El rincón de Sele cumple 10 años - El rincón de Sele

Blog

El rincón de Sele cumple 10 años

Print Friendly, PDF & Email

Durante este mes de febrero el blog elrincondesele.com cumple diez años de vida. No recuerdo exactamente qué día, pero sí que en este mismo mes de 2006 empecé a contar cosas en lo que era un cajón de sastre (y desastre) de mi vida, un rincón donde compartir fotografías y cosas de los viajes por los que me preguntaban mi familia y mis amigos. El rincón de Sele lo llamé, sin más pretensión que la de estrenarme en una plataforma online gratuita que venía con el antiguo Messenger (qué tiempos aquellos). Entonces se avecinaron varios viajes muy especiales, que recuerde Oporto, Oriente Medio e incluso Finlandia, y la pasión por relatar ciertas andanzas a través de diarios me fue enganchando cada vez más. Eso, y ver que al otro lado empezaban a asomarse más personas que el público objetivo inicial, sirvió de acicate para publicar más historias surgidas en mis recorridos por el mundo. Y así hasta hoy.

Sele en Bagan (Myanmar)

Han pasado muchas cosas en esta década, en su mayoría positivas, y miro hacia atrás para darme cuenta de que viajar y escribir en este blog están entre los proyectos más satisfactorios y extraordinarios de mi vida. Y que sin las personas que estáis ahí, que entráis cada día a este rinconcito viajero, esto no hubiera servido en absoluto. Os aseguro que diez años no son nada sin tod@s vosotros

¿TE VIENES CONMIGO DE VIAJE A IRÁN? SALIDA ESPECIAL 10º ANIVERSARIO DEL BLOG: 13 DE OCTUBRE (RUTA DE 11 DÍAS POR LO MEJOR DE PERSIA? ¡CONSULTA CONDICIONES AQUÍ Y VÁMONOS!

Una década de El rincón de Sele

Tengo que reconocer que estos días ando envuelto en una nube de nostalgia y, sobre todo, mucha alegría por este cumpleaños tan especial. Jamás hubiese pensado en aquel febrero de 2006, días antes de conocer en el trabajo a la que es hoy mi mujer, que en 2016 estaría escribiendo esta carta de recuerdo y agradecimiento. Siempre me había costado ser suficientemente constante con todo lo que emprendía, abría mil ideas en la cabeza y no remataba ninguna. Pero en este caso encontré cómo compaginar dos grandes pasiones, como son viajar por el mundo y escribir (ambas las llevaba a cabo desde antes, pero por separado). Y en un aprendizaje de varios años traté de evolucionar como pude una plataforma en la que cada vez éramos más. Siempre me vi en deuda por quienes devolvían un comentario en cada relato, un correo electrónico antes de emprender un gran viaje y un mensaje de apoyo ante cada momento en que lo necesitaba. La satisfacción de esto os aseguro que es formar parte de una comunidad viajera con ensoñaciones comunes y aventuras por construir.

Sele en Islandia

Algunos vaticinaban hace años, casi desde que empecé en esto, que los blogs estaban en su recta final, en una muerte segura. ¡Y no habían hecho más que empezar a caminar! Hoy día siguen poniendo fecha de caducidad a los cuadernos de bitácora en internet, pero cada vez son más las personas que han decidido narrar sus historias, transmitir sus enseñanzas, sus sueños e incluso sus miedos, a través de un formato que, a diferencia de los medios tradicionales, es bidireccional, posee una línea editorial marcada por el propio autor y tiene carácter experiencial en la mayoría de los casos. Un lugar donde la gente que se siente identificada con una manera de ver la vida se une desde distintos rincones del mundo para compartir, leer y comentar. Y eso, amigos, es realmente maravilloso.

Valle de Cocora (Colombia)

El rincón de Sele fue, es y será para mí un desahogo, una afición para la que nunca tengo excusas. Ahora también es una parte esencial de mi carrera profesional, puesto que se trata de un medio que me ha abierto muchas puertas para ser feliz haciendo lo que más me gusta. Gracias a él terminé arrancándole el nudo a una corbata que me asfixiaba cada vez más y dejé de preguntarme en el espejo cuándo llegaba el viernes y si de verdad me gustaba el trabajo que tenía. Romper con lo establecido, con una rueda de rutinas que aumentaba su velocidad cada día, fue muy complicado porque el tiempo nos ata sin que apenas nos demos cuenta. Y tengo el convencimiento de que si jamás hubiese empezado a escribir este blog, ahora mismo estaría enganchado al maldito inmovilismo, a la mal llamada zona de confort que en realidad es una silla con púas afiladas de la que levantarse cuesta más cada minuto.

Sele y Rebeca en Bagan (Myanmar)

En esta década hemos viajado por el mundo a través de más de setecientos reportajes (que se dice pronto) y miles de imágenes correspondientes a momentos extraordinarios capturados con cámaras de carrete, las primeras digitales y la bridge que tengo ahora hasta llegar a las lentes de los smartphones de hoy día. Hemos aprendido juntos a comunicarnos en las redes sociales desde su nacimiento (Instagram la última), nos hemos escuchado por la radio e incluso nos hemos visto las caras en conferencias y tertulias de viaje en distintas ciudades de España. ¡Y hasta en alguna divertida anécdota en televisión!

Sele dando una conferencia de viajes en Labastida (Euskadi)

Empezamos siendo unos pocos y hoy sois más de un millón de lectores los que me acompañasteis en este último año. ¡Un millón! Se dice pronto. Amigos no sólo de España sino también de Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, México, Guatemala, Estados Unidos y un largo etcétera que pasa incluso por países que no son de habla hispana. Y eso, la verdad, es algo en lo que no dejo de pensar todos los días. La exigencia es mayor, por supuesto, pero la ilusión sigue estando tan intacta como el primer día.

Sele en Sudáfrica con Travel Inspirers

Rebeca, mi mujer, es parte de El rincón de Sele desde prácticamente el momento en que empezó a existir. Fue a ella a quien se lo mostré por primera vez cuando no era más que una compañera de trabajo y, cosas del destino, terminó siendo protagonista en muchas aventuras que hemos vivido juntos. Mi familia me ha animado siempre a seguir adelante y puedo decir también que aquí he hecho amigos de los que son para siempre. Sólo por eso ya hubiera merecido la pena empezar aquel febrero de 2006. Pero son tantas las razones las que me motivan a continuar que no puedo evitar ponerme un poco “sensiblón” cuando hago balance.

Rebeca y Sele en Bali (Indonesia)

¿Qué le espera al futuro de ElrincondeSele.com? Viajar, viajar y viajar, continuar emocionándose (e intentando emocionar) con lo que el mundo tiene para enseñarnos y seguir contando historias. Nada más. Siempre manteniendo la filosofía que le caracteriza a este cuaderno de bitácora y adaptándose a las nuevas formas de comunicar que van saliendo. Y, por supuesto, estando cerca de la que seguro se trata de una de las grandes comunidades viajeras en español.

Sele en Galápagos haciendo una foto a un león marino

Sigo profundizando en los próximos proyectos y grandes retos, de hecho en apenas unos días me embarco en uno de esos sueños que siempre he querido vivir en primera persona. Y en el que quiero que me acompañéis como habéis hecho siempre. El camino aún es largo, no sé si con otros diez años por delante porque el horizonte está demasiado lejos todavía, pero lo que sí es seguro es que haré lo que esté en mi mano para seguir viajando juntos por este mundo que jamás dejará de sorprendernos a todos.

Sele subiendo a un tren (Esta foto fue utilizada para la serie de Mochilero en América)

Gracias, de verdad. Gracias a tod@s por ser partícipes de todo esto. ¡Feliz década!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

+ Instagram @elrincondesele

39 Respuestas a “El rincón de Sele cumple 10 años”

  • Deja un comentario