La historia de una camiseta que quería viajar

¡No me lo puedo creer, lo han conseguido! – exclamé en voz alta. Acababa de recibir un mensaje en mi buzón de correo electrónico por parte de Noelia, una amiga de Gerona que conocí en el I Encuentro de Viajeros del Foro Lonely Planet que celebramos en Madrid en octubre de 2009. En ese momento recordé el reto que les había propuesto tanto a ella como a su marido Xosé durante la cena del sábado. No habían dudado en recoger el guante y me habían prometido resultados. Tenían el convencimiento total de que iban a lograr el extraño encargo que les había hecho. Y el e-mail que tenía de frente demostraba que tenían razón. Su misión había sido un auténtico éxito y yo me alegré muchísimo. Nunca me hubiera imaginado que mi querido emblema iba a llegar tan lejos.

Con Noe y Xosé en Barcelona, con la Iglesia de Santa María del Mar de fondo

He aquí pues la historia de una camiseta que quería viajar, atravesar paralelos y meridianos, dejar atrás océanos y conocer de primera mano etnias lejanas cuyas tradiciones se estudian en Antropología. En este caso he preferido que el hilo narrativo lo llevara la propia Noelia, una de las protagonistas y conocedora de primera mano de todo lo sucedido. Nadie mejor que ella para contar en qué consistió el reto que les había planteado, como lo consiguieron y, por supuesto, los resultados. Al igual que su breve relato, las fotografías son asombrosas y os recomiendo que no os las perdáis. No tienen desperdicio. De hecho constituyen la prueba…

No me enredo más. Es momento de dar paso a esta viajera que cumplió con lo prometido.

ESCRITO REALIZADO POR NOELIA RUIZ PUJOLRÀS

Todo empezó sobre ruedas…

Un grupo de “enfermos” por los viajes nos encontrábamos reunidos en un restaurante de Madrid durante la primera Kedada de foreros de Lonely Planet cuando Sele, el “causante y promotor” de ésta nos dio un papelito a cada asistente con un medio de transporte. ¿El motivo? El sorteo de tres camisetas del ya conocido por todos nosotros Rincón de Sele .

Camiseta del rincón de Sele

Cuando abrí mi papeleta con una bici y él enseñó el dibujito que yo tenía en mi mano dí un salto de emoción, como nunca antes me había tocado nada… Y a partir de aquí los tres afortunados le contamos dónde nos llevaríamos a su “ranita”… Estábamos preparando en aquellos días un viaje por Indonesia, concretamente la zona de Papúa (Irian Jaya), y le prometimos a Sele que un Dani posaría con ella…

Dicho y hecho. El pasado marzo cogimos el avión destino a Papúa para pasar unos días de trekking en uno de los lugares del mundo más fabulosos que he visitado, el Valle de Baliem, conocido también como el Valle Secreto. Estas tierras abruptas rodeadas de montañas y ríos, y acompañadas mañana y noche por una espesa bruma que las caracteriza, serían el escenario ideal para nuestra “apuesta”. Varias etnias habitan gran parte de este valle, los Dani, los Yali y los Lani. Cada una de ellas tiene unas costumbres propias, pero una descendencia nómada y guerrera común. Es muy característica de su vestimenta la koteka, una calabaza (de distinto tamaño y grosor según la tribu) con la que esconden sus genitales. Su método de subsistencia se basa en el cultivo de patata dulce, casi el único alimento que ingieren a diario. Sólo se puede llegar a la zona por vía aérea, elemento que dificulta el acceso en el valle y encarece mucho cualquier envío desde la capital, Jayapura (como detalle citar que un kilo de arroz cuesta en Wamena casi dos euros)

Yo llevaba en mi mochila la preciada camiseta, y durante el primer día no me atreví a pedírselo a nadie, no sé si por no encontrar el momento o por precaución… ¿Cómo reaccionarían? – pensé. Durante el segundo día de trekking nos encontramos nuevamente con un Dani que nos habíamos cruzado el día anterior y le habíamos dado unos masajes en la pierna, y aquí sí lo vi claro. Le enseñé la camiseta y le pedí gestualmente si se la podía poner para hacerle unas fotos. Y el señor, encantador, iba a quitarse la koteka cuando le detuve… la gracia era el “conjunto” entrañable que nos mostraría…

Sin ningún problema se la puso, le fotografié, le compré algunas kotekas de recuerdo, y los dos nos fuimos la mar de contentos, él con sus ventas hechas y yo con alguna que otra imagen para enviar a Sele.

Ya para terminar me gustaría añadir que si alguna vez os planteáis visitar la zona, no dudéis en ir, para mi fue una de las mejores experiencias vividas, ya no tanto por los maravillosos paisajes que nos envolvieron, sino por el cariño entrañable de sus gentes, que sin tener nada, lo dan todo. – FIN –

¿Qué os ha parecido? A mí realmente me ha encantado, me ha emocionado leer este breve relato y, por supuesto, ver estas fotos de la Camiseta de la ranita de ojos rojos. Un anfibio serigrafiado que ha visitado ya un montón de países. En esta ocasión no era yo la persona que paseaba por el mundo el logotipo del Rincón de Sele. Fueron Noelia y Xosé, dos amigos viajeros, quienes la entregaron en el Valle del Baliem, dentro de la Papúa Indonesia, para que estuviera en buenas manos. Una decisión acertada que me ha logrado arrancar una sonrisa. Y por lo que se ve no sólo a mí…

Mi agradecimiento a Noe y Xosé. Este post es vuestro!

Hasta pronto,

Sele

PD: La próxima semana nos internamos definitivamente en Camboya. El capítulo 3 de las Crónicas del Viaje a Camboya y Singapur saldrá publicado el lunes 17 de mayo. La ciudad de Phnom Penh a fondo. No os lo perdáis.

email

27 comentarios en “La historia de una camiseta que quería viajar

  1. ¡¡Esa Noe ESPECTACULAR y ese Xosé grande grande!!!! ¡¡¡¡Reto conseguido!!! Estabámos muy convencidos de que no habría ningún obstáculo que se os pusiera por delante!! Me ha encantado ver las fotos, son geniales!!! Y deseando el año que viene recorrer esas maravillosas tierras y la de los Mentawai. No tengo la menor duda de que algún Papú me preguntará si llevo alguna camiseta de ‘El rincón de Sele’, jajajaaa…

    Un beso para Noe, Xosé, Rebeca y Sele,

    Ana

  2. ¡¡¡¡IMPRESIONANTE!!!! Vaja viajazo que se ha hecho la camiseta, Jose a este paso tu merchandising va a conocer más mundo que tú jejeje.

    Un besote también para ti Ana

  3. Gracias Sele!
    La verdad es que la propuesta me hizo mucha ilusión, sin embargo, eso de escribir en castellano me dio un poco de miedo… jejejejej…
    Al final se entiende algo verdad? ;)))

    Chick! Ya te queda menos para llegar a Baliem y preguntar por el papú de la camiseta de la ranita… jajjaajaj… Y encima visitar los Mentawai… lo tuyo es… IMPRESIONANTE!!!

    Un beso para ti y otro para Rebe!

  4. Increíble, si!!

    Cómo sigas así vas a desbancar al logo de Coca-Cola y Nike!

    Podrías seguir proponiendo retos a tu camiseta! ¿Un inuit de Groenlandia o Kamchatka con la camiseta? ¿Un ataque a la cima del Everest con el chaquetón del Rincón? ¿Pedir unos minutos de los que el Dalai Lama concede en Dharamsala, y tras algunas preguntas que se ponga la camiseta? ¿Que te la pongan en el Pabellón de España en la expo de Shangai? ¿En el centro del famoso volcán de Islandia?

    Igual este es solo el comienzo, oye!
    Y aish, con las ganas que tengo yo de Papua!

    Un saludo!

    1. Jejejejejejej Antonio, todo es proponérselo. La pobre Agalychnis callidryas se va a marear de tanta vuelta jeje. Me estoy imaginando al Dalai posando con la camiseta y me entra la pura carcajada jejeje

      Noe, gracias a tí. El escrito está perfecto. Es precisamente lo que quería!

      Rebe, recuerda meter en la mochila tu camiseta del Rincón de Sele, que se las vas a enfundar a un Dragón de Komodo.

      Chickcrazy, si encuentras al hombre con la camiseta te regalo lo que quieras jejejej Una prueba de vida sería suficiente jeje

      Me alegra que os haya gustado. No me queda ahora ni una camiseta (salvo las que me llevo de viaje). Tengo que hacerme con más cuanto antes!! ¿Qué os parecería si las pusiera a la venta en la web?

      Un saludo!

      Sele

  5. Sele!!! Jajajjaaj… siempre me sacas una sonrisa… ya me imagino al carismático dragón de Komodo con una de ellas!!! JUaaaaaaaaa…
    Chickcrazyyyyyyy… A POR EL RETOOO!!

    Y lo del Dalai.. q bueno!

    Y Sele, porqué no? La camiseta está chulísima… me dio una pena regalarla… pero “lo prometido es deuda”!
    Por cierto, podrías hacer de dos tallas no??? Que a Xose le iba estupenda, pero para mi parecía un vestidito!!! (ya ves, yo sieeeeempre pidiendo!!! jejejejej)

    Saludos a todos!!!

    1. Noe, es que creo que os dí una XL. Voy a encargar por el momento M, L y XL. Tampoco puedo pedir muchas porque me valen una pasta. La que os dí son del tejido de las camisetas de fútbol y salen más caras. Pero vaya, todo se andará.

      Y los demás qué me decís? Qué os parecería si pusiese a la venta camisetas del Rincón de Sele?

      Saludos!!

      Jose

  6. ¡¡¡Vaya reto!!! Que conste que a mí me encantan los retos. Pues nada, a conseguirlo entonces. Buscaré a ese Dani y traeré la prueba: su foto (¿con o sin la camiseta que le regaló Noe?). Esto no puede ser más difícil que lo que tuvo que pasar el fotógrafo Steve McCurry. ¿Os acordáis de la famosísima foto de la niña afghana de ojos verdes? Años después volvió a Afganistán con la tarea y esperanza de encontrarla y la encontró!!! No sin que antes por su casting improvisado pasaran farsantes varias tratando de sacar tajada del asunto.

    Sele, si me das una camiseta prometo hacerle una foto a un Mentawai con ella, jajajaaaa…. Reto muchísimo más fácil que ponérsela a un Dragón de Komodo, of course! Quien sobreviva para contarlo tiene mi más ferviente admiración.

    Por cierto Sele, a mí me parece bien que vendas camisetas en tu Rincón pero podrían acusarte de publicidad encubierta 😉

  7. Pues eso esta hecho, si hay que ponersela a un Dragón de Komodo se le pone y punto…Con lo tiernos y dulces que son esos animalejos…¿Tu crees que me va a hecer algo la criaturita? 🙂

  8. Hey!! que pasada de fotos!! Todo un puntazo… Ole por Noe y Xosé, con dos cojones ejejeje… Pero se la quedo??? Anda que si va sele a indonesia y se la ve puesta a alguien?? jejejeje…

    Saludos!

    PD: Ya aprovecho Jose para decirte que hoy no puedo quedar. La semana que viene hablamos…

  9. Bueno, pues a mí me va a tocar hacer de aguafiestas, o de malo de la película, pero…no lo veo claro. Igual es que soy un tipo serio y aburrido, y por eso no le veo la gracia. Parto de que la camiseta es muy chula y que os queda muy bien a los que os la ponéis. Dicho ésto creo que instar a la población indígena, que es la más desfavorecida del planeta, a ponerse una camiseta occidental para hacerle una foto divertida me parece personalmente poco respetuoso.

    Y sé que de ninguna manera tenéis esa pretensión, y que Noe se lo pidió al dani con educación (aparte de comprarle varias kotekas), pero, ¿os habéis planteado hacer una foto con la camiseta puesta a un abogado de Melbourne, a un agricultor francés, a un pescador noruego o a un electricista de Toronto? Si la respuesta es sí, ¡adelante! Contaréis con mi aprobación, que por supuesto sé que nadie necesita.

    Un abrazo,

    RICARDO.

    1. Hola Ricardo,

      Como bien has dicho Noe se lo pidió al dani con educación, le compró varias cosas y el día anterior habían estado con él “dándole un masaje en la pierna” por no sé qué razón. Vamos, que le conocían de antes y se le encontraron un segundo día. Después de hablar con él le dijeron si quería posar con la camiseta. De no haber sido así no lo hubiera hecho (porque ya llevaba tiempo en el Baliem) y yo tampoco hubiera estado de acuerdo. Es por ello que no es una foto divertida ni creo que se haya mostrado de esa forma ni nadie haya comentado algo mínimamente censurable. Para nada, es una foto con la que se pretende mostrar “lo lejos” que ha llegado la ranita, además de tener una excusa para hablar de una etnia como la de los dani, que viven igual que hace quinientos años y que se debe tratar de conservar sus tradiciones, porque nos estamos quedando sin muchas de ellas.

      Además, es un caso aislado y no voy a ir yo ahora buscando etnias para ponerles la camiseta. Hace poco he estado con los pnong del bosque de Mondulkiri en Camboya, y no se me ha ocurrido para nada. Simplemente no me parecía procedente.

      Por eso Ricardo, te pido que confies (que sé que lo haces) en la buena fe de todo esto, en una intención completamente respetuosa con la que acercar a todos los lectores a un lugar tan inaccesible como maravilloso. Porque me han entrado unas ganas del Valle del Baliem locas! jejeje

      Y si conocieras a Noe, el AMOR y el RESPETO que le tiene a esta gente, de verdad verías de todas todas el fondo de todo esto. Es una persona desprendida que, como varios lectores de la web (entre ellas la gran Chickcrazy), hacen mucho por las etnias minoritarias y que no aceptarían burla o divertimento alguno en todo esto.

      Lo que si me mosqueé yo es cuando metieron en Gran Hermano a unos papúes. Eso sí que me pareció un acto deplorable que va en contra del respeto a estas personas.

      Aún así Ricardo, respeto totalmente tu opinión, pero he visto necesario contarte todo esto.

      Un abrazo fuerte!!!

      Sele

  10. Noe, que bueno!!!!
    viniendo de ti, se por supuesto que no se hizo con mala fe o falta de respeto, simplemente es muy graciosa y me quedo con la idea de donde ha podido llegar la camiseta.

    sele, haber cuando haces una tirada y las vendes, para mi una talla small, te prometo hacerme una foto en uno de mis viajes
    besos a todos

  11. Hola Ricardo. Yo suscribo totalmente lo que has dicho. Es más, siempre viajo movida por intereses, podríamos llamarlo, ‘antropológicos’ (esto viene dado porque mi bisabuela era una indígena del Amazonas) con lo cual me mueve, aparte del interés, aprendizaje y conocimiento, un inmenso cariño y respeto por todas las tribus que pueblan este planeta. Me gustaría que todas sus costumbres permaneciesen intocables e intactas pero dada la globalización y los fines turísticos de agencias que venden los paquetes envueltos de exotismo, esto resulta cuanto menos una utopía. Lo único que se puede hacer para preservarlas es o bien que los gobiernos (así ocurre en Perú) prohíban el acceso de turismo a sus hábitats o que nosotros, los turistas, les respetemos y no les tratemos como raras especies cual si estuviésemos en un zoo. Algunos así lo hacemos y lo haremos siempre y entre ellos cuento también a Sele y Rebeca y a Noelia y Xosé. Lo digo con el corazón: tengo el placer de conocerlos personalmente. Además de grandes viajeros, son aún más grandes personas.

    Cuento una anécdota:

    El año pasado estuve con los Surma, uno de las etnias más remotas, primitivas y desconocidas de Etiopía. Las mujeres llegaron a obsesionarse con los sujetadores de mi amiga y yo. Pedían, insistentemente y con tirones constantes a los tirantes, que se los diésemos. Los niños también querían alguna camiseta. Mis tres amigos y yo (únicos turistas que allí estábamos y que tuvimos el inmenso placer de convivir con ellos) nos miramos y coincidimos en lo mismo: no les daríamos nada. ¿Qué nos costaba dar una camiseta? Nada en absoluto pero era corromper sus costumbres y mal acostumbrarlos. No les hacemos ningún bien. En vez de regalarles algo lo mejor que podemos hacer es comprar algunos de sus productos. Yo me vine a España con el plato de arcilla que las mujeres de esta etnia se ponen en los labios cuando alcanzan la madurez (luce orgulloso en una estantería, repleta de recuerdos de viajes, junto a una foto de una mujer Surma). Como esto también aprovecho para decir que no soporto que los turistas regalen caramelos y den dinero a los niños. Les hacemos un flaco favor. Siempre digo que lo mejor es dejar cuadernos y lápices en las escuelas y medicinas, con la traducción correspondiente, exclusivamente en hospitales y centros médicos.

  12. Hola,

    vaya debate que se ha preparado a cuenta de una foto y una camiseta…es bueno que cada uno exprese su opinión, siempre y cuando sea desde el respeto.

    Sele, estoy segura de que si pones la camiseta a la venta, ibas a sorprenderte del éxito.

    Un saludo a todos.

  13. Qué historia tan curiosa 🙂

    Ricardo, estoy en cierto modo de acuerdo con lo que dices. Seguramente tu texto tendrá más matices, es el problema del texto que a veces no se interpreta del todo bien.

    Efectivamente todo esto no tendría ninguna gracia si se hubiese hecho sin respeto, educación y con el único propósito de mofarse de esa persona y su cultura. Sin embargo, tal y como lo cuenta Noe, se percibe que no es así.

    En un mundo donde impera la globalización, ya no quedan lugares por explorar ni culturas aisladas. Y aunque de los intercambios se aprende y con ellos evolucionamos, debemos preservar toda esa variedad cultural que aún existe.

    Yo soy partidaria de la mezcla. Es enriquecedora. Así que estoy segura de que para ese hombre no fue más que una anécdota y si se prestó a ello fue porqué se sintió cómodo. Ni hubo presiones ni amenazas. Y después siguió con su vida de todos los días.

    Yo haría lo mismo si un japonés me pidiese que me vista de Geisha 🙂 (el símil es en clave de humor).

    1. Como véis siempre ha habido respeto en todas las palabras que aquí se han pronunciado. En diversos temas unos les tira más bien una cosa y a otro otra. Son opiniones y puntos de vista. Y mientras las cosas se expresen como lo ha hecho Ricardo o Chickcrazy o todos los demás, una posible discusión se convierte en un verdadero diálogo. Por eso estoy orgulloso de tener a un público maduro que dice lo que piensa (siempre sin faltar el respeto) y que escucha a los demás decir su opinión de las cosas.

      Y cambiando de tercio, veo que la idea de que me haga con más camisetas y las ponga a la venta os está pareciendo bien. En cuanto tenga la primera partida (pequeña, para probar) os aviso por si alguien quiere la suya. Creo que hoy después de pagar un pastiche por el hosting anual veo bien poder conseguir que al menos la web me deje de costar dinero (dominio + hosting con alta tasa de transferencia + programa premium de flickr) jejeje Con el tiempo invertido ya es más que suficiente jejej

      Bueno, voy a ver si termino de una PUÑETERA vez el capítulo tercero de Camboya y Singapur. Que el lunes lo quiero ver aquí bien reluciente.

      Buenas noches, señoras y señores. Hasta mañana!

      Sele

  14. ¡ Estoy INDIGNADO por lo que estoy leyendo ¡ Es que no doy crédito. Ataos bien los machos, que voy a repartir leña para todos…

    Que no cunda el pánico, ¡es broma¡.

    A ver, empiezo con SELE, el dueño del superblog. Empezando por lo último que comentas, comparto tu indignación contra los de Gran Hermano (Telecinco) que metieron en la casa a unos aborígenes papúes para ser exhibidos ante toda España cual Copito de Nieve (DEP) en el zoo de Barcelona. Me pareció vergonzoso y humillante que los sacaran de su hábitat aunque fuese a cambio de un puñado de euros.

    Reconozco que juego con ventaja si hablo de ti, pues aunque no nos conozcamos personalmente sigo hace tiempo tu blog y pareces un muchacho estupendo. Y no dudo de la calidad humana de Noe y Chickcrazy, a quienes en ningún momento he cuestionado.

    Dicho ésto, me conmueve la rotundidad con la que no sólo tú sino algunos de los más activos miembros del foro LP emitís juicios sobre personas a las que conocéis de pasar uno o dos fines de semana: todas son un dechado de virtudes y unos seres extraordinarios, y a esa conclusión habéis llegado porque compartir mesa en un restaurante, tomar copas en un bar, pasear por las Ramblas y visitar el Barrio Gótico de BCN hace que la gente se conozca de verdad. Igual es que tengo 15 años más que tú y me he llevado decepciones con gente que conocía en unos casos de echar unos tragos algún fin de semana y en otros de varios años de amistad. En cualquier caso, hace años que no idealizo a nadie. Disculpa el tono paternalista que me ha salido…

    Del primer caso te cuento que viajé a Guatemala con un señor bien educado y de exquisitos modales que en Zaragoza parecía muy interesado en la arquitectura maya y en la población local. Una vez en el terreno, me resultó muy incómodo ver que trataba con aires de absoluta superioridad a los indígenas que pueblan Chichicastenango o las orillas del lago Atitlán. Por ejemplo, me pareció absolutamente inadmisible que pretendiera obtener preciosos bordados (hechos artesanalmente durante al menos varias semanas) a cambio de alguna camiseta de publicidad ya usada.

    Con algún amigo de años también viajando he descubierto alguna faceta suya que desconocía. El amigo siempre simpático, culto y atento cuando quedábamos a cenar, tomar algo con el grupo de amigos o de excursión resultó, una vez en destino, absolutamente egoísta, violento verbal y autoritario. Y no sigo con detalles, que este caso me quemo mucho porque le tenía verdadero aprecio.

    Nombras tu viaje a Camboya, que conocí hace 9 años. Este año vuelvo con pareja y amigos aunque sólo sea a templos de Angkor (¡casi nada!). Como alojamiento me apunto lo del Mekong Angkor Palace Hotel de Siem Reap, que recomiendas sin dudarlo. En la otra ocasión iba solo y acabé en un hotelillo digno pero muy básico que me costó pocos dólares, pero ahora es distinto. Por una parte reconozco que a medida que cumplo años agradezco un mayor grado de confort, y por otra a mi pareja no la meto en un cuchitril si puedo evitarlo.

    Veo que pretendes ver al dragón de Komodo, y ponerle tu “polémica” camiseta. Visité la isla de Komodo en una inolvidable travesía en barco desde Lombok hasta Flores, y pude ver unos cuántos de estos reptiles que parecen traídos de la prehistoria. Son unos animales impresionantes, pero ¡pocas bromas con ellos, Rebeca¡ No sé en la isla de Rinca, donde también habitan, pero en Komodo se les visita en grupo con un guarda armado de un largo palo que acaba en horquilla. Aunque lo normal es que no pase nada, son animales peligrosos y ya han muerto varias personas que se despistaron. Leí el caso de un japonés que, cansado, paró y se quedó dormido debajo de uno de los pocos árboles que hay en Komodo, y acabó devorado por varias de estas bestias.

    CHICKCRAZY(Ana): aunque virtualmente, tampoco eres una desconocida para mí. Hace tiempo que te descubrí en el foro de LP, donde participas de forma muy activa y das una muy buena información de muchos países, en especial de India. Y también te pongo cara y hasta voz tras verte en un vídeo hablando sobre los surma en Olías del Rey.

    No sabía que tuvieses ancestros amazónicos, y eso igual explica tu vena viajera y tu interés por la antropología. Yo me tengo que conformar con tener una abuela de Rosario (Argentina) a la que no conocí. ¡ Mucho menos exótico, je je je !. Coincido contigo en que la globalización es un enemigo de todas las tribus y grupos aborígenes de la tierra, pues metemos en su entorno un mundo que, para bien o para mal, les es completamente ajeno y potencialmente destructor de culturas en ocasiones milenarias. Pero a la vez somos muchos los que queremos conocerlos, hacerles fotos (aunque sea pagando, como en Etiopía), etc, y de alguna manera les contaminamos aunque no sea nuestra intención. Es un debate complicado, sin duda.

    Al hilo de tu anécdota en Etiopía yo, que abogo por los viajes en solitario, pienso que es un país para recorrer en grupo, aunque sólo sea por motivos económicos (en especial las tribus del sur). Cuando estuve no conocí a los surma, pero sí a los también belicosos mursi. También tengo un plato labial de barro en un cajón, que tuve que comprar medio a la fuerza para no contrariar a la vendedora (mi chica siempre me acusa de que no compro nada). No nos pidieron ropa, pero sí que nos advirtió el conductor que no lleváramos nada en los bolsillos y en el pelo y agarrásemos bien las cámaras. Las chicas se llevaron algún toque digital en los pechos, pero sin más. Y es que dos días antes una adolescente de Vitoria que viajaba con sus padres nos contó que le habían tocado las tetas a manos llenas.

    Como vas a Cuba en breve sí te recomendaría que llevases cosas que sí puede serle útil a la gente. Aunque no es Africa subsahariana, los cubanos están muy jodidos y con sus míseros sueldos no pueden comprar casi nada. Bolis, lápices, cuadernos, champú, jabones, etc son muy bien recibidos. Te pedirán cosas en La Habana, y sobre todo en Trinidad. Ropa tuya que esté bien pero que ya no te sirva o te canse también es muy bien recibida, lo digo por experiencia. Ah, y los dueños de la casa particular agradecieron mucho la revista Hola que compramos en Barajas así como los periódicos El Mundo y El País que nos dieron en el avión.

    De acuerdo contigo en que nunca hay que dar dinero y caramelos a los niños. Con esa práctica lo que conseguimos es que los críos prefieran mendigar a los turistas antes que ir a la escuela.

    El tema de entregar medicación también es delicado. Preferible entregarlo en dispensarios, hospitales o a cooperantes o religiosos que sepan darle un buen uso. Nunca tuve claro si hice bien al visitar una aldea hamer en Etiopía: se me acercó un enfermo de malaria, en estado absolutamente febril y sudando de forma evidente, que me dijo que le diera “lo que fuera” para curarse. Le di unos ibuprofenos que siempre llevo en la mochila advirtiendole que esas pastillas no le curarían. Quiero pensar que al menos aliviaron temporalmente su dolor, pero estoy seguro de que fue uno de los miles de africanos que ese año murieron en Africa a causa de la malaria.

    Bueno, vaya rollo que he soltado, pero…¡es que me tiráis de la lengua! Y todo empezó hablando de una camiseta con una rana dibujada…

    Buenas noches,

    RICARDO.

  15. Bueno, bueno,la que se ha liado esta noche por la camiseta jeje.
    Pienso que no hay que darle tantas vueltas, a un acto espontáneo con total respeto y que fué recíproco-de lo contrario- el dani desde luego que no se había prestado.
    Cambiando de tema;
    Sele, aprovecho para saludarte y darme un paseo por el blog, que esta semanas con las declaraciones renta estoy acabando currar tarde y con la peque, hace unos dias lo tenía abandonado, se me ha hecho tardísimo leyendo los últimos capítulos de Camboya, pero soy masoca-si no los acabo de leer no me quedo a gusto.
    Chico, no paras, dentro de poco-junio, Rabat,encuentros viajeros, finde malagueño, y preparando ya el viajazo del verano con Rebeca para Julio, que pasada.
    A ver cuando haceis una quedada en Valencia, que tienes muchos seguidores valencianos, y nos tienes un poco abandonados, por cierto cambiando de hilo, como Leire hizó un añito el pasado 30 de abril y aguanta lo que la echen- nos vamos la última semana de agosto a Noruega (aprovechando que Ryanair,por fin vuelo desde Valencia, y no que hay que hacer conexiones)-no te creas que la elección a sido difícil, ya que Dinamarca me apetecía mucho, de Escandinavia es lo que me queda por conocer,Noruega estuvé hace 3 años pero al final la he descartado por las conexiones con los vuelos., ya que la peque no aguanta tanto, si me das algún consejo de destino, encantada, Oslo la tocamos para la noche (de ida y a la vuelta) ya que ya la conozco y nos movemos con tren, para disfrutar de la naturaleza,pretendo visitar Bergen (que me quedo pendiente la vez anterior) y espero que no nos llueva mucho.
    Por cierto ya que repites con Asia, y estoy contigo a que ENGANCHA, para cuando un destino como Nepal? te encantaría.
    Unos amigos se marchan en Septiembre a Bhután, me pideron consejillo para Tibet y Nepal para moverse por alli etc.. pero alfinal se decantaron por Bhután(bastante más barato el vuelo al final de lo que se esperaban)ya que al final vuelan a Delhi (pasaran unos dias alli y de Delhi volarán con Dragon Air a Paro (creo que hacen escala técnica en Katmandú) pero les sale muy bien, se han decantado por este destino al final, por la fauna y flora y por el poco turismo de masas que este recibe, no se ya te contaré a su vuelta.
    En cuanto a las CAMISETAS si vas a poner a la venta, NEGOCIO SEGURO yo ya te compro una para la PEQUE talla 1 año.
    Bueno no me enrollo más, esperamos tus saludos los seguidores valencianos, (que aunque por motivos de poco tiempo,no concursamos en la CAJA FUERTE) estamos al dia de tosdas tus andanzas viajeras y somos -como tu sabes- seguidores fieles del blog, desde el antiguo blog.
    Cuidate mucho, un abrazo.
    Salud y viajes.
    Bea y Leire.

    1. Wenassss a tod@s!!!

      Ricardo, qué fiera estás hecho. Tu último comentario es un post en sí mismo jejej Se acepta y valora el tono paternalista en muchas ocasiones y entiendo lo que quieres decir y en lo que te referías con todo esto. Respecto a las decepciones con amigos sale a colación lo que hablamos el otro día de que no se sabe lo que se ama u odia alguien hasta que viajas con él/ella. Ahí es donde salen los rasgos verdaderos de muchas personas. Por eso es principal lo del buen feeling. Hay que saber muy bien con quién se va. Y aún así no se está exento de sorpresas. Respecto a lo de Camboya, qué bueno que vayas a volver, ya me contarás qué tienes pensado hacer y si puedo echarte un cable en algo, lo que sea, dímelo. El hotel de Siem Reap fue el mejor en el que estuve. Y la gente es muy maja, con un trato amabilísimo. Y lo de la puesta de camiseta al Dragón de Komodo se lo dejo a Rebeca. También buscaremos serpientes pitón, cocodrilos y hasta la carabela portuguesa, que aunque es una medusa, la ranita le va a juego jejeje ¿Tú lo hiciste desde Lombok? ¿Qué tarda más o menos un barco en hacer ese recorrido? ¿Profundizaste en Flores algo?. Nada más, Ricardo. Quedamos en que te encargo una camiseta, ¿no? jejeje Hasta luego, campeón!

      Para Bea y Leire, la mamá valenciana y más joven seguidora del Rincón de Sele: Me alegra mucho veros por aquí y que entréis a saludar. Como decís, no paro últimamente, y no os engaño si digo que agradezco tener tres fines de semana seguidos relativamente normales. Después de la trilogía hispánica de este mes (Barcelona + Casa Rural en un pueblito de Segovia + Ronda), del viaje a Camboya y de la semana posterior convaleciente, necesito (y Rebeca también) un poco de tranquilidad. De hecho mañana nos vamos a ver al sobrinito, comidita en casa de mi padre y por la tarde/noche salir con algunos amigos. Y si tuviera que ver Cine de Barrio, tampoco me iba a echar a llorar. De vez en cuando vienen bien las rutinas. Ya en junio nos daremos un homenaje en Rabat y Casablanca, y en julio viene “lo gordo” en Indonesia. Sacaremos la mochila…y la ranita a pasear de nuevo.
      Lo de Noruega es una idea fantástica. Es un país al que hay que volver. Y verás ese recorrido en tren Oslo-Bergen. Es de los más bonitos que he hecho en mi vida. Los paisajes son espectaculares. El único pero a Noruega está en sus precios, prohibitivos. Pero es de lo mejor que tenemos en Europa.

      Respecto a lo de las camisetas, ya os informaré en los próximos días, que he pedido algunas. Voy a ver si consigo una de un añito para la pequeña Leire antes de que empiecen a hacerlas. Además me he puesto a maquinar y estoy madurando una idea. Ya os contaré en su momento.

      Os recuerdo que este lunes cae un relato de Camboya. Un día completo en Phnom Penh con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva. La parte dedicada al Genocidio de Pol Pot es tela marinera. Me ha costado de verdad escribirla..

      Hasta luego!!!!!

      Sele

  16. Tranquilo Ricardo, lo de la camiseta al dragón de Komodo es pan comido, siempre termino haciendome amiga de estos animalitos, bueno con decirte que todavía sigo en contacto por mail con una simpatica cobra que conocí en el Okavango el verano pasado ¿Verdad Jose? 😉

  17. Hola de nuevo. Carai la que hemos liado!Me explico un poquito, cosa que no me cuesta mucho…Hice un relato cortito para no aburrir y lógicamente no lo conté con todo lujo de detalles. El señor Dani al que le pedimos que “posara” para nosotros con la camiseta, como bien ha contado Sele, le conocimos el día anterior y estuvimos dándole unos masajes porqué tienen las piernas muy cargadas, mala circualción etc. Además le invitamos a comer lo que teníamos (arroz y patata dulce), y al día siguiente me atreví a pedírselo por estos motivos. De todas formas, hacemos bromas con encontrar a un Dani con la camiseta del rincón, y esto no podrá ser, porqué la camiseta no se la dimos al Dani. Me pareció que sería “contaminar” a los pocos individuos que hoy en día se preservan con su vestidura original. La camiseta la dimos a nuestro guía de Trekking, Gosmen, un personaje con una calidad personal infinita que pertenece a la etnia Lani y que, a diferéncia de algunos pocos, sí va vestido. Por su trabajo (guía de trekking) necesita vestuario y este tipo de camiseta deportiva, le fue fenomenal (fresca y transpirable).He de reconocer que a mi lo de los papuanos en GH me enfurismó mucho. Después de esto estuvimos hablando con la gente de Papua, que lo veía de otra forma totalmente distinta. Para ellos, dijeron, fue algo maravilloso que la gente de “otro mundo” (utilizando sus palabras) pudieran conocer su manera de vivir. Ya veis, para gustos… los colores. (esto no quiere decir que yo comparta esta opinión). Respecto al tema de cambiar cosas, también he vivido experiencias horribles, cuando en Myanmar vi a un grupo de turistas americanos cambiando barras de labios (de todo a 100) y muestras de perfume por unas absolutas obras de artesanía… (triste pero cierto). Y tendría muchas otras anécdotas para contar, pero realmente son tan penosas que prefiero olvidarlas… Uff.. que rollo os he metido…Saludos y a seguir debatiendo!

    1. Qué raro para mí es eso de despertarme un domingo en casa con la luz que van dejando pasar las persianas, sin necesidad de despertadores impostores. Un día sin prisas, de mucho escribir y de mucho leer, de bajar a por el pan y charlar con los amigos, de paella dominical con carácter quasi-sagrado, de fútbol por la tarde y serie de televisión por la noche. Un día tranquilo…de los que no suelo tener a lo largo del año. Así que hoy lo agradezco, la verdad. De vez en cuando viene bien un poquito de normalidad.

      Ya habrá tiempo para orangutanes y dragones de Komodo, de buscar cómo llegar a Bali desde el Sur de Borneo, de ver los trenes que atraviesan la Isla de Java y de la posibilidad de visitar alguna aldea indígena en el interior de Flores. Incluso de buscar un alojamiento decentillo en Rabat, que es en realidad el próximo viaje dentro de tres semanas.

      Lo que sí voy a darle hoy dedicación es al ya comenzando (aunque con poco) Capítulo 4 de las Crónicas del Viaje a Camboya y Singapur. Y es que aunque el tercero sale publicado mañana, ya hay que ir cincelando el siguiente…y el siguiente. Aunque cuesta, y lleva mucho tiempo, pero después vale la pena el esfuerzo realizado.

      Así que nada más por esta mañana, desearos un feliz y soleado domingo.

      Buon giorno!!

      Sele

  18. Fantastico, Noelia. Me ha encantado tu experiencia con el Dani y como lo has relatado, enhorabuena. Por cierto, ¿se ha probado ya Xose esas kotekas que te trajiste de recuerdo?. :-)))) Dale un abrazo de mi parte.

    Respecto a toda esta discusion sobre las etnias y tal, creo que es muy simple: los contaminamos solo por el hecho de visitarlos. Por supuesto que hay actitudes mas indeseables que otras, pero queramoslo o no, influimos en su forma de vida tan solo adentrandonos en su entorno. No veo, por tanto, que el pedirles que se fotografien con una camiseta emperore las cosas para nada. Supongo que el Dani debio pensar que los occidentales somos gente realmente rara.

    Sele, si encargas camisetas para niños, vete reservando un par de ellas para mis hijos. Prometo fotos desde el Caucaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.