Recién llegados del viaje a Indonesia

Blog

Recién llegados del viaje a Indonesia

Print Friendly, PDF & Email

C´est fini. Se acabó lo que se daba. El viaje a Indonesia ya es pasado. Hemos regresado anoche bien entrada la madrugada de nuestro periplo asiático de tres semanas de duración. ¿Y sabéis qué? Que echo de menos al país de las 18000 islas, que siento nostalgia de no llevar la mochila a la espalda, que ansío el olor del mar y escuchar el rumor nocturno que se esconde en el interior de la selva.

No lo puedo negar. Indonesia me ha marcado. Mucho, diría yo. Desearía poder ir allí ahora mismo, saltar de isla en isla y descubrir en cada una de ellas nuevos volcanes, nuevas playas de agua cristalina y un sinfín de sonrisas. Porque si algo transmiten de maravilla los indonesios es eso precisamente, su sonrisa, su amabilidad y su hospitalidad. Creo que 20.000 kilómetros no son nada cuando te puedes llegar a sentir como en casa.

Durante estos días he tenido la suerte de poder ponerme en contacto con todos vosotros a través de algunos comentarios que hemos dejado en la web. Os hemos mostrado fotografías e incluso un vídeo grabado en los arrozales acompañado de palabras que eran puro reflejo de lo que estábamos viviendo en esos momentos. Aquellas no eran más que suaves pinceladas de un viaje en marcha. Pero, a partir de ahora, nos abrocharemos bien los cinturones para regresar juntos a Indonesia e ir paso a paso recorriendo los entresijos de una aventura con infinitas sorpresas. Es momento de sumergirnos en los relatos, las imágenes y los vídeos que guardamos en la mochila y mostrar, en la medida de lo posible, los avatares de un viaje apasionante en un país al que sé que no tardaré en volver.

Necesito algo de tiempo (poco) para reordenar ideas, conceptos y, sobre todo, la tonelada de fotos y vídeos con los que he venido. Espero poder transmitiros al menos una parte de todo lo vivido en este tiempo. Esa será mi pretensión en las semanas sucesivas.

P1150343P1160980

No quería cerrar este post sin hacer dos menciones más. La primera a mi infatigable y sufrida compañera de aventuras, Rebeca. Infatigable porque es capaz de dejar a un lado su pánico a tomar aviones y abrazarse a nuevos retos. Porque me hace reir en cada momento y porque siempre me regala gestos de cariño cuando más los necesito. Sufridora porque estoy seguro que aguantar mis locuras y ensoñaciones, mis constantes “¿Y por qué no vamos a …” o mis vaivenes mentales tiene que ser en ocasiones un verdadero suplicio. Rebeca es la prudencia que a mí me falta y, porqué no decirlo, esa especie de Ángel de la Guarda que siempre tengo cerca de mí.

La segunda mención es para todos los que de una forma u otra nos habéis acompañado. Aquellos quienes habéis encendido vuestros ordenadores y habéis hecho toc-toc a nuestra puerta para ver cómo nos iba o simplemente para darnos vuestro aliento. Sabemos que habéis sido muchos quienes os habéis sentado a la mesa junto a nosotros para cenar y que os habéis asomado para compartir atardeceres de ensueño. Cada vez estoy más seguro de que todas estas divagaciones y horas echadas en www.elrincondesele.com tienen un fín muy claro, agrupar almas viajeras, almas gemelas, espíritus inquietos que se revuelven en el espacio para destapar los secretos de nuestro Planeta.

Gracias a todos por estar ahí. Ahora dejame que os abra de par en par las puertas de Java, Borneo, Bali, Flores o Komodo para que también lleguéis a enamoraros de ese país llamado Indonesia.

No veo el momento de regresar!

Sele

PD1: Os recuerdo que el día 18 de septiembre se iniciará una nueva exposición de fotos del Rincón de Sele en la villa vizcaína de Balmaseda. Además ese mismo día tendrá lugar una charla sobre viajes independientes en las que me las tendré que ingeniar para que los asistentes no se duerman. Son ya varios lectores quienes me han confirmado que no se lo van a perder. Ese fin de semana promete mucho… Más info en Próximos destinos.
PD2: El borrador de este post lo he escrito a bolígrafo en la bolsa para vomitar de un avión.

41 Respuestas a “Recién llegados del viaje a Indonesia”

Deja un comentario