Por los escenarios de Piratas del Caribe en San Vicente y las Granadinas

“Caballeros, Mi Lady, este día lo recordarán como aquel en el que casi atrapan al Capitán Jack Sparrow”. Raro sería no haber escuchado todavía una de las proclamas más significativas de la genial saga de aventuras Piratas del Caribe protagonizada por el camaleónico y socarrón Johnny Depp. ¿Y qué tiene que ver esto con los viajes? – os preguntaréis. Pues bien, tiene que ver con que recientemente tras realizar un crucero por las Antillas Menores hemos tenido la ocasión de encontrar varios de los escenarios reales donde se grabaron algunas de las películas de Piratas del Caribe. En San Vicente y las Granadinas, uno de los países independientes que forman parte de las islas de Barlovento, se encuentran algunas localizaciones reconocibles en muchas partes de la saga, sobreviviendo incluso un set de rodaje de la figurada Port Royal.

Wallilabou Bay, uno de los escenarios principales de Piratas del Caribe en San Vicente y las Granadinas

San Vicente y las Granadinas se trata, sin duda, de uno de esos países isleños caracterizados por una sucesión de paisajes mayúsculos que vuelven a hacer válido ese dicho de que la realidad supera a la ficción. Porque son, en sí mismos, el mejor fondo posible para ver surcar a la fantasmagórica Perla NegraLeer artículo completo ➜

10 razones por las que viajar en crucero a las islas del Caribe

Soy consciente de que el mero hecho de imaginarnos disfrutando de playas de aguas cristalinas a la sombra de un cocotero puede ser suficiente motivo para que nos planteemos viajar en crucero a las islas del Caribe. ¡Por supuesto! ¿Quién se atrevería decirle no al paraíso? Pero no me refiero a quedarnos en la superficie de una clase de viaje cada vez más en boga sino hablar de por qué marcarse un crucero por algunas de las maravillas que salpican al mar Caribe se trata de una gran idea que nos puede aportar muchas experiencias formidables y, además, sin necesidad de vender un riñón para conseguirlo.

Sele en Granada (crucero a las islas del Caribe)

Tras realizar recientemente un bonito viaje en barco a las Antillas menores me gustaría compartir con vosotros una decena de razones por las que me parece que merece la pena viajar en crucero a las islas del Caribe y cómo debemos enfocar una travesía de este tipo.  Leer artículo completo ➜

Hoja de ruta de un gran viaje en barco por las islas del Caribe (Crucero en Islas del Caribe)

Asomado a cubierta, acompañado por un ejército de alcatraces y gaviotas, el Caribe se desplegaba ante mis ojos con un puzzle de islas en el horizonte. Se sucedían en mi cabeza algunos capítulos de “La isla del tesoro” de Robert Louis Stevenson así como esas muchas historias de galeones, piratas y polizones a bordo surcando fronteras invisibles en busca de libertad y aventuras. Siempre había querido viajar a las islas del Caribe y dejarme llevar por la imaginación que durante mi infancia me impulsó a jugar con viejos mapas y catalejos sin cristal. Y allí estaba, a escasos minutos de desembarcar en una de esas islas dispuestas en un recorrido marcado por pequeños paraísos con playas de palmeras, aguas turquesas, volcanes dormidos, destilerías de ron, sabor a chocolate y ritmos africanos de descendientes de esclavos que ahora enarbolan con orgullo las banderas de diminutas naciones sobre el mar. Pienso, ahora en la vuelta, con todas las emociones de aquella travesía marítima aún en caliente, que mi primer crucero por las islas del Caribe fue fantástico.

San Vicente y las Granadinas (Islas del Caribe en crucero)

Desde Santo Domingo, la ciudad primada de América, disfruté de una ruta cautivadora que me llevó a algunas de las maravillas de las Antillas Menores como Martinica, Barbados, Granada o San Vicente y las Granadinas. Si te apetece seguirme y conocer más sobre lo mucho que pude ver y hacer en las islas del Caribe durante este crucero te animo a que continúes leyendo. ¡Se admiten parches en el ojo y patas de palo!   Leer artículo completo ➜