Balmaseda y la pasión viviente de Semana Santa

Recuerdo con mucha claridad mi primera escapada al País Vasco. Tuvo lugar hace algunos años en la villa vizcaína de Balmaseda, situada en la comarca de las Encartaciones más cerca de los límites de la provincia de Burgos que de Bilbao, aunque esta ciudad quede a apenas media hora de distancia. Me habían invitado a dar una conferencia sobre viajes y a exponer fotografías en la Casa de Cultura de la localidad. Se trataba de una de mis primeras charlas viajeras y me hizo muchísima ilusión asistir a la cita. Tanto que me llevé conmigo a varios amigos, con los que aproveché a hacer algo de turismo aprovechando la jugada. Pero es cierto que en aquel partido jugaba en casa. El organizador del acto era un asiduo lector de este blog, Mikel Goikoetxea, balmasedano de pura cepa. Él sería casualmente la primera persona que me contara uno de los grandes motivos para venir, al menos, una vez en la vida a Balmaseda, la Pasión Viviente de Semana Santa en la que él mismo sería actor encarnando a Jesús de Nazaret.

Imagen de la Pasión Viviente de Balmaseda

Además de una gente hospitalaria que nos recibió con todo el cariño del mundo, nos encontramos esa Balmaseda que te pone al calor de un buen putxero y se vanagloriaba de poseer una de las Semanas Santas más recomendables en todo el país. Leer artículo completo ➜