No pierdas el Norte en Perú…

Perú es un país absolutamente maravilloso. Posee tal cantidad de atractivos y posibilidades que es difícil enumerar todo lo que el viajero puede tener a su alcance. Pero es evidente que el enfoque turístico está tan dirigido al sur, que en ocasiones se pasan por alto las bondades de todo lo que va de Lima o Cuzco hacia arriba. Basta con fijarse en la mayor parte de las rutas programadas a Perú e incluso de los lugares más mencionados en los medios de comunicación tradicionales o en la propia red. Si uno indaga un poco más se dará cuenta que las opciones de viaje en el norte son infinitas. Por ello no quise dar un salto y olvidarme esta parte sino que traté de detenerme en rincones que no poseen tanto renombre pero a los que no les falta la autenticidad que tanto nos gusta a los viajeros. Lugares con historia, arqueología viva, naturaleza inmensa y la fortuna de no haber sido tocados por la varita del turismo de masas. Me he enamorado irremediablemente del norte peruano, teniendo tiempo para hacer muchas cosas allí y vivir momentos extraordinarios.

Sarcófagos chachapoyas en el norte de Perú

Perú no sólo es Machu Picchu o los incas. Hay mucho más detrás, como las avanzadas y sorprendentes culturas Mochica, Lambayeque, Chimú o Chachapoyas. Como esa ciudad tan llena de color llamada Trujillo, el tercer salto de agua más alto del mundo o auténticas pirámides de barro escondidas por los siglos de los siglos. Para muestra de que no se debe perder el norte en Perú va una relación de los lugares que he podido visitar en esta fase del viaje rotundamente fantástica y que recomiendo encarecidamente. Leer artículo completo ➜