Crónicas de un viaje a Indonesia 10: Los Ngadas de Flores

 

18 de julio: NOS ADENTRAMOS EN LOS POBLADOS TRADICIONALES NGADAS

Uno de los mayores tesoros de la Isla de Flores se mide en valores eminentemente antropológicos. Porque aún es posible visitar poblados tribales en los que tanto la forma como el fondo tratan de ser impermeables a los influjos de la Globalización y los Tiempos modernos. Muchos de los Ngadas que decidieron no irse a vivir a ciudades como Bajawa aún conservan muchas de sus tradiciones en el interior de pequeñas aldeas en las que existe concepción de tribu y se puede percibir toda una serie de particularidades que los definen como Pueblo. Las chozas de paja y bambú, los altares a los ancestros, los amuletos y reliquias colgando de los quicios de unas puertas que nunca se cierran, los ikats de abstractos diseños, los monumentos funerarios o los terraplenes donde se realizan los sacrificios en sangrientos rituales se mezclan con las sonrisas auténticas tanto de niños como de ancianos que aún se sorprenden de los forasteros que penetran en sus dominios.

Acometer una ruta a hermosas aldeas Ngada como Bela, Luba, Bena y Wogo, a la sombra del Volcán Inerie, supuso sumergirnos en lo más remoto y elemental del Ser Humano. Al fin y al cabo viajar es penetrar en la mirada de los demás, conocer sus maneras de vivir y darnos cuenta que en realidad lo que estamos haciendo es aprender de nosotros mismos. Leer artículo completo ➜

Crónicas de un viaje a Indonesia 8: La esencia de Bali IV

14 de julio: EL AZAR QUE SE OCULTA TRAS LAS LLAMAS

La sal de los viajes suele tener que ver en muchas ocasiones con esos momentos que no tenemos planificados de antemano, que acaecen por sorpresa para bien de todos y que, quizás por su condicición de inesperados, son capaces de convertir los errores en aciertos. Un claro ejemplo de todo esto es algo que nos sucedió la mañana del miércoles 14 de junio de este año, cuando nos perdimos por seguir un sendero embarrado de un arrozal que ni sabíamos dónde llevaba y terminamos llegando, de forma totalmente casual, a la celebración de un rito sagrado que se estaba oficiando en un pequeño pueblo a pocos kilómetros de Ubud. Casualidades de vida…y muerte, porque aquel maremágnum de gente, de música de tambores y oraciones al viento se debía a la celebración de un ritual de cremación en la que varios cuerpos depositados en sus respectivos sarcófagos con formas de animales mitológicos estaban preparados para ser convertidos en cenizas. Si no hubiésemos tomado el camino equivocado muy probablemente no hubiésemos asistido a esta ceremonia funeraria en la que no hubo ni lágrimas ni tristeza pero sí mucho colorido propocionado por quienes asumían con suma naturalidad que la muerte es tan sólo parte de un camino hacia la libertad en la que el fuego se convierte en un testigo necesario.

Siempre he reiterado que la improvisacion y dejarnos llevar por los momentos es un ingrediente esencial para vivir un buen número de instantes únicos, que llenan nuestra historia de experiencias en las que el único culpable es el azar. O quizás el destino. Leer artículo completo ➜

Crónicas de un viaje a Indonesia 5: La esencia de Bali I

11 de julio: BALI, UNA ISLA, UN UNIVERSO

Bali es capaz de abarcar gran parte de las necesidades y expectativas de cualquier clase de viajero. Posee una cultura ancestral única y abriga un paisaje de inmensos contrastes que parten de playas eternas para reverdecerse en los arrozales y elevarse hasta la cima de grandes volcanes. Ofrece un amplio abanico de ocio para todas las edades que gusta por igual a los más sibaritas o a los mochileros que miran por un presupuesto milimétrico. Regala un hálito de optimismo y alegría inusual mezclando altas dosis de música y danza, de fiestas y celebraciones, que ayudan a evadirse de los problemas. Vive por y para el Arte que se sitúa no solo en sus fabulosos templos sino también en cada una de las calles, puentes y paseos. Bali es una burbuja aparte entre miles y miles de islas que se agolpan en un mar cálido y rico. Es Indonesia, pero es otra Indonesia.

Su rasgo diferencial en lo que a lo religioso, cultural, artístico o idiomático se refiere, marcó esta nueva etapa dentro del gran viaje a tierras indonesias. La más célebre de las islas menores del Archipiélago de Nusa Tenggara la vivimos plenamente durante una semana. Este post versará de cómo empezamos a echarle el guante y a inmiscuirnos en su particular filosofía, así de la descripción detallada y ciertamente sentida de muchos lugares que parecen provenir de la pluma imaginativa de un novelista de aventuras que recrea mundos paralelos con extrañas criaturas. Leer artículo completo ➜