiguas pesetas. Los españoles son con diferencia los que más cobran de todo el mundo por ejercer la profesión de controlador. Mucho más que un inglés, un estadounidense, un japonés, un francés. Ninguna nacionalidad es tan dichosa con ellos como la nuestra.

Leer artículo completo ➜