Crónicas de un viaje a Indonesia 6: La esencia de Bali II

12 de julio: SEGUIMOS DESTAPANDO EL TARRO DE LAS ESENCIAS BALINESAS

El gol de Iniesta, que aún tenía que estar celebrándose en las calles de toda España y parte del extranjero, nos había dejado muy contentos, con una sonrisilla inamovible.  Y para colmo de suerte, teníamos por delante un día apasionante en Bali y, lo más importante, tiempo suficiente de seguir viajando por Indonesia. Aún estábamos en el ecuador de nuestra aventura. Por lo tanto el espectáculo debía continuar. Y debía hacerlo a través de una ruta prevista solo a medias, porque un pequeño elemento con alas nos haría cambiar parte de los planes. Para bien, claro.

El de aquel día fue probablemente el itinerario más intenso y diverso que haríamos en Bali. En un corto espacio divisaríamos el vértigo de arrozales imposibles, templos eternos que flotan en el agua, lagos rodeados de misterio, montañas nubladas que parten en dos el mundo mágico de la isla o un bosque inmortal que esconde la Naturaleza más primitiva.

Que Bali superó todas nuestras expectativas es un hecho. Una isla relativamente pequeña que cuenta con una aglomeración de atractivos difíciles de reunir en otro sitio y que es capaz de saciar las ansias de aventura, diversión o conocimiento de los viajeros de la más diversa índole. Leer artículo completo ➜