La experiencia de dormir en una Cápsula

Japón es uno de los países con el suelo más caro del mundo, sobre todo en las grandes ciudades. Esta condición favoreció que a finales de los setenta y primeros de los ochenta comenzara a aparecer una categoría de hoteles que rompía con los moldes establecidos para reducir el coste de las inversiones por parte de los empresarios, y a su vez  captar a una clase de clientes muy concreta que se estaba multiplicando en esos años, los empleados que trabajaban en la oficina hasta última hora.

Capsule hotel pequeño por ti.La solución pasó por crear los ya famosos Hoteles Cápsula, inconcebibles para una mentalidad occidental, pero tan útiles como solicitados en un país que parece ubicarse cuatro planetas más allá de nuestra Galaxia. Los gurús nipones pensaron «Si no queremos reducir el servicio y la atención a nuestro clientes y continuar ofreciendo  precios asequibles, lo que haremos es menguar el tamaño de las habitaciones». Y así procedieron, limitando el espacio de los cuartos para llegar a albergar en sus instalaciones un numero elevadísimo de habitáculos de 1metro de ancho, 1 metro de alto y 1´90 metros de largo. De esa forma donde antes cabían cien, ahora caben dos mil.

capsule hotel ejemplos por ti.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 7

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

11 de Julio: 8 HORAS, 15 MINUTOS Y 17 SEGUNDOS

Viajar en tren bala por Japón es alucinante. El shinkansen es escrupulosamente puntual, amplio de espacios, sumamente confortable, silencioso y, por supuesto, veloz. Medio de transporte eficaz donde los haya, refleja perfectamente el desarrollo de un país que no deja de avanzar. Aquel viernes 11 de julio tomé no uno sino dos, y los trayectos fueron tan cortos que ni me enteré de la jugada. El primero salió temprano de la Estación Central de Kyoto con dirección Himeji, ciudad que hospeda el castillo más hermoso de Japón, cubriendo los 130 kilómetros que separan ambas poblaciones en 58 minutos de reloj. A mediodía aproximadamente salió el segundo desde la propia Himeji hasta Hiroshima en un trayecto mucho más largo (250 km) que realizó en un tiempo sorprendentemente similar al anterior (59 minutos). Ambos son destinos a los que muchos viajeros visitan en excursiones de un día teniendo a Kyoto u Osaka como base. Opción más que factible, aunque si se quiere añadir después la muy recomendable Isla de Miyajima es necesario contar con un día más para visitar los tres lugares. Eso era exactamente lo que yo tenía previsto en mis planes, aunque en vez de retornar a Kyoto me quedaría a dormir en Hiroshima, y así estaría más cerca de mi último puerto en Japón, Fukuoka, donde partiría el domingo a mi periplo coreano de una semana.

Leer artículo completo ➜