Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 5

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

6 de Julio: EL LABERINTO DE LAS PUERTAS ROJAS

Siempre he pensado que no valgo para salir hasta las tantas, no sólo en lo que se refiere a aguantar en pie, sino más bien porque me da mucha rabia «perder la mañana». Creo que soy animal diurno y por eso después de llegar al hotel a las ocho de la mañana del domingo procedente de una larga noche de cena, karaoke y fiesta en Osaka no pude dormir más que tres horas. Había decidido posponer mi visita a Nara al lunes y por tanto debía planificar el que sería mi último día en Kyoto, cuestión que por otra parte no fue demasiado difícil. Porque tenía clavado a fuego un lugar del que había leído y sabido mucho antes de preparar mi viaje, y que ya formaba parte de mis más profundas evocaciones del Japón más mágico y misterioso. Muy cerca de Kyoto, en una esbelta colina, se encuentra Fushimi Inari, el más bello Santuario Sintoísta dedicado al Dios de la Fertilidad y la cosecha, protector del arroz y del sake. Inari es probablemente la deidad más representativa de la Religión Shinto, que como he dicho en alguna ocasión, profesan los japoneses junto al Budismo, sin que unas creencias intercedan en las otras. Así como el Budismo se ocupa de cuestiones del más allá, como a dónde van nuestras almas después de la muerte, el Sintoísmo se enfoca en el «más acá», en la veneración a la Naturaleza que nos rodea y la cual necesitamos para vivir y donde se establece una serie de entidades protectoras de aquellos elementos básicos con los que subsistir.

Leer artículo completo ➜