Recién llegado de la aventura africana

Blog

Recién llegado de la aventura africana

Print Friendly, PDF & Email

En ningún viaje de los hasta ahora realizados he podido recopilar tal cantidad de anécdotas y de historias como en este del Sur de África. Ese es sin duda un claro indicador de que lo vivido en estos veinticinco días ha superado las generosas expectativas creadas y de que el Continente negro me ha dejado una huella imposible de borrar.

P1080250 por ti.

Con más de mil fotografías en las tarjetas de memoria de mi cámara de fotos, y aún con arena del desierto del Namib en mi ropa (literal), me siento hoy por primera vez desde mi vuelta en el ordenador para gritar con todas mis fuerzas que la AVENTURA vivida ha sido FANTÁSTICA, EXCITANTE, AGOTADORA, que he creído formar parte de un documental de National Geographic y que tengo muchas cosas que contaros.

Tengo una mezcla de imágenes y de palabras en mi cabeza que verdaderamente no sé cómo empezar, pero sí sé cuándo empezar. Esta misma semana enfocaré el viaje en la web con una introducción que resuma los objetivos conseguidos, las sensaciones al volver, los animales que hemos tenido la fortuna de ver a una cercanía asombrosa, y comenzaré con las recomendaciones a otros viajes que estén pensando en realizar algo similar. Después de eso desarrollaré el viaje en pinceladas del día a día donde os cuente paso a paso todo lo sucedido en este mes de agosto que ha empezado a despedirse.

¿Que adelante alguna cosa? Bueno, veamos…

Se cumplió la Misión Big Five, realizamos un total de 7500 kilómetros, probé la carne de cebra, monté en una lancha a una perdida isla mozambiqueña en la que creí que nos matábamos, sobrevolamos el Okavango en avioneta, gocé con el desierto más hermoso que jamás he visto, uno de los coches sufrió una gran avería, recibimos la visita nocturna de hienas a las que tuvimos a apenas un metro, hubo un par de “mordidas” policiales, nos robaron los retrovisores, una cobra amenazante nos desplegó su caperuza para que nos fuéramos de allí, nos colamos al Moremi National Park por la noche con el 4×4, visitamos una de las mayores colonias de focas que hay en el continente africano, pinchamos una rueda, nos quedamos atrapados en la arena, cruzamos ríos con el coche, entramos a un poblado en la Franja del Caprivi, disfrutamos de dos inmensas y deliciosas mariscadas en Maputo (Mozambique), una jirafa a la luz de la luna nos hizo frenar en seco uno de los todoterrenos, nos perdimos más de dos y más de tres veces, un leopardo desplegó sus encantos ante nosotros para bajarse de un árbol, uno de los coches casi atropella a un avestruz, un chacal se mosqueó con nosotros al acampar en su territorio, el sonido de los elefantes proporcionó un impacto inusitado en el grupo…

¿Que si no cuelgo alguna foto? Os dejo una, que fue probablemente la que más ilusión me hizo tomar. Creo que nuestra amiga quedó muy guapa…

P1080128 por ti.

Si queréis más tan sólo os pido una pizca de paciencia para reordenar fotografías, ideas y datos concretos. Con todo ello os aseguro saldrá uno de los relatos más interesantes y entretenidos que se han publicado en el Rincón de Sele. Por historias no va a ser…

Dejarme agradecer a todos aquellos que durante mi ausencia dejaron comentarios y me escribieron mensajes de ánimo, suerte y aliento para este nuevo gran viaje. He venido con muchísimas ganas de responder a tanta atención recibida que, de verdad, no creo que merezca. Lo único que he hecho es cumplir más  sueños, pasarlo bien y compartirlo con vosotros.

Y no me puedo despedir sin hacer hincapié en que todas estas vivencias han sido posible gracias al grupo que ha formado parte de esta aventura. Sin Rebeca, Chema, Pilar, Alberto, Juanra, Anita o Bernon esto no hubiera sido posible. Todos hemos sido protagonistas de una historia que recordaremos durante mucho tiempo y que nos ha marcado inexorablemente…de por vida.

P1090043 por ti.

Por cierto. La depresión post-vacacional con la que he llegado es más terrorífica que la corrupta policía mozambiqueña. De esta tengo que salir como sea.

Hasta pronto y aunque penséis que no, me alegro de estar otra vez con vosotr@s.

Sele

16 Respuestas a “Recién llegado de la aventura africana”

Deja un comentario